El tal Niño Becerra

ElPeriodico

Cerramos una semana que empezó con los malos augurios de Paul Krugman sobre el corralito, siguió con la estelar actuación de Jonathan Tepper y Edward Hugh en el Singulars de Jaume Barberà y acaba con un debate sobre el alarmismo, los gurus y el riesgo real de intervención de España. El fenómeno es una constante de esta crisis y la evidencia de los fundamentos postmodernos y relativistas que la explican. Y la estrella de esta fauna de profetas del desastre es, sin duda, el profesor de Economía de la URL, Santiago Niño Becerra. Fue un guru contracultural hasta que en 2009 el diario El Pais lo elevó a la categoría de experto en su tribuna principal de opinión. Pero como me recordaba ayer un catedrático de la UB, la última aportación de Niño Becerra en un congreso científico se remonta al año 2005 en un encuentro sobre astrología titulado Las grandes crisis socioeconómicas en la era de Piscis. Me temo que ya no hacen falta más comentarios. No es necesario ser un experto en economía para percatarse de la credibilidad de lo que dice y de lo que escribe. Un dato para terminar. En la misma Wikipedia le atribuyen una profecía cumplida (España superará el 20% de paro) por seis fallidas. No hay más que añadir sobre el rey de los profetas.
Me temo que Niño Becerra no es una anomalía sino un síntoma de nuestro tiempo. Giambattista Vico ya pronosticó que tras la era de la racionalidad viviríamos unos años de caos antes de regresar a la era teocrática. Niño Becerra, Tepper y Hugh junto a las brujas que inundan la madrugada de todos los canales de televisión son el reflejo del caos que reina en nuestra época, que está en la base de la crisis y que explica el desconcierto general. Volvamos, rápidamente, a la racionalidad. Será más dura pero también más estable.

One thought on “El tal Niño Becerra

  1. Una de las cosas que no me gusta de Niño Becerra es su crudeza al describir la realidad. Y en algún artículo que hay colgado en este blog lo he atacado por eso, sin caer en la cuenta que decir que al sistema “le sobra mucha gente” es menos crudo que, en realidad, al sistema le sobre mucha gente tal y como estamos viendo.

    El artículo se dedica a una táctica muy vieja: “ridiculizar” a quien se quiere combatir. Pero no pone uno solo de los pronósticos de Niño Becerra. Voy a empezar con esto:

    “Y la estrella de esta fauna de profetas del desastre es, sin duda, el profesor de Economía de la URL, Santiago Niño Becerra. Fue un guru contracultural hasta que en 2009 el diario El Pais lo elevó a la categoría de experto en su tribuna principal de opinión.”

    Esto es grave. No que Niño Becerra fuera un guru contracultural (cualquier persona medianamente inteligente apuesta por la contracultura, dado el grado de perversión e idiocia de la cultura dominante), sino que se “vendiera” al sistema. Si te dejan escribir en El País, o en cualquiera de los periódicos del sistema, es que has abandonado tu línea de pensamiento. De los periódicos burgueses (con independencia de que sean más o menos de derechas) están excluidos los intelectuales y expertos en cualquier materia que no defiendan los mandamientos del sistema establecido (Cultural y Políticamente). Pero eso de que fue El Pais el que “elevó” a Niño Becerra a la “categoría de experto” es categóricamente falso. Niño Becerra ya era experto antes de que El Pais lo comprase o él se vendiera, lo que hizo el medio fue otorgarle una tribuna desde la cual Niño Becerra pudo llegar al gran público, a mucha más gente que antes de contar con este altavoz. (Ese es, como poco, el precio a pagar por contar con las mismas posibilidades que los intelectuales orgánicos, paniaguados y al servicio del sistema).

    Y termino con esta otra parte del artículo:

    “Niño Becerra, Tepper y Hugh junto a las brujas que inundan la madrugada de todos los canales de televisión son el reflejo del caos que reina en nuestra época, que está en la base de la crisis y que explica el desconcierto general. Volvamos, rápidamente, a la racionalidad. Será más dura pero también más estable”.

    Las brujas que inundan de madrugada todos los canales de televisión llevan ahí mucho tiempo, desde luego desde mucho antes del caos reinante actual. Puede que ya fueran el anuncio de este tiempo. Con respecto a Niño Becerra y otros, más otros tantos que sólo podemos encontrar en tribunas alternativas y minoritarias, es indudable que su presencia en los medios se debe al fracaso continuado de los “expertos racionales”, que no consiguen convencer ya a casi nadie.

    Dejo para Xavier Comas el curriculum del profesor Niño Becerra, que podría haber traido yo pero entiendo que eso es más cosa suya.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s