Ninguna ley dice que Cataluña deba salir de la UE si se independiza

Publicat a Diario de Sevilla

Reding agradece obviar temas recurrentes como el euro y el rescate español, sin novedad en el frente, pero entra al trapo en todo lo demás: Rumanía, Hungría y Grecia, ETA, las caricaturas de Mahoma o la lentitud de la UE.

La agenda de la número dos de Jose Manuel Durao Barroso es arrolladora: Viviane Reding, luxemburguesa de 61 años, departe con José Antonio Griñán, posa en los pasillos del Parlamento andaluz, saluda a una periodista alemana que ha venido a marcar sus pasos y distribuye asientos en la sala que la Cámara le ha cedido para la entrevista. “Come on, I’m ready [venga, estoy lista]”, anuncia con la vista puesta en Cádiz, donde inaugurará horas después una cumbre europea de alcaldes y presidentes regionales. Y entonces aparece Juan Ignacio Zoido, líder del PP-A, dispuesto a robarle unos minutos de charla vía intérprete. Tras la interrupción, al fin, las preguntas.

-Hungría y Rumanía se han desmarcado últimamente del acervo comunitario. ¿Se arrepiente Bruselas de haber ampliado la UE sin valorar la tradición más o menos democrática de sus socios?

-La ampliación coincidió en parte con la caída del Muro de Berlín (en 1990, las dos Alemanias se unifican) y con ese hito que supuso que la gente que vivía bajo una dictadura lograse su libertad. La RDA quería pertenecer a la UE, y ello implicaba suscribir sus valores. Uno de los más cruciales es el imperio de la ley. La Comisión Europea es el guardián de los tratados, y estoy muy orgullosa de ser la primera comisaria de Justicia que tiene esa responsabilidad de vigilancia tras lo dispuesto en el Tratado de Lisboa. La justicia no tiene color político, significa más bien contestar a una pregunta sencilla: ¿Respetan ustedes la independencia de la justicia? Hemos hablado con Hungría y Rumanía y en ambos casos sus autoridades se mostraron muy asombradas de que alguien les dijera: no, eso no es lo que ustedes han suscrito. El imperio de la ley es un fundamento sagrado de nuestro proyecto común.

-¿Han corregido estos países sus vicios recientes?

-Por supuesto. No estaba sola. Detrás estaban el Parlamento Europeo y el Consejo de Europa. Esta Comisión analizó lo que estaba ocurriendo y concluyó que no era aceptable. Y entonces, por ejemplo, llevamos a Hungría ante la Corte de Justicia en Luxemburgo por no aplicar correctamente las reglas europeas. En Rumanía hemos logrado frenar el derrumbamiento del Tribunal Constitucional.Es bueno que haya un árbitro independiente en Bruselas que vigile esas desviaciones y las anule. En política nunca puedes estar seguro de que algo funcionará bien, pero necesitas saber que existe una institución que asumirá sus responsabilidades si algo sale mal.

-La crisis alimenta radicalismos como el de Amanecer Dorado, en Grecia, un partido neonazi.

-Me preocupa mucho esa clase de nacionalismo. El odio al otro se está poniendo de moda. En la mayoría de nuestros estados miembros, estos movimiento radicales, tanto desde la izquierda como desde la derecha, son muy pequeños, y los principales partidos políticos pueden estar o no de acuerdo en permitir sus actividades siempre que se respete la ley. Ésa es la parte esencial. Pero lo que es un peligroso caldo de cultivo es que la gente que está desesperada porque la crisis se ceba con ellos quede excluida y deje de recibir ayudas.

-¿Y no sería conveniente homogeneizar las leyes europeas en este terreno? En Alemania, los partidos nazis están prohibidos. En Grecia campan a sus anchas.

-Ésa cuestión debe ser resuelta a escala nacional. Cada país tiene una historia. Todos somos europeos, sí, pero las reglas son distintas. España tiene diferentes experiencias que Luxemburgo. Y hay que respetar que, según su historia, cada Estado tome decisiones especiales sobre cómo organizar sus asuntos domésticos.

