LOS JERARCAS

En un momento en que se necesitan referentes morales, en que hay necesidad de creer en algo sólido, en un tiempo huérfano de esperanza para muchos, mirar hacia la Iglesia no consuela.
En el poder eclesiástico se han hecho fuertes unos jerarcas que no saben llegar a la gente porque utilizan un lenguaje pulpitero y muy escaso en caridad. Son dignos herederos de su auténtico fundador, un tal Saulo de Tarso. Y también de la tradición de su organización, siempre unida a los poderosos.
Desde que Saulo, convertido luego en San Pablo, liquidara desde dentro, (primero lo intentó mediante la persecución y el asesinato), el primigenio movimiento liderado por Jesús el Cristo, gracias al apoyo del Imperio Romano del que Saulo era un esbirro, la Iglesia resultante ha ido en paralelo con el poder político. Y no le ha ida nada mal hasta la fecha.
Primero el Imperio Romano, que ayudó a extender por el mundo de la época la nueva religión creada, y gracias a otro imperio, el español, que la extendió después con el apoyo de la espada por el nuevo mundo descubierto por Colón, la religión cristiana alcanzó unas cotas considerables. Se hizo fuerte en paralelo al poder que le dio cobijo por mutua conveniencia.
Pero ahora, cercano el momento en que dicho poder no la necesita, sólo queda el lamento de unos jerarcas que no saben como mantener el tinglado. La queja, y también el lenguaje acusador, pulpitero, desagradable, poco conciliador, extraño, lejano, de condena y que lleva en su génesis la intención de provocar el sentimiento de culpa entre los fieles y los que no lo son.
Curiosamente, esta misma Iglesia cercenó y masacró un intento de movimiento liberador surgido desde sus entrañas. El pecado capital cometido por los líderes de esta causa fue ir a favor de los necesitados, de los más, y poner nerviosos a los poderosos. A este intento se le conoció por el nombre de TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN. Y tuvo la virtud de llevar la esperanza a millones de personas necesitadas de ella, pero se encontró con el inconveniente de que ponía en peligro los intereses de los poderosos que, a la vez, advirtieron a los jerarcas del catolicismo que correrían la misma suerte que ellos si no acababan con los “revoltosos”.
Y así, un movimiento que ganaba adeptos sin necesidad de “espada”, sin auxilio del poder político, fue perseguido y aniliquilado. La prueba de que este intento tiene más similitudes con el primigenio cristianismo que el defendido por los jerarcas católicos, es el asesinato frío y premeditado sufrido por alguno de sus líderes. Exactamente igual que le pasó a Jesús de Nazareth. Los jerarcas del catolicismo estás más próximos a Saulo, San Pablo gracias a su Iglesia, cuyo sacrificio es más que dudoso.
En un momento de cambio, de incertidumbre, de miedo para muchos, la actual Iglesia Católica no consuela. Y es lógico. No es esa su misión ni su utilidad. No están para eso, vaya. Lo suyo es un enrocamiento y ensimismamiento, un mirar hacia dentro acuciada por multitud de problemas internos. El más grande, seguramente, es comprender que está próximo el día en que no le es útil a los poderosos, lo cual exige un cambio, una renovación para ser lo que siempre ha sido desde su fundación: una organización al servicio del poder imperial.

93 respostes a “LOS JERARCAS

  1. nuncamais

    Gonzalorobles: La confessió de la divinitat de Jesucrist està en els Evangelis i, repeteixo, res del que afirma Pau és, que jo sàpiga una contradicció dels textos sagrats.
    La Resurrecció està també citada en els Evangelis, primer com a anunci de Crist als deixebles i després com a descripció d’un succés ocorregut.
    El capítol primer de l’Evangeli de Joan parla ben clarament de la divinitat de Jesús així com aquesta divinitat queda també clara en l’afirmació de Crist quan diu – i sento no tenir la referència del passatge – “el Pare i Jo som una mateixa cosa”. Hi ha també una referència a l'”adoració” dels mags; la paraula suggereix la relació de l’home amb la divinitat, així com també n’és una suggerència un dels dons – l’or – amb els que es reconeix l’infent com a Déu.
    Tanmateix, la majoria dels passatges de l’Evangeli es refereixen a Jesús com el Fill de Déu i, fins i tot, com el Fill de l’Home.
    No. Decididament jo no veig contradicció entre els textos evangèlics i els de Pau.
    Altra cosa és que el lector Pugui donar crèdit a l’Evangeli, i a tota la Bílbia en general com a llibres inspirats per Déu. Els camins de la fe – o de la incredulitat – són complexos i no es poden redïr a un silogisme.
    Normalment el procés de la fe – que és del que jo puc parlar – es desenvolupa paral·lelament a la vida i, tant la fe, com l’ateïsme, tenen un fort component de voluntarisme. Es creu o no es creu com un acte d’adhesió personal (o de rebuig) de la figura històrica de Jesús de Natzaret com a Déu.

  2. La discusión nos ha llevado por unos derroteros que yo no esperaba cuando escribí el artículo. De modo que tengo que añadir lo siguiente: NO SÓLO DE PAN VIVE EL HOMBRE. Y en esas, está necesitado de cauces para dar rienda suelta a su espiritualidad.

  3. Y termino con esto, por ahora, FRANCESC: “PABLO RELEGA A DIOS Y ESTABLECE, por primera vez, EL CULTO DE JESÚS: Jesús como una especie de equilavente de ADONIS, de TAMMUZ, de ATTIS o de cualquier otro de los dioses que morían y revivían y poblaban el Oriente Medio en esa época. PARA PODER COMPETIR CON ESOS RIVALES DIVINOS, Jesús tenía que igualarlos punto por punto, milagro por milagro. Es en esa etapa donde se asocian con la biografía de Jesús muchos de los elementos milagrosos, incluyendo, muy probablemente, su supuesto nacimiento de una virgen y su resurrección de entre los muertos. Ésas son ante todo INVENCIONES PAULINAS, muchas veces TREMENDAMENTE REÑIDAS CON LA DOCTRINA “PURA” promulgada por Santiago y el resto de la comunidad en Jerusalén. No es por tanto nada sorprendente que Santiago y su séquito se sientan perturbados por lo que hace Pablo.
    SIN EMBARGO, PABLO SABE MUY BIEN LO QUE HACE. ENTIENDE, con una sofisticación sorprendentemente moderna, LAS TÉCNICAS DE LA PROPAGANDA RELIGIOSA; ENTIENDE QUÉ ES LO QUE HACE FALTA PARA CONVERTIR A UN HOMBRE EN un dios, Y SE PONE A HACERLO CON MÁS ASTUCIA QUE LA QUE EMPLEARON LOS ROMANOS CON SUS EMPERADORES. RECONOCE INEQUÍVOCAMENTE QUE NO PRETENDE OFRECER EL JESÚS HISTÓRICO, EL HOMBRE QUE SANTIAGO Y PEDRO SIMÓN CONOCIERON PERSONALMENTE.”

