ANGUSTIA Y DILEMA DEL SOBERANISMO por Joaquim Coll

Nunca como hasta ahora se había tensado tanto la cuerda de los argumentos favorables a la independencia en Cataluña

¿Cataluña camina hacia la independencia? Esta es la pregunta que muchos nos formulamos viendo las opiniones que se expresan a diario en los medios de comunicación catalanes, tanto públicos como privados. Basta ver TV3, cadena que conserva el liderazgo de la audiencia, para comprobar la forma como se alimenta sistemáticamente el imaginario secesionista. La televisión autonómica no desaprovecha la menor oportunidad para comparar Cataluña con Flandes, Escocia o Québec, subrayar que los catalanes somos víctimas de un expolio económico, o aventurar un escenario donde la ruptura caerá como fruta madura. Se trata de un mensaje muy explícito, que vulnera el principio de neutralidad y pluralidad exigible a un medio que se sufraga con los impuestos de todos. Si esto lo hace un medio público, lo que ocurre cada mañana en emisoras de radio privadas como Rac1, dependiente del editor de La Vanguardia, es de una machaconería asfixiante. Y es que también en Cataluña tenemos nuestra particular “brunete mediática”: soberanista y mayormente de derechas. Asistimos a diario a una banalización del lenguaje, lo que como ya advertía el llorado Ernest Lluch genera “odio y mala sangre”. A menudo parece que el único impedimento real para proclamar la independencia sea la legalidad española, pues los catalanes, supuestamente, estamos ya todos de acuerdo.

El estudio sobre las balanzas fiscales que hace poco dio a conocer el consejero Andreu Mas-Colell según el cual los catalanes aportamos en el 2009 al resto de España unos 16.000 millones de euros (el 8,4% del PIB catalán), que no regresaron de ninguna forma, ha servido para remachar la tesis padana de “nos roban”. La forma como ha sido presentada esta información es muy censurable porque se han escondido deliberadamente datos que matizan sustancialmente el análisis. De hecho, el PSC, bajo cuyo gobierno la Generalitat realizó por primera vez el estudio de esas cuestiones, ha manifestado su desacuerdo por el método empleado. Solo se ha ofrecido una fórmula, una balanza, cuando anteriormente se publicaron cuatro. Y, claro, se ha elegido la que ofrece un mayor déficit. En cambio, se ha censurado la que hasta ahora se consideraba como la más certera, la que se socializaba en el debate político, pues esta vez daba un resultado inaceptable para CiU: la reducción del déficit catalán al 0,4%. Sin duda, lo que ha sucedido es muy grave desde los principios de una sociedad abierta y, sin embargo, quien ha tenido que defenderse y justificarse son los socialistas, acusados por algunos de hacer el juego al españolismo.

Aunque el discurso nacionalista ha colonizado los medios, esa fortaleza expresa también mucha angustia. Es evidente que el independentismo económico ha logrado estos últimos años una influencia en la calle muy importante. Y que se muestra muy decidido a conquistar una mayoría sociopolítica de ahora hasta el 2014, fecha que se avecina clave por muchas razones. Primera, porque todo apunta a que en Escocia puede celebrarse un referéndum sobre su pertenencia al Reino Unido, lo que evidentemente va a estimular otras demandas. Y, segunda, porque en Cataluña hay un sinfín de iniciativas promovidas por plataformas y entidades parapolíticas con el fin de que se celebre ese año una consulta oficial, coincidiendo con el 300 aniversario de la caída militar de Barcelona, el 11 de septiembre de 1714. Ahora bien, salta a la vista que la tensión y los argumentos de “lesa humanidad” que hoy se utilizan desde el soberanismo, con el fin de convertir al independentismo a la mayoría de ciudadanos que se sienten en grados diversos catalanes y españoles, no se pueden mantener durante mucho tiempo. Tienen fecha de caducidad: la forma como se resuelva el asunto del pacto fiscal. De aquí viene la angustia.