-La publicación, otra vez, de unas caricaturas de Mahoma ha provocado graves disturbios en algunos países musulmanes. ¿Le preocupa que existan réplicas de ese fenómeno entre la población musulmana de Europa?

-En la UE hemos gestionado las cosas de tal forma que no pueda volver a haber guerras religiosas. Lo que hemos decidido hacer es poner en primera línea de nuestra conducta como europeos el respecto a las diferentes religiones y también la posibilidad de que estas religiones se expresen libremente en el marco de las reglas de la UE. Éste es un principio básico de nuestra cultura europea: respetar al vecino, independientemente de sus creencias religiosas y políticas, sea cual sea su origen étnico.

-¿Acepta entonces la comunidad musulmana europea esos postulados de tolerancia?

-La abrumadora mayoría de los musulmanes que vive en Europa es gente muy razonable que reclama respeto a su religión pero también respeta las demás confesiones y a aquellos que no profesan ninguna. Y ésa es la manera en que nuestra sociedad debería funcionar en cualquier caso. Por supuesto, también debe respetarse la libertad de la prensa, que es un elemento muy potente del acervo comunitario.

-España ha tenido a veces la sensación de que Europa ha sido demasiado laxa con ETA, demasiado poco consciente de la dimensión del problema.

-Los problemas internos de un Estado han de resolverse en clave interna. Así que el problema original y la manera de resolverlo es puramente una responsabilidad española. Es algo que nosotros debemos respetar.

-Pero su departamento está necesariamente vinculado al asunto por cuanto en su agenda destacan las medidas de protección de las víctimas del crimen, incluido el terrorismo.

-La cuestión de las víctimas desde nuestra óptica es otra. Llevo dos años construyendo una política donde todo ciudadano europeo, dondequiera que vaya, tenga derechos específicos como tal. Por ejemplo, si usted como español viaja a Polonia y tiene un accidente de coche que usted mismo ha provocado y donde causa un enorme daño, quedará bajo custodia de las autoridades. Y resulta que no entiende el idioma, ni las reglas, ni nada, y se siente completamente perdido. Hemos introducido unas normas mínimas que se aplican a cualquier europeo cuando es acusado y llevado a prisión. La otra cara de la moneda son las víctimas, olvidadas a lo largo de todo el proceso. Nuestras nuevas políticas se preocupan por sus necesidades y las de sus familiares. Europa tiene que preocuparse por proteger los derechos de las personas más vulnerables.

-La brecha entre los europeos y sus instituciones siempre ha sido enorme.

-La manera en que la política europea se está desarrollando es completamente diferente desde el Tratado de Lisboa. Los ciudadanos están en el centro de todas nuestras acciones. Pero no puedes, en dos años, cerrar ese agujero, porque los ciudadanos han sido apartados demasiado a menudo de las políticas europeas. Esto se hacía en Bruselas, aquello en Estrasburgo, lejos, muy lejos, y los europeos no entendían lo que estaba pasando. En mi opinión ésa ha sido una estrategia errónea: ¿Cómo puedes construir un continente y hacer funcionar unas instituciones y un sistema democrático cuando los ciudadanos no son tenidos en cuenta? Hay que acudir a los ciudadanos, pero no sólo para explicar, sino para saber cuáles son sus preocupaciones, sus sueños y aspiraciones, y ésa es la razón por la que en 2013 celebramos el Año Europeo de los Ciudadanos.

-Esta crisis ha mostrado más vergüenzas comunitarias: la lentitud en la toma de decisiones y en su ejecución, por ejemplo.

-Es increíble lo rápido que la política ha avanzado en los últimos meses. Cuando las cosas iban bien, cuando no había crisis, todo el mundo decía: ¿para qué molestarnos con reformas ahora? Ahora hemos comprendido que no tenemos las herramientas necesarias para dar una respuesta rápida a los problemas. Lo hemos visto con la crisis financiera. Los controles tendrían que haberse efectuado por los supervisores nacionales, y esa cómoda relación entre el supervisor y la banca tendría que haber sido a su vez controlada desde una instancia superior, un potente supervisor bancario europeo. Ese paso se dio a finales de junio. El 12 de septiembre la Comisión puso sobre la mesa el proyecto para crear el órgano. Esperamos que los gobiernos mantengan su promesa para que este nuevo supervisor pueda estar activo a comienzos del año que viene. Otro ejemplo es el de los derechos procesales comunes: desde que puse sobre la mesa ese paquete de medidas hasta que fueron aplicables en todos los estados miembros pasaron nueve meses. Es un récord mundial.

