Atrapados en Bankia

Publicat a ElPeriodico

28 mayo, 2012

El señor Goirigolzarri, a quien no tenido el gusto ni la oportunidad de poder votar, ha dicho que el Estado va a invertir en Bankia, a cuenta de la emisión de deuda pública, un total de 23.000 millones de euros. Esa cifra supone el 35% del gasto previsto por la administración central en el proyecto de presupuesto de 2012 que se tramita en el Congreso. No sabemos todavía si el Gobierno ha pedido al PP que presente una enmienda por valor de esos 23.000 millones. Lo fácil es partirle la cara -metafóricamente hablando- a Gorigolzarri y ponerlo en la torre expiatoria de #mordor. Pero no soluciona nada, porque mañana aparecerá otro como él y perpetrará el mismo intento de sablear al Estado por su mala gestión amenazando con los riesgos que su caída lleva para el sistema.

Ciertamente que el hundimiento de Bankia era una hipótesis que todos considerábamos descabellada por su carácter sistémico. Pero su estancia en el purgatorio no está beneficiando a nadie. Tres semanas despúes de echar a Rato, la única incógnita que se ha despejado es el montante del agujero: 23.000 millones y subiendo. No sabemos como piensa cubrir Guindos el agujero, no sabemos como van a quedar los derechos de los accionistas no institucionales (los otros han huído por patas mientras se mantiene estúpidamente la cotización), no sabemos si le van a dar un préstamo o a inyectar capital (el Gobierno no ha aceptado oficialmente la propuesta de Goirigolzarri), no sabemos si van a aumentar un tercio el déficit o a pedir un rescate parcial bancario, no sabemos como se fabricó el agujero, ni quién decidió taparlo para salir a bolsa,… La verdad, muchas más incógnitas de las que levantó el president Mas con su desayuno del viernes que mereció dos líneas en una portada del FT dedicada a Bankia, un periódico de la city que hoy por hoy es más patriota español que La Razón. Y lo peor es que no sabemos ni sabremos porque la comisión parlamentaria de Bankia ahora no toca y el fiscal debe mirar a todas partes menos a Madrid y Valencia. De manera que el Estado que no ha protegido a los accionistas e impositores de Bankia y ahora ni tan siquiera les paga el abogado.

Toda la política española está hoy atrapada en Bankia que hipoteca el objetivo de déficit -y, por lo tanto, la estrategia de recuperación-, la credibilidad de España ante los socios del euro y de la UE, el horizonte del rescate y la dinámica entre Gobierno y oposición. Pero lo más grave, lo intolerable es que don Mariano Rajoy Brey gaste el 35% del preupuesto sin decir ni una palabra, ni en el Congreso ni fuera de él. Sus silencios y sus indecisiones cuestan a los españoles (hayan votado al PP o no) un punto del PIB semanal en pago de intereses de la deuda. Porque ya se sabe que cuando quedas atrapado en tierras húmedas está empantanado.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s