BUEN AÑO EN EL CORREDOR DE LA MUERTE DE Alfredo Abián en La Vanguardia


Disfruten cuanto puedan esta noche con sus seres queridos. Coman, beban y fumen –sean benévolos con los drogadictos familiares–, porque a partir del lunes todo seguirá igual… o peor. Si este annus horribilis invita a que las uvas nos obturen la faringe, el que viene nos aboca directamente a la respiración asistida. Así de cruel es el corredor de la muerte donde pretenden que electrocutemos nuestro modo de vida. Los argonautas que pilotan la nave extraterrestre Mercados nos bombardean con distintos misiles balísticos. Atienden por deuda soberana, ajuste fiscal y estructural, stock de vivienda, guerra de divisas… Por si fuera poco, somos para ellos unos vulgares cerdos, junto a Portugal, Irlanda y Grecia. PIGS. La S final es de Spain. Qué gracia tienen los alienígenas que hablan inglés. Pero es lo que hay. El sistema se propone que nuestros hijos y nietos paguen los supuestos excesos que hemos cometido. Y, ciertamente, alguien ha perpetrado abundancias en nuestro nombre. Por ejemplo, hemos abierto facultades en territorios vacíos de universitarios, aeródromos en terrazas de aldea y estaciones de AVE en pedanías. Hemos llegado a tal punto crítico que hasta Zapatero luce fe de converso y nos amenaza con cinco años más de penurias. Por eso, buena parte de nuestros jóvenes mejor preparados emigran. A Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, Asia. Aquí, con una tasa de paro africana para la gente de su edad (40%), no podemos ofrecerles nada. Salvo ser funcionarios. No nos extraña que en esta coyuntura que padecemos hasta la vividora Carmen Lomana abogue, en paños menores, por cambiar “este gobierno de necios”. Dicen que la gente de edad acumula sabiduría. En nuestro caso, tememos que lo único que amontonamos es deuda y frivolidad. Buen año.

http://www.lavanguardia.es/opinion/20101231/54096029020/buen-ano-en-el-corredor-de-la-muerte.html

Feliz 2011


IGNACIO ESCOLAR

Señoras y señores: con todos ustedes, el fabuloso Ibex 35. Telefónica: 8.835 millones de euros de beneficios en los tres primeros trimestres del nefasto 2010, un 65,6% más. Banco Santander: 6.080 millones de euros de beneficios, un 9,8% más. BBVA: 3.668 millones, un 12,2% más. Iberdrola: 2.069 millones, un 2% más. Repsol: 1.786 millones, un 32,5% más. Inditex: 1.179 millones, un 42% más… También las hay que ganan menos, pero el balance global es como para brindar con champán. Todavía falta por contabilizar el último trimestre de 2010, pero hasta septiembre las empresas del Ibex 35 ganaron 38.156 millones de euros, un 16,7% más. A este ritmo, cuando se cierre 2010, los beneficios probablemente rondarán los 50.000 millones de euros.

Y la crisis, ¿dónde está? Bueno, algo han notado, pero no porque hayan tenido pérdidas, sino porque se han embolsado algo menos de lo habitual. En el año 2006, las 35 del Ibex ganaron 41.892 millones de euros, un 27,4% más que en 2005. En 2007, los beneficios siguieron subiendo: 49.246 millones de euros, un 14,88% más. En 2008 llegó la primera rebaja tras cinco años consecutivos de beneficios record, apenas un 6%. Y en 2009 ya sí se notó más con una caída en los beneficios del 26%, hasta quedarse en unos humildes 42.531 millones de euros. Los beneficios de las grandes empresas bajaron con la crisis, pero los sueldos de los altos directivos no han parado de crecer. En el año 2009 (el peor de la crisis) subieron un 16% más. El sueldo medio de cada uno de los miembros de los consejos del Ibex fue el año pasado de 699.000 euros anuales; el de los altos ejecutivos, de 2,7 millones de euros.

Y con esto me despido de 2010, hoy no voy a opinar. Hay datos tan evidentes que no hace falta decir más.

http://www.escolar.net/MT/archives/2010/12/feliz-2011.html

Financiando nuestra propia ruina


MANOLO SACO

Marianiño (me encanta pronunciar su nombre desde que levantó la veda y nos liberó de formalismos), tan pronto conocerse los resultados de las elecciones de 2008, le deseaba suerte a Rodríguez Zapatero, “por el bien de España”. Y Zapatero, el muy inocentón, picaba como un chino. El reciente presidente prometía a continuación una “nueva etapa sin crispación” dando por cierta la sinceridad del jefe de la oposición, el mismo que tardó tan solo un par de días en comprender que ese bien de España era su propia condenación.

