Los ayuntamientos están exterminando la cultura popular (Madrid)


Mi amigo el poeta Ricardo Bórnez trae a las librerías, versos frescos,  un lozano “Apuntes urbanos”, libro a desaparecer en los extrarradios de los medios de comunicación   Borbónicos y el Fnac.  Poemas ocultos para la masa, como los que este año propusieron Eva Márquez, Ana Pérez Cañamares o Ada Menéndez.

El Martes desde ese programa alegre e inteligente que es la “Noche Tuerta”   de Tele K y que tuve la honra que me dejaran 20 minutos para expresarme por una TDT libre de Falangistas de salón y micrófono, dije que los poetas no es que se escondan, los esconden, lo público en su vertebración institucional.

Sin una red de ateneos estable, los círculos poéticos deambulan por bares   preñados de futbol de domingo y Champions League de Miércoles, con excepciones   de garitos CeNeTeros. Tal vez si Harry Potter, no hiciera magia con barita y chistera y lo intentara con prosa y poema,  estaría todavía sentado en aquel tren de Manchester donde la escritora J.K Rowling  de Islas Británicas, lo pensó. Continua llegint “Los ayuntamientos están exterminando la cultura popular (Madrid)”

Sin madera no habrá hoguera (Madrid)


ISAAC ROSA

“Los nuevos vecinos del barrio son los más modernos de Madrid. Y conviven en armonía con los vecinos de siempre.”
-Presentación turística de Malasaña en la web municipal esmadrid.com-

Como no voy mucho por el centro de Madrid, cada vez que lo hago me ocurre lo mismo: la tienda a la que voy ha cerrado y en su lugar hay una boutique chic, la tasca donde quedé ha sido sustituida por un starbuck, el cine de ayer es hoy una franquicia de ropa juvenil, y la humilde casa de vecinos se rindió ante un lujoso hotel.

No es que yo me haga viejo: es que las autoridades hace tiempo que decidieron que el centro urbano es un escaparate para el turismo y los negocios, y eso implica un cambio urbanístico, comercial y, por supuesto, social y vecinal. Gentrificación lo llaman, proceso por el que los habitantes y el pequeño comercio de un barrio son desplazados a la misma velocidad que sube el precio del metro cuadrado y la renta media de los nuevos inquilinos. Un proceso de especulación inmobiliaria que ha ido avanzando en los barrios próximos a la Gran Vía madrileña, y que llega ya hasta Lavapies. Continua llegint “Sin madera no habrá hoguera (Madrid)”

Zapatero prepara nuevos ataques contra la clase trabajadora


Recuento de los ataques hechos

La batería de recortes antisociales de Zapatero es larga. El pasado mes de junio se recortaron los salarios de los empleados públicos en un 5%. En verano subió el IVA dos puntos, lo cual supone reducir los salarios reales casi un 2%. En el mes de septiembre se introdujo la reforma laboral, que favorece y abarata el despido y rebaja los derechos laborales. Esta reforma generaliza un tipo de contrato con una indemnización de 33 días por año trabajado (en vez de 45 días). Eso ni creará puestos de trabajo ni reducirá la temporalidad. Los contratos con una indemnización de 33 días han pasado del 15% de los nuevos contratos al 30%. Los contratos temporales no se han reducido.

Mientras tanto, el paro se mantiene en cifras altísimas, con más de 4 ‘6 millones de parados. El desempleo de larga duración llega ya a dos millones (un 43% del desempleo total). Y los parados que llevan más de seis meses en paro ven reducida su prestación en un 60%. Estas cifras de desempleo elevado y centenares de miles de parados viviendo en una situación de pobreza se pueden mantener durante años.

La ofensiva que se nos viene encima

Pero todo eso es insuficiente para “calmar los mercados financieros” y seguir los objetivos que marca la UE de reducir el déficit al 3% en el 2013 (en el 2009 se encontraba en el 11,1%). El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, lo expresaba claramente: “Nunca se puede decir que ya hemos acabado con las reformas”. Este señor defiende las reformas hechas hasta el momento, a la vez que pide una reforma de las pensiones y hacer más ‘eficaz’ el servicio de empleo (es decir, presionar a los parados para que acepten cualquier trabajo).

El Gobierno continúa su ofensiva a dos grandes niveles. Por una parte, bajará drásticamente la inversión social en los presupuestos generales. Por otra, el PSOE plantea realizar los próximos seis meses una batería de leyes que pasan por la trituradora los servicios públicos y las prestaciones sociales.

Unos presupuestos antisociales Continua llegint “Zapatero prepara nuevos ataques contra la clase trabajadora”

ZP ¿se “jubila”?