EXPLICANDO ECONÓMICAMENTE LA INSENSATA ESTRATEGIA DE LA TROIKA Y RAJOY


 

Podemos perfectamente considerar que el gobierno de Rajoy es un gobierno vasallo que se limita a obedecer el dictado de la llamada troika -Banco Central Europeo, Comisión Europea y Fondo Monetario Internacional-, lo que significa que en la práctica está asumiendo la estrategia económica de estas instituciones supranacionales. Una estrategia que es ante todo ideológica, es decir, que persigue un determinado modelo de sociedad. Concretamente un modelo de sociedad donde el orden social se recompone a partir de un empobrecimiento de la mayoría de la población y en beneficio de determinadas minorías (grandes fortunas) vinculadas a la propiedad del capital financiero (bancos) y el gran capital productivo (grandes empresas). Es decir, estamos asistiendo a una recomposición de las clases sociales en nuestro país.

La estrategia tiene un objetivo y dos principios fundamentales. El objetivo es recuperar el crecimiento económico para poder volver a generar empleo a cualquier precio. Los principios son la austeridad y las reformas estructurales. A su vez todas las medidas económicas se pueden estructurar en tres ejes: la consolidación presupuestaria, la confianza en los mercados internacionales de deuda y la reestructuación de los fundamentos económicos. Este planteamiento sistemático adolece de errores tan graves que podemos asegurar que es una estrategia suicida, porque no responde a los problemas reales de la economía y de hecho consigue agravarlos. Las consecuencias económicas y sociales serán brutales.

Hay que hacer notar que el objetivo es consecuente con las preocupaciones de la población española, ya que sufrimos una tasa de paro  del 24’44%. Ahora bien, detrás de la estrategia para lograr dicho objetivo hay una teoría económica (la teoría neoclásica) que está basada en el pensamiento neoliberal y según el cual los problemas de desempleo se derivan de un mal funcionamiento del mercado de trabajo, los problemas de competitividad -y crecimiento económico- se deben a salarios relativamente altos y los problemas de confianza de los mercados y financiación de la economía real se deben a un exceso de gasto público y deuda pública. Y sobre esos dogmas económicos diseñan sus estrategias y medidas económicas.

No puedo dejar de señalar que esta estrategia de la troika es compartida obviamente por el Partido Popular, pero también por el Partido Socialista. Obsérvese que fue el PSOE quien reformó la constitución, junto con el PP, para institucionalizar la consolidación presupuestaria y otorgar un rol prioritario a la confianza de los mercados (y que parece el tronco de su pensamiento, como se deduce de las declaraciones de su vicepresidenta). Asimismo también fue el PSOE quién aprobó una reforma laboral en contra de los sindicatos y la izquierda y quien comenzó a obedecer a la troika recortando en componentes clave de la economía.

Desgraciadamente esta estrategia tiene efectos que podemos observar ya en las economías griega y portuguesa. En primer lugar, la austeridad y los intentos de consolidación fiscal deterioran el crecimiento económico y destruyen empleo. Hasta 2011 la locomotora de débil crecimiento era la inversión pública, y desde los recortes la economía va en picado hacia la Gran Depresión. La estrategia adecuada tiene que venir de la mano de estímulos económicos que sean financiados por las instituciones europeas y por reformas fiscales altamente progresivas, pero la troika no quiere hablar de ello por los efectos redistributivos que tendría (desde los ricos hacia los pobres).

La fe de la troika y el gobierno de Rajoy está puesta en el hipotético éxito de las reformas estructurales. Basándose en la citada concepción neoclásica según la cual el problema de las empresas y de la competitividad española es de tener un alto coste salarial, lo que buscan es aprobar reformas del mercado de trabajo que reduzcan los salarios. El FMI lo reconoció abiertamente el mes pasado en su informe sobre España. Creen que bajando los salarios las empresas podrán bajar el precio de sus productos y siendo España más competitiva vía precio volverá el crecimiento económico (en un escenario laboral, eso sí, de mayor precariedad y flexibilidad).

Lo cierto es que esta táctica hace aguas por todas partes. Ni los costes son determinantes de la competitividad (en España se da la conocida Paradoja de Kaldor) ni el desempleo es un problema salarial (lo es de demanda). Además, en la medida que la demanda cae también se deterioran las empresas de la economía nacional mientras se van salvando de la quema las grandes empresas exportadoras -al menos mientras la demanda internacional se mantenga.

