EXPLICANDO ECONÓMICAMENTE LA INSENSATA ESTRATEGIA DE LA TROIKA Y RAJOY


 

Podemos perfectamente considerar que el gobierno de Rajoy es un gobierno vasallo que se limita a obedecer el dictado de la llamada troika -Banco Central Europeo, Comisión Europea y Fondo Monetario Internacional-, lo que significa que en la práctica está asumiendo la estrategia económica de estas instituciones supranacionales. Una estrategia que es ante todo ideológica, es decir, que persigue un determinado modelo de sociedad. Concretamente un modelo de sociedad donde el orden social se recompone a partir de un empobrecimiento de la mayoría de la población y en beneficio de determinadas minorías (grandes fortunas) vinculadas a la propiedad del capital financiero (bancos) y el gran capital productivo (grandes empresas). Es decir, estamos asistiendo a una recomposición de las clases sociales en nuestro país.

La estrategia tiene un objetivo y dos principios fundamentales. El objetivo es recuperar el crecimiento económico para poder volver a generar empleo a cualquier precio. Los principios son la austeridad y las reformas estructurales. A su vez todas las medidas económicas se pueden estructurar en tres ejes: la consolidación presupuestaria, la confianza en los mercados internacionales de deuda y la reestructuación de los fundamentos económicos. Este planteamiento sistemático adolece de errores tan graves que podemos asegurar que es una estrategia suicida, porque no responde a los problemas reales de la economía y de hecho consigue agravarlos. Las consecuencias económicas y sociales serán brutales.

Hay que hacer notar que el objetivo es consecuente con las preocupaciones de la población española, ya que sufrimos una tasa de paro  del 24’44%. Ahora bien, detrás de la estrategia para lograr dicho objetivo hay una teoría económica (la teoría neoclásica) que está basada en el pensamiento neoliberal y según el cual los problemas de desempleo se derivan de un mal funcionamiento del mercado de trabajo, los problemas de competitividad -y crecimiento económico- se deben a salarios relativamente altos y los problemas de confianza de los mercados y financiación de la economía real se deben a un exceso de gasto público y deuda pública. Y sobre esos dogmas económicos diseñan sus estrategias y medidas económicas.

No puedo dejar de señalar que esta estrategia de la troika es compartida obviamente por el Partido Popular, pero también por el Partido Socialista. Obsérvese que fue el PSOE quien reformó la constitución, junto con el PP, para institucionalizar la consolidación presupuestaria y otorgar un rol prioritario a la confianza de los mercados (y que parece el tronco de su pensamiento, como se deduce de las declaraciones de su vicepresidenta). Asimismo también fue el PSOE quién aprobó una reforma laboral en contra de los sindicatos y la izquierda y quien comenzó a obedecer a la troika recortando en componentes clave de la economía.

Desgraciadamente esta estrategia tiene efectos que podemos observar ya en las economías griega y portuguesa. En primer lugar, la austeridad y los intentos de consolidación fiscal deterioran el crecimiento económico y destruyen empleo. Hasta 2011 la locomotora de débil crecimiento era la inversión pública, y desde los recortes la economía va en picado hacia la Gran Depresión. La estrategia adecuada tiene que venir de la mano de estímulos económicos que sean financiados por las instituciones europeas y por reformas fiscales altamente progresivas, pero la troika no quiere hablar de ello por los efectos redistributivos que tendría (desde los ricos hacia los pobres).

La fe de la troika y el gobierno de Rajoy está puesta en el hipotético éxito de las reformas estructurales. Basándose en la citada concepción neoclásica según la cual el problema de las empresas y de la competitividad española es de tener un alto coste salarial, lo que buscan es aprobar reformas del mercado de trabajo que reduzcan los salarios. El FMI lo reconoció abiertamente el mes pasado en su informe sobre España. Creen que bajando los salarios las empresas podrán bajar el precio de sus productos y siendo España más competitiva vía precio volverá el crecimiento económico (en un escenario laboral, eso sí, de mayor precariedad y flexibilidad).

Lo cierto es que esta táctica hace aguas por todas partes. Ni los costes son determinantes de la competitividad (en España se da la conocida Paradoja de Kaldor) ni el desempleo es un problema salarial (lo es de demanda). Además, en la medida que la demanda cae también se deterioran las empresas de la economía nacional mientras se van salvando de la quema las grandes empresas exportadoras -al menos mientras la demanda internacional se mantenga.

