LA HOJA DE RUTA POLÍTICA DEL EMPRESARIADO CATALÁN por Xavier Salvador

Dicen los independentistas irredentos que España cultiva la cultura del miedo para frenar el proceso secesionista. Tienen razones cuando se escucha hablar desde Madrid de tanques, de generales de la Guardia Civil, de quiebra absoluta, de expulsión europea… Son las únicas razones veraces y objetivables que tienen los partidarios de la ruptura para quejarse. Son razones ciertas e impropias de un país democráticamente avanzado.

Apelar desde la capital de España a esos supuestos ogros es una estupidez propia de quien no entiende lo que sucede y prefiere agitar e impulsar la cultura del miedo. Hacerlo es innecesario y propio de unos indocumentados. El miedo está instalado en lo más profundo e influyente de la sociedad catalana. Es decir, en su aristocracia empresarial. No es miedo, perdón, es auténtico pavor lo que circunda la situación política en estos momentos. Y no les faltan razones para estar inquietos, aunque hasta ahora sólo José Manuel Lara haya osado, de forma valiente y sorprendente, poner esos argumentos sobre la mesa.

Catalunya cuenta con dos grandes patronales. Foment del Treball, el brazo armado de la CEOE en Barcelona, representa a las empresas y sectores de mayor tamaño. Aquí el pánico es mayúsculo. Sus dirigentes están literalmente aterrados de lo que pueda acontecer en política en los próximos meses. Todavía se ven con fuerzas para controlar e influir en los procesos, pero el susto va por dentro. También hay que referirse a Pimec, donde coexisten pequeñas y medianas empresas y sectores de menor tamaño. En esta patronal hay algo más de diversidad de opiniones pero, en cualquier caso, prevalece todavía una mayoría que prefiere que la independencia sea solo una posibilidad en el horizonte pero a muy largo plazo.

Pero los grandes de verdad, aquellos a los que les tiemblan las piernas con el rumbo de los acontecimientos, han decidido tomar cartas en el asunto. Pongamos por caso que las dos grandes entidades financieras, las filiales y compañías de servicio multinacionales, algún editor, cavista, bodeguero… han decidido poner firme a Artur Mas. Antes de las elecciones mantendrán un encuentro privado y discreto con el candidato de CiU a la reelección. El mensaje es claro: no va más. Temen por sus negocios, sus concesiones, su capacidad de generar recursos en otros puntos de España y no están dispuestos a permitir más experimentos con la política de salón.

Podrá parecerles determinista y oligárgico, pero serán esos poderes quienes pararán el proceso independentista. Todos ellos cuentan con que Mas es un pragmático. Y están convencidos, incluso hasta le votarán, de que ganará las elecciones. Por eso han comenzado a moverse en Madrid ante Mariano Rajoy y ante otros miembros del Gobierno. Parece probable que se les acabe convenciendo de que es necesario un acuerdo equivalente al pacto fiscal. Que Mas necesita regresar a Barcelona con un triunfo para salvar su carrera política y frenar las ínfulas independentistas de una parte todavía desconocida de la sociedad catalana.

En Madrid han pasado de la preocupación al desasosiego y no parece difícil que esos enviados especiales del empresariado catalán regresen con el placet para su hoja de ruta. Así, Mas podría gobernar la primera parte de la futura legislatura con el éxito de la mejora financiera y aplazar a la segunda parte la convocatoria de un referéndum independentista. ¿Y cómo se soluciona lo segundo?

Existe un precedente: Felipe González y la consulta sobre la OTAN. Nadie duda de que la convocatoria del plebiscito, con Mas defendiendo que todavía no es el momento de apostar por la independencia plena, con un argumentario donde primen los contras a los pro sería suficiente para tumbar las ansías secesionistas de una parte de la población con comportamientos gregarios del poder establecido.

