¿Cómo resolvería Keynes la crisis de la Eurozona?. Reducir la deuda sin austeridad

Posted on

Pubicado en El Economista

  • La crisis económica puede derivar en una vuelta a los radicalismos
  • Fuera grilletes: se deben buscar vías para reducir la deuda sin austeridad
  • Deudor y acreedor son responsables de la deuda, deben sacrificarse ambos
El economista inglés John Maynard Keynes. Foto: Getty

El diario británico Financial Times publica un análisis de Marcus Miller y Robert Skidelsky, profesor de economía de la Universidad de Warwick y profesor emérito de política económica de la misma universidad, respectivamente, en el que tratan de dar una visión de los consejos que el famoso economista John Maynard Keynes daría para solucionar la actual crisis de deuda de la Eurozona, que está derivando cada vez más en una crisis política.

Siguiendo los argumentos del economista inglés, la receta que proponen es clara: estimular el crecimiento y que los grandes acreedores, principalmente Alemania, arrimen el hombro de alguna manera (eurobonos, quitas, carencias..) para sacar a los más países débiles del hoyo actual. En una idea, hay que buscar formas de reducir la deuda sin seguir recurriendo a la austeridad.

Y todo con el objetivo de evitar que los extremismos políticos vuelvan a imponerse en Europa y que la política recupere la credibilidad que está perdiendo entre sus ciudadanos.

 Un límite a lo que se puede exigir al deudor

Primero, una anécdota. Cuando Keynes era un joven miembro del Tesoro británico, hace unos 100 años, se le pidió consejo sobre como se podían gestionar las enormes deudas externas. Él respondió que hay un límite a la capacidad de un país para devolverlas, y que aquellos que pidieran demasiado a sus deudores se verían decepcionados. Pero no solo eso advertía, si no que sería políticamente peligroso.

“Si firman, podrían no cumplir algunos de los términos, y el desorden general y las revueltas surgirían por todos lados”, escribió entonces a un amigo. Por ello, propuso que se cancelara parte de la deuda entre países europeos, un plan que eliminaría muchos problemas. Fue ignorado, y decidió abandonar su cargo para escribir su famosa obra Las consecuencias económicas de la paz.

Hoy en día, la situación es similar, aunque las tornas han cambiado. Alemania no es el que sufre por su enorme e insostenible deuda como entonces, si no los países del sur de la Eurozona, especialmente Grecia. Ahora, Alemania parece también ignorar lo que decía Keynes entonces, y su receta es la austeridad, defendiendo el principio de que no se puede vivir por encima de tus posibilidades y exigiendo grandes ajustes en los países deudores.

Un problema compartido

La lógica que subyace, explican los autores, es la creencia alemana de que resolver los problemas de la deuda es únicamente responsabilidad del deudor; frente a la idea del economista inglés de que también los acreedores deben compartir la tarea de salir del agujero que ambos ayudaron a cavar. “Los absolutistas del contrato”, escribió Keynes en 1923, “son los verdaderos padres la revolución”.

De momento, el camino emprendido por la Eurozona está lejos de solucionar la crisis, las economías siguen deprimiéndose y la deuda sigue siendo el mismo problema o incluso mayor. Al final, recuerdan los profesores, la garantía de la deuda soberana es la capacidad de los ciudadanos de pagar impuestos, por lo que la recesión y el paro reducen su capacidad de hacerlo y reduce la credibilidad del país en los mercados de capital, algo que se está viendo en las primas de riesgo de países como España e Italia.

Y como anticipaba Keynes, las consecuencias políticas se están empezando a notar y pueden llegar a ser peores que las económicas. Lo que ha pasado en Grecia no es sorprendente, defienden los autores, ya que ningún gobierno que prometa austeridad pura para devolver su deuda soberana puede generar confianza en sus votantes.

Decrédito de la política y giro radical

Con todo, defienden que Grecia es el ejemplo extremo, pero otros gobiernos más moderados ven como sus ciudadanos creen que no tienen poder para arreglar la situación: no tienen política monetaria, no tienen capacidad para devaluar, no tienen derecho a imponer controles de capital, apenas tienen capacidad para apoyar a las empresas, y ahora además tienen el mandato de endurecer sus políticas.

Y cuando la moderación falla, los ciudadanos comienzan a buscar en movimientos más radicales que les prometen devolver el poder, ya sean de derechas o de izquierdas, justo lo que han mostrado las últimas elecciones en Grecia. Y es importante que en este sentido también se frene el “contagio”.

