Mor el cantant José Guardiola


El cantant José Guardiola (Barcelona, 1930) ha mort aquest dilluns als 81 anys. Molt popular als anys 50 i 60, Guardiola va versionar cançons americanes i italianes al castellà, amb temes com Dieciseis toneladas, Venecia sin ti i Verdes campiñas.

El cantant serà enterrat aquest dimarts al cementiri de Collserola a les 13.15 hores.

Amb una veu profunda i greu a la qual anaven molt bé les balades, una de les cançons que el va fer especialment popular va ser Di papá, que interpretava amb la seva filla Rosa Mary, amb qui també va cantar La canción del vagabundo. Continua llegint “Mor el cantant José Guardiola”

Kenneth Rogoff cree que existe una “alta probabilidad” de que Europa tenga que ayudar a España


Publicat a Expansion.com

El profesor de Economía de la Universidad de Harvard y ex economista jefe del FMI, Kenneth Rogoff, cree que existe “una alta probabilidad” de que España tenga que recurrir a Europa y añade: “Si no existiese Europa, España ya lo estaría pasando mal”.

Rogoff argumenta que esta necesidad de recurrir a ayuda externa responderá al hecho de que Grecia, Irlanda y, “probablemente” Portugal tendrán que reestructurar su deuda. “Y cuando esto ocurra los mercados se volverán locos y España necesitará algún tipo de auxilio”, advierte en una entrevista concedida a la revista ‘Capital’.

En este sentido, subraya que es “inimaginable” que Europa deje que España quiebre sin prestarle ayuda financiera, dadas las consecuencias que tendría una suspensión de pagos en la economía española, y defiende que el continente debe “marcar una línea roja en el caso de España”. “Si suspende pagos, la cosa no acabará aquí. Se extenderá por Bélgica, Italia… incluso Francia”, añade.

Asimismo, el economista subraya que el gran reto al que tiene que hacer frente la economía española es “cómo crecer”, ya que con una tasa de paro del 20% “hará falta algo de suerte para que el PIB avance algo este año”. Así, estima que es “poco probable” que España alcance en el medio plazo el crecimiento del 3% o el 4% necesario para reducir el desempleo.

Profunda reforma estructural
Por este motivo, Rogoff remarca que España necesita “una profunda reforma estructural” de su economía y “medidas de calado”, especialmente en el mercado laboral, y señala que un estancamiento económico de cinco años es “un escenario bastante realista”.

El ex economista jefe del FMI apunta que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no se ha movido “con rapidez”, pero cree que está “haciendo cosas” cuyo impacto y aplicación práctica se conocerá con el tiempo.

“España es un país con numerosas fortalezas y no se puede comparar con otros países. Tiene multinacionales que son excelentes, tiene regiones como Cataluña que, aislada, sería uno de los países más ricos del mundo... Pero, desde luego, sin crecimiento todos los planes de reestructuración de la deuda no serán sostenibles”, incide.

La desigualdad, el gran reto a corto plazo
Rogoff, que acaba de publicar el libro ‘Esta vez es diferente’, en el que repasa los últimos 800 años de crisis financieras, considera que el mundo está actualmente evolucionando a “una gran velocidad” en muchos aspectos, incluido económicamente. Respecto al futuro, cree que la previsión “con más posibilidad de acertar es que Asía y los mercados emergentes sigan creciendo más rápido que las economías desarrolladas, y que mucha gente siga saliendo de la pobreza.

Sin embargo, señala que, a corto plazo, el gran reto para el mundo es la desigualdad, un “gran problema” antes de las crisis financiera, que ahora es incluso de “proporciones mayores”. “Habrá grandes movimientos migratorios en el mundo, problemas internos en EEUU, China… y seguro que también en España”, advierte.

A este respecto, explica que la desigualdad es “una de esas cosas que están latentes y calladas y un día estallan” y señala que incluso en Alemania, donde se suele comentar lo bien que va la economía, “lo cierto es que la clase trabajadora está muy enfadada”.

¿Nos gobierna un mentiroso?


EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

      

        A la incumplida promesa o compromiso de Mariano Rajoy, de no subir los impuestos, de que no habría amnistía fiscal, de no subir la tarifa de la luz,  de decretar una reforma laboral sin consultar a los trabajadores y a los sindicatos, nos ilusionó a los españoles con que iba a acabar con el paro y ha anunciado que para finales del año en curso habrá 600.000 parados más, criticaba a Zapatero porque, según Rajoy, seguía la línea que le marcaba Ángela Merkel y ahora esta ha revisado los Presupuestos Generales del Estado, unos presupuestos duramente restrictivos, y les ha dado el visto bueno, dijo que no tocaría las becas en educación y el recorte ha sido de lo más terrorífico. Ahora nos sale diciendo que aquello que dijo que no habría  copago en Sanidad, nada de nada, ha anunciado “ajustes” en sanidad, ahora emplean la palabra “ajustes” porque el término “recortes” se ha hecho muy impopular, pero está claro que va a haber reducción de prestaciones en la Sanidad Pública, por lo que habrá que acudir a la sanidad privada y como es normal pasar por caja, con lo cual está claro que esto es más que un copago.  La próxima “parada” es el “ajuste” en el sistema educativo.

    Dijo Rajoy, que iba a reestructurar el sector de la banca para que los servicios, créditos, del estamento financiero llegaran a todos, y ahora nos sale el ministro de Economía, Luís de Guindos, dos meses después de haber aprobado la reforma financiera, dándonos la “buena” nueva de que el Gobierno tiene la intención de eliminar a los pequeños bancos y dejar el mercado en manos de un pequeño grupo de grandes bancos, lo cual sin duda alguna no va a beneficiar al conjunto de la sociedad en su vertiente económica tanto familiar como empresarial y sí a esta gran banca, a este poderoso “elenco” de grandes bancos. Una oferta restringida de esta naturaleza siempre beneficia a quien la pone en práctica y nunca al que acude a ella buscando una solución a sus problemas económico-financieros. Voy a poner un ejemplo que todos van a entender y me referiré a los tomates, porque a fin de cuentas esta intención del Gobierno de Rajoy es una enorme y frustrante “tomatada”. Cuando vamos al mercado allá por el final de la recolección del tomate nos encontramos con que hay poca cantidad de este fruto, son unos pocos puestos en el mercado los que lo tienen a la venta, la oferta es restringida y por tanto el precio de este producto se encarece, cuando le quieres hacer ver al vendedor que el precio resulta caro recibes como respuesta que “es que ya quedan pocos, la cosecha está finiquitada y por eso ha subido el precio”. O sea, que los tomas o los dejas porque no solucionas nada yéndote a otro vendedor ya que forma parte de ese reducido círculo  que dispone de los “tomates” en cuestión, lo mismo va a ocurrir con ese reducido grupo de grandes bancos que van a ser los que tienen los “tomates” y cuya formación parece ser que va a auspiciar y formar el Gobierno de Mariano Rajoy. Otra mentira más, la reforma financiera no ha dado los frutos que todos esperábamos.

      Ante esta serie de propuesta y promesas incumplidas creo que ha llegado el momento de que nos preguntemos  si el que nos gobierna es un mentiroso.