Cuando las barbas del vecino veas pelar….¡Expectacular subida de tasas universitarias en Inglaterra!


El Parlamento británico ha dado su visto bueno al aumento de las tasas de las matrículas universitarias. La votación en la Cámara de los Comunes ha dividido a la coalición gobernante y ha provocado que los estudiantes hayan vuelto a echarse a la calle en protesta por la medida que triplica las tasas hasta un tope de 9.000 libras anuales (10.710 euros).

La Cámara Baja del Parlamento ha aprobado el plan por una mayoría reducida de 21 votos – 323 diputados votaron a favor, 302 lo hicieron en contra-. La coalición gubernamental tiene una mayoría de 84 votos cuando todos están presentes en la cámara de 650 escaños.

Veintiún diputados liberales, que antes de llegar al poder habían firmado un documento contra la subida de las matrículas, votaron en contra del proyecto gubernamental, mientras que 8 se abstuvieron y 28 se manifestaron a favor. Entre los conservadores, seis votaron en contra.

Dos ayudantes de ministros liberaldemócratas, Jenny Willot y Mike Crockart, y uno conservador, Lee Scott, dimitieron hoy de sus cargos para poder votar en contra de la controvertida iniciativa, ya que los miembros del Gobierno estaban obligados a apoyarla.

Según informaciones de última hora, un grupo de manifestantes logró entrar en el edificio del Ministerio de Economía y se enfrentó dentro con la policía. La ira de los manifestantes se concentra, sobre todo, contra el partido liberaldemócrata, minoritario en el Gobierno de coalición con los conservadores, al que acusan de haber roto su promesa electoral de oponerse a la medida.

Miles de manifestantes llegados de diferentes puntos del país, se congregaron en torno al Parlamento, donde arrojaron objetos y pancartas a la policía que intentó disuadir a la multitud, lo que ha provocado escenas de caos. De momento, el saldo de la protesta son siete detenidos y tres agentes heridos.

La manifestación de hoy es una de las tantas de las últimas semanas que terminaron con cientos de estudiantes detenidos. Los manifestantes acusan al Gobierno que detrás del incremento de las matrículas se esconde un drástico recorte de la financiación de las universidades.

Y de hecho, además de obligar a los universitarios a pagar más, el Gobierno de coalición también ha retirado una serie de ayudas a la educación de adultos y superior, en particular a las carreras de artes y humanidades.

La elevación de las matrículas afectará sólo a los estudiantes de Inglaterra ya que en Escocia la enseñanza superior sigue siendo gratuita y el Gobierno de Gales ha prometido a los galeses que no tendrán que pagar más que ahora aunque estudien en universidades inglesas. El Gobierno norirlandés no ha decidido de momento qué hará con la subida de las matrículas.

http://www.publico.es/internacional/350922/parlamento/britanico/aprueba/subida/tasas/universitarias

LAS GARGANTAS DEL PSC por Pilar Rahola en La Vanguardia.


Las gargantas del PSC

Tura, Castells, Geli… han repetido el estribillo que gusta a los oídos de los plumillas catalanes

Opinión | 09/12/2010 – 01:23h

Una de las grandes virtudes de José Zaragoza –aparte de una inteligencia aguda– es que se entienden sus silencios. Es decir, sus pausas a media frase son tan claras como sus palabras, no en vano este hombre ha dominado el arte de la síntesis.

¿Qué es, si no, una campaña electoral sino pura síntesis? Y Zaragoza tiene en su haber las campañas más exitosas del socialismo catalán. Desaparecido en el último combate electoral (no se sabe si por conducir en la sombra los hilos de su sustituto o por no salpicarse con la previsible derrota), ha reaparecido con la misma claridad de ideas y la misma autoridad que siempre le han definido. Y es así como ha hablado más allá de sus palabras en la interesante entrevista de La Vanguardia. De todo lo dicho e insinuado, me quedo con algunas ideas rotundas: la derrota ha sido responsabilidad del Govern, los viejos nombres no pueden liderar el nuevo PSC, el futuro pasa por el liderazgo municipal, el debate va más allá del viejo mantra del grupo parlamentario en Madrid y no se moja por Jordi Hereu.