Sobre esto la historia también tiene una lección en los años 30 del siglo pasado, según Miller y Skidelsky. “Es una ironía histórica que los países europeos que evitaron que se repitiera la Gran Depresión después de la crisis bancaria están dirigiéndose a un callejón sin salida que llevó al extremismo en aquel desastre. La memoria histórica de Alemania tiene un recuerdo muy vivo de la hiperinflación de 1920-23. Pero es posible que olviden que fue la deflación y la Gran Depresión la que llevó a Hitler al poder en 1933″.

Reducir deuda sin austeridad

Por ello, se debe tener en cuenta que las deudas deben ser manejadas de una manera que no destruyan la economía ni el centro político. Europa tiene algunos de los mejores, y mejor pagados, expertos financieros del mundo, “dejen que su talento ayude a los gobiernos a librarse de sus grilletes y encuentren formas de reducir las deudas sin austeridad”, añaden.

“Si esto implica gasto en proyectos, financiados fuera de balance bien con garantías conjuntas o bien con más impuestos, que así sea. Si esto significa una reestructuración de la deuda soberana mediante emisión de deuda conjunta, o bonos específicos para crecer, o periodos de gracia, que así sea. Si requiere que el peso de la deuda recaiga más sobre las generaciones más mayores que poseen la deuda, esa cuestión política debe afrontarse”, concluyen.

En resumen, los autores piden que se permita a los países de la Eurozona crecer de nuevo, y que para un país en la desesperada situación de Grecia, la salida del euro para recuperar competitividad parece la mejor opción. Pero es mejor para todos que la devaluación que llegaría se produzca de manera controlada. “No debemos añadir una guerra de divisas a nuestros pila de problemas actuales”. La presión para que Merkel cambie su postura llega también desde la historia.

About these ads

40 thoughts on “¿Cómo resolvería Keynes la crisis de la Eurozona?. Reducir la deuda sin austeridad

    jonkepa responded:
    19 maig 2012 a les 4:42 pm

    François Hollande ya se lo ha dicho bien clarito A la teutona y ahora en la reunión del G8 ha hecho piña con Barack Obama hay que inyectar dinero a los bancos, dinero procedente de BCE.
    Eso es lo que hizo USA cuando les estalló la crisis y a pesar de las inmensas cantidades de dinero que gastan, especialmente en guerras varias, a pesar de eso les dió frutos y están saliendo de la crisis.
    En cuanto a lo de los emprendedores, lee esta noticia ¿Eres mujer? Si abres un negocio recibirás 7.000 euros, comprobarás que algunos no se han olvidado, otra cosa es que funcione; tampoco tengo muy claro de donde sacarían el dinero, tal vez lo hagan como exención de impuestos.

    edp ha dit:
    19 maig 2012 a les 11:49 am

    Lo tiene Gonzalo, si aceptamos y comprendemos que el sistema bancario español AL COMPLETO ESTÁ QUEBRADO y lo que se pretende con estas medidas es ganar tiempo mientras desde la UE se aprueba un rescate de unos 150.000 K€ que es lo que nos haría falta para reflotarlo.

    Si se dejan las entidades a su suerte, Santader, Banesto, Caixabank, Sabadell, Bankia, etc. y quiebran, te puedes imaginar lo que ocurriría no ya con los accionistas ni con los directivos o los trabajadores, sino con los depositarios, los que cobran allí sus nóminas, con la poca inversión que se genera, con el mercado inmobiliario en general, etc. etc.

    Yo lo que no entiendo son estas ganas de que todo se vaya a la mierda para poder regenerar a partir de las cenizas una cosa nueva, ¿cuanto tiempo necesitaríamos para eso?¿que coste tendría a nivel social, económico, etc.? Ríete tú de loq ue ahora se está recortando.

    gonzalorobles ha dit:
    18 maig 2012 a les 8:34 pm

    “Pues sencillamente Gonzalo porque debido a una directiva del BCE, se utiliza el mercado bancario para poder pagar la deuda soberana de España. Es tan sencillo como eso. La banca actúan de intermediario pagando un 1% más o menos y cobrando pues lo que nos marque el momento, actualmente está por 5,60% aproximadamente.”

    Si la respuesta me la sé, Xavier. Lo que no entiendo es que se acepte este expolio, este robo. ¿O no lo es? ¿Tiene sentido tiene seguir “inyectado” dinero al sistema en esas condiciones?

    xaviercomas ha dit:
    18 maig 2012 a les 8:23 pm

    Pues sencillamente Gonzalo porque debido a una directiva del BCE, se utiliza el mercado bancario para poder pagar la deuda soberana de España. Es tan sencillo como eso. La banca actúan de intermediario pagando un 1% más o menos y cobrando pues lo que nos marque el momento, actualmente está por 5,60% aproximadamente.
    Además y refiriéndome al comentario de Jon, el Banco de España no puede emitir, su función es precisamente controlar (?).