    Todos los comentarios anteriores se corresponden literalmente con la obra EL ESCÁNDALO DE LOS MANUSCRITOS DEL MAR MUERTO.

  4. “Pablo no había tenido ese trato personal con la figura que había empezado a considerar como su “Salvador”. Él sólo tenía esa experiencia cuasi mística en el desierto y el sonido de una voz incorpórea. Que sobre esa única base se arrogase autoridad, resulta cuando menos presuntuoso. Eso también lo lleva A DISTORSIONAR LAS ENSEÑANZAS DE JESÚS HASTA HACERLAS IRRECONOCIBLES; A FORMULAR, EN REALIDAD, SU PROPIA TEOLOGÍA, SUMAMENTE INDIVIDUAL E IDIOSINCRÁSICA, Y A LEGITIMARLA LUEGO ATRIBUYÉNDOSELA FALSAMENTE A JESÚS. Pues para Jesús, que observaba rigurosamente la Ley judaica, abogar por el culto de una figura mortal, incluso la suya, habría sido la blasfemia más extrema. Eso lo subraya en los Evangelios, donde insta a sus discípulos, seguidores y oyentes A RECONOCER SOLAMENTE A DIOS. En Juan I0:33-35, por ejemplo, Jesús es acusado de la blasfemia de considerarse Dios. Responde citando el Salmo 82: “¿No está escrito en vuestra Ley: Yo [quiere decir Dios en el salmo] he dicho: dioses sois? Si llama dioses a aquellos a quienes se dirigió la Palabra de Dios…”.

  5. “Unos cinco años más tarde, mientras Pablo enseña en Antioquía, se cuestiona el contenido de su obra misionera. Como explica Hechos I5, varios representantes de la jefatura de Jerusalén llegan a Antioquía con el propósito de verificar las actividades de Pablo. Esos jefes subrayan la importancia de la estricta observancia de la Ley y acusan a Pablo de laxitud. Él y su compañero Barnabás reciben la orden sumaria de regresar a Jerusalén para una consulta personal con la jefatura. Desde ese momento, se abre y se ensancha un cisma entre Pablo y Santiago; y el autor de Hechos, en esa disputa, se convierte en apologista de Pablo.
    En todas las vicisitudes que siguen, es necesario recalcar que Pablo es, en realidad, EL PRIMER HEREJE “CRISTIANO”, Y QUE SUS ENSEÑANZAS -que sentarán LOS CIMIENTOS del ULTERIOR CRISTIANISMO- constituyen una desviación flagrante de la forma “original” o “pura” exaltada por la jefatura. HAYA SANTIAGO, “EL HERMANO DEL SEÑOR”, SIDO O NO SIDO LITERALMENTE SU PARIENTE DE SANGRE (y todo indica que sí), ES EVIDENTE QUE CONOCÍA PERSONALMENTE A JESÚS, O A LA FIGURA LUEGO RECORDADA COMO JESÚS. Lo mismo ocurría con los demás integrantes de la comunidad, o “Iglesia primitiva” de Jerusalén, incluyendo, por supuesto, a Pedro. Cuando hablaban, lo hacían con autoridad.”

  6. “Es importante entender que eso (enviar a Pablo a Tarso) equivalía al destierro. La comunidad de Jerusalén, al igual que la de Qumran, estaba preocupada casi exclusivamente por los sucesos de Palestina. El ancho mundo, como Roma, interesaba sólo en la medida en que afectaba o invadía su más localizada realidad. Por lo tanto, enviar a Pablo a Tarso era lo mismo que si hoy, un padrino de los Provisionales del IRA, (Se nota que el texto tiene unos añitos), enviase a un recluta disciplinado y demasiado enérgico a buscar apoyo entre los guerrilleros peruanos de Sendero Luminoso. Si por improbable golpe de suerte ese recluta obtiene hombres, dinero, material bélico o cualquier otra cosa de valor, muy bien. Si en cambio lo destripan, no se lo echará mayormente de menos, ya que es más una molestia que otra cosa.
    Así se produce la primera de tres (según Hechos) salidas de Pablo al exterior. Esa salida lo lleva, entre otros lugares, a Antioquía y, como veremos en Hechos II:26, “En Antioquía fue donde, POR PRIMERA VEZ, los discípulos recibieron el nombre de “cristianos”. Los comentaristas dan como fecha del viaje de Pablo a Antioquía aproximadamente el año 43. A estas alturas, ya se había formado allí una comunidad de la “Iglesia primitiva”, que respondía a la jefatura de la secta en Jerusalén, ejercida por Santiago.”

  7. Tras esta experiencia, que Saulo interpreta como una auténtica manifestación de Jesús, a quien nunca conoció personalmente, se produce su conversión. En EL ESCÁNDALO DE LOS MANUSCRITOS DEL MAR MUERTO se nos dice: “Abandona su antiguo nombre y adopta el de “Pablo”. Desde entonces promulgará las enseñanzas de la “Iglesia primitiva” con el mismo fervor que había utilizado antes para extirparlas. Ingresa en su comunidad y se convierte en uno de sus aprendices o discípulos. Según su epístola a los Gálatas (Gál. I:I7-I8), permanece bajo su tutela durante tres años, que pasa principalmente en Damasco. Según los manuscritos del mar Muerto, el período de prueba y de adiestramiento para un recién llegado a la comunidad de Qumran era también de tres años.
    Luego de tres años de aprendizaje, Pablo regresa a Jerusalén, a reunirse con los jefes de la “comunidad”. No resulta nada sorprendente que la mayoría sospechen de él, y que no se muestren totalmente convencidos de su conversión. En Gálatas I:I8-20, dice que sólo vio a Santiago y a Cefas. Todos los demás, incluyendo los apóstoles, parecen haberlo evitado. Le exigen pruebas una y otra vez, y sólo entonces encuentra aliados y empieza a predicar. Pero se producen algunas discusiones y, según Hechos 9:29, ciertos miembros de la comunidad de Jerusalén lo amenazan. Para calmar una situación potencialmente peligrosa, sus aliados lo envían a Tarso, el pueblo (ahora Turquía) donde nació. En realidad lo envían a su tierra para que difunda allí el mensaje”.

