EL REY JUAN CARLOS DEJA EN RUSIA EL MENSAJE DE QUE ESPAÑA SUPERARÁ LA CRISIS


El rey se reúne con el alcalde de Moscú para promover las empresas españolas

19/07/2012 El rey de España, Juan Carlos I, se reunió hoy con el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, para promover los intereses de las empresas españolas en la segunda jornada de su visita oficial a Rusia.

“Me siento en casa”, dijo el monarca español al reunirse con el presidente ruso, Vladímir Putin, en el Salón de Gala del Kremlin, también conocido como el Salón Verde, para expresar la excelente sintonía que a su juicio existe entre los dos países.

Juan Carlos I llegó a Rusia el miércoles al frente de una nutrida delegación de empresarios españoles y acompañado de los ministros de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y de Industria y Turismo, José Manuel Soria.

“He venido con una delegación muy importante de empresarios para incrementar todavía más las buenísimas relaciones que tenemos entre España y Rusia”, manifestó el rey al líder ruso en la reunión que mantuvieron hoy.

Por su parte, Putin destacó que las relaciones comerciales y empresariales entre los dos países tienen muchas posibilidades para seguir creciendo.

“Ahora que la economía mundial atraviesa momentos difíciles, contactos como estos son muy necesarios, porque detrás de cada proyecto, de cada inversión, hay industrias y personas concretas y nuevos puestos de trabajo”, subrayó Putin.

Juan Carlos I envió un mensaje claro durante el brindis que pronunció en el almuerzo que presidió junto con Putin y empresarios rusos y españoles: España saldrá de la crisis.

“España siempre ha salido reforzada de las crisis que ha padecido en el pasado y estamos firmemente convencidos de que en esta ocasión también lo haremos y que las medidas adoptadas pronto darán sus frutos”, dijo el monarca.

A su lado estaban altos ejecutivos de algunas de las mayores empresas españolas, OHL, Iberdrola Ingeniería, Indra, Maxam, FCC, Talgo, Técnicas Reunidas, CAF y Repsol.

El rey destacó que las empresas españolas “están participando actualmente en licitaciones con organismos rusos, están a punto de firmar o ya ha firmado contratos con algún socio local”.

“Han venido empresarios del sector de infraestructuras, de energía, de defensa, líderes en el mundo, energía eólica, energías renovables y son empresas que son punteras en el mundo”, apuntó.

A primera hora de la mañana, el monarca se reunió con el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, en compañía de los empresarios que podrían participar en el gran proyecto de ampliación urbanística y modernización de infraestructuras de Moscú.

La capital rusa trabaja en un gigantesco y multimillonario proyecto de ampliación de su territorio municipal, valorado en unos 165.000 millones de euros y que más que duplicará la superficie de la capital rusa.

Las empresas españoles llegaron a Rusia con la vista puesta en la construcción y gestión de la línea de alta velocidad entre Moscú y la segunda ciudad rusa, San Petersburgo.

El “Ave ruso”, cuya licitación aún no tiene fecha, prevé una inversión de unos 17.400 millones de euros, lo que supondría casi el triple del monto del contrato del tren de alta velocidad en Arabia Saudí logrado por un consorcio español.

Tras reunirse con el regidor de Moscú, el rey mantuvo un encuentro con el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, quien para felicitar al monarca por la victoria de España en la Eurocopa 2012.

“Quisiera otra vez felicitarle a usted y a todo el pueblo de España por la exitosa participación en la Eurocopa de fútbol. Con este logro fantástico inédito en la historia: España campeona mundial y dos veces campeona europea”, dijo el también predecesor de Putin en la Presidencia rusa.

La guinda de la visita oficial, que concluyó por la tarde tras veinticuatro horas de estancia en Rusia, fue la entrega al rey del Premio Estatal de Rusia, máximo galardón que concede este país.

“Las personas a las que se le concede este premio en el campo humanitario no necesitan ser presentadas. Sus obras hablan por ellos. Son gente brillante. Han hecho un aporte realmente importante en la promoción de los valores morales y humanitarios”, dijo Putin en la ceremonia de entrega de la distinción.

El premio le fue conferido al rey de España el año pasado por su “actividad humanista” y su papel en la transición española.

Agencia EFE

http://actualidad.orange.es/internacional/rey-juan-carlos-deja-en-rusia-mensaje-que-espana-superara-crisis.html

¿Presumía o criticaba?


EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

       

     Se equivocó el Rey en su viaje a Botsuana, él mismo lo reconoció, y se ha vuelto a equivocar, es mi opinión, cuando camino de Rusia y a bordo del avión le dijo a los periodistas que le acompañaban: “Otro estaría aún de baja, pero yo tengo que currar”. Esta frase tiene para mí dos lecturas, una de ellas que el monarca estuviera presumiendo de su fortaleza  y la otra que estaba haciendo una crítica a todos los enfermos que están de baja por prescripción facultativa y que en absoluto se les puede acusar de estar practicando el absentismo laboral fingiéndose enfermos,  que los hay y por eso el Rey debería haber puntualizado La primera lectura es admisible en tanto en cuanto somos humanos y en ocasiones nos permitimos este tipo de “homenaje” personal. La segunda puede suponer una ofensa para esas personas que padecen enfermedades, o como en el caso del Rey han sufrido cualquier intervención quirúrgica y ello les impide el poder acudir al trabajo como sería su deseo. La convalecencia de Juan Carlos I, como la de otro ciudadano cualquiera requiere un tiempo para la recuperación y posterior integración a su puesto de trabajo, pero esto último está condicionado por las características y por todo aquello que rodea al medio laboral en que se desenvuelve. No creo que cualquier patrono le vaya a poner, como le ponen a su Majestad, tres cojines para sentarse y le permitan usar muletas al trabajador que esté “currando” hallándose aún en periodo de convalecencia, el que hace su jornada a pie de máquina o de obra no puede estar sentado durante toda su jornada de trabajo. Pero hay más, el “currante” normal no percibe su salario al cien por cien mientras se halle en situación de incapacidad laboral transitoria y esto hace que en ocasiones se incorpore, por necesidades económicas, a su puesto de trabajo sin estar en las debidas condiciones físicas, es decir completamente repuesto. Este no es el caso de su Majestad, él cobra lo mismo estando da baja que en activo, el cien por cien de su salario que por cierto no está nada mal por mucho que se lo haya rebajado. No sufrirá carencia alguna por esta cuestión.

     En cualquier caso, creo, repito, que Juan Carlos I, intentando ser campechano y cercano con los periodistas posiblemente, a mi modo de ver, ha provocado el que algunos ciudadanos puedan haberse sentido ofendidos e insultados. Muy posiblemente mi comentario de la sensación de que yo hilo muy fino, pero sigo opinando que el Rey se ha vuelto a equivocar y que debería disculparse. En cualquier caso por su rango y por tratarse de un referente para los demás españoles debe cuidar y meditar todo aquello que dice y hace antes de llevarlo a efecto. Lo siento Majestad, pero es lo que pienso y opino y de momento creo que en este país esto aún se puede hacer. Y a todo esto pregunto: ¿Han cesado ya a Andrea Fabra?