UN SOL POBLE por Sonia Sierra


“Nadie sabe qué va a pasar con la consulta -dudo que lo sepan ni tan siquiera sus promotores- y es muy difícil que una región de un país democrático llegue a conseguir la secesión pero todo esto está haciendo un daño absolutamente brutal a la sociedad catalana y no sé cuánto tiempo se necesitará para que se pueda reparar cuando acabe todo esto. Y, en todo caso, aunque lograran su ansiada secesión, quizá podrán tener un país independiente pero lo que no van a lograr es poder crear una sociedad catalana cohesionada mediante la descalificación sistemática del que piensa diferente. No sé si están cerca de tener un Estado propio pero tengo claro que cada vez están más lejos de que Cataluña sea un solo pueblo.”

http://www.cronicaglobal.com/es/notices/2014/07/-un-sol-poble-9535.php

LAS 300 FAMILIAS QUE DOMINAN CATALUNYA Y PROTEGE ARTUR MAS


“La profundísima crisis económica que soportamos y soportaremos durante años ha venido a cuestionar el “oasis catalán” revelando lo que auténticamente es: una ciénaga. La corrupción, el sobrecoste de las obras, el robo a las arcas públicas implica directamente al “establishment” nacionalista”. 

 

La victoria de Mas: la victoria de las 300 familias
Se dice, y hay estudios que así lo demuestran, que Cataluña ha sido gobernada históricamente por unas trescientas familias. Siempre tuvieron hijos, sobrinos o primos en todas las esferas del poder. Ganara quien ganara, gobernara quien gobernase, siempre mandaban. Ellos y sus intereses quedaban a salvo.
Fueron furibundos españolistas cuando el control de las colonias cubanas aportaba, a través de la trata de esclavos, algodón barato para la industria catalana (1). Giraron hacia el catalanismo cuando la relación con Madrid se volvió incómoda. Se volvieron a reencontrar con el gobierno conservador y españolizante de Maura cuando la lucha obrera representó una amenaza para sus intereses. Estuvieron al lado del general Martínez Anido cuando se aplicaba la “Ley de fugas” contra los dirigentes sindicales y estos eran asesinados en las calles de Barcelona. Fueron republicanos con la república, pero poco.
Dijeron defender el país y las “libertades nacionales de Cataluña” aunque, durante la sublevación del gobierno de Companys en 1934, uno de sus representantes más conspicuos, Josep Dencàs i Puigdollers (fundador de ERC y de las JEREC, conseller de gobernació y fundador con Francesc Macià de los “escamots” militares que perseguían a los sindicalistas de la CNT) no tuvo reparos, cuando Companys proclama “L´estat català”, en huir por las alcantarillas de Barcelona rumbo a la Italia fascista.
Previamente hace un llamamiento en Radio Barcelona para que los denostados españoles salvaran la Generalitat de Cataluña, acabando su discurso con un ¡Viva España! Mientras nacionalistas y obreros de izquierdas morían o eran encarcelados. Posteriormente, Gil Robles afirmaría en las cortes españolas que él, Gil Robles, propició el levantamiento de Companys; si eso fuera cierto,
Dencàs habría trabajado para la derecha fascista española. En plena Guerra Civil siguió teniendo fluidas relaciones con la Italia fascista de Mussolini, que le consideraba como un fascista catalán (2). Gerald Brenan, en “El Laberinto español”, le atribuye connivencias muy importantes con la CEDA y el nazismo alemán. Acabó organizando un partido denominado “Nosaltres sols”, con claras influencias fascistas, que adoptó por bandera la actual “estelada nacionalista”.
Algunas de esas trescientas familias no dudaron en financiar al propio general franco. En plena Guerra Civil, voluntarios catalanes organizaron el “Tercio de Nuestra Señora de Montserrat” que combatió contra la República y la Generalitat de Catalunya en Belchite o en el Ebro. Apellidos tan catalanes como Ciurana, Amiel o Sopena fueron condecorados con la Laureada de San Fernando (3).
Mientras, miles de catalanes de la columna Llibertat combatían contra Franco en la defensa de la Ciudad Universitaria de Madrid. Por ello, cuando el establishment mediático y algún renombrado político hablan de la Guerra Civil española como una guerra de España contra Cataluña, no sólo faltan a la verdad, sino que provocan auténtica repugnancia.
Este intento de reescribir la historia y adaptarla a la visión partidista pretende olvidar, como lo hizo el franquismo, a los miles de catalanes muertos en la defensa de Madrid o la de españoles extremeños, murcianos o andaluces defendiendo a Catalunya en el Ebro o en el Segre. Acabada la guerra, se refuerza la alianza entre el franquismo y la burguesía catalana (4), sobre las espaldas del subdesarrollo de otras regiones, en especial la andaluza.

