Los nombres de los criminales


PASCUAL SERRANO

Le Monde Diplomatique

¿Y si Estados Unidos no fuera el defensor de la democracia y los derechos en el mundo como dice ser y muchos creen? Es verdad que muchos ya lo sabemos desde hace tiempo, pero siempre es necesario recordar las operaciones clandestinas y terroristas que Estados Unidos ha ejercido a lo largo del planeta durante su historia.

Es lo que hace en “El equipo de choque de la CIA” Hernando Calvo, pero sin adjetivos, con fechas, nombres, números, como corresponde a un buen periodista. El autor sitúa la primera acción desestabilizadora de la CIA en Guatemala en 1954, si bien yo creo que podría ser el derrocamiento del presidente nacionalista iraní Muhammad Mossadegh el año anterior para sumir al país persa en la ominosa y sangrienta dictadura del sha Muhammad Reza.

El colombiano afincado en París Hernando Calvo repasa el rosario de crímenes, golpes de Estado, conspiraciones, invasiones y ocupaciones organizadas por la CIA con el gran mérito, en mi opinión, de aportar los nombres de los criminales. Es demasiado frecuente hacer acusaciones a la política exterior estadounidense que, aun siendo ciertas, no están suficientemente documentadas y adolecen de pocas identificaciones de los responsables. Por eso se agradece un libro que pivota sobre los nombres de las personas que tomaron las decisiones y las ejecutaron: en el asesinato de Lumumba, el Che o Letelier, en las operaciones terroristas contra Cuba, en el narcotráfico para financiar acciones encubiertas en Vietnam y Nicaragua, en el derrocamiento de Allende, en la voladura de un avión civil cubano con 73 pasajeros…

El 18 de abril de 2009, el vuelo de Air France, numero 438, proveniente de París, debía aterrizar en ciudad de México. Cinco horas antes de llegar a su destino, el capitán anunció que las autoridades estadounidenses desautorizaban el paso de la nave sobre ese país.

El motivo: entre los pasajeros viajaba una persona que no era bienvenida por motivos de seguridad nacional. Era Hernando Calvo Ospina. Ya sabemos cómo detectan en Estados Unidos a los terroristas: a quienes escriben libros como éste.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=119735

¿Será Garzón el último?


EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                   

     Cuando por fin se está haciendo la luz para los restos de todos aquellos que murieron en la etapa más oscura que jamás atravesara España, cuando esos restos están dando testimonio de las atrocidades cometidas por un régimen dictatorial, cuando esos restos demandan que se haga justicia, cuando esos restos con su voz enmudecida por las armas que portaban unos asesinos que invocaban a Dios y a la patria, como si ambas cosas fueran patrimonio exclusivo de ellos, que se restituya su honor y su dignidad mediante una revisión de los juicios que les llevaron a tan ignominiosa y por tanto inmerecida situación, ningún humano es merecedor de morir a manos de otro, cuando recientemente han publicados los medios de comunicación que solamente en Andalucía, en parte de ella, se han localizado 640 fosas comunes conteniendo más de 47.000 víctimas del franquismo, se calcula que en toda Andalucía hubo 130.199 represaliados por un gobernante ilegal,  cuando todo eso ocurrió y está sucediendo, resulta que un juez, Baltasar Garzón, que tuvo la honesta intención de investigar los crímenes del franquismo, está apartado de sus funciones y con una causa abierta contra él que le sentará en el banquillo de los acusados y que tal como se van desarrollando los acontecimientos acabará siendo condenado o como mal menor inhabilitado para seguir ejerciendo como juez.

     Todo esto me lleva a la reflexión y a formular las siguientes preguntas: ¿Qué quiso dar a entender el dictador Franco, cuando dijo aquello de que lo dejaba “todo atado y bien atado”? ¿Se refería a que los crímenes consentidos por él y perpetrados por sus sectarios seguidores quedarían impunes para siempre? ¿Significaba esa frase que aquellos que fueron pasados por las armas sin un juicio justo y algunos sin juicio, habían perdido sus derechos a ser tratados dignamente y a ser respetados por sus ideologías o por simplemente no mostrarse de acuerdo con una España bajo el mando de un dictador sin escrúpulos ni respeto a la condición humana? Es lamentable que 35 años después del de la muerte del dictador aún haya familias que estén intentando recuperar la memoria y la dignidad de aquellos familiares suyos que un día fueron sacados de sus domicilios a punta de pistola y posteriormente asesinados en una cuneta o en la tapia, como fondo, de algún cementerio por creer simplemente que pensar libremente y exponer su opinión  eran un derecho de todo ser humano y que con ello, como así es, no se hacía daño a nadie.

    Y para finalizar, otra pregunta: ¿Será Garzón la última víctima del franquismo, de ese franquismo que muchos dieron por finiquitado, que enorme error, aquel 18 de noviembre de 1.975?

FUMAR ES UN PLACER….


http://www.youtube.com/watch?v=wU5wqPlSyXQ

Esta última no tiene nada que ver con el tabaco, pero como que para mi es un clásico, os la pongo, es como recordar tiempos pasados…

http://www.youtube.com/watch?v=2WX_4FNoto4