EL NÚMERO DE DESAHAUCIOS BATE TODOS LOS RÉCORDS: 46.559 EN TRES MESES DE 2012


Cataluña, Valencia, Madrid y Andalucía, a la cabeza. También se disparan las ejecuciones hipotecarias

La crisis económica no pierde un grado de intensidad y, más allás de la tristes evoluciones de la prima de riesgo, continúa golpeando con especial dureza a las familias que no pueden pagar el alquiler o la hipoteca, ahogadas por el desempleo y la consiguiente falta de ingresos. El primer trimestre de 2012 ha marcado un nuevo récord en el número de desahucios ordenados por los juzgados españoles, con una cifra de 46.559, lo que supone una medida de 510 procedimientos de esta naturaleza acordados cada día en ese periodo, según las cifras oficiciales facilitadas por el Consejo General del Poder Judicial.

Imagen del primer desahucio abortado por el 15M en Madrid, hace más de un año.

Los servicios cómunes de los juzgados que se encargan de los desahucios tramitaron en esos tres meses 18.424 desalojos, lo que representa un 18,5 por ciento más que la cifra registrada en el mismo periodo de 2011, y un dato récord desde que empezó la crisis en el año 2008. En la estadística referida al primer trimestre de 2012, el Consejo del Poder Judicial ha incluido además el número de desahucios acordados por los Juzgados de Primera Instancia, que fue de 28.135, de ellos 7.172 sólo en Catalunya, 4.335 en la Comunidad de Madrid, 3.660 en la de Valencia, y 3.428 en Andalucía. Con más de mil desahucios también descuellan Canarias (1.848), Castilla y León (1.158), Galicia (1.016) y Castilla-La Mancha (1.003). Continua llegint “EL NÚMERO DE DESAHAUCIOS BATE TODOS LOS RÉCORDS: 46.559 EN TRES MESES DE 2012”

Anuncis

¿Golpe de Estado en España? o El 12 de Julio como golpe de Estado (del gobierno Rajoy)


Quizá no ha pasado mucho en los dos últimos años. O quizá, incluso, ha pasado lo más importante. Lo más importante: ha finalizado una época en la que cualquier gobierno colaba, a través de una cultura especializada en crear cohesión y en darle la razón a cualquier gobierno, cualquier mensaje. Parece una tontería, pero esto es la pera.

Es importante constatar que cualquier intento comunicativo de un gobierno para construir una explicación, un nombre a lo que hace, no sólo acostumbra a fracasar, sino que viene, además, desprovisto del palabro ‘democracia’.

Algo absolutamente exótico hace un par de años, cuando el Estado disponía de esa palabra en régimen de monopolio. Podía explicar lo que era democrático o no. Podía excluir o incluir del campo semántico democrático cualquier conducta, idea o grupo en un plis-plas. El hecho de que hoy no pueda jugar con ese juguete orienta hacia una debilidad cultural gubernamental.

Los gobiernos peninsulares ya no pueden gestionar el significado de las palabras. Una cosa anecdótica en otra cultura, pero fundamental por aquí abajo, una cultura en la que, en los últimos 35 años, los gobiernos han hecho con las palabras lo que han querido. Es importante saberlo. Es importante que la sociedad sepa que las palabras le pertenecen. Por eso mismo, es importante redefinir palabras que el Gobierno nos da por definidas. Así, es importante, muy importante, saber lo que significa la palabra “recortes”.

                                                  Foto: David Fernández

A partir del 1 de septiembre, verbigracia, desaparecerá la universalidad de la sanidad. El Real Decreto que lo comunica supone un incumplimiento de los artículos 9.3, 10, 13, 18.4, 43.1, 43.2 y 86.1 de la Constitución, y un atentado a los Estatutos de Autonomía de Andalucía, Aragón, Catalunya y País Vasco (fuente: Asociación para las Naciones Unidas de España).

