Hola a todos, de nuevo.

Hola a todos, a los viejos conocidos y a los nuevos miembros de Quirón. Ha pasado ya un tiempo desde mis últimas intervenciones y desde entonces han ocurrido muchas cosas. Quirón, Por la Paz y la Libertad, ya no es lo que era por muchos motivos y entre todos quiero destacar que nos falta Jordi, Jordi Font. Es una tristeza enorme para mí volver a Quirón y saber que nunca más me contestará, que no recibiré más sus mordaces comentarios y que no volveré a reír con sus imprevisibles ocurrencias. Aunque siempre nos quedará el archivo de Quirón, nuestros recuerdos (no olvidaré Besalú) y la intuición de que en muchos otros sitios Jordi ha dejado su inmortal impronta.

Pero al blog le faltan muchos más miembros y la vitalidad que llegó a tener, hoy queda muy lejos. Me ha entrado nostalgia y entre muchos momentos que viví aquí sólo me han dejado huella los gratos, los que me hacían sentir vivo, aquellos en los que me sentía integrante (bastante discrepante, eso sí) de un grupo que se entretenía haciendo salir aquí aquello que necesitaba expresar en algún foro. Coincidimos en El Periódico y en Quirón encontramos un cauce común donde desahogar nuestras heterogéneas, variopintas y tan diversas ideas y pensamientos atrapados en nosotros. No creo que consiguiéramos debatir con  ánimo de aprender, convencer o dejarnos convencer, pero sí logramos encauzar una necesidad común: decir la nuestra y pensar que nos escuchaban. Lo demás, lo he olvidado.

 

Mi vida también ha cambiado profundamente en estos últimos 3 años. Tengo dos hijas pequeñas (3 años y medio una y la otra, un poco más de 1 año) y mi tiempo disponible para el ocio o la expansión personal de mis inquietudes se han visto muy limitadas por esta nueva faceta (ser padre) que me atrevo a calificar de totalitaria (por la invasión total, plena de toda la persona así como motivación vital omnipresente y casi única) a la vez que irrefrenablemente enriquecedora y generadora de felicidad y preocupación casi a partes iguales. Profesionalmente he vivido una época intensa muy cerca de la crisis, del sector financiero, del sector sanitario y con una fuerte implicación del sector público, especialmente de la CCAA, sus presupuestos, su gestión y su financiación. Esto me ha llevado a reflexionar y replantearme de la manera más crítica posible mis posicionamientos ideológicos (o simplemente de ideas) ayudándome del contraste de mucha doctrina y teórica económica y social. Y si bien no he caído muy lejos de donde partía, sí me ha alejado de los supuestos defensores institucionales de todas las ideas, es decir de los políticos y especialmente sus partidos. En concreto, la frustración a la que me ha llevado este gobierno (no por intuida, menos intensa), rompiendo tantas esperanzas, ha acentuado mucho más mi divorcio con los supuestos representantes de las voluntades de los ciudadanos. Los políticos y el Estado son imprescindibles, pero hoy más que nunca se me antojan un imperativo las ideas que parten de recelar por principio del político y de los representantes del bien común o público. Mis hijas, mi trabajo y mis lecturas me han acercado más a la libertad, a la responsabilidad individual, a la cooperación, al criticismo contra la intuición inicial y primaria en entornos complejos (los análisis superficiales y sentimentales sólo llevan a la ignorancia, al error y al fanatismo) y a la desconfianza en el poder.

Finalmente, el mundo también ha sufrido cambios profundos. La crisis ha disparado los traumas económicos de muchas personas y removido los cimientos de la sociedad que teníamos establecida. Está claro que seguir igual ya no es una salida. A nivel nacional ha habido un cambio de gobierno y en Cataluña, la crisis parece haberse convertido en el émbolo del independentismo que cristaliza en la gran manifestación secesionista del 11 septiembre. Mi nostalgia del blog, mi necesidad de expresar mis pensamientos o tener un interlocutor al que lanzar lo que con o sin sentido se cuece en mi cabeza (sin saber bien tampoco por qué) me llevan de nuevo a Quirón (y no sé si podré disponer del tiempo necesario para quedarme con cierta regularidad). Son los temas de siempre, tamizados por el curso del tiempo y mis circunstancias, los que me gustaría tocar: ¿Qué causa la crisis?, ¿es como dicen el “neoliberalismo”?, el Independentismo, el expolio (o no) fiscal, ¿Tiene sentido este Estado del Bienestar?, la lengua, la libertad, la educación, la sanidad, los hijos, la belleza, Dios y la muerte.