Continua llegint

CINC REFLEXIONS SOBRE CAN VIES per Reflexions d’un arqueòleg glamurós


Recordo el primer cop que vaig entrar a Can Vies, deuria tindre com 16 anys i a dins hi feien una exposició fotogràfica. En altres ocasions van ser festes de música petarda, xerrades i, sobretot, la imprescindible Festa Major Alternativa de Sants i el seu mític cercatasques. Després del desallotjament del CSO La Hamsa, era el darrer bastió al barri del mític moviment okupa dels anys 90′s i, sens dubte, un element simbòlic de resistència. Aquí algunes reflexions al respecte:

###Aa Can vies

1.- Imagineu per un moment un bosc, sec, sense tallafocs, ple de matolls i ben xop de benzina; de sobte algú se la ocorre la meravellosa idea de llençar un misto encès. Oi que no cal ser gaire espavilat per saber que allí hi haurà un incendi? Doncs quelcom similar ocorre amb la crisi i la violència social.  Ja el mesolític, fa uns 12.000 anys, tenim documentades matances violentes arreu d’Europa i al nord d’Àfrica, relacionades amb la  crisi ecològica/demogràfica produïda per l’extinció dels grans animals plistocènics, com explico més detalladament a Patrimonicidi. La gent quan no té menjar es torna violenta i això ha passat sempre. Els anàlisis polítics i, sobretot els científics socials, han de superar la boba moralina de hippy cristià, esgarrifant-se per quatre flametes, per tal d’entendre les causes i factors socioeconòmics que provoquen aquesta situació: desnonaments, atur, retallades, plans urbanístics depredadors, una Govern municipal que ha oblidat les persones, prepotència i abusos policials…

2.- La violència no dona vots i es una estratègia electoral nefasta. AGamonal, escenari de  recents disturbis molt similars, ha guanyat per primer cop les eleccions europees el PP quan normalment era un indret de vot socialista. Als comicis francesos del Juny de 1968, celebrats just després de les revoltes estudiantils del Maig del 68, la dreta de la Unió de Demòcrates per la República liderada pel general Charles De Gaulle va sortir enormement reforçada amb un 38% de vot, mentre socialistes i comunistes s’ensorraven perdent gairebé la meitat de diputats. De la mateixa forma que l’any 1968 el Partit Republicà va guanyar les eleccions presidencials nord-americanes ambRichard Nixon sota el lema “Llei i Ordre” per fer front a les movilitzacions dels drets civils i contra la guerra del Vietnam. Per tant, es força probable que CiU estigui tractant de recuperar espai polític mitjançant una imatge de ma dura.

3.- Les revoltes socials son el principal tret identitari de Barcelona. Ni modernisme, ni Olimpíades, ni punyetes. La Ciutat Comtal no es va guanyar el sobrenom de “Rosa de Foc” en concursos florals, precisament. Sense ni mirar bibliografia em venen al cap: Revoltes antisemites i progoms (1391), Motins de la Biga i la Busca  (1425-136), Corpus de Sang (1640), Bullangues anticlericals (1835), Revolta civil contra les polítiques lliurecanvistes d’Espartero (1842), Revolta de les Quintes (1870), Setmana Tràgica (1909), Vaga General de 1917, Vaga de la Canadenca (1919), Revolució Social Antifeixista (1936), Fets de Maig (1937), Caputxinada (1966), Mobilitzacions Antiglobalització contra el Banc Mundial (2001), assalt al Parlament per membres del 15M (2011). Per tant, que ningú em vingui ara fent-se el sorprès ni amb falòrnies etnicistes com “Els catalans som un poble alegre i pacífic” que no cola.

