LA HOJA DE RUTA POLÍTICA DEL EMPRESARIADO CATALÁN por Xavier Salvador


Dicen los independentistas irredentos que España cultiva la cultura del miedo para frenar el proceso secesionista. Tienen razones cuando se escucha hablar desde Madrid de tanques, de generales de la Guardia Civil, de quiebra absoluta, de expulsión europea… Son las únicas razones veraces y objetivables que tienen los partidarios de la ruptura para quejarse. Son razones ciertas e impropias de un país democráticamente avanzado.

Apelar desde la capital de España a esos supuestos ogros es una estupidez propia de quien no entiende lo que sucede y prefiere agitar e impulsar la cultura del miedo. Hacerlo es innecesario y propio de unos indocumentados. El miedo está instalado en lo más profundo e influyente de la sociedad catalana. Es decir, en su aristocracia empresarial. No es miedo, perdón, es auténtico pavor lo que circunda la situación política en estos momentos. Y no les faltan razones para estar inquietos, aunque hasta ahora sólo José Manuel Lara haya osado, de forma valiente y sorprendente, poner esos argumentos sobre la mesa.

Catalunya cuenta con dos grandes patronales. Foment del Treball, el brazo armado de la CEOE en Barcelona, representa a las empresas y sectores de mayor tamaño. Aquí el pánico es mayúsculo. Sus dirigentes están literalmente aterrados de lo que pueda acontecer en política en los próximos meses. Todavía se ven con fuerzas para controlar e influir en los procesos, pero el susto va por dentro. También hay que referirse a Pimec, donde coexisten pequeñas y medianas empresas y sectores de menor tamaño. En esta patronal hay algo más de diversidad de opiniones pero, en cualquier caso, prevalece todavía una mayoría que prefiere que la independencia sea solo una posibilidad en el horizonte pero a muy largo plazo.

Pero los grandes de verdad, aquellos a los que les tiemblan las piernas con el rumbo de los acontecimientos, han decidido tomar cartas en el asunto. Pongamos por caso que las dos grandes entidades financieras, las filiales y compañías de servicio multinacionales, algún editor, cavista, bodeguero… han decidido poner firme a Artur Mas. Antes de las elecciones mantendrán un encuentro privado y discreto con el candidato de CiU a la reelección. El mensaje es claro: no va más. Temen por sus negocios, sus concesiones, su capacidad de generar recursos en otros puntos de España y no están dispuestos a permitir más experimentos con la política de salón. Continua llegint “LA HOJA DE RUTA POLÍTICA DEL EMPRESARIADO CATALÁN por Xavier Salvador”

Españolizar


EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

      

    “La última ha sido la de que lo que se pretende es “españolizar a los alumnos catalanes” con lo cual ha venido a dar a entender que en Cataluña sus ciudadanos, desde su más temprana edad, no se sienten españoles”.

     Yo no sé en qué se fijaría Rajoy a la hora de designar a sus ministros pero la verdad es que debió de haber pasado una mala noche y ese día su intelecto no estaba en las mejores condiciones para valorar los pros y los contras que podían concurrir en ellos. Pros, lo que se dice pros, no creo que viera muchos pero lo que sí está claro es que contras, lo  que se dice contras, no las vio por parte alguna, de ahí que hoy nos encontremos ante un José Ignacio Wert, ministro de Educación, ni él podía llegar a más ni el sistema educativo español a menos, que cada vez que intenta moverse la lía. La última ha sido la de que lo que se pretende es “españolizar a los alumnos catalanes” con lo cual ha venido a dar a entender que en Cataluña sus ciudadanos, desde su más temprana edad, no se sienten españoles y que por ello hay que “españolizarlos”, un contrasentido si tenemos en cuenta que desde el Gobierno dicen que Cataluña es España,  lo que no ha dicho es el método que piensa emplear para que se “conviertan” al “españolismo”, es como ganar fieles para la causa del cristianismo “evangelizando” a los infieles,  no ha dicho si piensa hacerlo resucitando aquella asignatura franquista que trataba sobre la Formación del Espíritu Nacional o bien a través de pasarles una y otra vez, hasta la extenuación, vídeos del Real Madrid. En ambos casos creo que ninguno de ellos dará resultado ni la Formación del Espíritu Nacional evitó el que los españoles estuvieran por un régimen democrático ni por mucho Real Madrid que les puedan endilgar les va a quitar su vocación de culés ni van a cambiar a Messi por Cristiano Ronaldo. En cualquier caso el ministro, lo de que este señor sea ministro la verdad es que suena a broma, ha metido la pata una vez más. Y van…

