Laporta y el cainismo

En los pasillos del Parlament de Catalunya, la presencia de Joan Laporta, líder del partido Democràcia Catalana, suele pasar inadvertida. Después de romper con sus antiguos socios de Solidaritat, el ex presidente del Barcelona se ha convertido en una suerte de diputado no adscrito. Un outsider. Solitario. Sin capacidad alguna de maniobra. Sin palmeros que le rían las gracias y uzbekos a los que agasajar.

Apenas aparece por el recinto gubernamental del parque de la Ciutadella. Normalmente, acude cuatro días al mes a los plenos, con intervenciones más que correctas pero en las que pocos reparan, y a los 20 minutos de rueda de prensa de los martes. Aunque los periodistas políticos hace tiempo que dejaron de interesarse por él y, alguna vez, lo han condenado a posar ante el estrado sin preguntas que responder. Nada que ver con aquellas comparecencias públicas en las que Jan predicaba a sus anchas. Sin alianzas de peso, sin complicidades en un escenario en el que es imprescindible la figura del cicerone, alejado de la cúpula de poder de CiU, el peso político de Laporta es nulo.

Al menos, a Laporta le quedan los privilegios correspondientes del parlamentario raso. Un sueldo bruto anual de entre 61.807 a 70.614 euros que incluye unas dietas anuales por desplazamiento de 20.000 euros, un ordenador portátil -éste no se lo roba nadie-, un iPhone, tarjetas VIP para gimnasios de Barcelona o un Teletac para no pagar los peajes de las autopistas catalanas (y que por ahora no piensa devolver, por mucho que sus ex socios independentistas se lo hayan reclamado a los 132 miembros del Parlament). Laporta no vol pagar, pero porque lo hace el contribuyente por él.

Mucho más activo se le ve como concejal en el Ayuntamiento de Barcelona junto al republicano Jordi Portabella. Al menos, el primer día que llegó al consistorio se le vio quejarse por el tamaño de su mesa, que la consideró demasiado pequeña para desempeñar sus labores.

Joan Laporta tiene dos cargos públicos, pero la sociedad civil catalana le ha condenado al olvido.  Al final, resultó que no era Kennedy, ni Reagan, ni Berlusconi. El ex presidente del Barcelona, simplemente, forma parte de esa masa gris y burocrática del entramado político. Apartado de los órganos de poder, frustrado ahora que los focos apuntan a otra dirección, y con ganas de recuperar ese papel de líder de masas que nunca pensó que perdería después de haber llevado al Barcelona a los mejores años de su historia.

Faltan cuatro años para las elecciones a la presidencia del Barça. Una eternidad, ¿no? Qué más da. Laporta ya ha entrado en juego y dice que valora volver al club para salvarlo de la destrucción. No podía ser de otro modo. Justo ahora que la salida de Guardiola amenaza la estabilidad institucional. Justo en el momento en que su némesis, Sandro Rosell, tan pancho mientras vivió parapetado tras la espalda del técnico, tendrá que demostrar si realmente está capacitado para liderar la transición con una oposición ‘laportista’ que amenaza con devolver al barcelonismo a la guerra cainita. Por desgracia, todo vuelve a su cauce más rápido de lo esperado.

Paco Cabezas en Més que un blog

Twitter: http://twitter.com/fcabezas78

6 thoughts on “Laporta y el cainismo

  1. Ese es el análisis que se hace de Laporta en el artículo, para nada se comenta su pasado culé aunque se recuerde de donde procede. Estos días atrás he leído noticias acerca del interés de Laporta por volver a la jefatura del Barça, sobre todo a raíz de la decisión del Pep de marcharse. De todos es sabido lo mal que se llevan Laporta y Rosell, pero yo en eso ni entro ni salgo ya que no soy aficionado del Barça.

  2. El problema que té Laporta actualment, és que no hi ha quasi bé ningú que li rigui les gràcies, ni com en les èpoques d’elefants blaus en les que és llaurà el camí cap a la política pensant que CIU o ERC, de qui va sortir anys enllà per formar amb la Rahola i el COlom el desastre del PI, el reclamarien com el líder esperat.

    El Laporta s’ha mostrat com el que és, un aprofitat i potser el càlcul li fallarà perquè qui pot assegurar que al Barça amb el Vilanova no li anirà tant be com fins ara?.

    D’aqui tres anys el Jan es quedarà sense feina, però us preocupeu que ja se’n trobarà un altra, de ben segur que sí.

  3. Pues sí Solé, tienes toda la razón, primero se piensa y luego se escribe y ¿ por qué te digo esto que es una respuesta que das en otro escrito?. Pues es muy sencillo Solé. Se puede estar de acuerdo o no con el articulista pero lo que no es de recibo es insultarle por cosas de la que no habla, eso no es de recibo.
    El articulista no juzga al Laporta presidente del Barça, a quien juzga es al Laporta político, a esa misma persona que usó al Barça en beneficio propio para lanzarse al mundo de la política y en la que ha fracasado estrepitosamente como ya le auguraban muchos.
    Al Laporta presidente del Barça no se le juzga en este artículo y el anterior comentarista ha descalificado al articulista, que no olvidemos es periodista y dispone de unos medios de los que carecemos nosotros para hacer averiguaciones lo suficientemente sólidas como para afirmar lo que afirma, le descalificó criticando algo que ni siquiera insinúa el articulista y eso no hace más que demostrar la bajeza moral de quien realiza semejantes críticas. Solo le faltó citar a Franco y al Borbón para estar en su línea habitual.

  4. J. M. Solé

    Jon,si Paco Cabezas,sapigues de quin pal vas ? et deixaria maco …?. Jo personalment crec que en Paco,busca els tres peus al gat amb el seu article,del mateix estil del que critica a Guardiola…..Ni puta idea .
    Tal com Macià va dir una vegada ” Catalans sapigueu fer-vos dignes de Catalunya “.Joan Laporta ha sabut estar a l`alçada de tots els reptes que s`ha proposat,de tots els problemas en que s`ha ficat,i totes les teranyines que ha desafiat. El dia que cada català es comporti amb aquesta responsabilitat,i el que diu tingui alguna relació amb el que faci,haurem guanyat i aixo es molt dificil,ja que Catalunya es un pais de molt pedant,i rates,de il·luminats que saben sempre el que han de fer els altres però que ells no faran res mai…..?

  5. El que firma el artículo es un periodista licenciado por la Universidad Autónoma de Barcelona, es del Barça y vive en Barcelona. Se le supone algo más documentado que quien osa verter miserias sobre su persona.
    Pero de donde no hay es dificil sacar algo.

  6. nuncamais

    Ningú no li pot negar a Laporta:
    1) Uns anys de glòria en que el Barça ho ha guanyat tot.
    2) La pacificacdió de la grada amb l’expulsió dels violents.
    3) Haver tingut l’elegància de tenir un patrocinador que costa diners però que li dona un valor superior als diners: Un valor cívic.
    Tres mèrits QUE CAP PRESIDENT DE CAP CLUB EN TOT EL MON POT EXHIBIR
    Els miserables que, des de l’enveja el bescanten no tenen ni puta idea del que és la grandesa moral. Jo diria que qui escriu a mes que un blog (una imitació ben pobra) és menys que una persona humana

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s