El pupitre

EL CRISOL – Pascual Mogica Costa
pascualmogica2
“Menos mal que en un pupitre no caben más que dos personas, en la academia en la que yo estudié los pupitres eran dobles y cabíamos seis a cada lado, porque si Aznar llega a estar en uno de estos no quiero ni pensar la que se hubiese podido liar si los hubiera llegado a “colocar” a todos. ¡Qué peligro!”
Dice que “hace más el roce que el parentesco”, desde luego la convivencia es fundamental para establecer un nexo de unión o de buen entendimiento entre distintas personas, pero a la vista de ciertos hechos uno llega a pensar que no hay nada como compartir un buen pupitre para que se genere una buena amistad, una afinidad sobre la forma de ver las cosas y una confianza mutua y sobre todo la enorme posibilidad de que ello pueda acabar en una prosperidad económica para ambas partes o en el peor de los casos para una de ellas.
Recordará usted, querido lector, cuando gobernando Aznar este colocó al frente de Telefónica a su compañero de pupitre Juan Villalonga, esto fue en 1996, y lo que este prosperó económicamente gracias a las “stock options”, opciones sobre acciones, que al poco de la entrada en dicha entidad del compañero de Aznar se repartieron entre cien directivos de Telefónica y que suponían un reparto no equitativo de 45.000 millones de pesetas entre este centenar de ejecutivos. Un titular de periódico señalaba el 10-11-1999 “Almunia ve el mayor escándalo de los 90 en las “stock options”. El entonces vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Rodrigo Rato, el “campanero de Bankia” son innumerables las ocasiones que le hemos visto en televisión sacudiendo el badajo de la campana con motivo de la entrada en Bolsa de Bankia, la salida armó mucho más ruido, Rato decía el 21-11-1999: “Los premios a los directivos son necesarios”. Pero los obispos se mostraban más contundentes, el 24-11-1999: La Conferencia Episcopal, por medio de su portavoz, José Asenjo, condenaba el “enriquecimiento súbito y espectacular” de los directivos de Telefónica y tachan de ofensivas y amorales las “stock options”. El 17-06-2000 la prensa daba cuenta de que “Villalonga obvió a la CNMV y no publicó la compra de “stock options”. 8-04-2000: Titular de un periódico: “Cien directivos de Telefónica cobrarán 71.703 millones por las “stock options”. Otra titular: “Villalonga gana 1.527 millones de pesetas netos por el primer plan de opciones sobre acciones”. Se refiere a las “stock options”. 6-08-2000: Comentario en un periódico: “Aznar fracasó cuando pidió a Villalonga, en plena campaña de las elecciones del 12 de marzo, que renunciara al cobro de su multimillonario premio en forma de opciones sobre acciones”. Su recomendado le dijo aquello de “tururú que te vi” y “Santa Rita, Rita, Rita lo que se da ya no se quita”. 31-03-2006: Algunos medios de comunicación anunciaban que “Villalonga puede comprar el Liverpool”. Se hablaba de que había ofrecido 63 millones de euros. Señalar también que tuvo la intención de presentarse para ocupar la presidencia del Real Madrid. Hay que ver de lo que puede dar de sí un pupitre, porque en lo de Terra, el portal de Telefónica en Internet, tampoco le fue nada mal.
Posteriormente fue otro compañero de pupitre de Aznar, Miguel Blesa, el que fue sentado por el entonces presidente del Gobierno, ambos estudiaron juntos para ser inspectores de Hacienda, fue “colocado” en Bankia, no le fue mal hasta que un juez decidió que ingresara en prisión, pero fue cosa de un día ya que al parecer no ha tenido dificultades para depositar la fianza de 2,5 millones de euros y ya fue puesto en libertad, todo ello por haber ocasionado en su día una pérdida de 500 millones de euros a la entidad que presidía como consecuencia de la compra del City National Bank de Florida, al parecer pagó el doble de lo que el banco USA valía dada su delicada situación. El sindicato Manos Limpias, cree posible que presumiblemente Blesa, percibiera una comisión de 100 millones de euros por llevar a cabo esta operación. A lo anteriormente dicho hay que añadir el crédito de 131 millones de euros concedido al que fuera presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y a su familia y que ha ocasionado un importante y grave quebranto a la entidad bancaria que presidía. Es una forma como otra de rematar una faena.
A todo esto hay que decir que el también compañero de pupitre de Aznar, al igual que lo fue Juan Villalonga, percibió entre 2007 y 2010 como presidente de Bankia 12,44 millones de euros entre sueldo e indemnización. Tuvo suerte, después de dejar “coja”, más bien en una silla de ruedas, a Bankia aún le indemnizaron cuando lo cesaron. Menos mal que en un pupitre no caben más que dos personas, en la academia en la que yo estudié los pupitres eran dobles y cabíamos seis a cada lado, porque si Aznar llega a estar en uno de estos no quiero ni pensar la que se hubiese podido liar si los hubiera llegado a “colocar” a todos. ¡Qué peligro!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s