  8. Hablemos de Saulo pues. Para lo cual utilizaré EL ESCÁNDALO DE LOS MANUSCRITOS DEL MAR MUERTO. Según el autor de este libro, Saulo hace su presentación en la muerte de ESTEBAN: “Se dice que cuidó las ropas de los asesinos de Esteban, aunque quizá tuvo un papel más activo. En Hechos 8:I, se nos dice que Saulo “aprobaba su muerte”. Y luego, en Hechos 9:2I, Saulo es acusado precisamente de preparar el tipo de ataques sobre la “Iglesia primitiva” que culminó con la muerte de Esteban. En esa etapa de su vida, Saulo es por cierto fervoroso, hasta fanático, en su enemistad hacia la “Iglesia primitiva”. Según Hechos 8:3, “hacía estragos en la Iglesia; entraba en las casas, se llevaba a la fuerza a hombres y mujeres, y los metía en la cárcel”. En esa época hacía, por supuesto, de sirviente del clero prorromano.”
    Pero este tipo sanguinario tiene una experiencia “mística” que cambia totalmente su vida.
    Siguiendo con EL ESCÁNDALO DE LOS MANUSCRITOS DEL MAR MUERTO: “Hechos 9 nos cuenta la conversión de Saulo. Poco después de la muerte de ESTEBAN, parte para Damasco para buscar allí miembros de la “Iglesia primitiva”. Lo acompaña su escuadrón de la muerte y lleva órdenes de prisión de su amo, el sumo sacerdote. Como hemos señalado, esta expedición no haya sido a territorio sirio, sino al Damasco que figura en el “DOCUMENTO DE DAMASCO”.
    Mientras va en camino, Saulo sufre una experiencia traumática que los comentaristas han interpretado como algo que podía ser desde una insolación hasta un ataque epiléptico o una revelación mística (Hechos 9:I-I9, 22:6-I6). Una “luz venida del cielo” supuestamente lo derriba del caballo y “una voz” que no sabe de dónde sale, le dice: “Saúl, Saúl, ¿por qué me persigues?.”

  9. María

    El problema suele ser la intromisión de la iglesia en el poder temporal , no al revés, pues la Iglesia legisla desde su moral, creyendose que algún Dios les asiste, y pasan bastante de la democracia y demás impedimentos que limiten su fe.

    Constantino era ante todo un Emperador, alguien pragmático, que usó, sí, la religión, pero no para su beneficio personal, si no para evitar conflictos entre sus administrados, creando una armonia entre religiones nunca vista, aunandolas todas, tal como quiere hacer, de forma muy limitada, el Papa ahora.

    Constantino fue, simplemente, genial, no sólo con la creación del catolicismo, si no en muchos campos, como el expuesto por Salvador. Fue un hombre que sabia muy bien lo que necesitaba su imperio, que supo dividir el imperio en dos para gestionarlo mejor, descentralizando a lo bestia, al tiempo que con la religión unia.

    Entiendo que los creyentes piensen que utilizó al cristianismo, pero para los no creyente evitó un Islam en Europa, evitó teocrácias y ayatolás visionarios.

    En sintexis, supo entender perfectamente el sentido de la religión, y creó una Roma sin perseguidos por causa de religión.

    La Iglesia que a otros tanto gusta, creó los cismas, las herejias, las hogueras, la inquisición, EL DOGMA, la muerte entre hijos de un mismo Dios. Constantino creó una iglesia en que eso no era posible, y creó una Roma que pudo superar la caida de Roma por los barbaros y que casi resistió a los Turcos, y que más tarde nos trajo el Renacimiento de nuevo a Europa.

    ¿Mal emperador? Para mí no, un estadista como pocos en la historia se han visto, y sus legados ahí están.

  10. nuncamais

    Salvador1: De vegades un és massa esquemàtic. En el moment de qualificar Constantí pensava només amb la seva inacceptable idea de servir-se de la religió per a profit personal i, mentre declarava el Cristianisme com a religió oficial, la seva vida desmentia alló que deia en els seus decrets. Tota la podridura de la Jerarquia eclesiàstica es va iniciar en aquell temps en que va fer del poder polític i eclesiàstic una sola cosa, un totum revolutum com en temps del franquisme. Només volia dir això, perquè del que parla aquest fil argumental és de la Jerarquia eclesiàstica i de les intolerables adherències del poder temporal que conserva encara que varen començar en aquells temps tant remots.
    Salut.

  11. Bizanci es una traducción al catalán del nombre real que era en griego Βυζάντιον, Byzàntion como no podía ser de otro modo, posteriormente en latín ( la lengua culta del Imperio romano) se le llamó Byzantium. Bizancio es como se le denomina en castellano. Supongo que otras lenguas lo habrán traducido conforme a su propia fonética.

  12. Salvador1

    Home Numcamais. Tant com dir que Constantino va ser un mal emperador és molt dir. En el seu favor cal dir que encara que el no podia predir-ho, va dur a terme una acció que, finalment, va resultar transcendental per al desenvolupament posterior de la història d’Occident i per tant del cristianisme.
    El fet de traslladar la capitalitat de l’Imperi a Bizanci (nom original de la ciutat) i la posterior evolució de l’Imperi Bizantí va impedir, durant molts segles, els suficients per al rearmament moral d’Occident i la seva sortida de la foscor medieval, l’expansió de l’Islam per l’Europa Central.