-¿No es una barbaridad que el Parlamento Europeo (PE) tenga 754 diputados?

-Si compara su tamaño con el del Parlamento andaluz o el Congreso, claro, pero la cuestión es que el PE representa a 500 millones de habitantes. Es una cámara muy potente, con muchos poderes. Lo que la gente que vota en las elecciones europeas debe saber es que esos parlamentarios hacen leyes que afectan a todos los ciudadanos europeos, es un trabajo maravilloso y en nombre del interés general.

-Pero si queremos ir a una unión política real, no se tratará tanto de representar a los países sino a las instituciones europeas. Y no harán falta tantos escaños.

-Es que no existen el bando español, italiano o alemán. Los diputados son elegidos por motivos políticos, el PP y el PSOE se sientan en sus respectivas bancadas ideológicas, y esos son planteamientos que comparten, de forma que sólo hay un punto de vista socialista, o popular. El PE funciona exactamente como un Parlamento nacional.

-Cataluña plantea actualmente la posibilidad de independizarse. Pero si lo hace debería abandonar la UE y negociar su ingreso. Además, desde su salida habría un agujero en la libertad circulación de personas y bienes en la Unión.

-No querría inmiscuirme en asuntos de política española, pero no pienso ni por un segundo que Cataluña quiera dejar la UE. Conozco a los catalanes desde hace mucho tiempo, he sido una de las pocas personas no catalanas en recibir la Cruz de Sant Jordi, y sé que su sentimiento es profundamente europeo.

-No le pregunto por la posibilidad de que Cataluña quiera o no ser parte de la UE, sino por el proceso que se abre cuando dejen de serlo. Lo dice la Convención de Viena: el Estado resultante de un Estado matriz abandonará todos los organismos internacionales en los que la matriz esté representada.

-Vamos, hombre, la legislación internacional no dice nada que se parezca a eso. Por favor, resuelvan sus problemas de política interna en España. Yo confío en la mentalidad europea de los catalanes.

7 thoughts on “Ninguna ley dice que Cataluña deba salir de la UE si se independiza

  1. asclepio1

    Solé, seré más corto: ningún dato, ningún argumento, ningún documento. Nada de nada aparte de llamarme salvapatrias y la víscera. Ese no es mi debate.

    Por cierto, esa cultura, esa lengua, y esos otros pecados son míos también.

    Saludos

  2. Asclepio,serè molt curt…..L `emancipació nacional de Catalunya és factible a curt i llarg termini,i la seva legitimitat és avalada tant pels principis bàsics de la democràcia com pel dret internacional i la mateixa normativa constituent de la Unió Europea.
    Els salvapatrias com tu,els politics i intel·lecuals espanyols per què ens acuseu a els catalans de ” tancar-nos ” en el nostre àmbit,la cultura,la llengua i altres pecats semblants ?. Perquè es nostra…Perquè no ho podeu entendre que puguem ser una ” altra cosa “,no inclosa ni subordinada,a España. Als Portuguesos,no els feu aquestes acusacions :tenen dret a ser nomes portuguesos.Estan a l`altre costat de la ratlla….I jo només voldria que em ens miresseu com si fossim portuguesos. Entranyable germà iberic,no cal dir-ho.Obertament disposat a tots els intercanvis i cooperacions.Però portuguesos.
    Salud.

  3. asclepio1

    Eduard, esto es lo que dice el artículo 17.3 de la Convención de Viena sobre la Sucesión de Estados en Materia de Tratados:

    Cuando en virtud de las estipulaciones del tratado o por razón del número re­ducido de Estados negociadores y del objeto y el fin del tratado deba entender­se que la participación de cualquier otro Estado en el tratado requiere el consentimiento de todas las Partes, el Estado de reciente independencia podía hacer constar su calidad de Parte en el tratado sólo con tal consentimiento.

