ÁNGEL ACEBES, NOMBRADO CONSEJERO EXTERNO DE IBERDROLA


El Consejo de Administración de Iberdrola aprobó este martes el nombramiento de Ángel Acebes, exministro de Interior y Justicia con el PP, como consejero externo de la eléctrica. Según informa Iberdrola en una comunicación remitida a la CNMV, Acebes (quien ya ha aceptado su nombramiento) cubrirá la vacante producida por la dimisión de Ricardo Álvarez Isasi.

Acebes, que dejó su escaño en el Congreso en junio pasado tras compatibilizarlo con un puesto de consejero en Cibeles (del grupo Caja Madrid), fue nombrado también consejero de Bankia, entidad presidida por otro exministro del PP, Rodrigo Rato, el pasado mes de septiembre.

Además, se produjo también este martes la dimisión de Ignacio Berroeta Echevarría, que ha sido sustituido por José Luis San Pedro Guerenabarrena como consejero ejecutivo. San Pedro ocupará el cargo de consejero-director general con poderes solidarios sobre todas las áreas de negocio del grupo.

Estos nombramientos se someterán a la ratificación de la primera Junta General de Accionistas de la Sociedad que se celebre y su mandato tendrá como fecha límite el 24 de marzo de 2014.

La prótesis del Rey


EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

     

          Transcribo textualmente lo que sobre nuevos “ajustes” en Sanidad, dice la prensa: “Los usuarios de la Sanidad Pública tendrán que pagar parte de las prótesis, los productos dietéticos e incluso el transporte sanitario no urgente de acuerdo con el decreto que publica hoy el BOE, que considera estos productos y actividades como “servicios accesorios” sujetos a aportación por parte del usuario”. A este digo yo que por lo visto una prótesis de rodilla, de cadera o de otra parte de nuestra anatomía es “accesoria”. Si esta “aportación”, pagar parte de la prótesis, resulta muy cara,  creo no exagerar si digo que en España vamos a ver a muchos ciudadanos tullidos. En cuanto al transporte sanitario habrá que ver que causas tienen que provocar su uso para que este sea considerado como “urgente” y por tanto sin que le cueste dinero al paciente o a su familia. A partir de ya, el desplazamiento desde cualquier población a otra donde se encuentre el centro hospitalario para las sesiones de diálisis y quimioterapia será a cargo del paciente. Esto puede que se considere, un servicio “accesorio”· y no vital para la salvaguarda de la vida de las personas que reciben estos tratamientos. No sabemos quién pagó el avión, medicalizado o no, pero sí fletado especialmente para traer al Rey desde Botsuana a España. Sería muy interesante saberlo.

    A usted querido lector le habrá ocurrido lo mismo que a mí cuando ha leído la noticia, sin duda alguna habrá pensado en la prótesis de cadera que le han colocado al Rey y si este ha tenido que pagar por ello. De todos modos si la ha pagado de su bolsillo, bolsillo que se nutre de los impuestos que pagamos todos los españoles, la prótesis en cuestión le ha salido gratis al monarca. Al resto, a los contribuyentes, les cuesta una “pasta” si tienen que colocarles alguna pieza de “recambio”.

     También se habrá percatado usted, querido lector, de que la “voladura” del Estado del Bienestar se va haciendo de forma muy rápida mediante el uso del decreto. Aquí está la cosa clara, unos a pagar y otros a disfrutar. Pero es curioso, resulta que los políticos son los menos perjudicados por estos “ajustes” a lo sumo algunos han visto sus sueldos congelados, que con los opíparos salarios que perciben ya se pueden permitir el lujo de congelarlos. Los “ajustes” siempre perjudican al más débil. Cuando hay dos instituciones públicas en España, Senado y Diputaciones Provinciales, que no sirven absolutamente para nada y que nos cuestan un buen pico a los contribuyentes, a nadie se le ocurre “ajustarlas”, borrarlas, de un plumazo, en este caso modificar la Constitución, que no es tan difícil ya lo hicieron entre Zapatero y Rajoy no hace mucho sin contar para nada con la ciudadanía. Cuando se quiere las cosas se hacen rápidamente. Decía hace unos días el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, que se fueran olvidando los funcionarios del “cafelito” y de leer el periódico, esto podrá haberlo hecho extensivo a los senadores y a los diputados provinciales. Ya en su día Zapatero propuso a Rajoy el modificar las funciones del Senado haciendo que este fuera verdaderamente una cámara de representación territorial, todo ello con el fin de que sirviera para algo más que para dar un mal ejemplo de cómo se puede vivir de la política sin hacer nada. Rajoy no aceptó el envite y por tanto seguimos dando un sueldo a 266 senadores y a centenares de diputados provinciales y todo lo que ambos cargos llevan detrás, sin que se sepa que es lo que están haciendo realmente y cuando esto  ocurre, la incógnita de si se hace o no sé hace, es porque en realidad no se hace absolutamente nada.    

