ADIÓS ESPAÑA, ADIÓS OLIGARCAS CATALANES


Confirmado. Ya está decidido. La nueva República Catalana será un territorio donde no existirá el capitalismo. Será un país acapistalista. Y no será porque las CUP puedan arrebatar la mayoría al sexi-presi Mas. No. El capitalismo se evaporará de Cataluña por el anunciado y espantoso exilio de todos los capitalistas. Esto es lo que asegura en firme tanto la prensa borbónica como algunos prohombres catalanes dedicados al ramo del lucro.

Los capitalistas, gente que hace negocios con la horda comunista china, que se sientan a cenar carne de mono con dictadores africanos. Gente que no pone objeciones a hacer dinero del dolor o del hambre, se ve que serán incapaces de trabajar con los catalanes. Piqué hace tiempo que no cena. Rossell quiere vender la torreta y comprarse un coto en Toledo. Hombres firmes, acostumbrados a tangar a jeques árabes y traficantes rusos, desfallecen ante la posibilidad catastrófica de hacer negocios en Cataluña. Adiós España, adiós oligarcas catalanes.

Y en cuanto se proclame la independencia, una triste caravana de Audis de alta gama enfilarán hacia Zaragoza con los balances en los maleteros y las acciones, hipotecas y preferentes en fardos atados al capó. Banqueros, financieros, industriales hacen ya una respetuosa cola en los peajes, donde los dueños de Abertis los esperan, agradeciendo con un humilde cabezazo la colecta de sus colegas.

En la Franja, giran la cabeza por última vez. Algunos lloran abiertamente, otros rezan una oración por los pobres catalanes que no pueden huir. Catalunya se queda sin capitalistas. Oh! Ah! Uh! El Infierno se palpa. Como una larga cola de escarabajos, los patrones marchan del país, no porque quieran sino “porque los echan”. Adiós, millones, adiós.

¡Qué extraño milagro! El país vacío de magnates, los rascacielos desolados, las scort girls desconsoladas y el pueblo catalán desamparado porque sus explotadores le han abandonado. Es, verdaderamente, la imagen misma de la apocalipsis. O del comunismo. En España ya nadie se alegra de recibir esta fúnebre procesión, por mucho que nos tengan manía. El castigo ha sido demasiado duro.

Los españoles, conmovidos, dan una manta y una tacita de caldo gallego a cada oligarca exiliado. Los yates de la marina de lujo de Barcelona zarpan como hiciera en su tiempo el barco Exodus con Paul Newman hacia Tierra Santa. Sus cubiertas están llenas de vips y celebrities a quien la vida palurda y tribal de la República les ha rasgado su agenda de eventos cosmopolitas, donde nunca hubieran imaginado hablando en dialecto.

¿Y qué debemos hacer, compatriotas, si las grandes empresas y los geniales emprendedores marchan uno tras otro? ¿En qué mundo viviremos si los capitalistas se ven obligados a exiliarse? ¿Cómo podremos ser felices sin el calor amoroso y paternal de Fainé, Brufau, Carulla y otros papanoeles del mundo económico? ¿Qué modelos éticos tendrán nuestros hijos?, ¿Qué educación recibirán si no pueden conocer de primera mano qué es una preferente?

Inevitablemente, Catalunya se convertirá en un lugar terrible donde no tendremos mas remedio que trabajar con una banca pública y ética. Donde la actividad industrial deberá espabilarse en forma de cooperativas a falta del “urdangarinesco” talento de los emprendedores de ESADE. Y los beneficios, que no tendrán ningún paraíso donde ir, ¡oh desgracia!, deberán invertir en esta tierra estéril.

El mundo se apiadará de nosotros: “Mirad, allí un catalán, hijo de una tierra donde el capitalismo tuvo que marchar”. Y nosotros arrastraremos los pies por la tierra yerma de Sicavs y de capitales que huían hacia Andorra.

Los empresarios, con toda su buena fe, ya nos han avisado. Todavía estamos a tiempo. Lara, que es persona de buen corazón porque se dedica a los libros, lo explica con paciencia evangélica: ¡detened la libertad y os daremos la merced de continuar explotandoos!