     Otra mala jugada que le hizo su intelecto a Rajoy fue la de nombrar a Jorge Fernández Díaz ministro del Interior. Ya vemos como en un corto espacio de tiempo ha conseguido que la simpatía y el respeto que los españoles sentían, y de hecho siguen sintiendo, por los cuerpos policiales haya bajado en un porcentaje preocupante. Ahora pretende que se reforme el Código Penal y que en este se contemple una mayor dureza a la hora de castigar a los que se manifiestan en la calle. No sé por qué me da un cierto repelús esta intención del ministro muy posiblemente sea porque, según yo lo veo, es muy posible que en España vuelvan a haber presos políticos, como consecuencia de esta probable reforma. Es de esperar que en el PP quede alguien con la mente lo suficientemente fría y “bienpensante” para evitar que se haga caso a las “recomendaciones” del ministro del Interior. Por cierto un señor cuyo semblante da la sensación de que está siempre cabreado y eso no es bueno. En política nunca está demás que se conserve un, aunque sea mínimo, cierto sentido del humor.   

     En cuanto a Fátima Bañez, la ministra de Empleo, que se puede decir salvo que la palabra “Empleo” debería ser sustituida por la de “Desempleo”. Eso reflejaría la realidad y la incapacidad de esta ministra para crear un solo puesto de trabajo.

     Quedan De Guindos y Montoro, su “actividad” al frente de los “destinos” económicos de este país ya vemos por donde va y se puede resumir con aquella frase de Groucho Marx que dice aquello de: “Partiendo de la nada hemos alcanzado las más altas cotas de la miseria”. Del resto de ministros solo se puede decir que sigan así, sin hacer nada, es el mejor servicio que le pueden prestar a España.

La tercera via


Publicat a edp.cat

boxaL’Agnès vella lluitadora antifranquista, veu estorada com el seu partit abans catalanista, trampeja en l’actualitat política sense rumb, com un boxejador sonat esperant la campana salvadora que li permeti parar una estona, agafar aire i descansar. Li cal més que l’aigua, perquè es mou pesant, sense reflexes i amb la guàrdia baixa, rep un cop darrera l’altra sense capaçitat per a reaccionar.

Des del seu ideari encara intacte de militant de Reagrupament de l’enyorat Joan Pallach, assisteix commocionada al trist espectacle de mutació d’aquell partit d’esquerres, sobiranista, obrer i català, convertint-se en la federació regional d’un PSOE que en la fundació del PSC a Catalunya era minoria, però que hàbils conspiradors de les ombres l’han convertit de cap a peus en el Frankestein que és ara, una mala còpia del partit estatal.

Se’ls mira i no els reconeix, escolta el missatge que no entén quan li parlen de terceres vies, d’un federalisme que va morir fa temps, de trilemes i conyes marineres, mentre al seu voltant la gent, la del PSC també, surt al carrer amb l’estelada demanant independència. No es capaç d’explicar, ni a ella ni els altres, com davant l’oportunitat d’estar al costat dels catalans, de fer pinya i sumar cap l’únic projecte que fa trempar de veritat, a nivell col·lectiu com en els vells temps, el seu partit en fa renúncia. Fa temps que ja no va als meetings, les cames no li responen com abans i des de que els homes i dones de mig pel, grisos i mediocres que conspiren per les golfes del carrer Nicaragua, varen fer fora al seu Pasqual, l’únic líder socialista de l’era moderna capaç d’aguantar la mirada de tú a tú al president Pujol, s’ha estimat més assistir a la descompossició des de casa, al menys aquí no li arribarà el mal olor de la derrota, de la incapacitat, de la decepció.

L’Agnès com a bona patriota, com va mamar de petita del seu pare, un mestre republicà defensor aferrissat del mètode Montesori, anirà a votar el 25N, és un dret que ni els Chacón, Montilla, Zaragoza o Navarro li podran arrabassar i ho farà pensant en Catalunya, la seva terra i en l’oportunitat que donarà a les generacions de fills i nets que ella no va tenir mai, hi renuncià per dedicar-se en cos i ànima tota la seva joventut als vells ideals de lluita i de recuperació de la democràcia. Els catalans del futur, del present més proper, seran lliures, sobirans, independents, catalans i europeus gràcies al seu vot i els de milers d’altres.

Qui us ha vist i qui us veu companys!.

Il·lustració d’edp.cat