     Hace pocos días mi familia y yo hemos tenido la gran satisfacción de contar con un nuevo miembro, con una nieta preciosa, no es que yo lo diga, es que es verdad, que suele comer muy a menudo y es por esto por lo que le dije a mi hijo a mi nuera: “Esta cuando sea mayor se va a dedicar a la política” “¿por qué?” me preguntaron ambos, “es que no lo veis, les dije, siempre está agarrada a la teta”. Alguien dijo que la democracia era cara, no fue muy exacto pues a mi modo de ver lo que resulta cara es la libertad. Cierto es aquello de que la democracia significa libertad, pero es que hay democracias que no van más allá de concederle al ciudadano el derecho al pataleo. No sé si se me va a comprender bien lo que quiero dar a entender con respecto a lo que nos está ocurriendo a los españoles. Siglos lleva la clase obrera intentando conseguir mejoras sociales y económicas y con cuatro decretos te las quitan todas de la noche a la mañana.

LA AGENDA OCULTA DE LA POLÍTICA UNIVERSITARIA


La única medida realmente impactante de la política universitaria que el gobierno ha puesto en marcha en estos días es la que todo el mundo estaba temiendo: la desproporcionada subida de los precios de matrícula. Nadie ha calculado todavía qué repercusión tendrá esto sobre los ciudadanos de a pie. Pero hay algo que ya podemos adelantar:

1) Una subida del 50% en el precio de cualquier servicio deja a una parte de la población “fuera del mercado”.

2) En el caso de las universidades los afectados negativamente no serán los hijos de los poderosos, ni de los ricos, muchos de los cuales ya están pagando elevados precios por conseguir en el sector privado nacional e internacional lo que sus méritos académicos no les permiten conseguir en el sector público.

Una de las joyas de la corona de la democracia española es que habíamos conseguido un elevado nivel de formación superior, con un elevado nivel de igualdad de oportunidades y de homogeneidad territorial. Pero al gobierno actual esto no le gusta y va a aprovechar la crisis económica para echar de la universidad a los menos ricos. Y de paso ha calentado el ambiente desprestigiando a las universidades, mintiendo acerca de su productividad científica y lanzando sombras de sospecha sobre sus profesores, su organización interna y su capacidad para afrontar los problemas de nuestra sociedad.

¿Por qué? Yo no creo que los ataques a la universidad ayuden a justificar la subida de los precios de matrícula; si el objetivo solo era ese, la artillería utilizada parece completamente inapropiada. Así que seguramente estamos asistiendo tan solo al preludio de toda una agenda oculta  de política unviersitaria que pronto se irá desvelando ante nuestros ojos, y cuya partitura, me temo, sonará más o menos así:

1.        La universidad pública será sometida a una presión social insoportable hasta conseguir que una parte, al menos, de la actividad universitaria pase a ser competencia directa del Ministerio del Interior y las fuerzas de orden público. Para ello, además de la política de tasas, y de restricción de las becas, se intentará abrir de nuevo las guerras corporativas en torno al catálogo de títulos oficiales, se agitará la demagogia sobre la gobernanza de las universidades, y se promoverá la criminalización del inconformismo académico. Los desórdenes públicos confirmarán el diagnóstico: la universidad necesita profundas reformas.

2.       Con la excusa de introducir la cacareada competitividad del sector privado en la enseñanza superior, se facilitará la privatización del sector público, de forma directa o indirecta, parcial o total, a través de medias como flexibilizar el régimen de compatibilidades del profesorado, facilitar la entrada de capital privado en las universidades públicas, etc.