    gonzalorobles ha dit:
    18 maig 2012 a les 8:10 pm

    Estamos asistiendo a una ceremonia continuada de la confusión, Jon. No ha dejado de haber inyecciones en el sistema. Inyecciones y más inyecciones. Y a cada inyección somos más pobres, debemos más, la deuda aumenta. Eso nos obliga a endeudarnos más y a pagar cada vez más por el nuevo préstamo. ¿Cómo es posible entonces que ese dinero no se “huela” en la calle? ¿Por qué no llega a las empresas y las familias? ¿Por qué no deja de aumentar el paro como consecuencia del cierre continuado de empresas que no tienen financiación, si, precisamente, no se cesa en la practica de inyectar dinero al sistema?

    gonzalorobles ha dit:
    18 maig 2012 a les 7:57 pm

    Por supuesto, Xavier, hay que crear empleo. Y no sólo para mantener el sistema de protección social existente, sino para acabar con el paro. Y hago un inciso: el enorme desempleo ha venido muy bien para cambiar las relaciones laborales y para minimizar hasta extremos inconcebibles en épocas recientes el papel de agente social y económico de los trabajadores.

    Volviendo al tema. Estamos de acuerdo que hay que crear empleo. Entre otras cosas porque vamos camino de los 6.000.000 millones de parados. La cuestión es cómo, quién y dónde se crean. Y en esas estamos.

    Ya casi nadie habla ayudar a los “emprendedores”. Entre otras cosas porque después de haber dejado caer a cientos de miles de pequeñas empresas y autónomos, ese discurso no es creíble.

    jonkepa responded:
    18 maig 2012 a les 7:37 pm

    Ami me gustaría saber en quienes os inspiráis para dar esas previsiones apocalípticas porque yo estoy cansado de oir, ver y leer a muchos economistas españoles y extranjeros y casi nadie suscribe lo que decís. Hasta Krugman se ha tenido que retractar.
    Hoy mismo han dicho que el gobierno está haciendo todo lo contrario de lo que debería hacer pues solo con recortes y sin inyectar dinero en el sistema nos llevan a una depresión que puede durar años.
    En pocas palabras vinieron a decir que no tienen ni puta idea de lo que hacen y que van a golpe de ocurrencia por no hablar de como les han puesto con su nula política diplomática.

    gonzalorobles ha dit:
    18 maig 2012 a les 7:33 pm

    ¿Os habéis fijado que uno de los términos más utilizados en los últimos tiempos es “competitivo”? Según la ideología que dice que debemos ser más competitivos que nuestros vecinos, sean estos cercanos o lejanos (en definitiva todos somos vecinos en este mundo único que habitamos), la cosa pasa por “formarnos”. Por eso el sistema educativo ha de ir encaminado a eso, a convertirnos en gente competitiva. Lo que subyace en este razonamiento es la vieja idea de que los recursos son escasos y no hay para todos, de modo que hemos de ser más hábiles y listos que los demás a la hora de conseguir “nuestra parte” (que, naturalmente, nunca nos parecerá suficiente).

    El gran problema de este razonamiento es que nos obliga, como en el pasado reciente a las dos Superpotencias en su carrera armamentística, a reinventarnos y reactualizarnos para no perder la hegemonía lograda. Lo cual implica muchas veces insensibilizarnos ante el dolor ajeno. Hay mucha gente que ha aceptado ya este juego. Para los que no lo hemos hecho aún, nos reservan la sorpresa final: ¿Qué hacer cuando está en juego la supervivencia? Una persona en dificultades extremas, ¿está por compartir y cooperar? Sin duda se han dado casos excepcionales, pero lo “normal” es que cada cual se busque el chusco que llevarse a la boca. Y eso significa aceptar cosas que jamás se hubieran tolerado en otras circunstancias. Es lo que tiene el aislamiento y el buscar soluciones individuales a problemas que no sólo son colectivos, sino universales.

    jonkepa responded:
    18 maig 2012 a les 7:32 pm

    En España no hay 3.500.000 Funcionarios públicos. En esa cifra van incluídos los funcionarios y los contratados laborales (con oposición), así como los contratados a dedo (enchufados). Por cierto, esa cifra se calcula sea de 3.600.000.

    xaviercomas ha dit:
    18 maig 2012 a les 7:24 pm

    Això de la regeneració moral i politica ja ens ho va indicar Antoni Puigverd, fa més de dos anys. S’ha cambiat, no, qui té la culpa jo ho tinc clar la culpa es nostre. Ningu deixa la mamella per si mateix.

    xaviercomas ha dit:
    18 maig 2012 a les 7:16 pm

    Lo siento pero mi PC, está bastante estropeado y no va bien.