El problema mayor para los que somos federalistas es que se está socializando un relato en base a la exageración y al engaño deliberado. Un caso clarísimo es el propagado argumento sobre el supuesto límite a la solidaridad que tienen los länder alemanes, utilizado para subrayar que Cataluña vive una situación inaudita en Europa. En boca de los dirigentes de CiU hemos leído y escuchado repetidamente esa afirmación. Duran Lleida lo dijo en sede parlamentaria, el pasado 16 de marzo. Artur Mas declaró eso mismo a Le Monde un mes antes, Entretanto, un auténtico ejército de opinadores lleva meses propagando ese bulo por tierra, mar y aire. Pues bien, es mentira. Ni en la Constitución alemana ni en ninguna sentencia de su más alto tribunal hay un límite preciso a la solidaridad. Lo que se preserva, con una fórmula de nivelación financiera bastante compleja, es que el orden de las regiones en cuanto a su capacidad financiera no varíe tras el ejercicio de la solidaridad. Sin duda, sería bueno que el modelo federal alemán se trasladase a España. Y también que el cálculo económico del cupo vasco y navarro convergiera con el modelo general, ya que no solo es injusto sino tremendamente perverso para el conjunto del sistema autonómico.

Todo esto se enmarca en un momento muy delicado para la federación nacionalista, pues en 2013 toca revisar el modelo de financiación acordado en 2009. En los próximos meses, Artur Mas va a tener que elegir entre dos caminos, ambos llenos de dificultades. O alcanza un acuerdo con el PSC, lo que significa una apuesta por una nueva mejora de la financiación autonómica en el marco de la LOFCA, en la línea del modelo alemán. Posición que probablemente también podría suscribir autónomamente el PP catalán. O CiU se mantiene inflexible en su posición de partida: un pacto fiscal muy próximo a la fórmula del concierto económico, pero condenado al fracaso político y, por tanto, a aumentar el grado de frustración. Ello con el apoyo de ERC y, sorprendentemente también, de ICV, coalición que aparece cada día más fracturada por la pulsión independentista que encuentra eco entre los jóvenes provenientes de las clases medias lustradas, electorado que se disputa en parte con los republicanos.

A fecha de hoy, es difícil saber cómo se resolverá ese dilema, aunque es cierto que los convergentes llevan años sorteando tesituras parecidas. Ahora bien, nunca como hasta ahora se había tensado tanto la cuerda de los argumentos favorables a la independencia, con declaraciones de mucho peso como las de Jordi Pujol. Y es que, más allá de la política partidista, existe un movimiento ciudadano transversal que está trabajando para forzar un escenario de ruptura y empujar a Artur Mas a convocar una consulta ciudadana con la que quebrar la legalidad española. Muchos creen que el escenario de crisis profunda que vivimos hace que el momento sea óptimo. Es fácil echar la culpa de los recortes y de las dificultades económicas de los catalanes al expolio que, afirman, sufre Cataluña. Desde el independentismo neoliberal se juega a alimentar el espejismo de que, sin España, Cataluña pronto se convertiría en una próspera y competitiva Holanda de sur. La angustia que viven muchos soberanistas es que no saben cómo CiU resolverá su dilema político.

Joaquim Coll es historiador y coautor de A favor de España y del catalanismo (Edhasa, 2010).

http://elpais.com/elpais/2012/03/28/opinion/1332955376_189908.html

 

7 thoughts on “ANGUSTIA Y DILEMA DEL SOBERANISMO por Joaquim Coll

  1. J.M.Solé

    Eduard,Francesc,és català qui viu i treballa a Catalunya.És català qui parla catala,se sent català,segueix les seves costums i tradicions del pais i lluita per la seva llibertat. Gent com en Xavier que no volen apendre ni parlar la llengua del pais que els acull,tant Anglaterra com Alemanya,Dinamarca o els Països Catalans esdevenen per sempre i voluntat pròpia immigrats per sempre.
    El que reventa d`ells i els espanyols sabedors de les nostres virtuts els topics del treball,l`estalvi i l`habilitat industrial s`hom admirades i respectades arreu d`Espanya,però la rancunia i l`admiració no s`exclouen. L`odi i el respecte són compatibles i aquesta és la clau de la qúestio. D`una o altra manera els catalans estem abocats a la relació amb Espanya,fins i tot l`endema d`una hipotètica independencia.
    Francesc,Eduard,créc que la pedagogia que gastem al blog és la pitjor de les

    postures en relació amb els amics espanyols,sér estimats és inpossible i no ens cal escarrassar-se a explicar-nos,ells ja saben qui som i senzillament i no els agrada el que veuen i llegeixen. Només poden aspirar a ser respectats i el cami per aconseguir-ho s`assembla poc al que hem fet i seguit fins ara.
    És de la fermesa i la seriositat que s`aconsegueix el respecte.Des de la duresa i defensa estricta del propi criteri. Qualsevol altra cosa,només aconsegueix alimentar la seva rancunia,l`odi,el meyspreu que hem patit fins avui.