¡Hola de nuevo a todos!

6 thoughts on “Hola a todos, de nuevo.

  1. Hola Asclepio.
    Como ya te comenté ayer va a ser un poco difícil que vuelva a participar en este blog pero espero poder seguir leyendo algunos de los artículos que se cuelguen.
    Yo me he llevado una decepción muy grande con algunas personas en las que confiaba, probablemente a ellos les haya pasado algo parecido conmigo, así que considero que lo mejor es no seguir en el asunto, a fin de cuentas lo que pase o deje de pasar en ese territorio poco me importa ya.
    Al principio del blog se tenía la sana costumbre de debatir respetando las opiniones de los demás pero la deriva independentista de algunas personas acabó con esa sana costumbre.
    He quedado muy harto de tanta mentira, tanto insulto y tanta difamación; allá cada cual con su forma de ser.
    Puedes observar una muestra de lo que te comento aquí y aquí, sobre todo en los comentarios. ¡Ah! y lo del 4% en la Ley fundamental alemana (Constitución) es absolutamente falso como se puede comprobar en la misma (páginas 100 a la 106 del pdf).
    De todas formas me tienes a tu disposición aquí y aquí.
    El espíritu de Besalú ha muerto para mi y no solo porque se nos fuera un hombre bueno como Jordi.
    Te reitero mi felicitación por lo de las nenas.
    Un saludo.

  2. Hola Asclepio. Me alegra muchísimo que vuelvas por aquí. El recuerdo de Besalú está todavía muy vivo en mí y, me parece, no me abandonará nunca. De modo que siempre tendré en mi memoria a las personas que estuvimos allá. Jordi no volverá nunca más por aquí, lamentablemente. Rosa y Marcel.lí dejaron de participar hace tiempo. Lo mismo que tú, hasta hoy. Te felicito por tu doble paternidad (y a tu mujer, claro). Y entiendo que el tiempo que tienes ahora para escribir aquí es menor porque hay cosas, asuntos, mucho más importantes que requieren tu atención. Por lo demás, los que tenemos hijos no sólo estamos preocupados (es mi caso y el de otros muchos padres que conozco) por el más inmediato presente, sino por el futuro, ese tiempo falso que siempre está por llegar, porque ese es el tiempo de nuestros hijos. Creo que tienen derecho, por lo menos, a tener margen de maniobra para tener la vida más plena y feliz posible sin que los ahoguen las hipotecas que les dejemos. Un abrazo y un beso para tu mujer.

  3. asclepio1

    Hola Jon, muchas gracias por tu comentario. La verdad es que lo estamos disfrutando, pero también somos conscientes que la felicidad se combina siempre con momentos de dolor, sufrimiento, preocupación, incertidumbre e inseguridad que a buen seguro tendremos que afrontar. Ser padre no es tarea fácil, los que tenéis experiencia lo sabéis muy bien.

    Es una lástima que algunas dinámicas del blog hayan terminado así y no sigamos participando todos.Me alegraría volver a contar con tu participación, como parece que siguen Xavier, Eduard, Gonzalo y Nuncamais más foreros que no conozco tanto como J.M Solé y otros.

    Saludos y espero que a ti todo te vaya bien.

  4. asclepio1

    Gracias Xavier por tu comentario. Espero contribuir a que el blog siga vivo, aunque no dispongo de mucho tiempo.

  5. Hola Asclepio.
    Mi más sincera enhorabuena hacia ti y hacia tu esposa por ese regalo maravilloso que habéis recibido en forma de hijas. Espero que lo disfrutéis muchos años, toda una eternidad a ser posible.
    Hace tiempo que dejé de participar en el blog, la deriva que ha tomado no va con mi forma de ser, ya lo has podido comprobar por ti mismo con el cuento del IVA y el 4% y alguna que otra historia.
    Así que leeré lo que decidas colgar pero dudo que llegue a opinar algo.
    Saludos.

  6. Enhorabuena Asclepio, para mí cualquier persona que participe en el blog y más cuando su reaparición es después de tres años es un motivo de alegría.
    En efecto, cada vez somos menos, algunos y algunas nos dejaron, pero el blog de momento está vivo.
    Quizás ese efecto “totalitario” mezclada con esa felicidad que sientes, y más por el motivo que nos indicas, sea un motivo de alegría que yo personalmente comparto contigo.
    Un saludo y bienvenido.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s