UNA BANDERA, UN PUEBLO… ¿Y EL LÍDER? de Loquillo

Dicen que fueron 90.000 personas, armadas de banderas independentistas, las que llenaron el Nou Camp el sábado pasado. 90.000 son muchas caras y muchos ojos, no creo que fueran al campo obligadas por ningún partido ni institución, fueron desde sus casas y pagando su entrada, o sea que fueron libremente. No sabemos si la bandera estaba incluida en el precio de la entrada. 90.000 almas son muchas almas, lo son también en un partido de fútbol o en un concierto de Coldplay. Si van armadas de banderas es otra cosa claro, pero las cifras son las cifras. Quien se pica, ajos come.

Digo esto porque los que fueron al Nou Camp son libres de hacerlo, lo que a mí me pica no es que fueran, sino por qué, para qué y quiénes fueron los que organizaron la fiesta de la libertad catalana, en medio de un debate sobre la independencia, que a estas alturas de la intoxicación política le aporta un cierto olor a podrido patriótico y que recuerda otros fastos con banderas, a los que también se acudía con libertad.

Las teorías de marketing político son antiguas, pero se revisan mucho, se actualizan, se hacen comparativas: a unos les recordará a los cachorros de la kale borroka y a otros, a las películas de Leni Riefenstahl.

Yo me pregunto con falsa inocencia dónde quedan los artistas, que los hubo de todos los colores, que participan en estos acontecimientos que van más allá de la nostalgia musical de un pueblo y que actuaron por amor al arte. Las entradas que costaban entre los 10 y los 150 euros, ¿cubrían únicamente los gastos de infraestructura y alquiler del Nou Camp?

Meses antes del concierto, fui invitado a participar, pero en mi agenda ya estaba cerrada esa fecha. Sin embargo, mis preguntas fueron: si lo organiza la siniestra Omniún Cultural, si se venden 90.000 entradas, si los músicos no cobramos nada y emiten el concierto en una tv pública que pagan los ciudadanos de Catalunya, sean nacionalistas o no. Si todos los artistas cantan una canción del mismo autor, ¿qué pasa con los derechos de autor y de emisión? ¿Quién los cobra? ¿Los cede el autor a la causa de la libertad? ¿Le pagan la jubilación? ¿No se había jubilado ya anteriormente? Si es así el enunciado del concierto, ¿no debería haber sido otro, por ejemplo…un concert per Lluis?

La libertad es la facultad que tiene el ser humano de obrar o no obrar según su inteligencia y antojo, el sábado la ejercieron los 90.000 que fueron al Nou Camp, mis preguntas y mi reflexión están hechas desde esa misma facultad.

 

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/lanavedeloslocos/2013/07/05/una-bandera-un-pueblo-y-el-lider.html

 

One thought on “UNA BANDERA, UN PUEBLO… ¿Y EL LÍDER? de Loquillo

  1. nuncamàis

    Pobre Loquillo! Com és de dur perdre la batalla! I quantes incongruències fa dir aquest fet INCONTROVERTIBLE. La lluita pel dret a decidir és ja una força còsmica com un sunami que no és pot evitar.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s