Es mucho trabajo

EL CRISOL – Pascual Mogica Costa
pascualmogica2
“Lo que hay que ver, oír y aguantar de unos cuantos catetos que nos han tomado a todos los españoles por gilipollas”.
Son innumerables las veces que he dicho que en el caso Bárcenas, lo de los sobresueldos a altos cargos del Partido Popular iba a quedar en nada y al final va a resultar que así puede llegar a ser. El único “pagano” será Bárcenas.
Por un lado Hacienda dice que ni el PP ni Rajoy cometieron delito fiscal. El informe emitido concluye afirmando que los supuestos pagos a altos cargos ocurridos en el año 2007 estarían prescritos mientras que la cantidades de 2008 no serían delito porque no superaron la cantidad establecida para serlo, dicha cantidad debería ser superior a los 120.000 euros en un mismo año. Con respecto a la cantidad límite, 120.000 euros, hay que recordar que fue durante el Gobierno de Aznar cuando se elevó y fijó la misma. Esto puede dar lugar a que muchos piensen que lo que sí hizo con esta modificación fue “preparar” el “bote de salvamento”, puede que sean especulaciones mías pero es que visto lo que ha ocurrido después de esa modificación de Aznar, todo se podría dar. Posteriormente, en mayo de 2012, el Gobierno de Rajoy modificó la prescripción del delito fiscal que hasta entonces era de cinco años prolongándola hasta los diez años, pero esto no tiene carácter retroactivo y todo lo que se haya podido dar en el seno del PP, sobresueldos e ingresos irregulares, su prescripción está dentro de los cinco años. La verdad es que ni haciéndolo a posta podrían “encajar” mejor las piezas de este puzle.
Por otro lado y en lo que respecta también al caso Bárcenas, hay que decir que, en mi opinión, la Fiscalía tampoco demuestra mucho entusiasmo a la hora de investigar este asunto, tanto es así que ha rechazado por “inútil, impertinente y perjudicial” la petición realizada por la asociación Observatorio DESC para que el Ministerio de Fomento entregue los expedientes de los concursos entre 1990 y 2012 que suscribió con doce empresas que figuran como donantes en los llamados “papeles de Bárcenas”, argumenta Hacienda, en escrito remitido al juez Pablo Ruz, este rechazo manifestando el fiscal Antonio Romeral, que “el número de expedientes solicitado por esta parte superaría los 2.000, por lo que la recopilación, copia y posterior examen de tan ingente cantidad de documentos comporta el empleo de numerosos funcionarios y el retraso en la instrucción por un tiempo no definido pero desde luego superior al año, en el mayor de los casos”. Ante esta manifestación del fiscal uno, como ciudadano de a pie, se pregunta si lo importante es hacer las cosas deprisa y corriendo, al parecer ahora les ha entrado la prisa a algunos, o revisar concienzudamente todo aquello que pueda contribuir a dar la mayor transparencia y rigor a un asunto que es merecedor de ello.
Antes he mencionado la palabra “rigor” y es que ya me escama la frivolidad con que algunos se han tomado este asunto hasta el punto de que en uno de los programas de debate de La Sexta, uno de los periodistas que normalmente casi siempre, defienden todo lo que hace el bolero de Rajoy, descubrió y describió en menos un minuto como se gestó todo lo relacionado con el caso Bárcenas, el “informador” dijo que a lo largo del tiempo Luís Bárcenas fue colocando a su gente como concejales en determinados ayuntamientos y mientras el “ordeñaba” a las empresas “donantes” esos concejales se encargaban de facilitar el que estas empresas fueran las “agraciadas”. Así de sencillo. Puestos en ello el juez debería preguntar a Bárcenas quiénes son esos concejales y una vez sabida esta cuestión solo habría que procesar a Bárcenas y a esos ediles y con ello asunto zanjado. Fácil ¿no? Lo que hay que ver, oír y aguantar de unos cuantos catetos que nos han tomado a todos los españoles por gilipollas. En cualquier caso los sobresueldos cobrados por cargos públicos del PP ya sean pagados con dinero obtenido, presuntamente, de forma irregular o bien del dinero que legalmente dispone el partido de la derecha, ya casi me da lo mismo. Está claro que el PP y el resto de partidos reciben, sobre todo los mayoritarios, importantes subvenciones del Estado, para 2014 las han aumentado en un 28%, de los contribuyentes, y me sienta fatal como ciudadano el que cuando todos lo estamos pasando muy mal unos “señores” cobren un sobresueldo, sobre un sueldo ya de por sí más que deseable para el resto de españoles, máxime cuando ese dinero es dinero de todos.
Y acabo diciendo algo que hace tiempo siento ganas de manifestar, pero que al ver estos días pasados en la TV de los obispos, al expolicía José Amedo, me lo recordó. El caso es que en el Partido Popular no se cansan de decir que el PSOE cree más a un delincuente como Bárcenas que a Mariano Rajoy. Esto choca con el hecho de que cuando el caso del GAL el Partido Popular creía más, y sigue creyendo, lo que decía un delincuente como José Amedo que a Felipe González. Dicho queda.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s