Un no en el referéndum y un buen acuerdo financiero en el bolsillo daría para 10 años de estabilidad política entre Catalunya y España. Conllevancia, que diría Ortega y Gasset, pero también pragmatismo catalán, el que emana de las grandes corporaciones empresariales, que ya han empezado a notar en su actividad diaria algunos atisbos de boicot a su negocio. Y, en tiempo de crisis, no está el horno para que se quemen los bollos…

Lo dicho, tomen nota de estas líneas, no diferirán mucho de lo que nos espera.

http://www.economiadigital.es/es/notices/2012/10/la_hoja_de_ruta_politica_del_empresariado_catalan_33724.php

9 thoughts on “LA HOJA DE RUTA POLÍTICA DEL EMPRESARIADO CATALÁN por Xavier Salvador

  1. Posiblemente el autor del artículo, y siendo un comentarista económico, tenga algunas fuentes que a nosotros se nos escapan e ignoramos.
    Lo único cierto es que ya se están detectando a nivel estatal, incluyendo Catalunya, movimientos de depósitos, en un sentido u otro.
    Yo no tengo nada contra los independentistas Eduard, es una forma de entender el país, su país, pero me gusta que lo que se escribe sea como mínimo lo más imparcial posible y se den todos los datos implicados.
    El otro día se presentó una encuesta en La Vanguardia, auguraba una mayoría absoluta de CiU, y una movida a la baja en todos los demás partidos, el tema es que se presentó en el croquis los datos de los posibles votantes, pero pasó por alto los que no lo tenían decidido y quienes no sabían. Esos posibles votantes representaban casi un 50%, esa no es a mi modo de entender una forma de presentar un resultado.
    Esa es mi opinión

  2. Jo no t’he dit que mentissis, Xavier.

    Per això mateix, si només ha respost un 11% en quin criteri es basa l’articulista per a dir que “els empresaris” posaran a ratlla al Mas?. Això és com especular per part d’ambdues parts sobre el resultat d’un referendum per la independència, fins que no s’ha obert el meló no se sap si esta madur o verd. Qui la te la bola de cristall?. El millor de tot és el que hem dit tantes vegades que obligarà a les dues parts, be a les tres ja que el PSC amb la seva tercera via està discutint coses diferents que la resta, a explicar-se, a argumentar a aclarir. A la UE a definir-se sobre el papu de la permanència o no a la UE, al euro …..potser Escòcia ens farà part de la feina, tot i que crec que allà guanyaran els partidaris de la unió.

    Sincerament jo no crec que tot això s’acabi reconduint, excepte si el proper 25N els resultats representen el que no va poder ser en la manifestació del 12O o si CiU, ERC, CUP e ICV i els altres partits pro referendum que es puguin presentar, no tenen majoria, aleshores si que forçaria a una altra estratègia que inclouria l’acord entre els dos governs.

    Hi han coses que s’estan movent en el govern d’Espanya en la via del que ha fet el gover d’Anglaterra però ara no és moment de moure fitxa, primer s’ha de establir l’escenari polític i a partir del 26N veurem coses realment impensables ara mateix, en relació al PP i al govern d’Espanya, repeteixo si els partits pro referendum acaben guanyant.

    Salut i €

  3. Eduard, normalmente nunca miento, tan solo interpreto y deduzco sobre lo que veo y leo.
    Imagino que eso tantos por ciento serán referidos a la encuesta de la CECOT, pero te has olvidado de que tan solo contestaron un 11% y de ese 11% un 53% estaba a favor de esa posible independencia.¿Realmente consideras que esa encuesta tiene validez?
    Las empresas no votan es cierto, pero es el lugar donde la gente trabaja y donde nos ganamos la vida, y eso en este momento es básico para muchos. Es más yo estoy plenamente convencido de que habrá acuerdo entre Generalitat y Gobierno, no será ese pacto fiscal a la vasca pero si que será una componenda buena para los dos.
    Saludos.

  4. Va a favorecer en el caso de que la gente los vote. SI además los partidos del entorno de ERC, que gran cagada la suya, se pusieran de acuerdo en coaligarse, habría que ver el resultado.

