LA SANIDAD Y LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN DE CDC LLEGAN AL WASHINGTON POST

Alfons Quintà
‘The Washington Post'(WP), el diario de más difusión en la capital de los Estados Unidos, se ha ocupado de la sanidad catalana y de la libertad de expresión en nuestro país. Ha publicado una larga información sobre la originariamente modesta pero muy activa revista de Blanes ‘Cafè amb llet’, que desde hace meses está denunciando el funcionamiento del sistema sanitario catalán. Hace poco fue condenada a pagar una indemnización de diez mil euros.La acción judicial había sido instada con una demanda presentada por Josep Maria Vía, figura muy destacada de CDC, antiguo secretario del gobierno de la Generalitat bajo Jordi Pujol, miembro muy activo del poco activo consejo asesor en sanidad de Artur Mas y dado muchas veces como posible conseller de Salud. También es presidente del consejo rector del Hospital del Mar, por designación de la Generalitat. Además, Vía publicó, firmando conjuntamente con el antiguo conseller de Sanidad Xavier Pomés, un artículo que proponía cambios en sanidad aun más severos que los efectuados por el conseller Ruiz y por el dimitido Josep Prat. Nadie había (ni todavía ha) llegado tan lejos.
Los editores-propietarios de “Cafè amb llet”, Marta Sibina y Dante Albano, habían acusado a Via de enriquecerse, pudiendo perjudicar a la sanidad catalana. El WP, el diario más influyente de los Estados Unidos, después de ‘The New York Times’, destaca que Sibina y Albano, “al no querer ser callados por las leyes de libelo españolas, los dos respondieron creando aun otro vídeo explicando por qué tenían razón”.Añade que “en el vídeo, titulado ‘El mayor robo de la historia de Catalunya’, la pareja critica lo que ellos ven como ‘una falta de transparencia en el sistema de atención sanitaria pública de Catalunya’ y la  aparente mala gestión del dinero de los contribuyentes”. El WP también destaca que los dos editores citados denunciaron que habían encontrado un “enorme caos” en los hospitales catalanes, incluyendo “pagos clandestinos por valor de 209.000 euros a un miembro local del Parlamento”(catalán).El gran diario norteamericano afirma que “las alegaciones de corrupción llegan en un momento sensible para el gobierno catalán, cuando el líder regional, Artur Mas, ha convocado elecciones anticipadas, para el 25 de noviembre, y busca ganar la mayoría absoluta, para luchar por la independencia de Catalunya”.Sensibilidad universal por el derecho a informar
En los Estados Unidos hay una extrema sensibilidad por el tema de la libertad de prensa en todo el mundo. Es un principio constitucional básico, severamente aplicado, como un criterio muy compartido por toda la sociedad, todos los partidos y los grandes medios. Una imputación de violación del derecho a la libertad de expresión es definitiva, en cuanto a imagen de una posición política o de un país. Por otro lado, el WP fue el medio que sacó el escándalo Watergate, que costó la presidencia a Richard Nixon.

Es una obviedad decir que la mayoría de los miembros de las dos cámaras del legislativo norteamericano leen el WP cada mañana, mientras desayunan. Por supuesto, la noticía habrá sido leída y archivada por los funcionarios del Departamento de Estado que se ocupan de política española y europea. Asimismo, todos los ministerios de asuntos exteriores europeos siguen de cerca y diariamente lo que publica el WP y ‘The New York Times’. El efecto político en contra de Mas resulta obvio. Si además se añaden las definitivas declaraciones de la comisaria europea Vivian Reding y la gélida acogida que tuvo en Rusia, hay que preguntarse ¿qué conejito internacional se puede sacar Mas del sombrero? ¿Las islas Fiji?

Más de un millón de visiones
El efecto de todo ello no es nada minúsculo. Hay que destacar que el sábado a las cuatro de la tarde ya había habido en Youtube un millón doscientas mil visiones del vídeo de ‘Café amb llet’ sobre este tema. No parece que esto lleve a ningún incremento del voto de Mas, para decirlo ‘animus iocandi’, es decir, haciendo coña.

También hay que destacar –aconsejando vivamente su lectura– que el artículo del WP ha provocado ocho comentarios, todos ellos espectacularmente críticos contra la gestión sanitaria y el ejercicio del derecho a la libertad de expresión bajo la Generalitat de Artur Mas. Muchos norteamericanos se habrán echado las manos a la cabeza al leerlos. Algunos no se lo podrán creer, a pesar de ser verdad.