  13. nuncamais

    La teoria de que va ser Saulo el veritable fundador del Cristianisme, tot i haver-la sentida més vegades no em convenç per diverses raons.
    Malgrat que les epístoles de Pau contenen una bona quantitat de doctrina, l’essència del missatge cristià és a l’Evangeli, que no és contradit per les epístoles paulines.
    Hi ha constància de que sempre, a través de les diferents vicisituts de la primitiva Església l’autoritat de Pere com a cap de l’Església va ser mantinguda en tot moment.
    Potser el mèrit de Pau va ser, per la seva condició de gentil, l’apertura de la primitiva Església a la gentilitat.
    Una de les més belles definicions de la caritat – la principal exigència cristiana – es continguda en el capítol XIII de l’epístola als Corintis, que defineix la caritat de manera totalment concordant amb la idea que se’n dona als Evangelis.
    Seria molt llarg d’anar citant les diferents semblances o identitats que hi ha entre els Evangelis i les epístoles, no solament les paulines sinò totes les altres.
    Jo no he sabut trobar el tret definitori que em reveli Saulo com a fundador del Cristianisme del que sí va ser un del més grans impulsors i difusors.
    Malgrat haver sentit en diferents ocasions – com he dit – que Saulo va ser el veritable fundador del Cristianisme, mai no se me n’ha donat cap prova amb la citació dels textos en que es funda aquesta agosarada afirmació.
    Podria extendre’m molt sobre el tema, cercant passatges del Nou Testament en que donar suport a les meves objeccions a l’afirmació.
    Només, atesa l’hora tardana en que escric aquestes ratlles, se m’ocorre que, tot i la vigorosa personalitat de Pau, la brillantor de la seva figura empal·lideix davant la figura de Crist, que quan parlava parlava ho mfeia amb una autoritat que li sortia de dintre, sense cap mena de petulància.
    Tota la doctrina que contenen els Evangelis és d’una profunditat i està expressada amb tanta senzillesa que, a tants anys de distància, ens deixa astorats, cosa que no succeeix amb Saulo, tot i la profunditat dels seus escrits. Almenys, així és com ho veig.
    Salut i bon rotllo.

  14. María

    Ah!! y la historia no los describe como muy tolerantes y civilizados precisamente, aunque a tí te gusten más que los romanos 🙂

  15. María

    No soy muy ducha en el tema de los Zelotes, Gonzalo, bueno, en realidad no tengo ni idea de ellos, salvo que existieron, pero aquí te pego algo de la wiki:

    Los zelotes fueron la facción más radical del judaísmo de su época, enfrentándose frecuentemente a otras facciones como los fariseos o saduceos, a quienes acusaban de tener “celo por el dinero”. El vocablo zelota ha pasado a ser sinónimo en varios idiomas de intransigencia o radicalismo militante.

    Algunos historiadores los consideran como uno de los primeros grupos terroristas de la historia ya que utilizaban el homicidio de civiles que a su entender colaboraban con el gobierno romano, para disuadir a otros de hacer lo mismo. Dentro del movimiento zelota, una facción radicalizada conocida como los sicarios, se distinguió por su particular virulencia y sectarismo.

    Judas el Galileo es mencionado como uno de sus líderes más relevantes y recordado por sus acciones en la época del primer censo en Judea, tal como figura en Hechos 5:37. En el Nuevo Testamento es conocido el capítulo en la que la libertad de Barrabás, quien podría ser un líder zelota preso, es preferida por una muchedumbre a la de Jesús de Nazaret, atestiguando la popularidad de dicho movimiento en su época.

    ——————————–

    Gonzalo, yo sigo apostando a que el nacionalismo no existia entonces, tal y como se conoce ahora, pero hay gente que ve en el mundo antiguo cosas que traduce a los tiempos actuales. Realmente para mí, tal como se describen en la wiki, como fanáticos religiosos que atacaban a otros judios por interpretaciones distintas de la Biblia, lo que son es una teocracia, tal como pueden ser los talibanes, a los que si quieres les llamas nacionalistas, pero a ellos las naciones no le importan, aunque quieran expulsar a los occidentales de sus tierras y convertir a todos sus compatriotas a su idea de Dios. Insisto, me hacen falta más pruebas para pensar que luchan por una patria en vez de por imponer sus dogmas.

  16. Sigo con Pablo, Rosa, y con EL ESCÁNDALO DE LOS MANUSCRITOS DEL MAR MUERTO: “Por sorprendente que sea la idea, parece al menos posible que Pablo haya sido una especie de “agente” romano. Eisenman llegó a esta conclusión estudiando los propios manuscritos, y luego encontró en el NUEVO TESTAMENTO referencias que apoyan la teoría. Efectivamente, si uno combina y superpone los materiales encontrados en Qumran con los de HECHOS, junto con oscuras referencias en las epístolas de Pablo, esa conclusión aparece como una clara posibilidad. Pero existe una posibilidad más, quizá no menos sorprendente. Los últimos sucesos de Jerusalén, confusos y enigmáticos,(hago un paréntesis, Rosa, para explicarte que esta frase está referida al intento de linchamiento de Pablo en Jerusalén por parte de una multitud encolerizada, todos ellos celosos de la ley), la oportuna intervención de los romanos, la partida de la ciudad con una pesada escolta, LA LUJOSA PERMANENCIA EN CESAREA, LA MISTERIOSA Y TOTAL DESAPARICIÓN DE LA ESCENA HISTÓRICA: todo eso tiene un curioso eco en nuestra época. Uno piensa en los beneficiarios del “WITNESS PROTECTION PROGRAM” (Programa de Protección de Testigos) en ESTADOS UNIDOS. Uno piensa en el “fenómeno del supersoplón” en Irlanda del Norte. En ambos casos, un integrante de una organización ilícita -dedicada al delito organizado o al terrorismo paramilitar- es “convertido” por las autoridades. Acepta dar pruebas y prestar declaración, a cambio de inmunidad, protección, un nuevo lugar donde vivir y dinero. Al igual que Pablo, provocaría la ira vengativa de sus colegas. Al igual que Pablo, sería puesto bajo una protección militar y/o policial aparentemente desmedida. Al igual que Pablo, sería llevado disfrazado y escoltado. Habiendo cooperado con las autoridades, recibiría una “nueva identidad” y, junto con su familia, sería restablecido en algún lugar teóricamente fuera del alcance de sus vengativos compañeros. Al igual que Pablo, para el mundo en general simplemente desaparecería.”

  17. Y esto, para María, también de EL ESCÁNDALO DE LOS MANUSCRITOS DEL MAR MUERTO: “Los ÚNICOS adversarios políticos y/o militares serios que hacían frente a los romanos eran los partidarios del movimiento NACIONALISTA: los “zelotes” de la tradición popular.”
    Supongo que los romanos no eran nacionalistas, sino universales ¿no? Y los zelotes debían ser una especie de provincianos incultos, sucios, brutales, que se negaban a ser educados en una cultura superior e indiscutible, ¿no?

