EL ESPEJO DE BAVIERA de Josep Gisbert en La Vanguardia

POLÍTICA

15 de julio de 2012

¿Qué tiene Baviera que no tenga Catalunya?

Más allá de la denominación de estado libre ante la de comunidad autónoma, seguro que a todo el mundo se le podrían ocurrir unas cuantas cosas. Pero en CiU interesa especialmente una: el modelo de financiación.

Y con este objetivo Oriol Pujol, secretario general del primer partido del Govern y presidente del grupo del Parlament que le apoya, viaja mañana (por hoy) y pasado a Munich, para ver como funciona un sistema federal de verdad, qué ventajas y  desventajas tiene y si es posible trasladarlo a Catalunya, justo ahora que el debate en torno al proyecto de pacto fiscal que se tiene que negociar con el Gobierno español ha entrado en la recta final.

La visita queda encajada entre la segunda reunión de líderes de las fuerzas políticas catalanas realizada el jueves en el Palau de la Generalitat y el pleno para votar la propuesta definitiva que está previsto que se celebre el día 25 en el Parlament.  Una fecha a la que el dirigente de CiU quizás todavía llegará a tiempo de incorporar alguna idea después de constatar que Baviera y Catalunya están sufriendo, en el fondo, situaciones bastantes parecidas con respecto a los los problemas de financiación.

Baviera es el land que más contribuye a los llamados fondos de nivelación -los länderfinanzausgleich-, que sirven para compensar a las regiones de Alemania menos prósperas: de cada 1.000 euros que recauda por el impuesto de la renta sólo se queda 140 y los otros 860 van a parar a los “estados malgastadores”, en palabras del ministro de Economía, Martin Zeil, que se declara harto de que “cuanto más exitosos somos, más debemos  pagar”, y rechaza una situación que “es como un castigo y lo contrario de la solidaridad”.

Un escenario, salvando las distancias, más o menos como el que CiU denuncia en Catalunya y que, como Baviera, también quiere corregir.

Baviera está harta de tanto pagar y, junto con Baden-Württemberg y Hesse -los otros dos motores de Alemania y también contribuyentes netos-, ha decidido pasar al contraataque y pedir que internamente se aplique la misma disciplina económica que se exige en Europa, que en la práctica quiere decir que los länder que incumplan los objetivos de déficit no reciban ayudas. De la experiencia seguro que podrá tomar nota Oriol Pujol, que el martes se entrevistará precisamente con el mencionado ministro de Economía y con los líderes parlamentarios de la democristiana CSU y el liberal FDP, Georg Schmid y Thomas Hacker respectivamente.

Tendrá la oportunidad de analizar, al menos, el ejemplo de un territorio que recauda la totalidad de los impuestos a través de una agencia tributaria propia y que cree que la contribución a la solidaridad ha de tener de una vez un tope para no distorsionar la realidad (el famoso límite del 4% del PIB se deduce de una sentencia del tribunal constitucional alemán, pero de hecho no está establecido en ningún sitio).

Además de conocer de primera mano el modelo de financiación de Baviera y de explicar la propuesta de pacto fiscal para Catalunya que Artur Mas acaba de poner sobre la mesa, el dirigente de CiU también quiere exponer la política de austeridad que aplica desde hace tiempo la Generalitat, y el rigor con que lo hace a diferencia del resto de España. Y explorar vías  de colaboración bilateral entre Catalunya y Baviera, tanto en el terreno político como en el económico, que le llevarán a visitar, por ejemplo, el cuartel general de Audi en Ingolstadt.

El tiempo dirá hasta donde puede llegar la entente entre Baviera y Catalunya. De momento Catalunya se fija en Baviera.

4 thoughts on “EL ESPEJO DE BAVIERA de Josep Gisbert en La Vanguardia

  1. Los cuatro ‘länder’ griegos

    Los cuatro Estados federados en la picota llevan lustros presentando un endeudamiento crónico. Ahora, el Consejo de Estabilidad proporcionará a sus gobernantes dos tipos de ayuda para recortar la deuda. El primero, las ayudas económicas de los fondos de consolidación. El segundo, una buena excusa para aplicar la tijera echándole la culpa a otro. No es casualidad que sea Baviera, la locomotora económica del país, la que más insista ahora en el saneamiento de las arcas de los cuatro länder peor situados ante el déficit.

    – Bremen. Es el farolillo rojo del endeudamiento alemán. Con 560.00 habitantes, es el land menos poblado y más pequeño de Alemania. Su endeudamiento alcanza los 27.000 euros por habitante. Si bien cuenta con un producto interior bruto muy superior a la media alemana, Bremen recauda pocos impuestos debido a que muchos de sus trabajadores residen en localidades contiguas de Baja Sajonia. En total, Bremen debe unos 18.000 millones de euros.

    – Berlín. Cada berlinés “debe” 17.500 euros. Las arcas públicas no terminan de sanearse pese a los draconianos programas de recorte pactados por los socialdemócratas (SPD) y la izquierda (Die Linke), que gobiernan desde hace ya 10 años en la ciudad. Deuda total: 60.400 millones de euros.

    – Sarre. Cada habitante de la región minera “debe” 11.374 euros. La deuda total asciende a 11. 600 millones de euros.

    – Schleswig-Holstein. La deuda de Schleswig-Holstein por habitante alcanza los 9.536 euros. En total, el Estado federado vecino de Dinamarca debe 27.000 millones de euros.

    Fuente: El País

  2. Lo que nadie dice es que en Alemania hay estados, como Hesse, Baden-Wurtemberg y Hamburgo, que tienen un déficit similar o superior al nuestro. Y es que no se puede mezclar la balanza fiscal, muy compleja de calcular, con el asunto de la financiación.

    Extracto de un artículo publicado en El Periódico.

  3. nuncamais

    Primer: les xifres que es donen a l’article són errònies, atès que a Alemanya, cap Länder sobrepassa el 4 per cent del dèficit fiscal, ho digui o no ho digui la seva Constitució.
    Tot i la tendencionitat de l’article, que no en va procedeix de La Vanguardia, les dades poden tenir més d’una lectura. La que jo en faig, és ben simple: tot i que cap Lander alemany arriba a la xifra de dèficit fiscal del 4 % ja hi ha qui se’n queixa; que hem de fer els catalans que dupliquem llargament aquest dèficit. És per això que em permeto parlar d’espoli, perquè, a més, és sense cap límit ni el el percentatge ni en el temps i sense estar sotmès a cap mena de control.
    Espero amb il·lusió que aquest control passarà de manera creixent i fèrria a mans de l’Unió Europea. És d’absoluta necessitat la intervenció del desastre econòmic espanyol. Per fi hi estem arribant irremissiblement, gràcies a la prima de risc que no afluixa significativament.
    A fi de comptes els catalans ja fa temps que estem intervinguts (i espoliats) per nostre secular enemic, l’Estat espanyol.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s