    De todas maneras lo que se persigue es que se pueda articular una mayoría suficiente para propiciar ese referéndum cuyo resultado a mi no me espanta, sea en una u otra dirección, cosa que a España parece que si.

    La única forma para dejar de especular es celebrándolo y punto, como han hecho en RU con Escocia. Me da envidia el grado de democratización al que han llegado un gobierno mucho más conservador que lo que pueda llegar a ser aquí el PP en su vida.

    Salut i €

  5. Lo que no se puede negar a las derechas española y catalana es su habilidad para marcar el terreno de juego de las próximas elecciones. Me parece que todo el mundo tiene muy claro que el debate identitario favorece claramente a Convergencia y al PP. Con él no sólo han conseguido dejar en segundo plano la discusión sobre sus políticas de recortes selectivos (tanto en Madrid como en Barcelona saben muy bien a quienes se les quita y a quienes se les da el dinero que manejan procedente del esfuerzo común de los españoles).

    Es bastante lógico que las derechas española y catalana echen pues mano de ese debate para situarlo en el centro de la agenda política, de modo que desplace al resto de cuestiones hasta sacarlas de la misma. Pero esta jugada, en principio inteligente, no está exenta de peligros. El proceso que se ha abierto no tiene un itinerario claro y está lejos de ser controlado. (Discrepo por tanto de quienes creen que hay sectores, muy minoritarios aunque muy influyentes, que pueden controlar y dirigir el proceso hasta su desactivación o hasta su eclosión).

    Lo que sí detecto, y he escuchado a alguno de sus líderes en persona, es la preocupación de las izquierdas ante la posibilidad de quedar fuera de juego. Por eso hay que esperar alguna acción sorpresa (o más de una) que discuta el monopolio que tiene hoy, ahora mismo, la cuestión soberanista en la agenda política, porque, como ya dije, el resultado electoral del 25N marcará la hoja de ruta de todos los actores políticos y económicos de Cataluña y España.

  6. asclepio1

    Tampoco creo que el gobierno pueda ofrecer un pacto fiscal. Hay que cambiar mucha legislación para hacer viable ese pacto fiscal. Con tiempo, se podría ofrecer un sistema diferente, con cesión de impuestos, competencia fiscal entre regiones, disminución de regiones, transferencias muy delimitadas, cesión de algunas infraestructuras importantes (puertos, cercanías, aeropuertos…) y quizás un sistema con una solidaridad mejor entendida y una eliminación de elementos que sólo subsidian a determinadas regiones y una identrificación más clara en la financiación de los pilares sociales (especialmente educación, sanidad y dependencia). Esto sería para mí lo deseable, pero no espero que se produzca, pues los partidos nacionales se juegan demasiados votos, más importantes para ellos que el bien común.

    Respecto al empresariado, hasta que no estemos en la tesitura, difícil de ver cuáles serán sus reacciones. No dudo que habrá para todos los gustos, pero hasta que no vean el peligro inminente, difícil de saber. Mi opinión es que podrían ser parte activa en decantar la balanza hacia el no a la independencia (bastaría que se decantara un 30% hacia el no, que tendría mucho peso).

    Esta claro que Mas se ha tirado a una piscina y le va a ser difícil gestionar las expectativas y puede ir hacia cualquier dirección. Ya las hemos visto de todos los colores y lo de la OTAN es una más entre miles de cambios de posición de los partidos. Mas tendrá difícil cambiar de opinión, pero tiene los medios suficientes (al menos tantos como tuvo FG) para movilizar a una parte importante de su electorado (y le basta con una parte) hacia donde crea oportuno. Será interesante (aunque triste en muchos aspectos para mí) ver como se desarrollan los acontecimientos.

