TODAVÍA QUEDAN IDEAS

OPINIÓN

‘La miseria de los que gobiernan no remedia la de los que esperan para volver a gobernar. Aquel congreso mostró el escaso patrimonio liderador que el PSOE real podía ofrecer. Y menos mal que por unos cuantos votos, escasísima diferencia, no acabaran de caer en el abismo; habría sido mucho peor la opción perdedora’.

Olegario Ortega
Domingo, 22 de julio de 2012 | 13:48

Ante la depresión que nos embarga, ante la desesperanza que nos proporcionan sin cesar, ante la incompetencia de los que mayoritariamente usurpan la política, ante la incansable labor de carcoma de los nacionalismos, ante el derroche de mediocridad intelectual que rezuman la mayoría de los políticos, ante la disyuntiva en que colocan a los ciudadanos de elegir entre la peste o el cólera, ante la inviabilidad operativa a la que hemos conducido la organización de nuestro Estado, ante tanta miseria en las conductas, ante el clamoroso vacío de pensamiento, de vez en cuando aparecen destellos de remedio.

Lean y relean el texto de Manuel Marín publicado en El Huffington Post. Es un reconstituyente necesario para reponer los estragos de la anemia política en que nos hallamos. Marín nos conduce a la esperanza posible, nos recompone la posibilidad de recuperar el proceder sensato; la senda razonable y provechosa, y además factible.

Es un desafío añadido encontrar las razones de por qué el PSOE no aprovecha ese activo destacado. Más difícil de entender todavía si recordamos la disyuntiva en la que colocó a sus delegados en su pasado congreso: elegir entre Rubalcaba y Chacón. Es decir, elegir entre la inteligencia sin convicciones, sin vitalidad, sin ilusiones y sin proyecto, frente a elegir la ambición apoyada en el marketing, respaldada en la nada intelectual, acompañada de histrionismo emotivo y expresada en la acomodación del discurso, según geografía y auditorio.

Pero no es solo a la plantilla de delegados socialista a quienes se colocó en aquella disyuntiva; también se hacía a quienes teóricamente representaban, es decir, a la totalidad del partido. Es más, indirectamente y por extensión, se colocaba a la sociedad española ante un panorama de frustración, ya que, quiérase o no, se trataba, se trata de un partido de gobierno. ¿A quién puede sorprender que el resultado electoral del PSOE frente al PP fuese un desastre? ¿Cómo explicar la contundente derrota ante un PP liderado por la mediocridad, la ausencia de discurso y ahíto de corrupción por los cuatro costados?

Más aún, ¿acaso no es una consecuencia lógica que el desgaste de un PP en el Gobierno no lo capitalice el PSOE en la oposición?  Un PP fuera de la legitimidad de su programa; noqueado al descubrir que por sí mismos, sin más, no cambian la crudeza de la realidad; desbordados por los acontecimientos; sin relato coherente de país y sin otro afán que aprovechar su mayoría electoral para imponer su conservadurismo de valores y de privilegios, que la historia ya ha sentenciado con olor a naftalina.

La miseria de los que gobiernan no remedia la de los que esperan para volver a gobernar. Aquel congreso mostró el escaso patrimonio liderador que el PSOE real podía ofrecer. Y menos mal que por unos cuantos votos, escasísima diferencia, no acabaran de caer en el abismo; habría sido mucho peor la opción perdedora.

Es cierto que la mayoría de las veces los congresos los gana quien los organiza. El control de los delegados, la disciplina y los pactos expresan la miseria de la democracia interna y la mentira de la libertad de voto. Ya lo verbalizó Pere Navarro al anunciar que los del PSC ya habían optado por su candidata.

Aquel congreso evitó encarar las razones del declive, sepultó la rendición de responsabilidades y desechó la posibilidad de reconsiderar las políticas seguidas y la necesidad de recomponer su discurso, en definitiva su visión de lo que es necesario hacer en España desde una ética y unos principios de izquierda, razonables y posibles. Marín los enumera, Rubalcaba y Valenciano los ignoran, el PSOE prescinde de los que piensan. A los demás, así nos va.

Olegario Ortega es vicepresidente de Ágora Socialista

http://www.vozbcn.com/2012/07/22/121943/todavia-quedan-ideas-ortega/

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s