  2. Però es que no fas el números bé, Xavier. Segons les darreres enquestes publicades sobre això un 20% ni saben ni contesten, així que t’hauries de fer l’abanderat si de cas, del 35% que s’hi mostren clarament en contra.

    En una votació, no tant en un cas com aquest, no s’ha registrat mai una participació d’un 100%. Així el 45% del que jo parlava, suposant que tots vagin a votar que ja es suposar, sería el percentatge final dels vots escrutats no del posicionament per una opció concreta, (no se si s’ha entés).

    Els indecisos son els que en qualsevol votació, inclinen la balança cap a un o l’altre costat i aquests cas no en seria una excepció. Jo crec honestament que, si es decidís fer un referèndum per a saber si volem ser independents o no, en aquests moments el SI guanyaria de carrer, la llàstima és que no ens ho deixen fer ….

    Salut i €

  3. nuncamais

    Xavi: D’acord amb el to de la teva darrera intervenció, encara que discrepo gairebé de tot el que dius.
    Comprenc que hi hagi persones que siguin espanyolistes, però el que no em cap al cap és que, amb uns atacs despietats a la integritat del nostre idioma a Mallorca i a València, i també a Catalunya, amb uns robatoris descarats dels nostres recursos, amb un disseny clarament manifest de les comunicacions de l’Estat espanyol per arruïnar els Països Catalans, hi hagi, encara catalans que optin per sentir-se espanyols, atesa la guerra econòmica sense pietat que porta a terme l’estat espanyol contra nosaltres en el terreny econòmic.
    Tu, que més d’una vegada t’has lamentat de la ruïna de l’Aeroport de Girona, t’has preguntat si aquesta no ha estat causada per una política centralista infame d’AENA que, en tot Europa només té un referent en algun país ex-comunista dels Balcans, t’has preguntat tal vegada perquè, en aquesta temporada crítica el Gobierno es permet el luxe de destinar 1.000 d’€ a l’AVE de Galícia (presumiblement no rendible), 5.000 milions més a les rodalies de Madrid, s’entestaencara a parlar del Corredor Central (una bogeria que Europa rebutja amb energia), mentre no atén estructures rendibles com són la línia de mercaderies del Corredor Mediterrani, retarda els enllaços del pot i l’aeroport de Barcelona (presumiblement rendibles), Manté dugues ciutats importantíssimes (València i Barcelona) sense està comunicades amb l’AVE quan presumiblement aquesta línia seria l’única rendible de totes les línies d’AVE?
    De Guindos diu que la pujada del diferencial amb el bo alemanys d’Espanya i la manera irritada com els mercats han rebut els pressupostos de l’Estat espanyol és deguda a la mala salut de l’euro. El que un llec en economia com jo veu tan clarament com un desastre ho han vist els aligots especuladors i veuen un Estat espanyol que prefereix suicidar-se si am el seu suicidi pot aconseguir enfonsar els Paisos Catalans.
    Crec que amb tot el que porto dit ni hauria prou per fee reflexionar a qualsevol. Lamentablement no sóc massa optimista quan a que aconsegueixi que tu reflexionis mínimament. No entenc el perquè però estic plenament segur que aques escrit meu l’unica conseqüència favorable que tindrà serà que jo pugui descarrecar una mica tota la mala bava que fets com aquests em produeixen. Ni més ni menys. Segueix així, orgulloso de ser español.

    Ya hay un español que quiere
    vivir y a vivir empieza,
    entre una España que muere
    y otra España que bosteza.

    Españolito que vienes
    al mundo te guarde Dios.
    una de las dos Españas
    ha de helarte el corazón.

    Antonio Machado

    Aquest gran home, que estimava apassionadament Espanya, en va ser foragitat per l’Espanya que gela els cors, l’Espanya miserable dels Borbons, els corregidores, els inquisidores, els franquistes del PP i els centralistes del PSOE. Jo em pregunto on és l’altra Espanya, la de Machado, la de les persones decents que saben estimar. Cada vegada em costa més de trobar-la.