4.- La dreta nacionalista de CIU-ERC ha embogitNúria Feliu ploranta RAC1, assegurant entre gemecs que estava aterrida de baixar al barri perqué uns okupes del Baix Llobregat havien trencat una jardinera i que son gent molt dolentota perqué a la Festa Major no la van ajudar a guarnir els carrers (podcast: Versió RAC1, 29/05/14, emès les 16h, a partir de minut 40); El dirigent de la sectorial d’immigració de CIU Àngel Colom parlant amb el neonazi Lluís Coromines (nº3 a la llista de PxC de l’Hospitalet  a les municipals de 2011) sobre com s’haurien d’expulsar del país els okupes que no fossin de raça blanca. L’economista d’extrema dreta neoliberalXavier Sala i Martín i l’ex-Conseller d’ERC Joan Huguet assegurant que hi ha una conspiració per part dels serveis secrets del Ministeri del Interior per desestabilitzar el procés independentista i ocupar policialment Catalunya. Comentaristes del Diari Ara demanant la intervenció dels Cascos Blaus de la ONU. En el seu món il·lusori de les Tres Bessones i Puff el Drac Màgic, on no existeix la crisi ni cap conflicte social,  no entrava en el guió que de sobte esclatés una revolta en clau esquerra-dreta. Us deixo amb els deliris psicòtics en que ha degenerat tot plegat en el fòrum ultranacionalista Racó Català (una mena de Foro Coches per Boixos Nois):

###Aa Raco25.- Tot i les simpaties que pugui tindre envers Can Vies, tampoc puc oblidar-me de reiterar un cop més les crítiques envers el Moviment Okupa en si,com ja vaig dir fa temps. Mentre que un col·lectiu similar com la PAH ha esdevingut un referent ineludible d’empoderament i transformació, rebent simpaties de tota la societat, els okupes segueixen generant un rebuig absolut en totes les enquestes que pregunten sobre el tema. El sectarisme ideològic, estètic i musical (amb dignes excepcions) els ha impedit buscar aliats entre el moviment veïnal, sindical o polític, rebutjant transformar la societat per conformar-se a construir petites bombolles d’aparent alternativitat (tot i que es segueixen donant actituds de testosterona patriarcal, es funciona amb diners, s’utilitzen productes produïts en industries capitalistes…), això quan no es limiten, simplement, a ser espais on anar a consumir droga, veure kalimocho i escoltar punk.

http://glamboy69.wordpress.com/2014/05/31/cinc-reflexions-sobre-can-vies/#comment-17141

TREMOSA Y LA GAITA por Arturo San Agustín


En aquella canción de José Alfonso, también llamado Zeca, aquella Grándola, villa morena, que sirvió para poner en marcha en Portugal la llamada revolución de los claveles, en cada esquina había un amigo. Aquí, desde hace unos días, en cada esquina está la fotografía, el cartel propagandístico de alguien que quiere ser eurodiputado, es decir, de alguien que busca la pasta gansa y sin esfuerzo. Quizás más que de pasta gansa debería hablar de pastón porque eso es lo que cobran los señores eurodiputados.
O sea, que de repente me doy de bruces contra las cejas nucleares de Alejo Vidal-Quadras, el hombre de la voz astillada, que desde su cartel, me dice que hay que cambiar. Y saliendo de una cafetería veo en la parte trasera de un autobús, en un anuncio electoral, al señor Josep María Terricabras que se está poniendo las gafas gesto que pone muy en duda que sea capaz de ver el futuro, tal como asegura. A este hombre, de voz sonora y como de sierra eléctrica, le pasa lo mismo que a uno de los hermanos de Pasqual Maragall, que ahora va en el mismo carro que Terricabras y que, por consiguiente, nos invita a inaugurar o estrenar un nuevo país.
Este hermano de Pasqual Maragall, que es una de mis actuales obsesiones, es la viva imagen de la tozudez más gris y aburrida. Una tozudez con cejas abundantes. Y aunque quizá sea trabajador, este hermano de Pasqual Maragall siempre ha tenido las hechuras cansadas, muy cansadas, dicho sea sin ánimo de ofender. A este hermano de Pasqual Maragall, insisto, siempre lo he visto yo con esa flojera que se lleva tanto en ciertas latitudes caribeñas y latinoamericanas. Pero la suya es una flojera que ni siquiera baila, porque en el Caribe se baila mucho.
Y en esas estaba cuando, el martes, pongo a Josep Cuní y aparecen en su programa los señores Ramón Tremosa y Javier Nart. Continua llegint