  18. Rosa, te copio, literalmente, un extracto del libro EL ESCÁNDALO DE LOS MANUSCRITOS DEL MAR MUERTO: “¿Pertenece entonces Pablo al grupo de “agentes secretos” de la historia? ¿Al grupo de informadores y “supersoplones” de la historia? Ésas son algunas preguntas generadas por la investigación de Eisenman. Pero en todo caso la aparición de Pablo en el escenario puso en movimiento una serie de acontecimientos que resultaron irreversibles. Lo que empezó como un movimiento localizado dentro del marco del judaísmo existente, sin ninguna influencia fuera de Tierra Santa, se transformó en algo de una escala y una magnitud que nadie en esa época puede haber previsto. El movimiento confiado a la “Iglesia primitiva” y a la comunidad de Qumran fue efectivamente SECUESTRADO Y CONVERTIDO EN ALGO DONDE YA NO HABÍA CABIDA PARA SUS PROGENITORES. Apareció una madeja de pensamiento que, herética al comienzo, evolucionaría en el curso de los dos siglos siguientes hasta convertirse en UNA RELIGIÓN TOTALMENTE NUEVA. Lo que había sido HEREJÍA en el marco del Judaísmo sería ahora LA ORTODOXIA DEL CRISTIANISMO. Pocos accidentes de la historia pueden tener consecuencias más trascendentales.”
    Eso quiere decir, Rosa, que es SAULO, el San Pablo del cristianismo, el origen de esa RELIGIÓN NUEVA. ÉL, y no Jesús, es realmente el fundador del CRISTIANISMO.

  19. rosa

    me gustaria que profundizaras el papel de Saulo, por lo que escribes, me da la sensacion que desde tu punto de vista, es importante su papel en la fundacion de la iglesia,

  20. Accidit quod iam discesserat = Sucedió que ya se había marchado.

    Accidit = Tercera persona del singular del pretérito perfecto de indicativo y Oración principal.
    quod = Subjunción sustantiva
    iam = Adverbio
    discesserat = Tercera persona del plural del pretérito pluscuamperfecto de indicativo.
    quod iam discesserat……… Oración subordinada sustantiva. Sujeto no expreso = él.

    NOTA: Tengo la chuleta.

    Saludos.

  21. El articulo de Gonzalo nos muestar como mas o menos muchos teneis parte de razon, pero me gustaria que Gonzalo matizara un poco mas lo de Saulo, creo que tambien es importante.

  22. nuncamais

    Cada dia desbarrant més i més, la ignorant pedant; ara resulta que Constantí, en lloc d’un mal emperador va ser un bon papa! Fins quan, ignorant pedant, abusaràs de la nostra paciència?

  23. nuncamais

    JonKepa: Per què no ens tradueixes la llatinada? Set anys de llatí al Batxillerat dels anys 40 no han estat prou per arribar a traduir la teva frase, que trobo especialment enigmàtica.

  24. María

    No hables de lo que no entiendes. Es obvio que no dominas la historia ni la sabes interpretar y no saques siempre a relucir artículos que no sabes si te dan o te quitan la razón, ten criterio propio.

    Y es igual de obvio que actuas como un crio cuando te diriges a mí, con que me doy por aludida. Tonterias las justas.

  25. No soy catedrático de nada pero no me gusta presumir de aquello que carezco, tengo muchos defectos y quizá el principal de ello sea el de llamar a las cosas por su nombre, eso hace que me vaya granjeando amigos, el último Salvador.

    Como no soy catedrático, cuando un tema me interesa suelo acudir a buenas fuentes, muchos de ellos son historiadores, no es necesario ser catedrático para ser historiador. Y ahora unos historiadores de la Junta de Extremadura van a demostrar que la lengua culta de Roma era el LATÍN.

    NACIMIENTO Y DESARROLLO DEL LATÍN

    Cuando los inmigrantes indoeuropeos llegan a Italia entran en contacto con otros pueblos establecidos en la península. Los contactos de estos pueblos entre sí y con los pobladores autóctonos dan como resultado un intercambio de influencias culturales y lingüísticas que van moldeando las distintas lenguas.
    Esta diversidad de pueblos y lenguas, con el transcurso de los años, deja de existir para dar paso a la unidad política y lingüística. En la región del Lacio, próxima a la desembocadura del Tíber, una pequeña aldea llamada Roma conseguirá imponer su dominio y, con ello, sus costumbres y su lengua al resto de los pueblos itálicos.
    De la lengua de Roma en los tiempos primitivos conservamos tan sólo algunos documentos escritos de carácter no literario. Se trata fundamentalmente de documentos oficiales, cantos rituales y litúrgicos, y textos de alabanza de familias nobles.
    A medida que el poder de Roma se va extendiendo, el latín se depura y perfecciona. Las victorias de Roma requieren la inmortalidad literaria. Los modelos están a la vista: Grecia, que ya forma parte del Imperio Romano, marcará los cánones.

    Al tiempo que se consolida el latín como instrumento adecuado para la expresión literaria, se inicia un proceso de distanciamiento entre este latín literario y culto y la lengua hablada por el pueblo (latín vulgar). El conocimiento del latín culto no plantea problemas, ya que poseemos documentos escritos. En cambio, apenas se conservan testimonios escritos en latín vulgar. Este latín vulgar fue el que exportaron los soldados, mercaderes y funcionarios romanos a las provincias del Imperio; se mantuvo bastante uniforme durante la época imperial, pero, con las invasiones bárbaras (siglo V d. C.), las diferencias se fueron acentuando hasta dar lugar a las lenguas romances.

    ETAPAS DEL LATÍN CULTO

    1. Período arcaico (siglos III-II a. C.). Etapa de formación del latín literario. Autores destacados de este período son Apio Claudio el Ciego, Livio Andrónico, Nevio, Ennio, Plauto, Terencio.
    CicerónPeríodo clásico (siglos I a. C.-I d. C.). Es la Edad de Oro de las letras latinas, cuyos autores más destacados son Cicerón, César, Tito Livio, Virgilio, Horacio, Catulo, Ovidio.

    3. Período postclásico (siglo II d. C.). La literatura latina decae, la lengua se vuelve más barroca, retórica y artificiosa. Son autores de esta época Séneca, Marcial, Juvenal y Tácito.

    4. Latín tardío (siglos III-IV d. C.). Los padres de la Iglesia empiezan a preocuparse por escribir un latín más puro y literario, abandonando el latín vulgar de los primeros cristianos. A este período pertenecen Tertuliano, San Jerónimo y San Agustín.

    5. Latín medieval. El latín literario se refugia en la Iglesia, en la Corte y en la escuela. Mientras, el latín vulgar continúa su evolución a ritmo acelerado. El latín se convirtió en vehículo de comunicación universal de los intelectuales medievales.