Desde mi mirada exterior, coincido con su diagnóstico, y no tanto porque conozca los intríngulis interiores de los socialistas –que no es el caso–, sino porque algunas de sus reflexiones son puro sentido común. La verdad es que creo que, respecto al PSC, el debate analítico-periodístico tiende al divertimento esotérico y se aleja de la lógica de la realidad. Por ejemplo, estos días nos hemos entretenido con las declaraciones en barrena de las voces previsibles: Tura, Castells, Geli… Todos han repetido el estribillo que gusta a los oídos de los plumillas catalanes. Que si necesitan grupo parlamentario, que si el catalanismo del PSC, que si la dependencia del PSOE… A excepción de la crítica, también repetida por todos, sobre los graves excesos de los socios del tripartito, el resto parece música celestial para levitar, pero no para ganar elecciones. ¿De verdad creen que los miles de votantes socialistas que no les han votado, lo han hecho por falta de catalanismo? ¿Están seguros de que el debate en el Baix Llobregat o en Nou Barris o en las periferias de Tarragona ha sido la falta de grupo parlamentario? Por supuesto que sería bueno que tuvieran grupo –al menos desde la perspectiva catalanista– y también es evidente que el PSOE no ha ayudado, pero los problemas del PSC derivan de una imagen antigua y de un discurso oxidado que se ha acercado tanto a la consigna prefabricada como se ha alejado de los ciudadanos. Que no se equivoquen. Los problemas del PSC palpitan dentro del PSC, y es ahí donde, desde hace años, reina la confusión. Por eso no sirven los viejos nombres, ni se trata de un debate de nombres. El problema del PSC no es el quién, ni el cómo, sino el qué. ¿Qué son realmente, a qué quieren dedicar el tiempo libre? Y ahí está el problema, que sobre eso aún no hemos oído nada razonable.

http://www.lavanguardia.es/opinion/20101209/54084850348/las-gargantas-del-psc.html

¡¡¡A la cárcel!!!


EL CRISOL    Pascual Mogica Costa

                      

     Ya un poco más sosegado, pero no por ello menos indignado, escribo este comentario dando mi opinión sobre lo que me ha parecido esta salvajada llevada a cabo por los descontrolados controladores aéreos, cuya irresponsabilidad ha quedado más que manifiesta y por ello no les considero  racionalmente capacitados para desempeñar el trabajo que están llevando a cabo.

    En mi opinión considero que el Gobierno no debe ceder un ápice en todo aquello que a partir de ahora tienda a regular su situación laboral, en la que lógicamente están reflejados sus salarios. A estos hay que ponerlos firmes y no tener el menor escrúpulo de la hora de equiparar su estatus gremial al del resto de los demás trabajadores de España para que de este modo aprendan  que el trabajo, el largo horario en el taller, y el cobrar un salario que no llega a fin de mes es lo que realmente  crea una verdadera situación de estrés.

     Suscribo totalmente los adjetivos que tanto la prensa como la opinión pública han utilizado para calificar esta salvajada que ha atentado contra la libertad y los intereses económicos de centenares de miles de ciudadanos españoles. Creo que cuando se han empleado los términos “sabotaje”, “chantaje”, “secuestro”, “sedición” y “subversión” se ha sido bastante magnánimo. Ya iba siendo hora de que a estos descerebrados, prepotentes e irrespetuosos con todos aquellos que pagan para que ellos puedan llevarse al bolsillo importantes cantidades de dinero a fin de mes, se les pusiera coto a sus desmanes apoyándose en una situación de privilegio tanto laboral como económica.

    En mi opinión considero que todos aquellos que abandonaran sus puestos de trabajo deben ser juzgados y encarcelados por poner en situación de emergencia a toda España y esto lo digo desde una posición de más sosiego en mi estado de ánimo.

      No puede dejar de dar mi opinión sobre el modo en que la oposición, Rajoy y su corifeo González Pons, ha tratado este asunto. Su actuación ha sido más que lamentable y solo han puesto de manifiesto que hay que ver lo que hay que hacer para intentar conseguir unos cuantos votos más. Eso es una actitud de pícaro limosnero pedigüeño, que choca frontalmente con la impecable y eficaz gestión del Gobierno que ha solucionado tan grave situación en poco más de un día.  Claro, que todos sabemos, a estas alturas quien lo puede ignorar, que en el PP han adoptado esa máxima que dice: “·Si no los puedes convencer…confúndelos”.