Uno de los comentarios afirma: “Los dos partidos dominantes en Catalunya, CiU (ahora el partido en el poder) y PSC, están acostumbrados a esconder su corrupción y los frecuentes robos (“robberies”, en inglés) a base de mantener a los medios (de comunicación, “media”, en inglés) bajo su control, por medio de subvenciones (“grants”, en inglés) públicas”.

Mas, tapando con la bandera la mala gestión
Otro comentario sostiene: “¿Es ésta la LIBERTAD que ellos están dispuestos a darnos una vez ellos (sic) hayan conseguido su (sic) estimada independencia? ¿Seria ésta un paraíso como éste? Esto es una locura, jugando con las esperanzas del pueblo catalán, decepcionando a la mayoría de aquellos que en realidad han sido de hecho engañados y estafados (“cheated”, en inglés)”. Finalmente, un cuarto comentario lo expresa con claridad meridiana: “Artur Mas, el candidato del sufrido nacionalista y el actual presidente del gobierno regional, está tapando su mala gestión (“mismanagement”) con la bandera catalana, con una agenda secesionista”.

Un divertido twitter que corre por la red (Dani Chicano, @Xiquein) muestra mucho ingenio para describir un hecho obvio: “No creo –tuitea– que Artur Mas se refiriera exactamente a esto (lo que expone el WP) cuando dijo aquello de internacionalizar el conflicto” (catalán). Otro twitter (@Joan Canela) afirma: “Parece que para enterarse de lo que pasa en Blanes los de ‘La Vanguardia’ leen el Washington Post”. Un tercero (@Josep Garcia Vázquez) tuitea: “Muy sintomático que tengáis que salir en el ‘Washington Post’ para que en Can Godó (alusión al propietario de ‘La Vanguardia’) se enteren de que lo que denuncian es noticia”.

La conselleria lo celebra por poco tiempo
Inicialmente, la sentencia civil contra ‘Cafè amb llet’ generó entusiasmo en la cúpula de la Conselleria de Salud, en los clanes de poder de la sanidad privada concertada muy próximos a CDC y en el entorno del presidente de hecho del Colegio de Médicos de Barcelona, Jaume Aubia, miembro crucial de la “CDC de los negocios”. Lo puso de relieve una intervención de un seguidor suyo en una reciente asamblea de compromisarios. Cuando escribo de sanidad no olvido nunca a los muchos abogados que pueden estar lícitamente contratados para, de entrada, leerme. El único tema que a mí, que también soy abogado, me puede llegar a interesar es con qué dinero, público o privado, eventualmente se pueden pagar las preceptivas minutas.

No sé sabe si con ocasión de la sentencia lograda por Via los acabados de aludir bebieron champán. Han tenido poco tiempo para celebrarlo. Ahora quizás preferirían una tila. En efecto, Mas, Ruiz y Mas-Collell organizaron (se organizaron) un viaje a los Estados Unidos, con el principal objetivo (nunca confesado, pero expuesto por este diario) de ponerse en contacto e intentar establecer una colaboración con Kaiser Permanente, un inmenso consorcio privado de gestión de la atención sanitaria, con cerca de nueve millones de miembros. Todo indicaba que Kaiser no estuvo en absoluto interesada en nada. Al ser, indudablemente, lectora del WP, parece probable pensar que Kaiser lo estará todavía menos.

El gran tema de Qatar y el Clínic
También está claro que el artículo no favorecerá a la inversión de capital –capital riesgo– de Qatar en la inefable y oficialmente secreta privatización del Hospital Clínic de Barcelona. También en Qatar leen el WP. Por lo tanto, estamos ante un fenómeno más del poder de las redes de Internet. No sé si Mas continuará soñando que con una TV “soviética”, que diría Joan Ferran (es decir, TV3) y con una prensa subvencionada hasta el delirio, a pesar de los criterios de la Unión Europea, es suficiente para hacer comulgar con ruedas de molino a todo un país.

Poniendo un ejemplo relativo a un contexto diferente, Moammar el-Gaddafi, Hosni Murabak y Zine EL Abidine Ben Ali tampoco supieron ver que hoy la verdad tiene otros caminos para expandirse. Que así sea, ahora mismo, en nuestro país.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s