LA CUESTIÓN DEL APOCALIPSIS

Audrey Tomason, esa mujer misteriosa que apareció en la famosa foto con el equipo del Presidente Obama visionando la operación que acabó con la vida de Osama Bin Laden, en su tesis sobre la ecuación del apocalípsis, cree que un genocidio controlado sería mucho mejor para el mundo que una propagación del caos debido a una sobrepoblación que acabe con los recursos del planeta.

Audrey Tomason, cursó su master en la Kennedy School de la Universidad de Harvard, donde su tesis fue declarada de utilidad para las agencias de seguridad de EEUU y gracias a la cual pudo ocupar un alto cargo en una de las agencias de inteligencia de los EEUU.

El planteamiento de Tomason trata sobre la necesidad de un genocidio organizado en el que se utilizará el poder nuclear en áreas concretas para evitar que la población del planeta alcance los 10 mil millones de habitantes puesto que la cifra de población sostenible no debería llegar a los 2.000 o incluso quedarse en los 1.500 millones. Tal y como analiza, la población sería ingobernable si tuviera que volver a una subsistencia basada en las necesidades básicas debido a la escasez de recursos por agotamiento de aquellos en los que se ha desarrollado nuestra civilización, lo cual supondría un riesgo tremendo por la ruptura de la ley y el orden.

En su tesis ve como inevitable el colapso de la civilización y cree que los lideres mundiales deberían considerar la posibilidad de un genocidio masivo para reducir nuestra población mundial a un mayor nivel sostenible acorde con los recursos del planeta.

Este escalofriante escenario comenzaría con un conflicto nuclear controlado que bien podría ser Irán o Corea del Norte, dirigido a centros de población importantes pero diseñado para limitar el poder de la radiación. El siguiente paso sería la liberación de agentes tóxicos, químicos y biológicos culpando de ello a grupos terroristas.

Se crearían entornos de vida sostenible donde estuvieran protegidas autoridades, científicos, médicos, técnicos etc.. personas de valor que deberían estar protegidas mientras las masas mueren por millones.

La conclusión que cualquier ciudadano puede extraer de esta tesis es la de una deriva incontrolada que está haciendo que los gobiernos con mas peso en el sistema internacional se vean sobrepasados por las consecuencias de la globalización y del desastre financiero y acaben asumiendo posiciones enfermizas y psicópatas a falta de soluciones con las que conducir el caos mundial al que han sido llevados los Estados.

Un vacío político de consecuencias impredecibles es lo que parece gobernar al mundo que, a falta de gobiernos que tomen la iniciativa frente a los poderes financieros que son los que marcan la agenda, han quedado relegados al papel de subordinados a una política fría y calculadora proveniente de la economía, ciencia menos humanizada que trata como simples números lo que la política personaliza y humaniza.

En este contexto surgen tesis aberrantes como la de la directora antiterrorista de Obama que ve en el genocidio la solución a la crisis planetaria de superpoblación. Pero antes del genocidio, la economía está siendo utilizada en ese proceso como instrumento de imposición de los nuevos poderes sin encontrar el más mínimo rechazo por parte de los gobiernos de los estados que, no solo obedecen sino que se convierten en cómplices de una invasión y un sometimiento a sus pueblos como nunca antes se había visto en la historia.

He aquí donde reside el punto de inflexión y la línea roja que no debemos dejar traspasar. Nuestros gobiernos ya están tomando la misma deriva, comenzaron con recortes económicos que luego fueron recortes sociales y más tarde recortes de libertades. Si primero nos dijeron que debíamos aceptar la rebaja de nuestros salarios, después la congelación de nuestras pensiones, el retraso en la jubilación, la subida de impuestos, el aumento de los precios de bienes de primera necesidad, los desahucios, embargos, acoso y presión fiscal y por último el fin de las libertades con la elaboración de una ley que nos equiparará a los terroristas por el mero hecho de organizarnos para protestar por la deriva despótica y tiránica que está tomando el sistema, mientras llenamos los grandes agujeros causados por los bancos y cajas de ahorros, empresas públicas e instituciones del Estado, es que el Estado ha tomado partido por los poderes fácticos y ha olvidado al elemento fundamental de la democracia: el ciudadano. Lo demás será cuestión de un proceso de concentración de poder que reste libertades gradualmente y acabe, como no, con la puesta en práctica de la ecuación del Apocalipsis.

 

Fuente:  http://www.colectivoburbuja.org/?p=2757

4 thoughts on “LA CUESTIÓN DEL APOCALIPSIS

  1. Yo no he tenido acceso a la tesis de Audrey Tomason sobre la ecuación del apocalipsis, pero la globalización primero y las políticas que se están haciendo en la actualidad, parecen indicar que el objetivo es reducir la población, negando el acceso a las tecnologías de la salud a la mayoría de los habitantes del planeta, o endureciendo las condiciones de vida con idea de revertir el proceso que nos ha llevado al aumento considerable de la esperanza de vida (por lo menos en Occidente), etc.

    No es la primera vez que se habla de esta cuestión en los últimos tiempos. Negar que los recursos del planeta son finitos, a estas alturas, no parece muy inteligente. De modo que, sumando dos más dos, es muy posible que haya un plan para hacer viable la vida en la Tierra, que implique la reducción drástica de la población.

  2. El neomalthusianismo consideraba el exceso de familias numerosas en las clases pobres una lacra social, ya que les condenaba a la miseria.

    El Neomalthusianismo es una teoría demográfica, social y poblacional que considera el exceso de población de las clases pobres como un problema para su emancipación. El neomalthusianismo nace a finales del siglo XIX, inspirado en los movimientos revolucionarios del anarquismo y el socialismo, recoge en parte la teoría poblacional de Thomas Malthus -la población crece más que los recursos y puede producirse una catástrofe malthusiana o sobrepoblación, de ahí su nombre-, pero, a diferencia del malthusianismo, considera el problema desde una perspectiva social, emancipadora y revolucionaria de las numerosas clases pobres y no como un mero problema económico -derivado del exceso de población subsidiada- que afectaría, según Malthus al Estado y a los privilegios de las élites burguesas.

  3. J. M. Solé

    Xavier,el llegir et fa perdre l`escriure ?,lo bo i millor de la vida és ser,en alguna cosa,diferents als demes. Tu ho ets,si més no,estàs com un LLUM….. I m`encanta……

  4. Malthus, ya en 1798 publicó un libro que se tituló “Ensayo sobre el principio de población en cuanto afecta al futuro progreso de la sociedad”, según este economista la población tiende a crecer de una forma geométrica, mientras que las subsistencias sólo pueden aumentar de una forma aritmética, según él la población tiende a aumentar o mejor se duplicaría cada 25 años, siempre que no surgieran ciertos obstáculos naturales como son las guerras, las epidemias, el hambre, por medio de las cuales la Naturaleza restablece el equilibrio entre la población y las subsistencias.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s