Más de 11 millones de votantes habían renovado ese día su voto por Zapatero, un capital político que en tres años fue engullido por una crisis a la que la izquierda europea se ha enfrentado aceptando las medicinas inventadas por los mismos neocons que provocaron la enfermedad. Crean el virus y se forran vendiendo antivirus.

La socialdemocracia, nacida para dotar de un rostro humano al capitalismo, se está diluyendo, como rendida a la evidencia de que los mercados financieros funcionan como gobiernos supranacionales, esos monstruos capaces de mover en una sola orden el dinero equivalente al producto interior bruto de todo un país.

Lo malo de todo esto es que estamos preparados para votar a partidos políticos pero no a los mercados financieros escondidos tras el anonimato. Para mayor sarcasmo, puede estar ocurriendo que los que gestionan nuestros planes de pensiones, presionando en nuestro nombre con malas artes para obtener el mayor rendimiento de las deudas soberanas, buscando la mayor rentabilidad, sean los que están provocando nuestra ruina. Con nuestro dinero. El más suicida efecto mariposa, en el que les pagamos para que nos arruinen mejor.

————————————————————————————

Meditación para hoy:

No sé si os habréis dado cuenta, pero mañana empieza un año nuevo.

Me encanta estrenar.

http://blogs.publico.es/manolosaco/2536/financiando-nuestra-propia-ruina/

UNA MUERTE DIGNA del Blog de Joaquin Leguina


Lo dijo en su momento Giuseppe Verdi –quien pasó a la Historia por sus óperas y también por su patriotismo progresista-: “Torniamo all’antico, sarà un progresso”. Un buen consejo para los socialistas españoles en un momento doloroso en el cual a su líder se le han visto ya todas las costuras.
No se trata de echarle la culpa de todos nuestros males al Gobierno ni tampoco de seguir las consejas para salir de la crisis que vienen de los mismos lugares y con las mismas voces de siempre. Es decir, de quienes nos metieron en el hoyo, aquellos que no saben recitar sino una monótona letanía: “no hay alternativa”. La misma que predicaba la inolvidable Margaret Thatcher.
Mas, sea como sea, habremos de admitir que el ciclo zapaterista toca a su fin. Lo anunció –de forma subliminal pero certera- el Vicepresidente Primero del Gobierno cuando dijo que dentro del “paquete de leyes” que el Gobierno piensa enviar al Parlamento había que señalar como la principal una destinada a ocuparse de “una muerte digna”.
En el caso de ZP, esa muerte digna se refiere tan solo a su periplo político -el vital será, y eso deseo, largo y tranquilo- porque la máquina del tren zapaterista agotó el carbón hace ya tiempo y empieza a nutrir su caldera –como en la película de los hermanos Marx- con la madera de los vagones. Es hora, pues, de prepararle un funeral de primera donde le despediremos a él y también a sus viudas (de ambos sexos), que son muchas.
Aquéllas y aquéllos que -sin oficio ni beneficio previos- llegaron a la política para hacerse fotos mientras aplaudían las ocurrencias de su jefe, también quienes lo jalearon mientras perpetraba los destrozos característicos en quien creyó que en política valía todo, incluida la destrucción del Estado. En fin, las viudas que rieron las gracias a su jefe y protector mientras desenterraba el más rancio anticlericalismo o metía al país en los más inesperados vericuetos: la España plural, el nuevo Estatuto catalán, el pacto con el nacionalismo periférico de distintos pelajes, a cuyos “éxitos electorales” se ha llegado cabalgando sobre dislates como aquel de la partición de las aguas fluviales nacionales o sobre leyes lingüísticas excluyentes… En fin,  todas esas desconsoladas viudas deben partir con él.
Y cuando, ya pronto, llegue la hora de volver a retomar los viejos objetivos de igualdad, de solidaridad, de defensa del bienestar social y vuelvan a utilizarse los viejos métodos de selección interna que sustituyan a la paridad y al amiguismo en beneficio del mérito y la capacidad (que con tanta saña fueron desechados por el zapaterismo)… En fin, cuando suene el gong y haya de elegirse a un nuevo líder que dirija la reparación de la nave y la prepare para una nueva singladura, entonces todos  los socialistas –jóvenes, trabajadores de todas las clases y mayores -se han de olvidar de fotogenias y de sonrisas para elegir a una persona solvente que haya trabajado –desde la albañilería a la electrónica- fuera de la política antes de aspirar a dirigir el Partido y el Gobierno de España. Alguien con un fuste personal labrado en la vida “de fuera”. Alguien con sentido de Estado.

76 comentarios a este artículo »

http://www.joaquinleguina.es/una-muerte-digna