    El tratado de la UE creo que es el caso. De todas formas, creo que acabaría, como ya he comentado en un proceso de negociación que duraría más o menos tiempo, pero indudablemente con costes.

    Respecto a la mayoría del 55%, no es que crea que cuando se convoque el referendum deba ser de otra forma a la de Kosovo o Canadá, lo que creo es que iniciar una aventura así (tan traumática) con un 45% del electorado (al menos el que vota) en contra no es lo mejor.

    Saludos

  4. Edp

    Ningu ha dit Asclepio, que tot plegat sera un proce light i ensucrat ans al contrari, es preveu dur, amb dificultats molt treball i sobretot si des d’Espanya no s’hi col.labora, pero al final s’arribara al final i en sortiran afavorits Catalunya i Espanya tambe.

  5. Edp

    Asclepio, em pots dir que diu l’art 75 de la convencio referent a la succesio dels estats en lAssumpcio de les obligacions en els tractats? En el document que recull el clausulat NO DIU ENLLOC que Catalunya hauria de deixar la UE, es mes estableix la figura de la sucesio de la obligacio que es molt i molt diferent. Dels estats actuals de la UE quants varen votar la inclusio de la RDA a la UE, pocs, molts, tres? Ja t’ho dire jo, CAP!.

    Ningu esta dient que Catalunya no hauria d’acceptar par del deute d’Espanya, el que s’esta dient simplement es que si ha d’assumir el passiu obviament tambe tindra dret als actius en la mateixa proporcio.

    Parlar en el sentit que ho fa el PP sobre el tema de les pensions simplement es mentir, es cert que en el darrer exercici Catalunya ha tingut superavit amb la SS.SS., pero el cert es que desde el 2000 ha anat acumulant un deficit anual d’uns 2500M€ , pots comptar quant es aixo?

    En quant els percentatges, el 55% aquest al que fas esment es el que es va acordar entre Canada i el Quebec i que a nivell internacional es va aplicar per exemple a Kosovo. Perque en el cas de Catalunya hauria de ser diferent?

    Definitivament, lacomunitat internacional ha posat el focus en el proces que estem vivint i a diferencia d’altres vegades ara es impossible pervertir-l’ho, es mes des de la UE s’esta ja contemplant la irreversibilitat de tot plegat i l’encaix de Catalunya a Europa, a la UE i com a membre del euro, el bo de tot plegat es que aquest cop nomes fent por als avis no en tindreu prou i caldra que ambdues parts s’expliquin en els seus plantejamnets, les consequencies internacionals en el cas de independencia de Catalunya, malauradament per Espanya, ja no estan a la seva ma i aixo dona la garantia de la llibertat del proces, que no crec que duri masa temps.

    Salut i €

  6. asclepio1

    Eduard, desmontar, lo que se dice desmontar, tampoco diría yo. Si tu quieres ver en esta respuesta que Cataluña quedaría como miembro de pleno derecho de la UE, pues bueno, me parece algo exagerado, pero va en línea del mundo ilusorio en el que está viviendo el independentismo desde la manifestación del 11 de septiembre. Es el mismo voluntarismo con el que se leen los artículos de Xavier Sala i Martin respecto a la deuda y otros temas. Lo dice él y todo queda desmontado, pero vamos por partes:

    1) lo de la UE no queda demostrado por ninguna parte. Lo que dice la Convención de Viena es claro y que sea así de fácil quedarse en la UE cuando varios miembros fuertes de la UE (entre ellos Francia) no creo que lo aprobasen, no se sustenta. Seguramente acabaría dentro de la UE, pero en un periodo todavía indeterminado. A saber lo que se quedaría por el camino. Por cierto, ese miedo no viene sólo de Madrit, lavozdebarcelona o CC; también vino ¡del portavoz de la Comisión Europea!, eso sí, matizado (sólo matizado) por Almunia (¡¡Gran demostración de queda desmontado!!) y habría que añadir en esos voceros del miedo al Molt Honorable Expresident de la Generalita don Jordi Pujol: http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20120912/54349235637/jordi-pujol-asume-que-una-catalunya-independiente-quedaria-fuera-de-la-ue.html. El link es de la hipersubvencionada La Vanguardia

