La Rosa del Azafrán

EL CRISOL – Pascual Mogica Costa
pascualmogica2
Se dice que los dichos, los refranes, las frases y las leyendas, están inspirados todos ellos en la realidad de la vida, en cosas que en verdad sucedieron.
Así nos encontramos con aquello de “Tócame Roque”. Esta solicitud la hemos podido comprobar recientemente en la persona de la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho. Denunció que había sido espiada y posteriormente los que tal cosa hicieron han manifestado que ella estaba al corriente de que se iba a instalar un micrófono para escuchar su conversación con otra persona. “Mamá, Roque me está tocando”. “Tócame Roque, tócame”.
Nos encontramos también con aquello de que: “Aunque a la mona la vistan de seda mona se queda”. El ministro de Justicia, Alberto Ruíz Gallardón, cambiará el término “imputado” por el de “encausado” o “investigado”. El motivo no es otro que el de frenar el desgaste judicial del PP. Se defina como se defina, el vulgo seguro que dirá eso de que “aunque a la mona la vistan de seda, mona se queda”.
Ahora nos vamos a eso de: “Dime de qué alardeas y te diré de qué careces”. En el Debate del Estado de la Nación, Rajoy dijo que era una insidia el asegurar que en España estaba generalizada la corrupción. Una encuesta del Instituto Elcano ha dado como resultado que el 50% de los encuestados cree que España es más corrupta que Marruecos, China, Grecia o Italia. Más dignidad y menos códigos.
“Evita la ocasión y evitarás el peligro”. El Gobierno de Rajoy ha apostado por el “mini-job”, esto está siendo muy criticado, en mi opinión injustamente porque este tipo de trabajo contribuye a garantizar la buena salud de nuestros jóvenes, no porque sea un mini trabajo sino porque con el sueldo que por él les dan no tienen ni para tabaco con lo cual se aleja el riesgo de contraer alguna de las terribles enfermedades que causa esta “droga” legal.
“Mejor no menearlo”. Esta máxima se podría aplicar a los delitos que prescriben y que nadie sabe porqué. Un delito cometido sigue siendo un delito de por vida. Yo creo que se debería aplicar esa otra de que “el que la hace la paga” lo pillen cuando lo pillen.
“Más pan y menos manteles”. En estos días alguna formación política anuncia la implantación de un “Código Ético” a fin de que sus cargos tanto institucionales como orgánicos, observen una conducta intachable. En el PP primero Aznar y después Rajoy, pusieron en funcionamiento este código, pero ya vemos como está el patio. Aquí también se podría aplicar eso de que “el hábito no hace al monje”.
“La mentira tiene las piernas muy cortas”. Federico Trillo, anda por las islas británicas gobernadas por “Cameron de la Isla”, representándonos, para mayor escarnio, a todos los españoles. Este, Trillo, fue quien dijo aquello de que lo del caso Gürtel era una confabulación de Rubalcaba, que estaba utilizando a la policía y a los fiscales obligándoles a emitir informes falsos para perjudicar al PP. La “confabulación” ha resultado ser, a expensas de lo que resulte lo de Bárcenas, el mayor escándalo de corrupción de la democracia.
“Se han juntado el hambre y las ganas de comer”. Nunca como en estos tiempos se ha puesto tan de manifiesto y con tanta claridad, lo que quiere decir esta frase o dicho. En la actualidad el hambre está representada por la crisis y las ganas de comer personalizadas por los corruptos.
“¿Porqué no te callas?” El ministro Cristóbal Montoro, ha criticado el que los actores españoles que trabajan en el extranjero tengan el dinero que ganan fuera de España. Por lo visto aún no se ha enterado de que un “empleado” de su partido, el PP, tenía 22 millones de euros en Suiza. Sin haber trabajado en ese país. El saber callar a tiempo es una virtud, aunque claro, se trata de Montoro. No se le pueden pedir peras al olmo.
Por último aquello de: “Dios los cría y ellos se juntan”. Los voceros del Partido Popular, Carlos Floriano y Esteban González Pons, han decidido pasarse al campo de la música y de la literatura. En lo que respecta a la música a diario se les puede escuchar cantar esa canción que cantaban las espigadoras en la zarzuela conocida como “La Rosa del Azafrán” y que en una de sus estrofas dice así: “¡Ay, ay, ay, ay! Que trabajos nos manda el señor…” Cospedal también la canta. En lo referente a la literatura llevan ya varios meses escribiendo un libro al que piensan dar el título de “Mil formas distintas de hacer el ridículo”. Seguro que será un éxito. Conocen bien la temática.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s