EL PLAN DE SEIS PUNTOS DE ALEMANIA (SU GOBIERNO) PARA UNA EUROPA DE MAQUILAS


La destrucción de los salarios y derechos de los trabajadores mediante procedimientos de quiebra se ha convertido en una práctica común. El caso mejor conocido es el del gigante automovilístico estadounidense General Motors, que despidió a 30.000 trabajadores, redujo a la mitad los salarios de nuevas contrataciones y redujo las prestaciones a los jubilados. Si el gobierno alemán se sale con la suya, este procedimiento se aplicará a países enteros.

Según un informe de la revista Der Spiegel, la cancillería en Berlín ha preparado un plan de seis puntos para trascendentales “reformas estructurales” en Grecia y en otros países altamente endeudados de la Unión Europea. El plan incluye la venta de empresas estatales, la destrucción de derechos de protección de empleos, la promoción de un sector laboral de bajos salarios, la eliminación de restricciones a las empresas y el establecimiento de zonas económicas especiales y agencias de privatización modeladas según la Treuhand alemana.

El portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, no ha confirmado el plan, pero tampoco lo ha negado. Según Der Spiegel, formará la base para negociaciones en la llamada “cumbre de crecimiento” de la Unión Europea a finales de junio. Der Spiegel escribe que la canciller Angela Merkel aprovechará un llamado a favor de una política de crecimiento del recién elegido presidente francés François Hollande “aplicando el principio de los contrincantes de judo: emplear el ímpetu del oponente para montar su propio ataque”.

Si Merkel se sale con la suya, se logrará “crecimiento” enteramente a través de la intensificación de la explotación de los trabajadores y no mediante algún plan para el renacimiento económico o un aumento de los gastos sociales. Ella supone que Hollande se mostrará abierto a estas propuestas ya que la cumbre de la UE tendrá lugar después de las elecciones parlamentarias francesas del 17 de junio y el nuevo presidente francés ya no se verá limitado por las opiniones de los votantes o sus propias promesas electorales.

El gobierno alemán se esfuerza para imponer niveles de explotación semejantes a los que existen actualmente solo en Europa Oriental y en paraísos asiáticos de mano de obra barata como China y Vietnam. Las zonas económicas especiales han jugado un papel crucial en la emergencia de China como la maquiladora más grande del mundo. Esas zonas liberan a las compañías de pagar impuestos o de respetar las regulaciones medioambientales y los estándares laborales, reduciendo a los trabajadores a la condición de esclavos industriales empobrecidos. Continua llegint “EL PLAN DE SEIS PUNTOS DE ALEMANIA (SU GOBIERNO) PARA UNA EUROPA DE MAQUILAS”

LA MANZANA PODRIDA Y LA MARATÓN POR LA POBREZA


Recientemente ha salido publicado que la compañía Apple en España ahorra 500 millones de euros declarando sus beneficios para la venta de productos en sus tiendas españolas en empresas pantalla en Irlanda. Estas empresas ajustan el margen del producto para que los beneficios se queden en ese país, por lo que Apple no tiene que pagar el tipo impositivo de España (que es del 30%) y paga el de Irlanda (del 12,5%) y completa una jugada maestra (y legal!) de evasión fiscal.

Una vez más, las empresas, más avispadas que nadie, saben aprovechar la legislación vigente en beneficio propio mientras los gobiernos son incapaces de hacer frente común a esta lacra que supone la evasión y el fraude fiscal. Se vuelve a poner de manifiesto que si queremos que realmente todo el mundo contribuya a salir del momento crítico que vivimos en Europa, es necesaria la unidad entre los países, una fiscalidad común, legislar prácticas abusivas de las empresas y, por supuesto, aplicar el impuesto sobre las transacciones financieras internacionales.

Por otra parte, tenemos que poner bajo sospecha compañías tecnológicas punteras, idolatradas por tantos, que son el paradigma de la modernidad, la innovación y el “savoir faire” (sólo hay que ver lo que supuso la muerte del fundador de Apple, Steve Jobs , hace pocos meses). Se sabe a ciencia cierta que empresas como Google (con prácticas similares a las antes descritas) o Apple (con proveedores en China que vulneran claramente los derechos laborales de los trabajadores) no tienen ningún problema en llevar hasta el extremo modelos de negocio que han hecho millonarios a sus fundadores.

Mientras, en Cataluña organizamos la “Maratón por la Pobreza”. Una maratón televisiva que busca dar a conocer el trabajo de entidades que trabajan en este campo y recaudar el dinero del ciudadano apelando a su buena voluntad. Tiene mucho sentido en cuanto a dar voz a quienes nunca tienen voz, a las organizaciones que llevan años luchando en la trinchera de los que más sufren. Sin embargo, el ciudadano ya concienciado y conocedor de lo que pasa en el mundo, de que la pobreza tiene causas y causantes, no puede dejar de pensar que le toman el pelo mientras hay quien se está enriqueciendo a costa de todos.

Se espera recoger 5 millones de euros (100 veces menos de lo que Apple debería declarar en España) y una vez más nos volverán a decir que todos nos tenemos que apretar el cinturón. Pero una vez más se demuestra que no somos todos los que lo acabamos haciendo. La crisis tiene vencedores y vencidos.

Finalmente un apunte para creyentes. Jesús ya intuyó esto en la sociedad de hace 2000 años. Es por ello que en el evangelio encontramos el elogio a la viuda pobre, que ofrece el poco dinero que tiene, y la invitación a los más ricos a cambiar de vida: “Sólo te falta una cosa: ve, vende todo lo que tienes y dáselo a los pobres” (Mc 10, 21). Nada nuevo, lo único es que como sabemos, al igual que en el evangelio, no todos se sienten llamados a la conversión: “Al oír estas palabras, aquel hombre quedó abatido y se fue entristecido, porque tenía muchos bienes” (Mc 10, 22).