    6. Latín renacentista. En el Renacimiento la mirada de los humanistas se vuelve hacia la Antigüedad clásica, y el uso del latín cobró nueva fuerza. Petrarca, Erasmo de Rotterdam, Luis Vives, Antonio de Nebrija y muchos otros escriben sus obras en latín, además de en su propia lengua.

    7. Latín científico. La lengua latina sobrevive en escritores científicos hasta bien entrado el siglo XVIII. Descartes, Newton, Spinoza, Leibniz escribieron algunas de sus obras en latín.

    8. Latín eclesiástico. El latín sigue siendo hoy la lengua oficial de la Iglesia Católica.

    En fin, qué sabrán éstos; funcionarios y extremeños.

  26. María

    Y es educado dirigirse a una persona por indirectas? ¿Aquí quien te ha enseñado educación?

    Y me hace gracia esa potestad de inspector gachet de la que te arrogas, como un gris del franquismo cualquiera, metiendose en la vida privada de las personas.

    Venga, Kepa, que todos sabemos de qué pié cojeas y que te van las amenazas y ejercer de censor y eregirte en juez.

  27. Aquí en este blog no hay censores, solo charlatanes, maleducados y demasiado travestido.
    Veo que eso de la educación sigue sin ser lo tuyo.
    La única persona que se las da de catedrático y que va en plan matón asesino perdonavidas ya sabemos quien es, lo que no sabemos con certeza absoluta es su nombre real pero el círculo se va cerrando.

  28. María

    ¿Entonces, Salva, CAtaluña no existia en el Siglo I?:-)

    Ya sé que no existia el nacionalismo, habian culturas, pueblos, que hoy estaban aquí y mañana allí, la tierra no era la que determinaba tu cultura, como ahora dice que lo hace el nacionalismo, si no las tradiciones transmitidas, pero remarco que el catolicismo no era nacionalista, porque es evidente que no lo era, y como hay algunos que dicen ser muy católicos, ya sean estos de la nación que sean, pues decirles que eso no es muy católico, pues el catolicismo era universal, pues todo cabia siempre que se aceptara una liturgia generalista y un único Dios, pero como dice el propio Constantino, que luego cada cual le dé a ese Dios los atributos que le dé la gana, pero todos adorando al mismo.

    Este Constantino si que era un buen Papa, flexible, integrador, universalista y desde luego nada dogmático, el que otros vinieran despues imponiendo más dogmas no hace que fueran mejores precismante, si no al revés, pues intentaron alterar la esencia y la idea perfecta que tuvo Constantino, que no era otra si no que la iglesia debe dar cabida a todos y no sólo no enfrentarlos entre ellos, si no que encima permitia que cada cual le diera los atributos que quisiera.

    Los que vinieron detrás ya no se contentaron con el aspecto formal que queria Constantino, si no que dogmatizaron todo, crearon las heregias, los cismas y la fragmentación de la religión, la cual empezó a alejarse de los cultos que cada región hacia y al final no era la religión de nadie, circunstancia este que se ha ido agravando conforme fueron entrando más Papas dogmáticos que se creian a pies juntillas los Evangelios, en vez de tomarlos como meras directrices suceptibles de cambio, con lo cual la Iglesia se fué alejando de su tiempo. Se notaba que el Papa no era al tiempo un poder temporal y habian perdido el contacto con la realidad de la calle y con el buen gobierno.

  29. nuncamais

    Incorporo un text aclaridor de com el constantinisme va portar a la prostitució dels Jerarques de l’Església que es va iniciar a principis del segle IV i que malauradament encara dura, malgrat els esforços titànics del gran papa Joan XXIII i una porció no gens menyspreable de bisbes, preveres i laics, que han lluitat, amb poc èxit, per adequar l’Església als principis evangèlics que va establir el seu Fundador. Els conservadors continuen tenint el poder jeràrquic.
    Malgrat tot, el poder espiritual, que deriva de la doctrina del seu diví fundador, ha continuat, al marge de la putrefacció gairebé general de la Jerarquía, produïnt magnífics fruits de santedat en molts dels seguidors de Jesús de Natzaret, vivint vides lliurades al profit dels gemans i morint també en més d’un cas en favor de la germanor entre els humans. Bisbes com Helder Cámara, Sergio Mendes, Casaldàliga, amb una llarga llista de clergues de la Teología d’Alliberament, alguns d’ells morts a mans dels feixistes, en són una expressió viva, així com també molts cristians que calladament porten a terme el manament d’estimar al proïsme. No puc fer-ne un llista que fora massa llarga… inacabable.
    Perquè l’Església de Crist, a més de la Jerarquía és el poble de Déu, que manté Caritas a cada una de les parròquies, i mil organitzacions més en favor del necessitats. I aquesta Església té la paraula del seu Fundador de tenir la seva assistència i el seu suport en el futur, passi el que passi.

    HEUS AQUÍ EL TEXT:

    Cristianisme: Església imperial
    Rufino Velasco

    Al principi no va ser així. L’Església va néixer d’unes experiències profundes sobre Jesús que tenien poc a veure amb els camins que després recorreria en la seva història.

    La primera cosa que proclamarà Jesús és una Bona Nova per als pobres: «Feliços vosaltres els pobres, perquè vostre és el Regne de Déu»; els pobres, que no tenien res a dir dins el poble d’Israel, tindran molt a dir dins el Regne de Déu que s?està a punt d’inaugurar enmig del seu poble. I alhora tindrà una mala notícia per als rics i poderosos del poble d’Israel: «Ai de vosaltres els rics, perquè ja teniu el vostre consol»; els rics no necessiten el Regne de Déu, ja es consolen amb la seva riquesa i amb el domini que tenen sobre els pobres.

    A mesura que transcorre la vida de Jesús, ha d’enfrontar-se amb els dirigents d’Israel, i, al fi, amb els dirigents de l’imperi, que són els que el condemnen mort. Les primeres comunitats cristianes romanen enfrontades amb els dirigents tant d’Israel com de l’imperi perquè continuen sent fidels al que els va ensenyar Jesús per la seva preferència pels més febles i al seu rebuig als més rics i poderosos del seu temps.

    Però en el segle IV es va produir un gir espectacular a l’Església de Jesús, pel qual va començar a ser religió oficial de l’imperi romà, el mateix que va matar Jesús. L’artífex d’aquesta nova actitud va ser Constantí, i el «constantinisme» és el nom que es dóna a aquest gir insospitat que es produeix entre Església i imperi.

