(Z) LOS QUE SE OFENDEN AL LEER ESTAS LÍNEAS de Carles Cols en El Periódico

La precampaña catalana | mirador

(z) los que se ofenden al leer estas líneas

Carles Cols Periodista 

Una de las más seductoras fantasías de Jorge Luis Borges es la invención de una imaginaria enciclopedia china que clasifica el reino animal de un modo que solo el excepcional cuentista argentino podía plantear: (a) pertenecientes al emperador, (b) embalsamados, (c) amaestrados, (d) lechones, (e) sirenas, (f) fabulosos, (g) perros sueltos, (h) incluidos en esta clasificación (i) que se agitan como locos, (j) innumerables, (k) dibujados con un pincel finísimo de pelo de camello, (l) etcétera, (m) que acaban de romper el jarrón, (n) que de lejos parecen moscas.

La Diada, o tal vez la cena, me resultó el sábado tan indigesta que ahí estaba yo, de madrugada e insomne, buscando en la estantería esa fascinante clasificación animal porque su recuerdo fue lo que me despertó. Trataba en la penumbra de la cama de clasificar a los independentistas catalanes con coherencia, pero en la pesadilla solo obtenía caos.

(a) los que peregrinan a Quebec, (b) los que miran con desdén a quien no pronuncia bien setze jutges d’un jutjat…, (c) los que cuando necesitan dinero van a ver Fèlix Millet, (d) los que jamás pactarían con el PP, (e) los que han pactado con el PP, (f) los que no se hablan con otros independentistas, (g) los que denuncian al tendero de la esquina porque no rotula en catalán, (h) los que militan micrófono en mano, (i) los que se comportan como si Catalunya fuera la decimotercera tribu de Israel.

Es cierto. La lista deja fuera a decenas de miles de catalanes que, sencillamente, se aproximan con creciente simpatía al independentismo solo por cuán antipáticos son el PP y a menudo el PSOE cuando llenan la fosa séptica del anticatalanismo. Pero esa es otra cuestión. Lo que me quitaba el sueño de madrugada era lo transversal y mundano que ha terminado por ser el independentismo, lo cual no es malo para quien decida apuntarse a ese club, pues así, antes de adentrarse en el Sinaí ya sabrá, de entrada, que al final del camino hay una tierra de la que mana leche, pero que a veces brota agria.

Ayer, ya despierto, me asaltó la duda de si añadir un nuevo grupo a la clasificación: (j) Artur Mas.

El líder de CiU no solo salió airoso la noche del Onze de Setembre de su paso por la La noria de Tele 5, sino que ayer mostró una pericia estratégica que ni Sun Tzu, cuando en Lleida alumbró un programa electoral que orilla la independencia ya pero no renuncia a ella por la vía de prometer que sentará las bases para que Catalunya pueda celebrar algún día un referendo sobre la cosa sin tener que pedir permiso a España. ¿Engaña Mas? No hay que olvidar que este Arturo ha intentado dos veces sin éxito desclavar la espada de la roca, por lo que no debería extrañar que recurra incluso a tretas para lograrlo. Pero eso no le destierra de la lista. (k) los que aceptan el ara no toca.

 

http://www.elperiodico.com/es/noticias/politica/20100913/los-que-ofenden-leer-estas-lineas/476595.shtml

Una resposta a “(Z) LOS QUE SE OFENDEN AL LEER ESTAS LÍNEAS de Carles Cols en El Periódico

  1. J L B

    Otra fantasía de Borjes es el aleph, un punto des del que se ven todos los puntos del universo… Borjes es un maestro en sembrar de ideas la mente para hacer volar la imaginación del lector, pero sin llegar nunca a nada tangible. Al igual que Josep Lluís usted amigo Carlos, nos baña las página con un mar de letras pero sin ninguna isla donde apartarse de tanta niebla. Sólo apuntarle que siendo equitativo todos los movimientos nacionalistas son dispersos y difusos teniendo como único punto de encuentro el sentimiento de identidad.
    Pero vayamos al cambio de tendencia del movimiento social catalán, clasificar el independentismo no es más difícil que agrupar-lo bajo una misma bandera, si encuentras una bandera suficientemente ancha y larga habrás encontrado el aleph. Pues bien, parece que Mas después de todo ha encontrado ese punto donde convergen todas las energías del catalanismo, y digo catalanismo porque el término incluye tanto independentismo cómo sectores sensibles a una emoción territorial común.
    ¿Cómo ha logrado Mas tejer esa tela de araña para aglutinar a toda la gente próxima? Pues dejándose de luchas sentimentales, odas a la sardana y estocadas a los taurinos y abrazando lo mundano y material, aquello tan catalán como la “pela es la pela” o “la feina crida feina i el diner fa diner”. Y es que los catalanes están hartos de ver cómo recortan más que nadie y reciben menos que nadie, están hartos de cargar-se a las espalda un país que ni los comprende ni los acepta ni les agradece y ni les reconoce un esfuerzo histórico.
    Finalmente los catalanes han dejado las luchas sentimentales que sólo retroalimentan discursos divergentes para pedir lo que es suyo y sale de los bolsillos de sus ciudadanos. Catalunya ha aprendido con la crisis que su matrimonio con España está en crisis, que su pareja no la comprende ni quiere hacerlo y que la única vía es el divorcio, pero como todo divorcio le queda una ardua batalla legal y política para recuperar lo que le pertenece. Muchos hijos quedarán huérfanos de patria pero ya saben aquello tan castellano: “Mejor sólo que mal acompañado…”

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s