¡NO ME TOQUEN A RAIMON! de Antoni Puigverd


Ahora es Raimon el problema. Manifestó ciertas dudas sobre la independencia y una numerosísima legión de tuiteros y comentaristas de diarios digitales catalanes sentenció, en los oscuros juzgados de internet, que Raimon sea expulsado del templo de la catalanidad. “¡Vete a Valencia –le dicen– con los del PP!”. Esta es la grosería más dulce que le vomitan encima. No son cuatro insensatos. Son muchísimos. Tantos, que deben ser considerados, no anécdota, sino categoría. Se burlan de la trayectoria de Raimon. Lo tratan de miserable, vendido y cobarde.

Saben que Raimon ha sido excluido de su País valenciano precisamente porque desde hace 50 años, habiendo nacido en la calle Blanc de Xàtiva, es el emblema de la unidad de la lengua de Llull, March y Rodoreda. Saben que sin Raimon, sólo los eruditos podrían citar ahora versos de Ausiàs March, Roís de Corella o Espriu. Sin Raimon, la lengua catalana quizá no habría llegado a la democracia en condiciones de ser protegida, ya que, en el inacabable silencio de la dictadura, fueron muchos los que, a pesar de haberla recibido de los padres, ya no la usaban ni en la calle, ni en las tiendas, ni cantando bajo la ducha. Continua llegint

QUE SER VALIENTE NO SALGA TAN CARO por Sonia Sierra


…que ser cobarde no valga la pena, canta Joaquín Sabina en Luna de miel. Ojalá fuera así. 

El 23 de abril, Societat Civil Catalana hizo su puesta de largo en el Teatro Victoria y fue tal el éxito de la convocatoria que mucha gente no pudo entrar. Pese a esto, no fue posible contratar a ningún actor o periodista conocido para presentar el acto porque con todos los que se contactó contestaban lo mismo: que les parecía una excelente iniciativa pero que si lo hacían, no volverían a trabajar aquí. Dejar de ingresar dinero por tu trabajo es un precio demasiado caro, sin duda.

Sin embargo, parece que la cobardía sigue valiendo la pena para muchos. Sería imposible resumir la cantidad de improperios y descalificaciones ha recibido Societat Civil Catalana y, mucho peor aun, las calumnias que se han vertido. Para mí, la mentira es la peor de las cobardías y, desgraciadamente, por estos lares, se miente sin parar sin que esto tenga coste alguno. 

Así, sin pensar demasiado, se me vienen a la cabeza varios de los embustes que trufan el argumentario del Proceso: el famoso límite del 4% alemán que no existe; el déficit fiscal de 16.000 millones euros y el miserable España nos roba; la delirante visión de la historia según la cual Catalunya era un país independiente hasta que en 1714 perdió su libertad; el falso dictamen de La Haya y, finalmente, las disparatadas cifras de la Diada de 2012 que Carles Enric se encargó de desmontar desde este mismo medio y la cadena humana de 2013, como desmienten categóricamente desde Contrastant.

Sí, ya sé que todos mienten en cuanto al número de asistentes a las manifestaciones y eso, aunque está mal, no suele tener mayores consecuencias. El problema es que, en este caso, la manipulación sirve para justificar el proceso secesionista puesto en marcha por CiU. Y que no salgan con eso de que “no se trata de independencia sino de consultar al pueblo” porque no pretenden preguntar por aspectos sobre los que sí tienen competencias como son la privatización de la sanidad o la elección de lenguas en las escuelas sino sobre la secesión.

Por si no tuviéramos bastante con estas mentiras, ahora ya tenemos mentiras anunciadas con meses de antelación como los dos millones de la V de la ANC. Para empezar, si calculamos tres personas por metro cuadrado nos da un millón y medio pero hay que tener en cuenta todo el mobiliario urbano y que esa cifra hace casi imposible la movilidad. Para llegar a los dos millones debería haber cuatro personas por metro cuadrado. ¿Ustedes creen que caben? Yo, desde luego, no.