    1. El constantinisme

    Constantino és el primer emperador romà que es va fer càrrec que l’actitud d’enfrontament amb l’Església cristiana no era bona sobretot per a l’imperi romà. L’imperi necessitava l’energia incontenible de l’Església per mantenir-se dret davant els perills que planaven sobre un imperi decadent. Fruit d’això va ser l?«edicte de Milà», que promulgava la tolerància religiosa que Constantí declarava a l’Església cristiana.

    Aviat es va veure el favoritisme en què va caure l’emperador davant de l’Església, i la postració en què es va enfonsar l’Església enfront de l’emperador, fins al punt de no poder entrellucar quins dels dos s?havia convertit en l?altre.

    Inicialment, la primera cosa que apareix és la ingerència de l’emperador en els afers interns de l’Església, fins que ell mateix convoca el Concili de Nicea per arreglar els problemes eclesiàstics.

    El concili de Nicea va ser el primer concili de l’Església que fou convocat per l’emperador, sense que els bisbes, ni tan sols el bisbe de Roma, comptessin per a res. Els bisbes se senten molt a gust al palau imperial, presidits per Constantí a la butaca daurada que estava reservada per a ell, podent usar per als seus viatges les postes de l’imperi, de tal manera que els carruatges episcopals els convertien en funcionaris de l’Estat que ho havien arribat a ser només pel fet de participar en el concili. En aquestes circumstàncies, l’Església «rebia cartes, honors i donacions de diners per part de l’Emperador».

    Durant el segle IV l’Església s?imperialitza en moltes de les seves pretensions, sobretot de les seves classes dirigents.

    – Els bisbes es converteixen en grans senyors dins l’Església cristiana, fins al punt que s?ha pogut parlar d’una certa faraonització del ministeri episcopal, de manera que molts cristians de base ja no els coneixen: vestits amb una vestidura esplèndida, amb el pal?li i l’estola, amb anell, bàcul i mitra, com a pròpies insígnies que han arribat fins a nosaltres, són el testimoni dels personatges «insignes» en què s’han convertit. Així, l’Església de Jesús, contra la seva mateixa essència, comença a funcionar amb aires imperials al llarg de tota l’Edat Mitjana.

    – El clergat passa a ser el protagonista a l’Església, i deixen de ser-ho les comunitats locals, com ho havien estat fins llavors. La jerarquia comença a ser una realitat consistent en si mateixa, amb tots els privilegis que li vénen de l’imperi cristià. Com en l’imperi, sorgeixen les ordres clericals i comença la separació entre el clergat i els laics, que són ja el poble cristià en general. El clergat es concentra cada cop més entorn de l’altar, i en les basíliques, que eren fins llavors els palaus dels emperadors, es reserva un espai per als laics que comencen a ser els «assistents» a un espectacle en què els «celebrants» són clergues.

    2. El «poder espiritual» i el «poder temporal»

    Encara n?hi ha més. La reforma de Gregori VII en el segle XI és una passa endavant en l’Església imperial: el poder espiritual de l’Església està molt per sobre del poder temporal de què gaudeixen els emperadors. Tota la intenció de Gregori VII va dirigida a entendre el poder espiritual de l’Església totalment centrat en el papa, o, més exactament en la «monarquia papal» a la qual s?ha de subordinar enterament el poder temporal.

    D’aquí van néixer els «dictatus papae» que, en les seves 27 proposicions, resumeixen tots els poders fonamentals del papa: l’Església romana, fundada per Crist, és infal?lible, i, per tant, és necessari estar-hi d’acord per ser considerat catòlic; el papa és sant automàticament, un cop ordenat canònicament; ell és l’únic legislador, font i norma de tot dret, jutge suprem i universal que no pot ser jutjat per res ni per ningú; és permès al papa destituir els emperadors; només ell pot usar insígnies imperials; és l’home al qual tots els prínceps besen els peus.

    Així doncs, es tracta d’una sublimació del papa, en virtut del seu «poder espiritual», que el converteix en el major sobirà d’Occident. No sols té un poder «imperial» sobre tots els emperadors de la terra, sinó que tot el poder temporal d?aquests ha de sotmetre’s al seu poder espiritual. No sols pot utilitzar «insígnies imperials», sinó que utilitza la tiara, que usaven els perses i que consta de tres corones perquè el papa exerceix una autoritat que, com a papa i bisbe, té sobre reis i emperadors que li dóna ésser representant de Déu i de Crist en tota la terra.

    Per tot això, el papa té «les claus» del Regne, tant la clau espiritual com la clau temporal, per les quals pot imposar-se al poder de tots els potentats de la terra. La «plenitud de potestat» del papa al?ludeix a un poder absolut, al qual tot està sotmès al cel i a la terra, per la qual cosa pot considerar-se com a «senyor de tots els béns temporals».

    D’aquesta manera, el papa es converteix en el gran senyor d’Occident, i arribarà a cims insospitats, tant en el segle XIII com en l’època del Renaixement. Quan, per exemple, Innocenci XIII, en el segle XIII, deia que el papa «està a mig camí entre Déu i l’home, és menys que Déu però més que un home», està expressant la consciència de ser, sense comparació, el major poder de la terra, al qual s?ha de sotmetre qualsevol altre poder. Així, aquest tipus de «monarquia papal» que comença amb Gregori VII es prolonga a través del segon mil?lenni de l’Església fins al segle XX, en què té lloc aquella gran aventura eclesial: el Vaticà II.

    3. Joan XXIII: «espolsar-se la pols imperial».

    No hi ha remei millor per fugir de l’imperialisme de l’Església que acudir a l’Evangeli, que es converteix en «principi evangèlic» contra tot l’engrandiment pel qual han passat els jerarques a l’església. Cal baixar a aquest punt en què tots coincidim, ser «cristians» sense més, per sota de tot el que ens diferencia. Aquesta serà, sens dubte, la gran espolsada de la pols imperial que s’ha dipositat al llarg dels segles en la jerarquia eclesiàstica. El que va fer l’Església en el Concili va ser «adquirir una nova consciència de si mateixa, la consciència de formar part de la història humana com a Poble de Déu».

    A poca gent estranyarà ja que, després s’hagi produït en l’Església una situació d?«involució» i de «restauració» que pràcticament va transformar en sospitós tot el que havia ocorregut en el Vaticà II. En sectors molt influents de l’Església, principalment de la cúria romana, sorgeix molt aviat la necessitat de frenar tot el que vingués del concili si no es volia assistir en poc de temps a una completa destrucció de l’Església.