Por todo ello los intentos de dar confianza a los mercados son absolutamente vanos. A los mercados (los acreedores de la deuda privada y pública) no les interesa otra cosa que la rentabilidad, y ésta solo es posible mientras la actividad económica se mantenga. Dado que la austeridad y las reformas estructurales fracasan y empeoran la capacidad del Estado y sujetos económicos privados de devolver sus deudas, los mercados acentúan su presión. Algo que además se agrava por el hecho de que no se controlan las actividades especulativas en los mercados de deuda pública. Por eso la prima de riesgo crece a pesar de los recortes. Continua llegint “EXPLICANDO ECONÓMICAMENTE LA INSENSATA ESTRATEGIA DE LA TROIKA Y RAJOY”

PALABRAS PARA RAJOY, EL “PRESIDENTE DE TODOS LOS ESPAÑOLES”


Al igual que su antecesor, el “socialista” José Luís Rodríguez Zapatero, usted se autodenomina con mucha facilidad y demasiada frecuencia presidente de todos los españoles, y lo hace a pesar de haber recibido únicamente los votos de 10.830.693 personas sobre un censo electoral de 35.779.208 individuos y una población total de 47.190.493 de personas en 2011. Repite hasta la saciedad, también, que las medidas adoptadas por su gobierno contra la crisis financiera son las adecuadas, además de las únicas posibles. Y en parte tiene usted razón, porque son las adecuadas y quizás las únicas posibles… para que el puñado de privilegiados, aquellos que precisamente han causado tamaño problema, sigan aumentando su ya descomunal e insultante patrimonio económico; pero, obviamente, esto último usted nunca lo dice.

Si no fuera porque sé que es un heredero del franquismo y trabaja de manera harto descarada para el gran capital pensaría que es tonto. De todos modos, por si acaso estoy equivocado y en verdad es usted un poco necio, a continuación expongo muy brevemente otra posible medida para la solución del problema que tanto está dañando a su querida “España Grande y Libre”; la única pega para usted y sus indignos ministros –no para el conjunto de la ciudadanía- es que sus jefes más que beneficiados, como hasta ahora, saldrían perjudicados. En cualquier caso no se asuste, por ahora no le propondré que deshaga el oprobioso sistema capitalista que usted representa para dejar paso al imprescindible sistema socialista que yo defiendo.

Ninguno de los banqueros que han provocado la crisis financiera vive debajo de un puente, entre otras cosas porque mantienen intactas sus desorbitadas fortunas e, incluso, a día de hoy éstas siguen en rápido aumento. Se me ocurre pues que, para sanear tan deteriorado sistema financiero, el gobierno podía expropiar los bienes de aquellos individuos y, con la elevadísima cifra de dinero que se reúna, afrontar el citado saneamiento. Como no me considero una persona cruel, a los expropiados se les podría asignar el Salario Mínimo Interprofesional, para no dejarles desamparados. No se lleve las manos a la cabeza, señor presidente, con el citado salario pasan el mes muchos de sus gobernados, y sin nada también, ya que, como usted sabe, entre ellos existen casi 6.000.000 de desempleados, de los cuales muchos no reciben ninguna prestación económica ¿Sabe lo que significa eso? Seguro que no, pero haga un esfuerzo y al menos imagíneselo. Sólo agotado el dinero de los expropiados, si las circunstancias todavía lo requieren, se recurriría al dinero público; un dinero que, por supuesto, deberá ser devuelto a las arcas del Estado en fecha acordada y con su correspondiente interés. Continua llegint “PALABRAS PARA RAJOY, EL “PRESIDENTE DE TODOS LOS ESPAÑOLES””

HAN ROTO LA BARAJA


La oligarquía del dinero ha roto la baraja. En la periferia de Europa está teniendo lugar una ruptura del pacto social que había hecho posibles unos decenios de prosperidad y de derechos sociales.

Esa ruptura está siendo unilateral. Si algo ha caracterizado este largo periodo ha sido la docilidad y el sometimiento político de la clase obrera y las clases populares en general. No sólo las resistencias laborales, sindicales y políticas han sido moderadas, sino que, además, se ha producido un ascenso de la cultura individualista posesiva propia del capitalismo. En todo caso, lo que ha envalentonado a los líderes de la derecha ha sido no sólo la resignación del grueso de la clase obrera, sino también constatar que los proyectos alternativos de sociedad son débiles, que las clases populares han asumido ampliamente los valores de la competición de todos contra todos y del culto al dinero y al lujo.