Además de eso, la ciudad de Barcelona, que es donde va a tener lugar la manifestación, tiene alrededor de un millón setecientos mil de habitantes. Si tenemos en cuenta que la suma de los votantes de CiU, ERC, ICV y CUP fue de 467.259 en las autonómicas de 2012, pongamos por caso que se manifiestan medio millón de barceloneses. ¿Cuál es el plan de viabilidad para que puedan desplazarse el millón y medio restante? Los autobuses suelen tener entre 50 y 60 plazas y los nuevos trenes de los FFCC. ¿Cuántos se necesitan para tantísimas personas? ¿Tienen ya trazado el dispositivo para los que se desplacen en coche? En caso afirmativo, me gustaría que se hiciera público. 

Pese a las evidencias empíricas de que no es posible reunir esa cantidad de personas en ese espacio, no tengo ninguna duda de que en la próxima Diada dirán que la participación ha sido superior a esos dos millones previstos. Total, mentir sale muy barato, ya lo hemos visto.

Mientras tanto, formar parte de Societat Civil Catalana, seguirá saliendo muy caro porque equivale a ponerte en la diana para que te disparen sus venenosos dardos los partidarios de la secesión. Y sé de lo que hablo porque ya hemos visto en acción algunas de las más aguerridas plumas de nuestra Comunidad Autónoma. Algunos lo han hecho con un poco más de disimulo pero Marta Alòs, exdiputada, exregidora del Ayuntamiento de Lérida y Presidenta del Consejo Nacional de CiU ha hablado directamente de “enemigos”. De hecho, ha publicado un artículo titulado El enemigo en casa. Cito alguna de sus perlas: “Gente, hay que denunciarlo bien alto y claro, “botiflera” que, bajo una máscara de democracia, intenta obstaculizar procesos escrupulosamente democráticos”.

No me extraña que nadie quisiera presentar el acto de Societat Civil Catalana porque para significarte contra el separatismo en Cataluña, tomando las palabras de Mercé Rodoreda, tienes que volverte de corcho porque si no, no es posible atravesar un puente tan alto y tan largo como este. Aun así, seguiremos porque, a pesar de todo, ser valiente merece la pena.

 

http://www.economiadigital.es/es/notices/2014/05/que_ser_valiente_no_salga_tan_caro_53817.php

FRANKLIN EN MADRID O EL VICTIMISMO NACIONALISTA por Rafael Arenas García


Se ha reparado poco en que el pasado día 8 de abril la proposición de ley orgánica planteada por el Parlamento autonómico para la delegación a la Generalidad de la competencia para autorizar, convocar y celebrar un referéndum sobre el futuro político de esta Comunidad fue rechazada en el Congreso no solamente por una amplia mayoría de diputados (299 en contra por 47 a favor), sino también por los diputados catalanes en el Congreso. De los 47 diputados elegidos en las circunscripciones electorales de Barcelona, Gerona, Lérida y Tarragona, 25 votaron en contra de la proposición de ley y 22 a favor. Creo que es un dato relevante.

Es realmente curioso que se pretenda que la minoría no solamente es mayoría, sino que tiene la legitimidad para hablar en nombre de Cataluña. No es en absoluto inocuo hacer pasar el rechazo al independentismo como un rechazo a Cataluña

Y es relevante porque muestra que plantear el rechazo en el Congreso de la proposición de ley como un “no” de España a Cataluña es una tergiversación. El planteamiento secesionista querrá hacer pasar a los tres diputados del Parlamento autonómico de Cataluña que defendían la proposición (Turull, Rovira y Herrera) por representantes de Cataluña que se desplazaban a la “metrópoli” para defender los intereses de su país frente al opresor español. Es una imagen que el secesionismo ha cultivado desde hace tiempo y que, por lo que diré después, no me parece que sea en absoluto casual.

Lo cierto, sin embargo, es que quienes defendieron en el Congreso la proposición de ley representaban a fuerzas políticas (CiU, ERC e ICV-EuiA) que en Cataluña, en las últimas elecciones al Congreso de los diputados, obtuvieron 1.538.107 votos, de los que resultaron 22 escaños. Por el contrario, las fuerzas políticas opuestas a la proposición de ley en esas mismas elecciones generales, las celebradas en 2011, obtuvieron en Cataluña 1.636.125 votos y 25 escaños. Es realmente curioso que se pretenda que la minoría no solamente es mayoría, sino que tiene la legitimidad para hablar en nombre de Cataluña. Se trata de una manipulación que ha de ser denunciada, porque no es en absoluto inocuo identificar a Cataluña con los independentistas, haciendo pasar el rechazo al independentismo como un rechazo a Cataluña. Continua llegint