Hermanos, no dejemos que La Caixa o Banco Sabadell sufran en demasía. No se lo merecen. Nuestra crueldad ha sido excesiva con la vieja y apegada oligarquía catalana. ¡Indepes! ¡No al exilio de magnates! ¡Que el pueblo deje ya de chantajear a esta desvalida gente! ¡No se vayan millonarios, les queremos!

Fuente: http://www.eldiario.es/catalunyaplural/Adios-Espana-adios-oligarcas-catalanes_6_59904012.html

LA NACIÓN: NACIONALISTAS Y NACIONALISMOS


Según la clásica definición de John Breuilly, la doctrina nacionalista se resume en tres principios:

1) Existe una nación con carácter peculiar y explícito.

2) Los intereses y valores de la nación tienen prioridad sobre cualesquiera otros intereses y valores.

3) La nación deber ser tan independiente como sea posible, lo que normalmente requiere que alcance la soberanía política.

Todos los nacionalistas creen que existe, al menos, una nación, la suya. Algunos nacionalistas piensan, además, que hay otras muchas naciones, que toda la humanidad está de por sí unívocamente dividida en naciones, y que el ideal del orden político mundial consiste en que a cada una de esas naciones corresponda un Estado, su Estado nación, en eso consiste el llamado principio de las nacionalidades.

 

El que no haya manera de definir las naciones, el que muchos humanos no sepan a qué nación pertenecen, el que las discusiones sobre los límites de las presuntas naciones suelan acabar a bofetadas, el que la humanidad haya vivido casi simpre sin enterarse de que haya naciones, todo esto no hará dudar al nacionalista de la existencia de su nación. Más bien serán dificultades ante las que se crecerá en su fe. Creer en una nación se parece mucho a creer en un dios, y se parece muy poco a manejar categorías científicas. Continua llegint “LA NACIÓN: NACIONALISTAS Y NACIONALISMOS”

El cagadubtes, la bocagrossa i el del cap Wert


payaso006En Sebastià, el meu metge de capçalera al CAP, em diu que sap quan algún responsable del PP ha sortit explicant-ne alguna de grossa per TV perquè se li omple la consulta de pensionistes amb la tensió disparada i el marca passos a punt d’explotar per les taquicàrdies que els agafen. Acte seguit els veu per la finestra cames ajudeu-me, cap a la Caixa a esborrar la banda magnètica de la llibreta de tant passar-la per verificar que aquest més els hagin ingressat la pensió, fent parada abans a la farmàcia per a comprar les píndoles que els ha receptat i a on els espera una altra dosi d’emocions fortes amb el co pagament i l’euro sanitàri. A aquest ritme ens carreguarem a la meitat dels jubilats a base d’espants, o potser és el que volen?, aquests fills del Fraga en saben un niu d’això de reduïr despesses.

Ja és curiós que polítics com el Rajoy, la Sánchez Camacho o el Wert, amb menys missatge que les lletres dels grans èxits del Georgie Dann, tinguin tanta influència en la gent. És sortir la senadora, el ministre o el president i no hi ha octogenari que aguanti quiet davant del televissor, o prima de risc que no pugi. Capítol a part mereix l’ex tertulià d’Intereconomia ficat a ministre de cultura, que el diua que no genera crispació a escola de Catalunya enxufa la seva dona de tertuliana a TVE1. La doctrina la marca la FAESAznar és Déu i Vidal Quadras el seu profeta o alguna cosa per estil.

Què val 1000, vots?, una mentida, el primer manament per un polític del PP. En el fons els catalans n’hauríem d’estar agraïts, entre aquests tres estan fent més independentistes que l’ANC!.

El saben aquel que diu ….. un altre dia parlarem del PSC.

Hesse (Alemania): una estimación de Balanza Fiscal


Tal como Eduard solicitó en un comentario, he realizado una estimación de déficit fiscal de Hesse, donde se ve que el límite del 4% no aparece por ninguna parte.

