La cárcel es para los jueces

EL CRISOL – Pascual Mogica Costa
pascualmogica2
“En fin, los que arruinan a la sociedad, a la ciudadanía, están en la calle y los jueces, tal y como se están desarrollando las cosas, más bien los veo en la cárcel. Si no hay jueces no hay condenas y algunos se podrán dedicar al robo y al pillaje sin el menor temor a ser juzgados y sentenciados”.
Primero fue Garzón, después lo será Elpidio José Silva, y otro que tiene muchas posibilidades de que le pueda ocurrir lo mismo es el juez José Castro, el que lleva la instrucción del caso Urdangarín, y que pretende entender también en la participación de la Infanta Elena, pero esta por lo visto se va a librar porque, según los que tanto la defienden y lo que voy a decir es una simple apreciación mía ante los argumentos de los que dicen defenderla, es un alma de Dios que no se entera de nada, hay quien apunta que la están presentando ante los españoles como una ignorantona. Estos tres jueces, uno ya lo ha sido, Garzón, es posible que acaben siendo “retirados” de sus funciones como tales. Pero esto es solo el comienzo y lo que digo a continuación cualquier persona sensata sabe que no voy de decir ninguna tontería, se comienza por los ceses y se acaba, en un futuro no muy lejano, internando en prisión a cualquier juez que se atreva a meterse con los poderosos prohombres que hay en este país. Es muy posible que la cárcel no sea solo para los delincuentes, para los pequeños malhechores, claro, sino también para esos jueces que pretendan a toda costa mantener su profesionalidad y su dignidad personal.
Estamos asistiendo asombrados, pero totalmente impávidos, ante el hecho de ver a gobernantes que han llevado al país o a las comunidades autónomas donde han ostentado su presidencia, a la más miserable de las ruinas y como ejemplo voy a poner a Francisco Camps, un sujeto que anda por ahí disfrutando de la libertad y cobrando aún del erario público. Este individuo ha llevado a la Comunidad Valenciana a la ruina más atroz. Basta con leer los titulares de los periódicos para darse cuenta de la calamitosa situación económica que se vive en la Comunidad Valenciana y que nadie se llame a engaño: Esto viene de muchísimo antes de la actual crisis. Leemos en titulares: “La Comunidad (Valenciana) entra en el pelotón de las autonomías más pobres de España”. “La crisis relega de nuevo a la Comunidad (Valenciana) al grupo de regiones más pobres de España”. “La renta anual por habitante de la Comunidad (Valenciana) se desploma durante la crisis y cae 1.200 euros”. Evidentemente este desplome comenzó a hacerse patente antes de que se produjera lo que hoy está sucediendo. “La provincia (Alicante) bate récords de desempleo y cierra 2013 con una tasa de paro del 30%”. Esta decadencia comenzó muchos años antes de 2013. “La crisis acentúa la brecha salarial entre directivos y trabajadores”. “El poder adquisitivo de los gestores mejora un 3,4% y el de los asalariados se hunde un 4,79%”. Esto tampoco viene de anteayer, viene tiempos más lejanos, no olvidemos que el Partido Popular lleva 18 años de desgobierno, con una gestión económica de despilfarro terrorífica en la Comunidad Valenciana. Ahí están los grandes sueldos y dietas de los cargos ejecutivos y consejeros de la CAM y Bancaja y de todos los cargos públicos nombrados a dedo por Zaplana y por Camps a los que se puede calificar de proceso cancerígeno con una metástasis galopante que ha acabado, mejor dicho arrasado, con la economía de la Comunidad Valenciana. Si me apuran un poco yo diría que el saqueo ha sido enorme.
Y ahí están todos los responsables de la “masacre”, vivitos y coleando y paseando por la calle sin ningún pudor ni mucho menos cargo de conciencia alguna por su manifiesta incapacidad e inutilidad para gestionar y administrar con cordura y sensatez los dineros de los contribuyentes. Y todos, la mayoría de estos, siguen viviendo a costa del contribuyente, de los ciudadanos, cuando en realidad más de uno de ellos, única y exclusivamente por su manifiesta inutilidad y osadía al ponerse al frente de instituciones públicas sin estar ni tan siquiera mínimamente capacitados para desarrollar con una cierta, que menos, efectividad y garantía en lo que a gestionar los intereses de la ciudadanía se refiere deberían estar entre rejas. Pero para eso hace falta disponer de un mínimo de inteligencia y demostrado está que no disponían de ese pequeño requisito. Y para acabar: Habrá leído usted que en la Cortes Valencianas llevan cuatro meses al año de vacaciones. La última etapa es desde el 20 de diciembre hasta hoy y se espera que la cosa se alargue tres semanas más, y el presidente Fabra lleva sin comparecer en Las Cortes Valencianas desde el 28 de noviembre. En cualquier caso tampoco es muy necesario porque no creo que tenga algo mínimamente positivo que comunicar. En todo caso queda claro que a más de ineptos son unos gandules irresponsables. Los hechos lo demuestran.
En fin, los que arruinan a la sociedad, a la ciudadanía, están en la calle y los jueces, tal y como se están desarrollando las cosas más bien los veo en la cárcel. Si no hay jueces no hay condenas y algunos se podrán dedicar al robo y al pillaje sin el menor temor a ser juzgados y sentenciados.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s