Por todo ello los intentos de dar confianza a los mercados son absolutamente vanos. A los mercados (los acreedores de la deuda privada y pública) no les interesa otra cosa que la rentabilidad, y ésta solo es posible mientras la actividad económica se mantenga. Dado que la austeridad y las reformas estructurales fracasan y empeoran la capacidad del Estado y sujetos económicos privados de devolver sus deudas, los mercados acentúan su presión. Algo que además se agrava por el hecho de que no se controlan las actividades especulativas en los mercados de deuda pública. Por eso la prima de riesgo crece a pesar de los recortes. Continua llegint “EXPLICANDO ECONÓMICAMENTE LA INSENSATA ESTRATEGIA DE LA TROIKA Y RAJOY”

ERC HABLA DE INTERVENCIÓN SI CATALUNYA VA AL FONDO DE LIQUIDEZ


Bosch llama a Mas a convocar elecciones o a la insumisión si pide ayuda de los créditos del ICO

El portavoz de ERC en el Congreso, Alfred Bosch, ha asegurado que es “más que probable” que la Generalitat se acoja al fondo de liquidez para las autonomías, la línea crediticia abierta en el ICO, lo que, a su juicio, equivaldría a abrir las puertas a una intervención de Catalunya por parte del Estado, informa Europa Press.

Bosch ha reaccionado así después de que el portavoz del Govern, Francesc Homs, afirmase el viernes que la Generalitat estudiará si recurre al fondo de liquidez autonómica del Gobierno —como ha hecho la Generalitat valenciana–, pero ha asegurado que, en caso de hacerlo, no se trataría de un rescate, sino de una línea de crédito.

España vivió el viernes una difícil jornada económica tras la petición de la Comunidad Valenciana de acudir al fondo de rescate del Estado para hacer frente a los vencimientos de deuda y pagar a los proveedores. Esa noticia, unida a las malas previsiones económicas para el año que viene, llevó a la prima de riesgo a cerrar en 610 puntos básicos, un nuevo récord histórico, y a la bolsa, a la mayor caída en un día del año: 5,82%, hasta los 6.246 puntos.

Según Bosch, el fondo de liquidez de las autonomías facultaría al Gobierno para inspeccionar las cuentas de la Generalitat y emitir un dictamen que podría conllevar la intervención del Estado, y Catalunya pasaría a ser un gobierno “tutelado”.

Ante esta eventual situación, Bosch ha asegurado que están preparados para hacer frente a la “hostilidad” a través de movilizaciones, y que pedirían al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que convocara elecciones para construir un nuevo Estado catalán, o reclamarían la insumisión y el desacato.

El barco se está hundiendo y el director de orquesta, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ni tan siquiera sale a cubierta a tocar el violín. Los catalanes tenemos todo el derecho a coger las barcas salvavidas y remar”, ha expuesto

Más aún, según el republicano, si quien rescataría al Govern sería el “piloto” –en referencia a Rajoy– que considera que ha provocado el mayor naufragio europeo de los últimos tiempos.

Sobre el pacto fiscal, Bosch ha reiterado que solo lo apoyarán si se trata de un concierto económico como en el País Vasco, pero ve “bastante complicado” que prospere en el actual contexto.

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/politica/erc-habla-intervencion-catalunya-fondo-liquidez-2118781

¿Golpe de Estado en España? o El 12 de Julio como golpe de Estado (del gobierno Rajoy)


Quizá no ha pasado mucho en los dos últimos años. O quizá, incluso, ha pasado lo más importante. Lo más importante: ha finalizado una época en la que cualquier gobierno colaba, a través de una cultura especializada en crear cohesión y en darle la razón a cualquier gobierno, cualquier mensaje. Parece una tontería, pero esto es la pera.

Es importante constatar que cualquier intento comunicativo de un gobierno para construir una explicación, un nombre a lo que hace, no sólo acostumbra a fracasar, sino que viene, además, desprovisto del palabro ‘democracia’.

Algo absolutamente exótico hace un par de años, cuando el Estado disponía de esa palabra en régimen de monopolio. Podía explicar lo que era democrático o no. Podía excluir o incluir del campo semántico democrático cualquier conducta, idea o grupo en un plis-plas. El hecho de que hoy no pueda jugar con ese juguete orienta hacia una debilidad cultural gubernamental.

Los gobiernos peninsulares ya no pueden gestionar el significado de las palabras. Una cosa anecdótica en otra cultura, pero fundamental por aquí abajo, una cultura en la que, en los últimos 35 años, los gobiernos han hecho con las palabras lo que han querido. Es importante saberlo. Es importante que la sociedad sepa que las palabras le pertenecen. Por eso mismo, es importante redefinir palabras que el Gobierno nos da por definidas. Así, es importante, muy importante, saber lo que significa la palabra “recortes”.