    xaviercomas ha dit:
    18 maig 2012 a les 7:14 pm

    Lo siento Gonzalo, pero actualmente con nuestra fuera de trabajo es imposible mantener toda esta estructura, tendríamos que realizar trabajo productivo, como mínimo 22.000.000 de personas si no llegamos a esa cantidad, dependeremos siempre de los mercados o de la mendicidad, la nuestra.
    Alemania tiene una fuerza laboral de 42.000.000 y eso si que es básico para soportar y aguantar la crisis y lo que venga.
    Los números son claros, no vale la pena engañarse.
    Hay que crear empleo.

    xaviercomas ha dit:
    18 maig 2012 a les 7:04 pm

    He estado mirando los números de Alemania, os los paso y podríamos ver cual es la solución a nuestros males:
    Población de Alemania: 82.000.000
    Población de España: 46.000.000
    Parados en Alemania: 2.900.000
    Parados en España: 5.600.000
    Funcionarios en Alemania: 4.500.000
    Funcionarios en España: 3.500.0

    gonzalorobles ha dit:
    18 maig 2012 a les 6:56 pm

    Me has puesto unos deberes muy interesantes, Xavier. ¿Cómo cuadrar los números? Creo que la fuerza laboral actual no llega, por poco, a los 18.000.000 millones de trabajadores.(Incluidos los 3.500.000 funcionarios y empleados públicos). Bueno, pues con estos números, que no son espectaculares, pero que, muy probablemente, irán a la baja en un futuro, tenemos capacidad de mantener las prestaciones del Estado del Bienestar español. Incluso podríamos mejorarlo si el fraude fiscal no fuera tan alto. Eso en el presente, a día de hoy, Xavier. Y me parece más positivo que el funcionario o personal laboral sobrante se dedique a trabajos más sociales y útiles para las personas que a cumplir con la duplicidades de nuestro demencial sistema burocrático.

    El problema es a futuro. Quizás yo esté muy equivocado, pero me parece que las mejoras tecnológicas, con la posibilidad real de robotizar casi cualquier planta de producción, cualquier función de una empresa, irán en contra del empleo. Es decir, cada vez se necesitarán menos trabajadores porque las máquinas nos van a sustituir. La competencia exterior no hará sino empeorar el problema del “paro estructural”. ¿Qué hacer?

    Los que se ocupan de la viabilidad de la Seguridad Social y del sistema de Pensiones Públicas hacen sus cuentas y, visto el problema, lo único que se les ocurre es “desplazarlo” (retrasar una y otra vez la edad de jubilación es aparcar el problema, alargarlo en el tiempo con la esperanza de que el trabajador la palme antes de pasar a formar parte de las “clases pasivas” con cargo a los Presupuestos del Estado).

    Repito: Me has puesto unos deberes muy exigentes, que ahora mismo estoy en condiciones de resolver (a día de hoy no habría problema para reemplear a los funcionarios y empleados públicos sobrantes de un sistema demencial en un sector social dedicado a las personas. El problema es a futuro). El reparto del trabajo, probablemente, sería insuficiente para resolver el problema del paro.Y lo único que se me ocurre, casi como a nuestros políticos, es reformar el mercado laboral (relaciones laborales, qué función tiene cada agente en la empresa, función social de la empresa,etc) y el papel del Estado.

    edp ha dit:
    18 maig 2012 a les 6:44 pm

    ¿Tu vives en una casa eco-eficiente? ¿qué tipo de energia utilizas?¿tienes coche?¿es un electrico, híbrido, diesel o gasolina?¿reciclas tus residuos?, las conductas ecoresponsables se estan introduciendo ahora, pero este tipo de iniciativas son mucho más caras que las que estamos llevando a cabo ahora, con lo de culo que nos ponemos con el tema de los impuestos, estaríamos dispuestos a pagarnos el gusto?. Yo ya te lo digo ahora, SI.

    edp ha dit:
    18 maig 2012 a les 6:40 pm

    Mira, avui un company m’ha explicat que ha anat a reclamar la prestació que li han reconegut a la seva mare del tema de la dependència i està aprovat i pendent de que els arribin els recursos, “sine die”. Com que la llei està tant ben feta i no marca cap termini en el que les autoritats estiguin obligades a pagar, no pot reclamar absolutament res. Això si, li han explicat que quan li toqui li pagaran els enderreriments DISTRIBUITS EN 5 ANYS!! si tenim en compte l’edat de la majoria d’aquesta gent i el precari estat de salut, quan això arribi ja no els caldrà perquè s’hauran mort.

    Això és només un exemple del que ja està passant i d’aquí quatre dies passarà amb els subsidi d’atur, amb les prestacions sanitàries, etc.etc. si ningí hi posa ma. Això creu que s’arreglarà com està fent Grècia o posant-nos-hi tots a treballar si encara hi som a plaç?.

