NACIONES NO INCLUSIVAS

Francesc Moreno
En un magnífico artículo publicado en La Vanguardia bajo el título ‘Naciones de sacarina‘, Antoni Puigverd denuncia que “una nación de verdad no se construye sobre la negación de una parte de su gente”. Y lo aplica tanto a España, negadora de sus diferencias, como a Catalunya negadora de sus parados “mayoritariamente castellanohablantes”, a los que un intelectual nacionalista ,del que Puigverd no da el nombre, califica de “nuestro white trash, basura blanca que no va a ninguna parte”.Es realmente espectacular que nuestros políticos, de aquí y de allá, en el poder o en la oposición, dediquen su tiempo a todo menos a abordar seriamente el tema del paro. Y en una crisis como la actual, en la que el factor determinante es la caída del consumo interno, no abordar esta cuestión, además de por razones sociales, implica no abordar la crisis en su raíz.Si se dedicaran las mismas energías que se han dedicado, por ejemplo, al saneamiento de la banca o a el pacto fiscal, a buscar mecanismos reales de incentivación de la ocupación se habrían obtenido, seguro, resultados.En unos momentos en que el estado carece de recursos, fiar cualquier recuperación del empleo a la inversión publica es inútil. Sólo el sector privado, con los incentivos adecuados, es capaz de generar empleo a corto plazo. Pero para ello hacen falta medidas valientes, realmente incentivadoras para los empresarios. Las medidas hasta ahora adoptadas, por ejemplo con la reforma laboral, son una burla a la inteligencia. Anunciar que en 2013 bajará un punto la cuota empresarial a la Seguridad Social, otra broma de mal gusto.

La cuota empresarial a la Seguridad Social es un auténtico impuesto a la creación de empleo. Si se quiere que aflore la economía sumergida y que los empresarios asuman más riesgos de los muchos que ya corren, ¿por qué no se establece que las empresas, o grupos de empresas, que creen empleo neto durante un periodo determinado, estarán exentas de la cuota empresarial por el nuevo personal contratado? Con esta medida, el Estado recaudara por cuotas empresariales lo mismo que ahora, pero ingresara más en cuotas obreras, en retenciones del IRPF e incentivará el consumo, lo que significa más IVA, más impuestos especiales, etc. Es sólo una medida, pero seguro que si se pusieran los medios humanos y materiales suficientes, se encontrarían muchas más. Pero no, los políticos se preocupan , aparentemente, mucho del tema pero no se ocupan nada de resolverlo.

Y después dicen sorprenderse del creciente desapego y de la opinión pésima que de ellos tienen los ciudadanos, según reflejan las encuestas.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s