Es una ley que se sitúa tan lejos de la legalidad como otras con las que se ha recortado la educación, la asistencia social, la asistencia al paro, o las leyes del trabajo. Ese pack de recortes supone también la negación del artículo número 1 de la Constitución. Aquel que va y dice que el Estado es “social y democrático de Derecho”.

“Y”, no “o”, de manera que si el Estado deja de ser social, deja de ser también democrático y de Derecho. Supone la omisión del artículo 9.2, uno de los pocos goles en esta Constitución tan poco sexy, un artículo copiado directamente de la Carta de Bonn y de la Constitución italiana de 1945, y que significa la imbricación del Bienestar en el Estado.

Desde 2008 estamos rescatando a la banca, a través de dinero que se extrae del bienestar, y de rescates que pagará el bienestar. Las medidas gubernamentales parecen no estar orientadas a solucionar ninguna crisis, sino a realizar, a través de ella, un gran cambio estructural. Los recortes y todas las contrarreformas del Estado, realizadas en contra de la Constitución con la que se nos ha dado la brasa durante cuatro décadas tienen nombre.

La sociedad debería empezar a meditar si el fin del bienestar que vivimos es –y éste es un posible nombre que redefine la palabra “recortes”–, un golpe de Estado. Un cambio violento del marco legal vigente. Un delito. Y, como tal, que convierte a las personas y los gobiernos que lo están realizando en susceptibles de ser juzgadas.

Fuente:  http://www.diagonalperiodico.net/El-12-de-julio-como-golpe-de.html

REFORMA LABORAL E INGENIERÍA GENÉTICA


Madrid 15-M/La Calle del Medio

Aceptamos con tanta naturalidad en Europa la expresión “mercado laboral” que se nos olvida lo que realmente representa: el hecho de que los brazos y las piernas, el cerebro con todas sus neuronas, el cuerpo en general y, por así decirlo, el tiempo específicamente humano (tan distinto del tiempo geológico o del tiempo de los insectos) es objeto de compra-venta y, por lo tanto, de manipulaciones, desplazamientos, explotación y consumo, como si se tratase de una silla, una máquina o una mula.

Cuando hablamos en Europa de “reforma del mercado laboral” estamos hablando, en consecuencia, de algo muy serio. Durante décadas el liberalismo nos ha advertido contra todos los proyectos totalitarios de “ingeniería social” orientados a imponer modelos de relaciones humanas contradictorios con la “naturaleza”. Frente a la tentativa de regular modos de propiedad e intercambio colectivos, el liberalismo ha pretendido siempre que “lo natural” es que los individuos acudan al mercado no sólo a comprar su casa, su ropa y su comida sino también a venderse a sí mismos.

Una “reforma del mercado laboral” es en realidad algo mucho más profundo y radical que, por ejemplo, una reforma del código penal; no trata de introducir cambios en los procedimientos de regulación “social” sino en la naturaleza misma. No es ingeniería social sino “ingeniería genética”. Reformar el mercado laboral es reformar -utilicemos una imagen literaria- la dimensión de los brazos, la flexibilidad de las cinturas, la capacidad de movimiento, la duración del tiempo. Toda reforma del mercado laboral es una reestructuración de la “naturaleza humana”.

Como sabemos, llamamos “crisis” a la dificultad de los ricos para mantener el crecimiento global sin aumentar el sufrimiento y la pobreza particulares. Y como sabemos, la solución capitalista a la crisis capitalista pasa siempre por tocar, alterar, forzar, reinventar la “naturaleza humana”. Toda la maquinaria de extracción de beneficios parasita esa cosa frágil, diminuta, limitada, que es el cuerpo humano, con su necesidad de cuidados y reposo. Cada cierto tiempo hace falta “reformarlo” para que los bancos, las empresas, las multinacionales, no se vengan abajo y con ellas los propios seres humanos que han tomado como rehenes. Sabemos lo que quiere decir “reformar a los hombres”.