                                                  Foto: David Fernández

A partir del 1 de septiembre, verbigracia, desaparecerá la universalidad de la sanidad. El Real Decreto que lo comunica supone un incumplimiento de los artículos 9.3, 10, 13, 18.4, 43.1, 43.2 y 86.1 de la Constitución, y un atentado a los Estatutos de Autonomía de Andalucía, Aragón, Catalunya y País Vasco (fuente: Asociación para las Naciones Unidas de España).

Es una ley que se sitúa tan lejos de la legalidad como otras con las que se ha recortado la educación, la asistencia social, la asistencia al paro, o las leyes del trabajo. Ese pack de recortes supone también la negación del artículo número 1 de la Constitución. Aquel que va y dice que el Estado es “social y democrático de Derecho”.

“Y”, no “o”, de manera que si el Estado deja de ser social, deja de ser también democrático y de Derecho. Supone la omisión del artículo 9.2, uno de los pocos goles en esta Constitución tan poco sexy, un artículo copiado directamente de la Carta de Bonn y de la Constitución italiana de 1945, y que significa la imbricación del Bienestar en el Estado.

Desde 2008 estamos rescatando a la banca, a través de dinero que se extrae del bienestar, y de rescates que pagará el bienestar. Las medidas gubernamentales parecen no estar orientadas a solucionar ninguna crisis, sino a realizar, a través de ella, un gran cambio estructural. Los recortes y todas las contrarreformas del Estado, realizadas en contra de la Constitución con la que se nos ha dado la brasa durante cuatro décadas tienen nombre.

La sociedad debería empezar a meditar si el fin del bienestar que vivimos es –y éste es un posible nombre que redefine la palabra “recortes”–, un golpe de Estado. Un cambio violento del marco legal vigente. Un delito. Y, como tal, que convierte a las personas y los gobiernos que lo están realizando en susceptibles de ser juzgadas.

Fuente:  http://www.diagonalperiodico.net/El-12-de-julio-como-golpe-de.html

PALABRAS PARA RAJOY, EL “PRESIDENTE DE TODOS LOS ESPAÑOLES”


Al igual que su antecesor, el “socialista” José Luís Rodríguez Zapatero, usted se autodenomina con mucha facilidad y demasiada frecuencia presidente de todos los españoles, y lo hace a pesar de haber recibido únicamente los votos de 10.830.693 personas sobre un censo electoral de 35.779.208 individuos y una población total de 47.190.493 de personas en 2011. Repite hasta la saciedad, también, que las medidas adoptadas por su gobierno contra la crisis financiera son las adecuadas, además de las únicas posibles. Y en parte tiene usted razón, porque son las adecuadas y quizás las únicas posibles… para que el puñado de privilegiados, aquellos que precisamente han causado tamaño problema, sigan aumentando su ya descomunal e insultante patrimonio económico; pero, obviamente, esto último usted nunca lo dice.

Si no fuera porque sé que es un heredero del franquismo y trabaja de manera harto descarada para el gran capital pensaría que es tonto. De todos modos, por si acaso estoy equivocado y en verdad es usted un poco necio, a continuación expongo muy brevemente otra posible medida para la solución del problema que tanto está dañando a su querida “España Grande y Libre”; la única pega para usted y sus indignos ministros –no para el conjunto de la ciudadanía- es que sus jefes más que beneficiados, como hasta ahora, saldrían perjudicados. En cualquier caso no se asuste, por ahora no le propondré que deshaga el oprobioso sistema capitalista que usted representa para dejar paso al imprescindible sistema socialista que yo defiendo.

Ninguno de los banqueros que han provocado la crisis financiera vive debajo de un puente, entre otras cosas porque mantienen intactas sus desorbitadas fortunas e, incluso, a día de hoy éstas siguen en rápido aumento. Se me ocurre pues que, para sanear tan deteriorado sistema financiero, el gobierno podía expropiar los bienes de aquellos individuos y, con la elevadísima cifra de dinero que se reúna, afrontar el citado saneamiento. Como no me considero una persona cruel, a los expropiados se les podría asignar el Salario Mínimo Interprofesional, para no dejarles desamparados. No se lleve las manos a la cabeza, señor presidente, con el citado salario pasan el mes muchos de sus gobernados, y sin nada también, ya que, como usted sabe, entre ellos existen casi 6.000.000 de desempleados, de los cuales muchos no reciben ninguna prestación económica ¿Sabe lo que significa eso? Seguro que no, pero haga un esfuerzo y al menos imagíneselo. Sólo agotado el dinero de los expropiados, si las circunstancias todavía lo requieren, se recurriría al dinero público; un dinero que, por supuesto, deberá ser devuelto a las arcas del Estado en fecha acordada y con su correspondiente interés. Continua llegint “PALABRAS PARA RAJOY, EL “PRESIDENTE DE TODOS LOS ESPAÑOLES””