    Jo la solució la veig precisament en la direcció contraria, reduir el pes de l’Estat, fer un catàleg consensuat de prestacions i serveis bàsics en sanitat, educació, etc. i la resta una bona assegurança i a còrrer. Ah! i una bona llei que ens permeti que els governants que fan les destrosses que s’han fet aquests darrers 30 anys o permetin que les facin els altres, passin una bona temporada a la garjola, a veure si així s’ho pensen dues vegades abans de voler figurar sense tenir npi del que es fan (o tenint-ne massa). Regeneració moral se’n anomena d’això, Xavier.

    edp ha dit:
    18 maig 2012 a les 6:30 pm

    Ja t’ho dic jo, en el ben entès de que sempre la gestió de l’eficiència és molt millorable, o pujant els impostos o baixant els serveis o fent com proposa el Gonzalo socialitzant-ho tot, treball, bancs i serveis el que es coneix com repartir la pobresa, tot i que d’altres en dirien distribuir la riquesa.

    Salut i €

    xaviercomas ha dit:
    18 maig 2012 a les 6:17 pm

    Yo desde luego Gonzalo, aunque quizás en otro tiempo sería partidario de tus soluciones. Te he de decir que si cesáramos a los funcionarios o “funcionarios”, que no son necesarios y los empleáramos en temas de bienestar social, como yo he entendido que nos dices, mi pregunta es ¿como se podrían pagar estos nuevos empleos? ¿quien los pagaría?
    Y hablando de números actualmente tenemos casi 3.500.000 de empleados públicos, 5.600.000 parados y aproximadamente 7.000.000 de pensionistas, si nuestra fuerza laboral es de 18.000.000 de personas, ¿como podemos hacer los números para cuadrar los ingresos y los gastos?
    Los ingresos del Estado se basan en los impuestos y el problema de la deuda es precisamente, que no generamos impuestos netos para cubrir todos los gastos y debemos de solicitar dinero en el exterior para cubrirlos.
    Me gustaría que me explicarais como se soluciona eso.

    gonzalorobles ha dit:
    18 maig 2012 a les 6:03 pm

    “Ves, con tu último comentario estoy totalmente de acuerdo, austeridad y más cuando uno se refiere a los dineros públicos, se debería de haber puesto en práctica siempre. Austeridad es equivalente a ahorro, buena gestión y honestidad y si algunas de estas tres virtudes se hubiera puesto en práctica en nuestros gestores hoy otro gallo nos cantaría.”

    Austeridad en el vivir, en el consumo (energético, de alimentos, de recursos naturales, etc), lo cual significa ahorro, buena gestión y honradez en la conducta. Austeridad que es un término muy importante y que está siendo prostituido en el altar del neoliberalismo enloquecido por los medios de comunicación.

    gonzalorobles ha dit:
    18 maig 2012 a les 5:53 pm

    “Y ya lo último, yo suelto las mismas “paridas habituales” que sueltas tú, compañero, sólo que las de ambos van en distinta dirección.”

    Lo de “paridas habituales” no es un ataque, sino un contraataque, lo cual no hace que me sienta mejor. Retiro de lo “paridas habituales” y me comprometo a no volver a caer en este error, escribas lo que escribas en tus respuestas.

    edp ha dit:
    18 maig 2012 a les 5:09 pm

    Y ya lo último, yo suelto las mismas “paridas habituales” que sueltas tú, compañero, sólo que las de ambos van en distinta dirección.

    edp ha dit:
    18 maig 2012 a les 5:07 pm

    Sigo disintiendo contigo en tu pretensión de englobar a todos los banqueros y empresarios en el mismo saco, lo siento pero no puedo estar más en desacuerdo. Ni echar a los banqueros ni a los empresarios entre otras cosas porque estos segundos lo que estan haciendo es jugarse su patrimonio para ganar dinero y de paso crear riqueza y trabajo. Cuando te refieres a los primeros, entiendo que te refieres a los financieros, que son los diseñadores de esos productos engendros que servían para vender aire y poco más, creando riqueza de manera ficticia (o sea engañanado) contabilizando un mismo bien en cadena en seis o siete productos a la vez, a esos no echarlos, meterlos en la cárcel una buena temporada y a los políticos corruptos y a tantos y tantos como se han lucrado por encima de la ètica y del buen hacer.