    Y por último, me llama muchísimo la atención este optimismo del independentismo. Está claro que han avanzado mucho, que están mejor que nunca, que no hay nada mejor que una crisis para intentar romper y desestabilizar y que han explotado muchas de sus bazas, pero el arma más fuerte de los que no quieren la separación es que la población, el establishment, la economía y los lazos creados durante siglos se enfrenten a la posibilidad real de la independencia. Dudo muchísimo que ganasen ni remotamente un referendum. Cambiando la ley (por supuesto), en el Parlamento Español (lugar donde debe decidirse, como se ha discutido en Gran Bretaña), yo permitiría ese referendum para cuanto antes.
    Saludos

  7. “Un no en el referéndum y un buen acuerdo financiero en el bolsillo daría para 10 años de estabilidad política entre Catalunya y España.”

    En negrita en el artículo para que resalte y se haga notar. Vamos a ver, cuando el muy honorable president de la Generalitat visitó al Presidente del Gobierno de España para hablarle del pacto fiscal (es decir, un buen acuerdo económico para Cataluña, luego para España) y se volvió con un rotundo no, unido a la megamanifestación independentista del 11 de septiembre, se puso en marcha un proceso de consecuencias imprevisibles. La respuesta desde el Govern a ese no de Moncloa a su propuesta de pacto, es la convocatoria de un referendum.

    El articulista se remonta nada menos que a 1986 (referendum OTAN) para sugerir que en Convergencia podrían actuar como en su momento hizo el PSOE (partido que no sólo por ese referendum, pero también, está en horas bajas en España y en plena descomposición en Cataluña, su otrora granero de votos junto a Andalucía). Se olvida del cambio notable que ha experimentado la sociedad gracias, sobre todo, a la crisis-estafa económica en la que estamos atrapados, y que ha supuesto una politización acelerada de la misma. Y eso, pienso, aunque el sí de moncloa hubiera podido cambiarlo todo, lo saben perfectamente en convergencia.

    Finalmente, el articulista pasa por alto que el no de Moncloa no fue caprichoso, que el Presidente del Gobierno y sus asesores no son tan torpes, sino obligado. Y si fue obligado entonces, salvo cambios improbables, lo sigue siendo hoy y lo será el 25N y después. De modo que no tiene buen acuerdo financiero que ofrecer tal y como está el patio. La segunda parte, el trabajo sucio de los convergentes por un No en un referendum que dicen desde la capital que es ilegal, pues me parece surrealista. Porque lo primero es batallar por el referendum. Y dudo que después de eso, con el desgaste que supone, en convergencia estén por la labor de proponer un no a la independencia. Pero….

    La hoja de ruta de cualquiera de los actores de la política catalana se verá muy condicionada por los resultados electorales del 25N. Esa es una de las citas más importantes de la reciente historia de Cataluña y España.

  8. I per altra banda, si aquests empresaris tenen el poder que se’ls atorga en l’article, com és que no han aconseguit les inversions en infraestructures que tanta falta els fan?, carreteres en bon estat, aeroport del Prat gestionat i amb vols internacional, corredor del Mediterrani, accesos ferroviaris a la terminal de mercaderies del Port de Barcelona, etc. etc. etc. i la inversió anual amb la que Catalunya no s’hagués plantejat mai aquest tema?.

    A mi aquest article em sona al que a l’articulista li agradaria que acabés passant, però ni avui Espanya està en condicions d’acceptar un Pacte Fisca ni qui governarà Catalunya li fa ja cap mena de falta.

    Salut i €

  9. El problema Xavier, és que això no és veritat, ja veus. La proporció de l’empresariat català en relació a la seva posició a la independència és més o menys la mateixa que la que està repartida en la societat, un 53% està a favor i un 17% en contra la resta, tant els fa. Tenint en compte però que les empreses no voten, ja veus la por que fan.

    Al president Mas ni el posarà firmes Foment, ni Pimec-Sefes ni Cecot, si els catalans el proper 25N donen confiànça a les tesis sobiranistes i s’acaba guanyant el referendum o la consulta que es farà, tots es posaran a treballar adaptant-se a la nova realitat econòmica, que dit sia de passada, els serà molt més favorable que l’actual.

    Salut i €

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s