Jugant a Emmanuelle


Publicat a edp.cat

masturbarDe petit recordo, en una Espanya endarrerida, reprimida i provinciana unes escenes de “l’últim tango a París” en les que el Marlon Brando es sucava el melindro amb mantega de la fina per sodomitzar a Maria Schneider a la cuina, varen provocar que la meitat del país anés en peregrinació a Perpinyà per a veure el film. El que l’havia vista l’explicava l’endemà als companys de feina com si fos el no sé què, mentre que l’altra meitat feien d’amplificador pel que s’inventaven, avui aquesta peli l’han feta ja unes quantes vegades per televisió, ja veus la tonteria. El sexe, juntament amb el fútbol, era una de les aspirines per una societat mancada de llibertats i a on tot era pecat, sobretot el que es relacionava amb el sexe. Passats 50 llargs anys des d’aquella època Espanya, en l’esencial, ha canviat ben poqueta cosa, aquí tothom presumeix de modernitat fins que apareix l’Olvido Hormigos i ja l’hem liada altra vegada.

La regidora del PSOE de los Yébenes, un poblet de 6500 habitants sense cap gràcia coneguda, ha saltat a les capçaleres dels diaris, dels programes de TV, com a tema central en les tertúlies radiofòniques per gravar-se amb l’smartphone de l’ajuntament fent-se una palla per a regalar-li al seu home i el video, ella diu que no sap com, ha acabat a YouTube i s’ha convertit en el tema central d’aquest país de pandareta la mateixa setmana en la que s’estaven discutint les condicions del rescat bancari, en la que Draghi estava lliurant una batalla a cara de gos amb els del Bundesbank pel tema de la compra del deute i en la que la que talla el bacallà a Europa, l’Angela Merkel, visitava al sòmines del Rajoy per explicar-li a ell i al seu govern que és el que toca fer ara, tot un mèrit, si señor.

La Olvido, presa per un fugot incontrolable i víctima de la seva incompetència per a moure’s en um mitjà com el de les xarxes socials, ens va demostrar cagant-la dues vegades tres de les coses en les que hem de millorar, La primera la permisivitat, som una societat tancada que en qüestions d’ètica no ha evolucionat des del Marlon Brando i la mantega, La Segona que la modernitat i l’avenç tecnològic ens ha agafat a molts amb el pas canviat, a qui se li acut sino passar un vídeo com aquest al teu amant a través d’un SMS i la Tercera que la màxima de Circ i lleons, no ha perdut ni un gram de la seva vigència.

Ah! i no perdem de vista la història que si això li serveix per arribar algún dia a ser alcalde m’imagino l’espectacle dels polítics de torn quan vulguin captar vots en la propera campanya, algu s’imagina al Rajoy, al Rubalcaba  o al Durán en pilota picada i en una situació semblant per arreplegar uns quants vots?, eccssss quina engúnia!.

JUEGO DE TRONOS


Toni Bolaño
El presidente catalán se ha envuelto en la bandera –dudas de si es la senyera o la estelada- y ha prometido a los catalanes la tierra prometida. Henchido de mesianismo se apropia de todo el pueblo de Catalunya como si todos pensáramos igual. Ha convocado las elecciones, dice, que por nosotros, por nuestro futuro.Sin embargo, el presente no apunta en esta dirección. Menos maestros, más alumnos, menos prestaciones sociales, menos servicios sanitarios, menos salarios en la administración, más impuestos –menos para los que más heredan y más tienen-, más tasas en la universidad, más pagos por medicamentos, más paro –y eso que se comprometió a reducirlo a la mitad-, menos economía, más listas de espera, menos quirófanos, menos centros de asistencia primaria, menos ambulancias, menos médicos, menos enfermeras, más deuda…

Este es el balance que presenta la legislatura más corta desde la reinstauración de la Generalitat. Un balance que sería mucho peor si Mas hubiera seguido. Se ha envuelto en la bandera y se ha puesto la venda en los ojos para evitar una piedra más en su zapato: la presentación de unos presupuestos que serán un nuevo hachazo sobre los sufridos catalanes.

Hoy vivimos peor que hace dos años y a pesar de que el ‘Mesías’ Mas nos apunta un camino hacia una gran victoria, la cruda realidad nos dice que el camino distará mucho de ser una senda de rosas. Habrá más recortes, más palos a la clase media, menos recursos públicos para los más necesitados. Eso sí, tendremos más épica nacional, más épica independentista. Nos apunta un gran camino pero lo debemos afrontar sin hoja de ruta, sin brújula, sin conocer los peligros que nos acechan, sin ningún tipo de garantías y sin recursos. Estos largos viajes están condenados al fracaso y a la frustración.