    Pero esos no son TODOS, Gonzalo, no lo son.

    edp ha dit:
    18 maig 2012 a les 5:02 pm

    Ves, con tu último comentario estoy totalmente de acuerdo, austeridad y más cuando uno se refiere a los dineros públicos, se debería de haber puesto en práctica siempre. Austeridad es equivalente a ahorro, buena gestión y honestidad y si algunas de estas tres virtudes se hubiera puesto en práctica en nuestros gestores hoy otro gallo nos cantaría.

    gonzalorobles ha dit:
    18 maig 2012 a les 3:55 pm

    Desde hace más de treinta años los gurús de la economía vienen proponiendo “moderación salarial” para no poner en peligro la economía. Y así se ha hecho. Esto hubiera sido desastroso para las empresas (¿cómo vender lo producido?) de no haber mediado la intervención del crédito (el gran negocio de la banca) en el sostenimiento de la llamada “capacidad adquisitiva” de los salarios. No es este el camino. ¿Sanear la banca? ¿Animar la demanda? ¿Reducir la deuda sin austeridad?

    Me preocupa el desgaste, el desprestigio, el ataque que está sufriendo el término austeridad, prácticamente relacionado con el expolio, el robo y la estafa que estamos sufriendo. Austeridad es otra cosa. Y sería muy conveniente que no la relacionemos ni con la crisis ni con los recortes ni, mucho menos, con los sacrificios presentes y futuros.

    gonzalorobles ha dit:
    18 maig 2012 a les 3:28 pm

    “Ninguna de estas dos figuras existían en la URSS y sus satélites y ya veis como terminó el invento, así que por favor, ¡menos lobos, caperucita! La China, el paradigma del comunismo actual, ha derivado su organización hacia un capitalismo sui generis que les ha permitido crecimientos de dos dígitos, cosa que antes cuando el “empleador/empresario” era el estado no ocurria, ¿de esa experiencias no extraeis ninguna enseñanza?.”

    Mira tú, acabas de descubrir por qué fracasó la URSS. Resulta que lo que faltaba eran empresarios y banqueros. En cuanto a lo de China sí, saco una enseñanza muy básica. En el capitalismo (en el caso de China es capitalismo de Estado, con economía planificada) lo que es bueno para unos es muy malo para otros. El enorme “éxito” de China supone el fracaso del resto, incluida la eurozona. El crecimiento de dos dígitos en China (el empleador/empresario sigue siendo el Estado) supone la depresión de la eurozona o el crecimiento pírrico de EE.UU. (La única solución, con independencia del grado de inteligencia de los empresarios y los banqueros de EE.UU. y la Eurozona, es competir con China, para que ellos no tengan crecimiento de dos dígitos y “nosotros” tengamos “crecimiento”. ¿Como? ¿Invirtiendo la tendencia? ¿Fabricar “nosotros” y venderle a “ellos?)

    Hay unos cuantos autores que ponen como paradigma de una empresa moderna y de éxito a APPLE, que fabrica en China a precios mucho más bajos (competitivos, para el sistema) de los que tenía cuando fabricaba en EE.UU, por ejemplo, y vende luego en los propios EE.UU. y en la Eurozona, como mercados más importantes. Esta práctica se la puede permitir APPLE, pero sería suicida si todas las empresas la copiaran. Y cuestiona el qué, para qué y por qué de una empresa.

    gonzalorobles ha dit:
    18 maig 2012 a les 3:16 pm

    “Cuando alguien aboga por echar a “los banqueros”, ¿a todos, un 20% un 50%? y ocupar las empresas ¿a todas, al 20% al 50%? y se hace con esa ligereza, dejádme que elucubre yo también con lo mío.”

    Antes de que empezaras con tus paridas habituales, sólo dije ocupar las empresas y los bancos. Luego, cuando has hablado de echar a funcionarios, (por cierto, con una rebaja sustancial del sueldo de altos cargos de la Generalitat, que representa el 3%, nada menos, del personal que trabaja para la administración Catalana, hubiera bastado para llegar a las cifras que se han llegado con la rebaja de todos los funcionarios y personal laboral al servicio de la administración catalana), etc, te he respondido que de acuerdo, que vale, que está bien. Pero no nos detangamos ahí. Podemos (de poda, podar lo superfluo)los Ayuntamientos, Diputaciones, Autonomías, Gobierno Central, y todo lo que les cuelga a todas estas administraciones. A todas, sin excepción. El personal cesante no quedaría en la calle, desvalido, sería reempleado en nuevos sectores relacionados con el bienestar de las personas. A esto, una vida digna y plácida, se destinaría el grueso de las inversiones y de los esfuerzos de las administraciones. Los que están ocupando un cargo por la cara, por ser familiares, amigos, conocidos, etc, de los que manejan el poder, el dinero y los cargos, a la puta calle, naturalmente. El resto recolocado. Y con el reparto del trabajo se solucionaría el problema del desempleo del resto. En lugar de retrasar la edad de la jubilación (está en los 67 años, pero ya se habla de modificarla), y trabajar más, trabajar menos y trabajar todos.