Hoy la población española, como la de otros países-víctima, está aún en estado de shock. No tiene voluntad ni fuerza para contraatacar. Pero está en condiciones óptimas para comprender qué está pasando y quiénes son los culpables. La izquierda debe aprovechar esta circunstancia para tratar de construir esa voluntad y esa fuerza, y preparar una contraofensiva de cara al futuro para recuperar —tan pronto como sea posible— los derechos laborales y sociales, los niveles de protección y de prestaciones educativas y sanitarias alcanzados anteriormente. Nadie puede saber hoy si la mayoría estará dispuesta mañana a pelear por sus derechos, pero hay oportunidades que no pueden dejarse escapar, y la de hoy es una de ellas.

Los bancos están extorsionando las arcas públicas y ahondando la catástrofe social. Se cierran empresas, crece el paro, se multiplican los desahucios, se reducen las prestaciones educativas y sanitarias. Crece hasta extremos inauditos la inseguridad y la precariedad. Hay que detener esta sangría: la población necesita garantías de seguridad. Para ello hay que reorganizar el sistema de crédito sobre bases enteramente nuevas: una banca pública sin afán de lucro (como fueron en otros momentos las cajas de ahorro), y limitaciones que impidan la especulación y la manipulación de los depósitos para fines ajenos a los de un sistema de crédito normal.

No se puede soportar el espectáculo denigrante de magnates de las finanzas con ingresos multimillonarios mientras la inseguridad económica y la pobreza se extienden por doquier. Hay que tipificar con más rigor los delitos económicos para impedir la malversación tanto de dineros públicos como privados. Deben construirse mecanismos independientes y profesionalizados de control y auditoría. Los culpables de los desastres económico, presentes y futuros, deben dar con sus huesos en la cárcel. Continua llegint “HAN ROTO LA BARAJA”

DESMANTELAMIENTO DE LA RED DE SEGURIDAD SOCIAL


Los rendimientos de los bonos del Tesoro cayeron a un récord por debajo de 1,56% el martes por la mañana cuando los inversionistas en estado de pánico se apresuraron a abandonar los activos financieros europeos a favor de bonos de los gobiernos alemán y estadounidense. El deterioro de las condiciones crediticias, un aluvión de reducciones de las calificaciones y corridas bancarias en España y Grecia provocaron una huída hacia la seguridad que ha impulsado la cota de referencia a 10 años a su punto más bajo previo de 1,67%.

La baja de los rendimientos indica que los inversionistas han perdido confianza en la capacidad de los responsables políticos de la UE de resolver la actual crisis de la deuda, en particular cuando se refiere a los crecientes problemas en Grecia y España.

La actual crisis, que es en gran parte el resultado de la excesiva expansión de los créditos y de una mala gestión de riesgos por bancos de la UE, está siendo utilizada por la Comisión Europea y el BCE para establecer una “unión bancaria” a escala europea y para imponer salvajes recortes a los programas sociales, la atención sanitaria y las pensiones. La reacción de los responsables políticos de la UE es una contrarrevolución social con el propósito de transformar la unión monetaria de 17 miembros en una “zona de austeridad” permanente regida por elites corporativas y las grandes finanzas. Reuters dice:

“La eurozona debe impulsar el crecimiento y reducir la deuda para recuperar la confianza de los inversionistas, pero también debería orientarse hacia una unión bancaria, considerar los eurobonos y la recapitalización directa de los bancos de su fondo permanente de rescate, dijo la Comisión Europea el miércoles al presentar sus recomendaciones anuales”.

“Una integración más estrecha entre los países de la eurozona en estructuras y prácticas supervisoras, en la gestión de la crisis y el compartimiento de la carga a través de las fronteras, hacia una ‘unión bancaria’, sería un complemento importante para la actual estructura” de la unión económica y monetaria de Europa, dijo la Comisión.

“Del mismo modo, podría considerarse la ruptura entre los bancos y los soberanos, la recapitalización por el Mecanismo de Estabilidad Europeo (MEE)”, dice el documento. (“La UE llama a una unión bancaria de la eurozona, recapitalizaciones bancarias directas”, IFR, Reuters )

El Fondo Permanente de Rescate (FPS) de la eurozona, todavía no ha sido ratificado por todos los 17 miembros, y la Comisión Europea ya quiere cambiar su mandato para que incluya rescates directos para los bancos. El financiamiento directo de bancos sumergidos es una flagrante toma del poder, un intento de establecer la primacía de los bancos de la misma manera como el TARP fue utilizado para crear Demasiado Grandes para Quebrar en EE.UU. DGPQ significa que los bancos se han fusionado con el Estado y que los contribuyentes suministran garantías generales para su supervivencia. Europa se mueve rápidamente hacia el mismo modelo. Continua llegint “DESMANTELAMIENTO DE LA RED DE SEGURIDAD SOCIAL”