 

Datos de Hesse (2009-2010):

PIB Alemania: 2.498.800 miles de euros

PIB Hesse: 224.980 miles de euros

Cotizaciones de Pensiones + Accidentes + Dependencia: 11,50% del PIB

Cotizaciones Sanidad: 6,96% del PIB

Cotizaciones Desempleo: 1,45% del PIB

Renta Per Capita Hesse: 121% de la renta media de Alemania

 

Cálculo del Déficit Fiscal:

 

Déficit en la financiación del Lander. 1,33%. Este dato es oficial, viene del gobierno federal, es el dato al que se refería la sentencia de 1999 y es el cálculo tan complejo del que hemos estado hablando.

Déficit en pensiones:  Es el más difícil de estimar. Normalmente en Cataluña, con un 20% de mayor renta per cápita ha estado entre el 1% del PIB y el 2,5% del PIB (datos oficiales del 2005). En el año 2011, dado el déficit del estado, ha sido negativo, pero siempre hay un ligero sesgo solidario en las pensiones, máxime si se incluye la dependencia y accidentes. He sido muy conservador y he aplicado un ratio conservador. Se paga el 121% de cotizaciones respecto a la media y se recibe el 116% respecto a la media. Sobre el 11,50% del PIb, supone un déficit fiscal del 0,58%. Lo dicho, muy conservador.

 

Déficit en cotizaciones de sanidad: este es muy claro. Se paga según renta y todos tienen los mismos derechos. Es decir, paga el 121% y recibe el 100% respecto a la media. No hay progresividad. Sin embargo, normalmente hay más sanidad privada en los Lander ricos (desprecio este dato). Sobre casi el 7% del PIB, el efecto en el déficit fiscal puede ser estimado en el 1,46%

 

Déficit del gasto del Gobierno Federal: El gasto del gobierno federal supone un 12,79% del PIB e incluye gastos federales, de funcionamiento, militares, algunas infraestructuras, subvenciones, ayudas a empresas, gastos en cultura, gastos política exterior… La mayoría son gastos a repartir linealmente entre los estados por población. Los impuestos que financian estos gastos son progresivos (aun así, vamos a obviarlo) y por tanto vamos a suponer que Hesse paga el 121% respecto a la media y recibe el 100%. El efecto en el déficit es de un 2,69%. Este gasto no está incluido en la fórmula complejísima que tiene que asegurar el 4% de límite de déficit fiscal

 

Déficit en desempleo: Supone el 1,45% del PIb, se paga según renta y se recibe según desempleo. Es decir la desviación es mayor del 21% ya que tiene efecto la mayor renta y el menor desempleo. Siendo conservador, lo he estimado en un 0,30% del PIB

 

Déficit fiscal en ayuntamientos: Los ayuntamientos reciben del Estado según población en la mayoría de casos. Supone un 6,75% del PIB alemán y la desviación entre impuestos y recepción de gastos la voy a poner en un conservador 7,5% ya que una parte de los ingresos, tal y como sucede en la financiación de los Lander es local. Efecto: 0,51%

 

La suma total de déficit se acerca al 7%. Ni pensiones, ni sanidad, ni desempleo ni gastos del gobierno federal ni transferencias a los ayuntamientos entran en el cálculo de la financiación de los Lander. No hay límite para el efecto de déficit fiscal de ninguna de estas partidas y sí, el cálculo en la financiación de los Lander hace imposible que el déficit sea superior al 4% del PIB, pero es que el presupuesto de los Lander sólo supone el 11,5% del PIB alemán. Los Länder no ponen en duda la solidaridad entre ciudadanos cuyo peso principal soportan las pensiones, el desempleo, la sanidad o la dependencia, es decir, los pilares del Estado del Bienestar.

Sigo sin ver ningún documento, ningún cálculo, ninguna sentencia, ninguna demostración que nos haga pensar que en Alemania haya un límite en las balanzas fiscales regionales. Al revés, como en casi todas partes, los lugares donde los ciudadanos tienen más rentas y en países con diferencias importantes geográficas en el PIB per capita, pagan más impuestos y el Estado redistribuye. Otra cosa, y ya tendremos tiempo de hablar de ello es que esa redistribución sea adecuada, ayude a los ciudadanos más desfavorecidos a generar renta y pueda tener consecuencias de estancamiento en zonas determinadas.