    Y ahora vuelvo al principio y te contesto tus dos preguntas. Ocupar empresas y bancos no significa “echar” a los banqueros, ya que ellos dominan el negocio, o se supone. Y son necesarios en un primer momento (después ya se verá) para ayudar a poner orden (esto lo digo en serio, pese a la que han liado estos individuos). Eso sí, estarían en los bancos con otro estatus, claro. En cuanto a las empresas, evidentemente todas, todas, el 100% de ellas. Lo cual, como en el caso de los bancos, no significa dejar en el paro a los directivos de las mismas o a los dueños de las mismas, trabajarán, por supuesto, pero en otras condiciones, porque habrán dejado de ser los dueños de los medios de producción.

    Con 25 millones de parados en la Eurozona (del resto del mundo no hablamos porque no toca), cada cual puede preocuparse de lo que le salga de los cojones (por ejemplo, de la suerte de empresarios y banqueros), pero a mí me preocupa el paro. Y no son precisamente los empresarios y los banqueros los más interesados en acabar con él.

    edp ha dit:
    18 maig 2012 a les 11:03 am

    Ninguna de estas dos figuras existían en la URSS y sus satélites y ya veis como terminó el invento, así que por favor, ¡menos lobos, caperucita! La China, el paradigma del comunismo actual, ha derivado su organización hacia un capitalismo sui generis que les ha permitido crecimientos de dos dígitos, cosa que antes cuando el “empleador/empresario” era el estado no ocurria, ¿de esa experiencias no extraeis ninguna enseñanza?.

    edp ha dit:
    18 maig 2012 a les 6:09 am

    Un servidor Jon, no tiene absolutamente nada en contra del funcionariado ni contra los sindicatos ni contra los empresarios ni contra los politicos ni contra los financieros ni contra los alemanes, ni….. Si algo he pretendido evitar siempre, aunque seguro que no lo consigo, es GENERALIZAR, cosa que desde el discurso marxista que tanto utilizais últimamente no parais de hacer vosotros dos.

    Salut i €

    edp ha dit:
    18 maig 2012 a les 6:07 am

    Mira que tienes ganas de tocar los huevos, Jon, a ver si te lees bien los comentarios de la otra gente antes de lanzarte a ladrar!.He dicho la mitad, Jon si fueran los 3 millones el ahorro sería el doble. Veo que a estas horas de la noche no entendeis de ironías, ¿o es a todas horas que os pasa eso?. Cuando alguien aboga por echar a “los banqueros”, ¿a todos, un 20% un 50%? y ocupar las empresas ¿a todas, al 20% al 50%? y se hace con esa ligereza, dejádme que elucubre yo también con lo mío.

    Os ha faltado añadir al comentario “y mandarlos al paredón!” que hubiera sido la apostilla para dejarlo redondo.

    Menos mal que al final me he frenado y he quitado lo de la aniquilación en masa de los pensionistas que si no me mandais a los mossos de esquadra a casa!!

    jonkepa responded:
    17 maig 2012 a les 10:57 pm

    Hola Gonzalo. Después de leer algunos de los últimos comentarios se me han ido las ganas de seguir discutiendo. No entiendo ese odio irracional y descontrolado contra los funcionarios que no dejan de ser trabajadores como los que les critican, que han ganado una oposición, al menos se han partido los cuernos por opositar a algo, cosa que no hacen quienes les critican de ese modo. Yo conozco muy bien a una parte de ese funcionariado y lo siento pero no estoy diospuesto a seguir aguantando tanta mala leche que ineptos, vagos y malajes hay en todas las profesiones, en todas.
    Y de los políticos y demás, para que seguir, una pandilla de sinvergüenzas.
    Aún estoy esperando leer en este blog una crítica a la subida de sueldo que se han hecho Angela Merkel y los de su gobierno, solo va a cobrar 18.000 € al mes. Pide sacrificios y la muy bastarda se sube el sueldo. Anda y que les den a todos los que defienden a esos sinvergüenzas.
    Como dijo uno que yo me sé, “prefiero morir de pie que vivir de rodillas”.
    Buenas noches Gonzalo

    gonzalorobles ha dit:
    17 maig 2012 a les 10:42 pm

    “Pues yo prefiero irme a hacer puñetas que seguir manteniendo a esa caterva de impresentables que nos han llevado a esta situación.”