3.       El gobierno no resistirá la tentación de controlar los contenidos de la enseñanza universitaria, empezando por las carreras más vinculadas a la Adminsitración  (abogados, economistas, médicos, ingenieros) y terminando por los curricula de ciencias y humanidades: diseño inteligente en biología, negacionismo del cambio climático, recuperación de las visiones más rancias de la historia en humanidades, reivindicación de la ideología nacional-católica-neo-liberal-conservadora, barra libre para la presencia de la religión en las facultades…

4.       Cuando el sistema esté a punto de colapsar alguien ofrecerá una solución mágica: dos o tres instituciones internacionales de prestigio se ofrecerán para instalar en los Monegros o en los aledaños de la Complutense una franquicia que garantizará que los estudiantes más afortunados puedan acceder a una de las universidades que figuran entre los 100 primeros puestos del ranking de Shanghay y estudiar en inglés sin necesidad de salir de la casa de papá. El gobierno se apresurará a subvencionar la iniciativa y a cambiar la legislación, si fuera preciso,  para que se pueda integrar fácilmente en nuestro sistema.

¿Exagerado? Hago una apuesta. Si antes de las próximas elecciones generales  no se han cumplido al menos el setenta por ciento de estas lúgubres previsiones, me comprometo a invitar a una cena en un comedor unviersitario al sucesor del ministro Wert.

Miguel Ángel Quintanilla Fisac
Director del Instituto de Estudios de la Ciencia y la Tecnología.

Fuente: http://blogs.publico.es/delconsejoeditorial/2391/la-agenda-oculta-de-la-politica-universitaria/

UN ANÁLISIS POLÍTICO DE LAS ELECCIONES FRANCESAS


Primera reflexión : habría que caracterizar a Francia como a una oligarquía liberal con elementos monárquicos y democráticos. Es una oligarquía porque manda el poder económico ( nacional y europeo) y las élites burocráticos ( básicamente el grupo dirigente del partido en el poder). El elemento monárquico viene del presidencialismo ( una persona con un poder institucional único: el presidente como nuevo monarca). Elementos democráticos : el sufragio universal y las libertades políticas). Que las elecciones sean presidenciales y no parlamentarias marca este elemento antidemocrático.

Segunda reflexión : Compiten cuatro proyectos. El primero es el de la derecha europeista y neoliberal, representado sobre todo por Sarkozy ( en total, sobre una tercera parte de los votos). Otro el de la izquierda europeista socialdemócrata, representado sobre todo por Hollande ( en total otra tercera parte de los votos). El tercero es el neofascismo nacionalista, representado por Le Pen ( algo más del 18% de votos). Finalmente el proyecto neocomunista, por decirlo así, de transformación del capitalismo y del estado, representado sobre todo por Mélechon ( algo más del 12% de votos).

La tercera y cuarta opción, suman una tercera parte del electorado y comparten una retórica antisistema. ¿ Que quiere decir antisistema ? Quiere decir que cuestionan los proyectos insiticuionalistas y europeistas de las dos primeras opciones. Esto quiere decir que dos tercios de los franceses votan por “el sistema” ( Europa y las instituciones) y una tercera parte en contra.

Tercera reflexión : Detrás de las retóricas sistema/antisistema la división real debe hacerse por las prácticas que defienden frente a la crisis. Aquí volvemos a la diferencia derecha/izquierda. La derecha quiere hacer caer la crisis sobre las clases subalternas, sobre todo los inmigrantes y las clases trabajadoras.

La izquierda cuestiona la lógica del capitalismo y quiere mantener el Estado del Bienestar atacando “los mercados” ( poderes financieros) y los ricos. Planteado así los votos de la derecha ( opción 1 y 3) superan algo a los de la izquierda ( opción 2 y 4).

Cuarta reflexión : El PSF es el partido socialista que ha llevado en Europa políticas más de izquierda, asumiendo sus lastres burocráticos y conciliadoras con los poderes económicas. Por jemplo : la jornada de 35 horas hace un tiempo, una buena manera de repartir el trabajo. En este sentido sus propuestas socialdemócratas son hoy anticapitalistas. Respecto a su izquierda el Frente de Izquierdas es un paso interesante, que lo situa casi en la línea de Alemania, único pais europeo donde la izquierda está unificada. Los troskystas, que se han mantenido al margen, se muestran como un gran fracaso sectario, tanto teórica como prácticamente.

4) Si nos basamos en los estudios sociológicos de voto aparecidos en la prensa hay algun dato importante: la clase obrera vota un 32% a Le Pen, un 22% a Hollande, un 21 % a Sarkozy y un 20% a Mélechon. El voto obrero del malestar se desliza más al neofascismo que a la izquierda real. El voto obrero es el único “antisistema”, es el colectivo que más vota tanto al neofascismo como a la izquierda real. En el voto a Sarkozy dominan los empresarios y jubilados. En el voto a Hollande los parados y los trabajadores cualificados.

Luis Roca Jusmet

Fuente:  http://www.rebelion.org/noticia.php?id=148482