Hasta ahora el presidente Mas sólo nos ha ofrecido derrotas. No ha ganado ni un solo pulso político y ha sido derrotado, estrepitosamente, en el pulso social y en el económico. Su gestión es manifiestamente mejorable cuando no se tiene que calificar, simplemente, de fracasada. Pero Mas, ha sido hábil. Ha pillado en fuera de juego a sus adversarios y ha convocado elecciones. En elecciones, no hablaremos de la realidad del presente, sino del camino a seguir para el futuro. Padeceremos los recortes y hablaremos de aventuras. Quizás a Mas le salga bien su juego de tronos, pero a los catalanes nos irá mal. Dice que no se volverá a presentar cuando Catalunya haya alcanzado sus objetivos nacionales. Bien, es una manera de asegurarse el futuro porque tenemos candidato Mas para rato.

Rajoy está sólo


EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

       

    “Yo, como español, me voy a permitir dirigirme a los mandamases de la Unión Europea, sobre todo a Ángela Merkel, y pedirle, por favor, que no anime tanto a Rajoy, que él ya le ha tomado el gusto a eso de darle con la tijera y que ya se anima él sólo”.

    La verdad es que es digna de lástima la situación en que se halla Mariano Rajoy. Está, como solemos decir, más solo que la una, pero no me refiero a que está solo porque sus ministros no le acompañan, no, eso tiene otra lectura que no es otra que la de llegar a la conclusión de que “Dios los cría y ellos se juntan”. Está solo en la que respecta a la falta apoyos externos y más concretamente de la Unión Europea. Nadie le echa una mano. La única mano, o manos, que le han echado han sido las dos con las que el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, agarró por el cuello al ministro De Guindos. Eso sí, hay que reconocer que animarle y jalearle si lo hacen cada vez que Rajoy le mete un gol a los españoles, no hay más que ver las continuas alabanzas de que está siendo objeto en cada ocasión que lleva a cabo un recorte, una reforma o  un ajuste. Esto enardece, envalentona y da nuevos bríos a Rajoy que ha entrado en un juego, ludopatía de gestión lo llamo yo, en que cada vez incide más en esas tres fórmulas mágicas, recorte, reforma y ajuste, a lo que parece ser que se ha aficionado para colmo y desgracia de todos los españoles, porque aquí no va a quedar nadie en pie, bueno sí, los banqueros, pero fuera de estos y de algún adinerado que habrá por ahí, que seguro que lo hay, porque no vaya a creer nadie que España es un país donde hay mucha gente con muchísimo dinero, lo que en realidad hay es mucho payaso, mucho fantasma y mucho de eso a lo que se le suele decir aquello de: “Dime de qué alardeas y te diré de qué careces” en este caso de dinero.

    Yo como español me voy a permitir dirigirme a los mandamases de la Unión Europea, sobre todo a Ángela Merkel, y pedirle, por favor, que no animen tanto a Rajoy, que él ya le ha tomado el gusto a eso de darle con la tijera y que ya se anima él solo.

     Pero he de decir que miento un poco cuando digo que a Rajoy nadie le echa una mano, la verdad es que no es cierto, ahí tenemos al president Artur Más, que se ha enrollado con lo de la independencia, autodeterminación o como se le quiera llamar, de Cataluña y espacios informativos y de opinión que se venían ocupando con lo de la crisis y la mala gestión que Rajoy está llevando a cabo para acabar con la misma ahora se “llenan” con lo de Cataluña, dado lo cual dentro de la asfixia que venía padeciendo Rajoy esto le ha venido como un  ligero soplo de aire fresco que le está dejando respirar aunque con dificultad. Aunque yo creo que esta mano que le está echando el presidente de la Generalitat Catalana es ficticia, lo cierto es que más bien Artur Más, está “distrayendo” a su “clientela” para que esta no fije su atención en su mala gestión al frente del Gobierno catalán y en algún que otro caso de corrupción que anda dando vueltas por Cataluña. En realidad se puede decir que Artur Más se está echando una mano asimismo. La cierto y verdad es que Mariano Rajoy está solo y cuando en política un gobernante se encuentra sin apoyos lo mejor que puede hacer es dimitir y marcharse.