¿Groucho asesor laboral del PP?

EL CRISOL – Pascual Mogica Costa
pascualmogica2
“Ante lo que Cospedal intentaba explicar, por un momento pensé si sería Groucho Marx el asesor laboral del Partido Popular, pero Groucho hace muchos años que falleció y no podía ser.”
Cuando el pasado día 25 escuchaba a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, intentando explicar a los periodistas el contrato de Luís Bárcenas, me vino a la memoria aquella escena de la película “Una Noche en la Opera” interpretada por los Hermanos Marx, en la que Groucho Marx le leía a su hermano Chico aquel contrato rocambolesco que decía aquello de: “La parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte”. A Chico no le parecían bien algunas de las partes de aquel contrato y con sus propias manos lo iba recortando y tirando los trozos de papel al suelo. Ante lo que Cospedal intentaba explicar, por un momento pensé si sería Groucho Marx el asesor laboral del Partido Popular, pero Groucho falleció hace muchísimos años y no podía ser, pero si cabía pensar que alguien se había inspirado en él a la hora de redactar el contrato con Bárcenas. Cada vez que en el PP se habla de este contrato dicen una cosa distinta al parecer, como hacía Chico, alguien lo recorta pero le pone nuevas clausulas o le da un sentido diferente.
Cuando todos pensábamos que, desgraciadamente, ya conocíamos la reforma laboral de Rajoy en lo que a contratos y despidos se refiere, resulta que está incompleta, a la ministra de Desempleo, Fátima Báñez, se le olvidó incluir la modalidad del “Contrato Simulado” que ya en 2010, según Cospedal, puso en práctica el PP, cuando aún no estaba en el Gobierno, al dar de baja a Bárcenas y al mismo tiempo hacerle un contrato de trabajo. Al parecer esto de la “simulación” va parejo con aquello de “no es lo que parece”. O sea, es un contrato pero no lo es. Algo parecido a aquello de “la parte contratante de la primera parte…”. No sigo porque me voy a liar como Cospedal cuando intentaba “meterle la pirula” a los periodistas. A todo esto los expertos en temas laborales dicen que esto del contrato “simulado” supone una infracción grave.
Lo del contrato “simulado”, no es nada nuevo, ya lo pusieron en práctica algunos empresarios hace años dando de alta en sus empresas a familiares y amigos para que el día de mañana pudieran disfrutar de una pensión, ante esto yo no tengo nada que objetar, que no haríamos por favorecer a un familiar o a un buen amigo, hay que tener en cuenta que somos humanos, si me apuran yo diría que me parece hasta normal. Lo que ya no me parece tan normal es que a estos familiares y amigos a los que por cierto no se les veía por el centro de trabajo, cada cierto tiempo se les “despidiera” o finalizaran el contrato y pasaban a cobrar la prestación por desempleo con cargo al dinero público y que durante su estancia en el paro la empresa se ahorraba salarios y cotizaciones a la Seguridad Social. A esto hay que añadir que estos familiares y amigos que no aparecían por el centro de trabajo, también se les pagaban, con cargo a la Seguridad Social, las bajas por enfermedad. Obvio es decir que cuando se les acababa el paro se les volvía a contratar. Y así una y otra vez hasta que se descubrió el pastel. También existía aquello de que cuando una empresa cerraba y se declaraba insolvente, el empresario solía declarar ante la Magistratura de Trabajo que aquellos que demandaban a la empresa, que en muchos casos eran parientes y amigos del empresario, porque no se les había dado de alta pero que llevaban varios años trabajando para ese empresario, sí era cierto que habían trabajado para él, con lo cual estos familiares y amigos pasaban a cobrar el despido y los salarios pendientes y de tramitación con cargo a los fondos del Fogasa sin saber ni donde se hallaba ubicado el centro de trabajo. Aquello también se acabó. Creo.
De todo esto que está ocurriendo me llama la atención el hecho de que algunas personas relacionadas estrechamente con el Partido Popular están tocadas por la Gracia Divina y “anden” bien de dinero. A unas se les ha dado el don divino de que el marido sea un experto en inversiones bursátiles, no uso el concepto de “experto en la bolsa” porque se puede prestar a malignas interpretaciones, y la esposa una gran entendida en arte. También hay alguna otra persona que goza del mismo privilegio divino que ha comprado en distintas ocasiones décimos de la Lotería Nacional y ha sido agraciado varias veces con el premio gordo. “Arrimarse” al PP es como tocar el cielo.
Acabo de leer lo último sobre Bárcenas. Este se ha querellado contra el PP por “despido improcedente” ya que, según él, fue contratado como asesor en marzo de 2010 hasta el 31 de enero pasado y que ha sido despedido sin su consentimiento. Tanto Cospedal como Floriano, han quedado con el trasero al aire, lo siento por la señora, ya que estos han afirmado por activa y por pasiva que Bárcenas fue dado de baja en 2010 y que el dinero que ha venido percibiendo mensualmente durante en estos dos últimos años no era un salario sino un “pago diferido” como indemnización. ¡Ay, ay, ay, ay! Que trabajos nos manda el señor…

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s