Xavier Casanovas

Fuente:  http://www.cristianismeijusticia.net/bloc/?p=7111&lang=es

EL ACAPARAMIENTO TOTAL


Primero fue el control de las semillas. Las grandes corporaciones, sabiendo que son el principio de la vida y ávidas por dominar la vida de todas y todos, se lanzaron al control de un bien común que las haría poderosas. Muchas fueron las estrategias: patentaron la vida, hicieron desaparecer muchas variedades autóctonas con suposiciones productivistas, engendraron simientes estériles que se llaman híbridas o transgénicas; engullen a las pequeñas empresas locales de semillas o financian el Arca de Noé en el Polo Norte, donde las preservan (para ellas) en un gran banco de germoplasma.

Un control que en pocos años ha alcanzado la categoría de acaparamiento. Como explican los estudios de ETC Group, sólo entre tres empresas se reparten la mitad del mercado global de las semillas comerciales (Monsanto, con una cuarta parte ella sola), siendo prácticamente las mismas empresas que dominan el polo opuesto: los pesticidas, herbicidas o plaguicidas; en definitiva: el final de la vida.

Cifras similares de acaparamiento las encontramos si analizamos el poder corporativo en otros segmentos de la producción agroalimentaria, como los fertilizantes, la silvicultura, la comercialización de granos básicos, la genética, la industria farmacéutica veterinaria y la producción animal; o el procesamiento y distribución de los alimentos.

Pero no es suficiente manjar para tantas tragaderas y en los últimos latidos de un capitalismo que se desmorona, buscan asegurar sus inversiones en nichos a prueba de bombas. Así hemos visto, y ha sido ampliamente denunciado por GRAIN, cómo en la última década ha brotado un impulso irrefrenable por el acaparamiento global de tierras. Disponer el capital como dispone actualmente (y sigue creciendo) entre unos 60 y 80 millones de hectáreas de tierra fértil, significa administrar para su beneficio millones de toneladas de biomasa vegetal, convertida en alimentos, agrocombustibles o madera, así como otros recursos minerales ciertamente estratégicos. Continua llegint “EL ACAPARAMIENTO TOTAL”

JEAN ZIEGLER, VICEPRESIDENTE DEL CONSEJO CONSULTIVO DE DERECHOS HUMANOS DE LA ONU: OCUPAR Y NACIONALIZAR LA BANCA


“Vivimos en un orden mundial criminal y caníbal, donde las pequeñas oligarquías del capital financiero deciden de forma legal quién va a morir de hambre y quién no. Por tanto, estos especuladores financieros deben ser juzgados y condenados, reeditando una especie de Tribunal de Núremberg”…

Con esta aplastante contundencia despacha Jean Ziegler, vicepresidente del Consejo consultivo de Derechos Humanos de la ONU, su particular análisis del actual momento histórico.

La dilatada trayectoria diplomática de este profesor emérito en la Universidad de Ginebra y comprometido analista internacional, que fue relator especial de la ONU para el Derecho a la Alimentación durante ocho años, impide que le tiemble la voz a la hora de señalar con el dedo inquisidor a los ‘culpables’ de la crisis sistémica. “No puede ser que en un planeta con los recursos agroalimentarios suficientes para alimentar al doble de la población mundial actual, haya casi una quinta parte de sus habitantes sufriendo infraalimentación”.

En su último libro Destrucción Masiva. Geopolítica del hambre (Península), que Ziegler presentó ayer en Madrid, pone sobre la mesa una serie de cuestiones molestas de las que otros diplomáticos ni siquiera se atreven a hablar en los pasillos de la ONU. Unas críticas irreverentes que ya ventiló en otros trabajos como El hambre en el mundo, Los nuevos amos del mundo y aquellos que se le resisten, El imperio de la vergüenza o El odio a Occidente.

Su receta para revertir esta situación es, si cabe, tan radical o más que su tesis sobre la generación de las desigualdades: “Ocupar masivamente los bancos, nacionalizarlos y confiscar las arrogantes riquezas robadas por los especuladores financieros”. Una extremista postura que lo lleva incluso a criticar la incapacidad de movimientos de la sociedad civil como el 15M en España u Occupy Wall Street en Estados Unidos. “Reconozco que son símbolos importantes y que han logrado la simpatía de la sociedad, pero todavía son insuficientes para quebrar la actual relación de fuerzas si no desembocan en una huelga general indefinida. Hay que darse cuenta de que en el orden mundial reina una violencia estructural que se debe combatir con una contraviolencia basada en la resistencia pacífica”.

La migración de los grandes fondos especulativos a los mercados de materias primas, principalmente de la agroalimentación, la cual creció exponencialmente en el trienio 2005-2008 como explica Ziegler en su último libro, “es el origen de esta crisis genocida porque han disparado el precio de los alimentos básicos”. A pesar de la ‘destrucción masiva’ conceptualizada por Ziegler, el diplomático exhibe su característico optimismo de luchador a contracorriente y asegura que esta situación creará la conciencia social necesaria para “multiplicar rápidamente las fisuras en el muro capitalista, que acabarán derrumbándolo y creando un nuevo orden mundial”. Continua llegint “JEAN ZIEGLER, VICEPRESIDENTE DEL CONSEJO CONSULTIVO DE DERECHOS HUMANOS DE LA ONU: OCUPAR Y NACIONALIZAR LA BANCA”