En Italia gobierna un dictador, en su sentido etimológico romano: ha sido nombrado por los mercados, no elegido por el pueblo, para afrontar una “situación de excepción”.

Europa es ya, en este sentido estricto, una “dictadura”, aunque podamos seguir entrando en los centros comerciales y viendo pornografía en internet. Y esta dictadura exige, como bien lo ha expresado el primer ministro italiano, Mario Monti, que los jóvenes renuncien a la “monotonía” de “un trabajo fijo” y con ella a todas esas supersticiones, defendidas fanáticamente durante siglos de luchas y sacrificios, que se llaman “derechos”: unos ingresos “fijos”, una casa “fija”, una salud “fija”, unos hijos “fijos” y todas esas primitivas “fijezas” que han hecho excesivamente “estable”, y hasta aburrida, la existencia de los ciudadanos de Europa tras el fin de la segunda guerra mundial.

Quizás lo más hiriente del discurso de Monti, boca de ganso de los mercados, es que pretenda reivindicar el retorno de Europa al paleolítico o, por lo menos, al Tercer Mundo como una progresista “lucha contra la monotonía” que respondería a la demanda de emociones de los jóvenes y que debería, por tanto, colmar sus más íntimos deseos.

El “mercado laboral” es sin duda ya el lugar más emocionante del planeta, más que Disneyworld y desde luego mucho más que la guerra en Afganistán. Ese es el modelo “natural” -la montaña rusa y el bombardeo- que la economía capitalista trata de aplicar a las sociedades humanas. Modificados genéticamente en el mercado, los trabajadores y parados europeos aprenderán a morirse antes, a comer menos veces, a estudiar menos años, a soportar sin analgésicos el dolor, a dormir bajo un techo precario y ajeno. Continua llegint “REFORMA LABORAL E INGENIERÍA GENÉTICA”

PIQUETES DE DERECHAS


Ayer, tras la confirmación de la convocatoria de huelga general para el día 29 de marzo, las hordas de la derecha más retrógrada comenzaron su campaña de acoso y derribo contra la huelga.

Pude comprobarlo en primera persona en Twitter. Por suerte o por desgracia, un tuit mío de apoyo a la huelga tuvo una repercusión considerable, lo cual me hizo recibir la visita de varios cientos de tuiteros, unos con más respeto que otros, criticando la huelga y a mí por apoyarla. Curioso como soy, me dio por hacer un rápido estudio de campo sobre el tipo de perfiles que invadían mi timeline (esperando encontrar empresarios y miembros de NNGG, lo admito), y me encontré con algo curioso: la gran mayoría de antihuelguistas eran perfiles de nueva creación, sin apenas seguidores ni comentarios publicados; y todos repetían exactamente los mismos argumentos (es un decir…).

La conclusión parece clara: eran perfiles falsos, trolls , creados ad hoc  para torpedear la huelga en la red. ¿Espóntaneo, casual? No, algo así no surge de la nada. Una pieza más dentro de una estrategia de desmovilización planificada desde hace tiempo, una campaña perfectamente orquesta… pero con fisuras.

La primera fisura de su estrategia está en la propia reforma laboral. Pretenden disfrazarla de justa y necesaria, cueste lo que cueste. Pero ni una cosa ni la otra, la reforma es tan injusta, tan desequilibrada y antisocial, que es prácticamente imposible hacerla pasar por lo contrario, por más que sus palmeros mediáticos dediquen horas y horas de radio y TV, pseudo-debates, portadas, redes sociales, etc… a intentar lavar el cerebro a la manipulable masa acrítica que deambula por este país. Por cierto, ¿tanto apoyo es gratis? La publicidad es muy cara. Y al PPle están haciendo una campaña publicitaria de primer nivel…¿gratis? Quizá sepamos el precio acordado cuando veamos algunos cargos que se tienen que asignar, empezando por EFE o RTVE. Continua llegint “PIQUETES DE DERECHAS”