  4. xaviercomas

    Francesc, entenderás que si la persona que casa con tus ideas, en este caso Eduard, nos indica que hay un 45% de catalanes que están por la independencia, yo como representante de ese 55%, al menos en este blog, y que estamos por conservar la unión, me arrogue todo el derecho para traer a este blog nuestro lo que una mayoría quiere y desea en Catalunya. Es más aunque fuera representante de una minoría lo haría, ya que no hay nada ni nadie que me prive de escribir o editar los artículos que considere oportunos y que vayan de acuerdo con mis deseos.
    Vosotros seguir con vuestras ideas, con vuestros artículos y dejarme que por lo menos yo haga lo que considere oportuno.
    Si llegado el momento que deseáis, la independencia, y siempre que os comportéis como demócratas, tendréis que consentir que haya un partido que esté por la integración en España, que hayan banderas españolas en los balcones. Yo veo clara la liberalidad con que el futuro estado catalán tratará esta cuestión. La libertad será tal que en una Cataluña independiente se permitirá no izar la bandera de Cataluña si el ayuntamiento correspondiente prefiere la española.

    Se permitirá inundar el ayuntamiento de personas que porten la bandera de España, se hará la vista gorda cuando alguien queme la estelada, se permitirá poner apodos a la estelada, insultar a las autoridades, colocar pancartas en los estadios donde se lea CATALONIA IS SPAIN, hacer referéndums ilegales para ver si los catalanes quieren integrarse en España, concurrir a elecciones y ser legales partidos políticos partidarios de la unión a España…

    Porque no será tan CÍNICO el futuro gobierno de una Cataluña independiente de reprimir, ilegalizar y detener a las personas que hagan lo mismo que lo que ahora permite la pérfida España. ¿O sí?

  5. nuncamais

    El senyor Coll fa temps que ha perdut els papers, que són els mateixos que els del PSOE del que és altaveu.
    El seu article no s’entén; per això no l’ha entès EDP ni tampoc no l’entenc jo.
    És evident que només una rectificació impossible de la política agressiva envers Catalunya de l’espanyolisme, o un covarvia absoluta – que també vull creure imposible – dels catalans, pot evitar la propera independència de Catalunya, regida colonialment pel govern del PP amb la aquiescència del PSOE.
    Tota la resta no són més que falòrnies espnyolistes.
    Ah! I ja està bé, Xavi, que cada vegada que algun escrit no t’agrada dius que qui l’ha escrit no l’entén.
    Em sembla que jo podria dir-te – amb molta més propietat a tu – que no entens res de res, perquè sotmès colonialment als espanyols, encara et proclames orgullós de ser espanyol, a la vegada que català. El que no dius que per tu ser català és estar sotmès sempre i en tot moment a la dominació colonial espanyola. La selecció dels escrits que publiques ho confirma de sobres.

  6. xaviercomas

    Creo Solé que no has entendido el artículo que he pasado. Dado que tu sola presencia en un artículo traído para demostrar que no son todos los que son ni son todos los que están, y además es ofensivo para cualquiera que lo lea, siempre con imparcialidad, lo elimino y me ahorro calificarte, no te lo mereces.

  7. El problema major per els federalistes sr. Coll és que tant a Catalunya com a Espanya son quatre gats. Es qüestiona legitimitat a les iniciatives independentistes o al suport que aquestes tenen quan en tota classe d’enquestes o estudis d’opinió estan en aquests moment fregant el 45% i en canvi una opció que a Espanya ja ha nescut morta com és el Federalisme ens la volen vendre com la opció, en majúscules, que posaria ordre i arreglaria el conflicte territorial de l’Estat.

    Els que s’han de treure la vena dels ulls son vostès i no nosaltres, el camí cap un Estat propi és ja inevitable, per la ceguesa dels qui en el seu moment haurien pogut fer una Espanya plural amb una Catalunya forta i en comptes d’això han gastat el temps i els diners que no tenien intentant enfonsar-nos.

    Ningú ha fet tant per promoure l’independentisme català a Catalunya, com Espanya, això miri per on, al final fins i tot, els ho haurem d’agrair.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s