DON HERENCIA RECIBIDA A PUNTO DE SER ATROPELLADO POR UN MERCADO


Parece un tantra para débiles mentales. Y lo es. El lobo cae sobre un rebaño de ovejas, degüella a siete y se permite el lujo de comerse sólo una. Don Herencia hace igual. Degüella a trabajadores, pensionistas, estudiantes, emigrantes, funcionarios, médicos y pacientes. Y se come solo una. Y es una rosca con la economía. Cero al cociente y que baje la agencia de calificación de riesgo siguiente.

-Enhorabuena, doña Elvira.
-¿Por qué?
Su marido ha batido el record, en ciento veinte días ha superado a Zapatero en ineficacia y encima presume de listo.
Es que lo iba a atropellar un “mercado”, y claro…

Vivimos en el infierno y la caverna no se había enterado. No se puede ser mas tonto y más ineficaz que los ministros de Hacienda y Economía, la de Sanidad se equivoca más que habla, el de Cultura no para de meter la picha –y la ortografía- en el arroz, el de Gobernación se cree la rencarnación del führer y el de Industria, en su vida las ha visto más gordas.

Iban a resolver el desempleo, creando tres millones de puestos de trabajo y los seis millones están al caer, la prima de riesgo bate niveles históricos, cualquier agencia de medio pelo nos equipara a los bonos basura, no solos somos tontos sino que lo parecemos y el baranda se va corriendo por las puertas falsas de los garajes.

-Ya está.
¿Qué sucede ahora?
Tengo la respuesta. La culpa es de “la herencia recibida”.
Eso ya lo has dicho cinco millones de veces.
Es por si cuela en los mercados.

Entre la oferta y la demanda este Gobierno está resultando el más inútil de los últimos dos mil años. Iban de tecnócratas, con informes, estadísticas y neoliberalismo y son más inútiles que el rabo de un higo. Quería hacer una política de zona templada y están en zona de descenso. Se han cepillado el estado de bienestar y los derechos de los trabajadores y a la economía están a punto de ingresarla en el hospital sin salida de las urgencias y el rescate.

Todo su esfuerzo se dirige a los banqueros, los defraudadores, a amnistiar a chorizos y evitar que la Iglesia pague un euro en impuestos. Se les ven todas las plumas y tienen menos credibilidad que Sergio Ramos tirando penalties.

¿El presidente del gobierno?
¿De parte de quién?
-Del Espíritu Santo en forma de paloma.
Un momento, que se le ha caído un guindo.

Bajo un lujo de rayos UVA, entre una nube de chaquetas verdes de Armani , bajo la escolástica decante de Rouco, mas fachas que las gallinas de El Pardo, don Herencia y su peña nos llevan a todos al despeñadero. Don Herencia ni siquiera se rompe la cadera ni se dispara al píe.

Fuente: http://lucasleonsimon.wordpress.com/2012/04/27/don-herencia-recibida-a-punto-de-ser-atropellado-por-un-mercado/

 

La culpa la té la cabra!


cabra.jpgQui li havia de dir al que va decidir ja deu fer un munt d’anys que la mascota de la legió, en comptes de ser un gos o un gat, fos una cabra, que es convertiria en protagonista involuntària del dia de la hispanitat . En veure-la desfilar al costat de les tropes sense mantenir la formació ni marcar el pas, es fa comprensible que els assistents a l’espectacle, majoritàriament gent d’ordre i marcialitat com la que es portava fa quaranta anys, la xiulessin. I és que per un ensinistrador d’animals fer creure a una cabra deu tenir la mateixa dificultat que pels espanyolistes fer creure els nacionalistes perifèrics.

I el fet és que la punyetera es conserva realment bé a la seva edat, des del 77 que vaig anar a fer el soldat ja se l’esmentava en la cançó que interpretàvem mentre apreníem a marcar el pas, “La cabra, la cabra, la p… “. Tot i que ens varen voler fer creure en la seva mort com a conseqüència de la professió que moltes dones de l’entorn de la Boqueria exerceixen, s’ha vist que era una pura difamació. Haurien de canviar la lletra.

Ni tan sols la presència del reis i les infantes, del president del govern de la nació i els seus ministres, uns quant dels caps autonòmics, (Montilla et varen posar falta), ni les notes de l’himne espanyol ni l’homenatge que es va fer als soldats morts en el conflicte armat de l’Afghanistà els va fer callar, quina mania que li tenen a la pobra cabra a Madrid i això que ni tan sols és catalana!.

Pel que vaig veure els mateixos que la varen escridassar foren aquells que mesos enrere varen omplir diaris i tertúlies posant del revés als que se’ns va acudir xiular al rei en la final de copa de València. De ben segur que en els propers dies ens explicaran els perquès, ara que vist en perspectiva potser tenen raó i tot, una cosa és xiular a la cabra i l’altra al borbó tot i que a molts ens pugui semblar el mateix.

Alguns fins i tot ens varen voler fer creure que la xiulada era pel Zapatero, ai senyor quins manipuladors !!!

Il·lustració de Kalo Varea

Publicat a edp.cat

Café con “mala leche” y Magdalena


Magdalenes Los resultados de las últimas elecciones que han dado como ganador de nuevo al PSOE, admiten muchas lecturas, las que hacen desde el resto de España o la que podemos dar desde aquí en Catalunya. Tras un año previo a la confrontación electoral, en el que más de 200.000 barceloneses han tenido que andar de puntillas por no caer en un socabón, alguien podría no entender que el PSC sacara aquí 25 diputados, yo si.

Continua llegint “Café con “mala leche” y Magdalena”

Cercanías en Madrid, lejanías en Barcelona


trenet.jpg          No tenía ni idea que cercanías en Madrid estuviera tan mal. Si aquí en Catalunya con todo lo que nos ha caído (y lo que nos caerá) se llevan invertidos casi dos mil millones de €, me imagino el caos y la verguenza ferroviaria que deben soportar en la capital. Ni más ni menos que 5.000 millones de € les ha prometido invertir ZP en el servicio, caso de ganar.

Pero a diferencia de nosotos los tocapelotas de los catalanes, allí nadie se queja, ni  nos informan de los cortes de servicios en prensa ni de los socavones ni de “ná” y es que me imagino a los madrileños montados cada día en una especie de tren Payá, de vagonetas de tio-vivo o algo por el estilo, ¡como toda la pasta nos la invierten en Catalunya!.

Continua llegint “Cercanías en Madrid, lejanías en Barcelona”