    2) Está claro que Cataluña pagaría sus pensiones, pero a costa de otras partidas. Lo que no hay duda es que en el año 2011 el déficit de la SS en movimientos en Cataluña es de 1.200 millones de euros. Casi nada, un 0,60% del PIB. Por cierto en las balanzas de 2005 (sin neutralizar), el efecto en la balanza fiscal de la SS era más del 2% del PIB. La neutralización no tiene en cuenta como evoluciona el déficit en determinadas partidas, pero…, es un arma propagandística

    3) Intentar hacer ver que el efecto económico de la independencia sería pequeñito, también es un poco voluntarista. Quien no quiera ver la cantidad de efectos económicos que en mayor o menor medida quedarían afectados, creo que vive fuera de la realidad. Claro, la balanza comercial con el resto de España no quedaría casi afectada, no habría costes burocráticos, políticos, fiscales que pudieran disminuir la facturación de las empresas catalanas (¿seguro?), no habría fuga de sedes, matrices o incluso domicilio social de empresas con un % muy alto de ventas en el resto de España, ya, se superaría, pero… Muchos empresarios lo saben (un ejemplo cercano tengo. Mi empresa no tendría sentido que se quedase. Se iría, con su consiguiente IS, IRPF, etc… El 95% de la facturación viene debido al sector público sanitario fuera de Cataluña). Y como muchos empresarios lo saben, los trabajadores lo sabrían en un hipotético referéndum pseudovinculante. Lara ha sido el primero, pero habría más. No olvidemos que en los referéndums del Quebec, este punto ha acabado decantando la balanza ante pronósticos que daban victorias holgadas a la secesión.

    4) Pensar que en una negociación de secesión, donde los activos a día de hoy pertenecen en muchos casos a España, Cataluña no se va a hacer cargo de la deuda es totalmente ilusorio. Por supuesto que los activos se pondrán encima de la mesa, pero dudo que las Balanzas fiscales de años anteriores tengan ningún peso. El cambio de activos por deuda es bastante claro y quizás no en el % de PIB de la deuda española, pero sí se acercará. Los cálculos de Xavier Sala i Martin son ilusorios, al 21% sobre el PIB de deuda ya existente de la Generalitat, habrá que sumar el % que se negocie por la transferencia de activos más la deuda que en un futuro, a buen seguro, Cataluña tendrá que emitir para sufragar los costes de la independencia.

    No tengo la menor duda que un estado catalán independiente tendría viabilidad, pero los costes serían mucho mayores de los que nos están diciendo. Los costes sociales también serían grandes, la división social, los beneficiados y perjudicados dejarían grupos tan alejados que supondrían un problema al futuro gobierno y todavía queda por dilucidar que se haría en caso de que se forzase (y se haría como se hizo en Canadá) a que un referéndum vinculante también decidiera qué partes se quedan y cuáles se van. ¿qué pasaría si en el referéndum se decidiese que las unidades donde venciera el NO tuviesen la potestad de no separarse de España? ¿o eso no lo aceptaría el bloque independentista tan abierto a escuchar lo que quiere la ciudadanía? ¿De verdad creen que un resultado, por ejemplo, de 55% vs 45% sería suficiente para empezar una aventura de este calibre y asumir los costes? A mí se me antoja una irresponsabilidad como la copa de un pino. Aunque claro, quien dirige el cotarro es la casta que saldrá beneficiada.

    Saludos

  7. Plas, plas! en toa la boca!. Primer es va desmuntar el Papu de que Catalunya fora d’Espanya entraria en fallida, després el tema del dèficit públic, més tard del que els nostres pensionistes no cobrarien la pensió i per tres vegades ja, membres de la CE han explicat a qui els vulgui escoltar que Catalunya independent continuaria essent membre de la UE i del Euro.

    Ens queda alguna mosca més per espantar? a sí, la dels tancs i la guàrdia civil, però aquestes son tant ridícules que no val ni la pena perdre-hi el temps!!!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s