BALANZA, DÉFICIT, PACTO, de Guillem López Casasnovas en La Vanguardia

Muchas voces se levantan estos días sobre el déficit de la balanza fiscal y que generan propuestas que van desde el imperativo del pacto fiscal hasta la insumisión fiscal, mientras que para otros van de la negación de su validez a la minimización de la cifra resultante. Al respecto me gustaría hacer algunas precisiones desde el rigor académico de los que en su día impulsamos, en el Instituto de Estudios Fiscales, la metodología de estimación y su interpretación.

La balanza fiscal apoyada en el flujo monetario se calcula bajo el supuesto “como si” las instituciones que representan a los catalanes en Catalunya tuvieran derecho a recaudar la totalidad de los tributos. Digámoslo claro: como si Catalunya fuera independiente. El cálculo da un exceso de recaudación potencial que puede permitir tanto aumentar el gasto propio, en torno al 8% del PIB, sustituyendo el que por los diferentes conceptos hacen las administraciones en Catalunya, como bajar la presión fiscal de la población catalana. El “como si” no está ciertamente en la Constitución, de donde el nacionalismo español interpreta una soberanía tributaria exclusiva y excluyente que a efectos fiscales afirma que no hay “catalanes, sino españoles que viven en Catalunya”.

Segundo. Las interpretaciones tipo “expolio fiscal” o “España nos roba” creo que no son calificaciones adecuadas cuando los saldos fiscales que recoge la balanza son resultado de leyes que se han aprobado en el Parlamento español (las de la financiación autonómica incluidas), a menudo con los votos de algunos partidos que ahora utilizan estas expresiones. Quizás lo que queremos decir es que nos hemos dejado robar o que no hemos sabido hacer nada más. Pero fuera de la política más de letra pequeña, tenemos que ir con cuidado con los excesos del lenguaje.

Finalmente, sobre la supuesta limitación del déficit fiscal “tolerable” del 4% “de acuerdo con la sentencia alemana”, no he sabido encontrar nunca este límite, y así he dejado siempre constancia en mis escritos. Sí que dice el tribunal alemán que le parece razonable que se aplique un principio de ordinalidad en la redistribución y que en cambio es poco razonable que el Estado pueda sacar de unos länder para darlo a otros sin límites o reglas preestablecidas.

Reducir diferencias no significa eliminarlas. Si lo haces, te cargas los incentivos a la responsabilidad fiscal. Son muchos los argumentos para justificar que Catalunya (y las comunidades del arco mediterráneo) ha recibido una financiación injusta, que España tiene muy poco de Estado federal y que el nacionalismo catalán es una piedra en el zapato del nacionalismo español. Pero que simplificar los argumentos no nos haga perder el rigor y se descalifique la razón, que tenemos en contenidos, por un uso incorrecto de las formas.

Guillem López Casasnovas. Economista. Universitat Pompeu Fabra.

http://elcomentario.tv/reggio/balanza-deficit-pacto-de-guillem-lopez-casasnovas-en-la-vanguardia/16/03/2012/

y su biografía:

http://ca.wikipedia.org/wiki/Guillem_L%C3%B3pez_Casasnovas

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s