    Estoy contigo, Jon. A ver si vamos a tener que seguir aguantando a todos estos cabrones que lo único que saben es proponer austeridad, recortes, más años de trabajo y menos pensión para el que se jubile, mientras siguen en el machito ganando un pastón y viviendo muy por encima de nuestras posibilidades. ¿Austeridad? Por supuesto que sí, pero para todos, como sistema racional de vida. Eso sí, no para seguir engordando los bolsillos de los de siempre.

    jonkepa responded:
    17 maig 2012 a les 10:36 pm

    Pues yo prefiero irme a hacer puñetas que seguir manteniendo a esa caterva de impresentables que nos han llevado a esta situación.
    Yo también me voy a clapar porque para leer semejantes chorradas mejor me voy al sobre.

    jonkepa responded:
    17 maig 2012 a les 10:33 pm

    Echemos a esos tres millones de funcionarios y así nos quedaremos sin médicos, la mortandad aumentará y así nos libraremos de un montón de parados, jubilados y demás bichos raros; también iran a la puta calle todo el personal docente, los policias, bomberos , etc.
    Para soltarlas cuanto más gordas mejor y así, de paso, nos echamos unas risas.

    gonzalorobles ha dit:
    17 maig 2012 a les 10:33 pm

    Pues a ver si te hacen Caso y lo hacen (La reducción de funcionarios. Y por supuesto del 90% del personal de confianza y de enchufados por afinidades familiares u otras). Luego podemos seguir adelgazando muy mucho la administración, tanto en Ayuntamientos, Diputaciones, Comunidades Autónomas y más de la mitad de ministerios del Gobiernos Central, con todo su personal en situación de cesantes. Hay que echar el cierre a todos los bancos en crisis y despedir a todo el personal que trabaja en ellos. Los directivos a la calle sin indemnización. Con todo ese ahorro, podemos mejorar el sistema productivo español, con la participación directa de los trabajadores en la gestión de las empresas (autogestionadas), mejorar y perfeccionar el sistema público de educación, el sanitario y las pensiones. El trabajo, que es un bien escaso, muy escaso, hay que repartirlo. ¿Austeridad? Toda. Pero para todos. Hay que acabar con los despilfarros y los privilegios.

    edp ha dit:
    17 maig 2012 a les 10:24 pm

    Y la última propuesta antes de irme a clapar, porque no dejamos yodos nuestro trabajo, decidimos dejar de pagar nuestras hipotecas y nos quedamos acampados “in eternum” en la plaça de Catalunya o un sitio similar hasta que todo esto pete y nos vayamos definitivamente a hacer puñetas.

    edp ha dit:
    17 maig 2012 a les 10:21 pm

    Dividir el monto total de la deuda por los habitantes de España y pagarla a escote, se claculó no hace tanto que nos tocaba a unos 4.000,00€, total, vamos a una caja de ahorros, solicitamos un crédito y listos, lástima que ya no quedan, Cajas de Ahorros me refiero.

    edp ha dit:
    17 maig 2012 a les 10:16 pm

    Otra idea y además cuantificada, puestos a soltar tonterias. Si echásemos a la mitad de los funcionarios, contando que el sueldo medio es de unos 1200€ y actualmente hay unos 3.000.000 funcionario más funcionario menos, el ahorro sería de 21.000.000.000 € cada año. En dos días solucionado el problema de la deuda.

    gonzalorobles ha dit:
    17 maig 2012 a les 10:13 pm

    ¿Qué necesita realmente un ser humano para vivir dignamente? ¿Trabajar, producir, trabajar, consumir, trabajar? No. Entonces, ¿por qué hemos de hacerlo? ¿Por qué vuelven a sonar voces que reclaman “reformar” nuevamente la Seguridad Social y las Pensiones? Lo que significa tener que trabajar más años para poderte jubilar. ¿Es realmente necesario explotar los recursos del planeta tal como lo estamos haciendo? ¿Son incuestionables los privilegios de clase? ¿Es la oferta y la demanda el mejor modo de establecer lo necesario y a partir de ahí decidir qué se produce? ¿Y qué es primero, la oferta o la demanda?

    Si no se toman las empresas y los bancos, seremos tomados nosotros por esos entes. Y eso significa que dedicaremos nuestra vida, toda nuestra vida, a trabajar, producir y consumir, en el mejor de los casos, o quedaremos excluidos del sistema, en cuyo caso no tendremos cubiertas las necesidades primarias. Si lo hacemos podemos decidir qué es lo importante y prioritario y qué es accesorio. Es decir qué se necesita y qué puede desecharse. Establecer un sistema productivo racional (cuya función sea satisfacer las reales necesidades humanas en lugar de “crearlas”), es básico para hacer frente a la sobreexplotación de los recursos y para cubrir las lógicas aspiraciones humanas en salud y bienestar.

    xaviercomas ha dit:
    17 maig 2012 a les 7:40 pm

    Es una idea interesante.
    ¿Y después?

    gonzalorobles ha dit:
    17 maig 2012 a les 7:27 pm

    Ahí va una idea para resolver esta crisis: ocupar las empresas y los bancos, tomando su control y desalojando a empresarios y banqueros.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Canvia )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Canvia )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Canvia )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Canvia )

Connecting to %s