Puestos a comparar…

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                 

     En un mitin celebrado en Cuenca en apoyo de María Dolores de Cospedal, José María Aznar ha comparado a Zapatero con Chávez y con Castro, por, según ha dicho, “insultar a los españoles” y “negar la evidencia”. Cierto es aquello que dice que ningún jorobado se ve su espalda y que queda muy claro que Aznar no se ve la suya.

     Anda muy desmemoriado el ex presidente del Gobierno cuando habla de “negar la evidencia” y de “insultar a los españoles” ya no recuerda cuando se celebraban aquellas manifestaciones, corría el año 2001, en las que participaban cientos de miles de españoles que se mostraban contrarios a la Ley Orgánica de Universidades (LOU) y refiriéndose a las cuales, en un tono claramente despectivo y por tanto insultante, dijo aquellas palabras de que “lo único” que vio, el domingo 2 de marzo de 2001, fue “un lío de mucha gente en la calle” en el que había “mucha gente variada”. A esto hay que añadirle el caso que les hizo a las manifestaciones de millones de españoles que gritaban ¡no a la guerra! y a los cuales despreció olímpicamente. Eso si es “negar la evidencia”  y no querer ver y mucho menos escuchar las razones de los ciudadanos.

      Evidentemente a Aznar se le puede comparar con cualquier intolerante de los muchos que desgraciadamente hay en el mundo de la política, como muestra voy a señalar tres casos que ponen de manifiesto esa intolerancia de Aznar: 14 de abril de 2005 el ex presidente pronunciaba una conferencia en el Hotel Arts de Barcelona en la que disertó sobre “Liderazgo para nuestro tiempo” en ella repasó sus ocho años en el Gobierno e hizo una valoración “muy positiva” de la labor de su ejecutivo. Aznar no comenzó su charla hasta que todos los periodistas hubieran abandonado, obligados por agentes de seguridad a instancias de Aznar, el salón. Esos periodistas estuvieron cubriendo la información sobre las jornadas organizadas por una consultora, menos en la de Aznar por deseo expreso de este. Por lo visto no quiso que la prensa se hiciera eco de sus palabras diciendo lo “positiva” que fue la labor de su Gobierno. También se puede señalar que el 14 de febrero de 2007 Aznar intervino en un acto público organizado por una periodista norteamericana, propietaria de un restaurante, en los que suelen participar personalidades para someterles a sus preguntas ante el público asistente. Aznar anuló su presencia cuando se enteró de que iban a asistir periodistas españoles por miedo a que le preguntaran sobre la visita de policías españoles a la base de Guantánamo, que se produjo durante su Gobierno. El 14 de noviembre de 2010, la prensa nos daba cuenta de que Aznar expulsó a los periodistas de una conferencia que iba a dar sobre el futuro del sector inmobiliario. Aznar impidió grabar su intervención y, transcurridos 15 minutos, pidió a la organización que invitase a los medios de comunicación a abandonar la sala. La prensa se hizo eco de esta noticia difundida por la Cadena Ser. ¿Qué dijo Aznar sobre un tema tan delicado como es todo lo que gira alrededor del mundo del sector inmobiliario para llegar hasta el extremo de no querer allí a los periodistas?

    El ex presidente se permite comparar a Zapatero con Chávez y con Castro, pero… ¿con quién podríamos compararlo a él?

6 respostes a “Puestos a comparar…

  1. Parece que el articulista tiene muy claro que ser comparado con Castro o Chávez es poco halagador o, directamente, casi un insulto. Y como la cosa va de comparar, ¿qué más quisiera Zapatero parecerse, aunque fuese mínimamente, a Castro o Chávez? Aznar, personaje que ha sacado muy poco provecho al dinero de sus padres (Universitario en una época en la que en España sólo lo eran los hijos de papá, es decir de los capitostes del franquismo, y los superdotados [él de superdotado no tiene nada, o por lo menos nada a la vista], puede ser comparado con gente como Bush, Blair, mentirosos compulsivos como él mismo. Además, tiene la convicción de que es mucho mejor, desde el punto de vista humano y político, que los citados Castro y Chávez, que para él son lo más inmundo y despreciable de la tierra. Castro y Chávez son dos nombres que se le vienen a la cabeza a este ex-falagista metido a político y que alcanzó el casi máximo poder político de este país merced a una enajenación mental transitoria de una buena parte de sus habitantes. Parte que se cree mejor que el resto sin tener motivos para ello.

  2. J. M. Sole

    Tens tota la raó Jon, quina culpa te la pobre Carmen….Aznar és un personatje peculiar,sincerament amb poc interès,vist des d`ara,sembla estray que un subjecte tan mediocre i alhora estranbòtic arribés al poder,i les coses que hi va fer. Situat ara a la FAES (curiós anagrama de FAlange ESpañola ),tampoc no el veig massa ben moblat com per influir des del món de les idees. Li cal llegir una mica més i sobretot pensar. Però en fi ja s`ho farà,qui l`escolti,personalment penso que España va enrere,com els crancs !!.
    Salud.

  3. Que culpa tendrán la pobre Carmen de Mairena o el mismo Napoleón para que le compareis con este indivíduo.
    Si queréis compararlo con alguien deberiais hacerlo con aquellos ilustres que compartieron unos principios ideológicos similares a este tipo.
    Propongo al austríaco Adolfo y que se hizo muy popular en Alemania y el resto de Europa en los años 40 y también al italiano Benito, coetáneo de Adolfo y entre lo más nuestro está un tal Francisco, Patxi para los amigos, muy popular en las Españas durante 40 largos y agónicos años.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s