    Què és el que molestava especialment d’aquesta gran assemblea? Molestava molt concretament la postura del concili de posar en primer pla el «Poble de Déu» presentant la jerarquia enterament «al servei» del Poble de Déu.

    Com no veure aquí aquesta pretensió de mantenir la «monarquia papal» com a centre hegemònic de la primacia sobre el món i sobre el poder dels governs que la minoria conciliar pensava poder exercir com a Església tal com s’havia pensat des de sempre, que era com dir des del constantinisme i des de l’època posttridentina?

    En l?actualitat està de moda exigir per a l’Església un protagonisme en els problemes morals i religiosos que ningú pot ocupar en lloc seu. És a dir, la jerarquia eclesiàstica i més particularment el Vaticà, se sent cridat a ocupar en l’actualitat un lloc central en la història de la humanitat que li atorga l’hegemonia en afers importants, com a representant que és de l’hegemonia de Déu en el món. Hi ha, doncs, un tipus d’imperialisme que dóna dret al papa, i als altres bisbes com a llegats seus, a dir coses sobre el divorci, l’avortament, o els models de família que concorden amb el que ha ensenyat sempre l’Església, que només ells poden dir «en nom de Déu».

    Estic convençut que, tal com van les coses, la visió imperial de l’Església té encara molt futur per davant.

    Text bastant més ampli a: http://latinoamericana.org/2005/textos

    Rufino Velasco

    Madrid, Espanya

  30. María

    Para el que va de censor.

    Acepto lo de Poncio Pilatos, ya que he visto que si fué coetaneo, pero yo hablaba de memoria, pues esto lo estudié hace décadas, y cuando lo estudié habia dudas sobre la coetaneidad de Pilatos, pero veo que ya hay consenso.

    Los Evangelios no se sabe por quienes fueron escritos, la propia Iglesia Católica dice simplemente que fueron inspirados por Dios, para no mojarse y es evidente que fueron retocados al uso de Roma.

    La lengua culta de Roma era el Griego, el latín era la lengua vulgar, que al final se impuso.

    El único charlatán, que no es capaz de hacerse un cuadro general de la historia ni de nada, es el que va de sumo Censor, el que va de listo y perdonavidas, o sea tú. Nada de lo que dices tiene la menor enjundia ni interes, ni tu pensamiento es elaborado, ni interesante, así que no te las des de catedrático de nada y menos de censor, porque nadie te reconoce tal potestad más que tú mismo.

  31. Lo bien cierto Nuncamais es que cuando tienes razón yo soy el primero en dártela y en esta caso, la tienes.

    Poncio Pilatos fue coetáneo de Jesús como está documentalmente probado por el propio Poncio en sus epístolas a Tiberio.
    Los Evangelios los redactaron aquellos que figuran como sus autores bien por ser testigos de primera mano o por serlos quienes se los explicaron. No fueros redactados por Roma ni por orden de Roma y fueron escritos en diversas lenguas, ninguna de ellas fue el latín, la lengua del imperio romano.

    Todos los datos de los Evangelios han sido redactados por un historiador especializado en historia antigua.
    Charlatanes ya sabemos que hay demasiados.

    Saludos.

  32. nuncamais

    L’exposició documentada de JonKepa, procedent d’altres fonts que les que jo he utilitzat. posa de manifest clarament que els Evangelis daten del temps en que se succeïen les persecucions del cristians en l’Imperi Romà i que per tant, EN CAP CAS VAREN PODER SER MANIPULATS PER ROMA.
    Fins a Constantí no es va donar l’aliança entre el poder religiós i el poder polític; tant va ser així que ha quedat el nom de constantinisme per referir-se a aquesta aliança.

  33. nuncamais

    Gràcies, Salvador1, per recordar-nos un fet que ha estat freqüentment oblidat: que Constantí, tot i que se servís del Cristianisme en profit seu, va continuar sent pagà; un tipus un bon xic hipòcrita.

  34. nuncamais

    Una salutació cordial, actorsecundario. El teu escrit, escrit des d’una heterodòxia que no comparteixo, té la virtud de reflectir una part important de la veritat: la burda manipulació que Constantí va fer del cristianisme per servir’se’n pels seus interessos.
    Molt interessant la narració en primera persona d’uns fets que, per altra banda, són sobradament coneguts per qui tingui unes mínimes nocions d’història.

  35. Salvador1

    Hay Luci, Luci, Luci, siempre con la misma historia. Pero no habiamos quedado que el nacionalismo era un invento del siglo XIX?. Ahora ya es de la época romana?.

    Además, elEdicto de MIlán no establece ninguna religión oficial. Es un edicto de libertat religiosa. Y, parece ser, que Constantino era pagáno y solamente se reconvirtió en el momento de su muerte.

    El catolicismo no es oficial en el Imperio Romano hasta la época de Teodosio I, que, por cierto, también nació en Hispania (Itálica), 70 años después.

    Tampoco es muy original el Edicto de Milán, ya que fue promulgado dos años después del Edicto de Galerio, redactado en parecidos términos.

  36. María

    Cierto, Actor, y así nació la mayor religión de todos los tiempos, la más elaborada, estudiada y meditada. Una gran religión para un gran imperio, diseñada para el perfecto ciudadano imperial.

    Nunca jamás una religión ha sido tan cuidada, meticulosamente sopesada y decretada. El problema es que ya no tiene razón de ser, salvo para unos pocos, pero a mí no me caben más que alabanzas para la Iglesia de Roma, aunque parta del supuesto de que todo fue algo pensado para dar salida a la espiritualidad de su tiempo, intentando al tiempo crear una religión que uniera a todos, una religión antinacionalista, donde cupieran todos y que supo dirigir a las masas en su desesperación durante tantos siglos.

    Curiosamente, el catolicismo, empezó a decaer, tanto porque la gente empezó a no creer en Dioses, como sobretodo porque hubo demasiados JERARCAS que empezaron a creer que Dios si existia, y claro, así se perdió la esencia del catolicismo, pues ya no sabian que su función era tranquilizar al pueblo en su desesperación existencial, y se quedaban esperando que Dios les hablara o se creian que los Evangelios eran la palabra de Dios, en vez de adaptarse a los nuevos tiempos e ir actualizando la religión, tal como la diseño Constantino.

  37. Por alusiones: Soy Constatino mi dios protector es el “Solis Invintus”. En él ví muchos rasgos asimilables al dios “cristiano” (no católico), por lo que los equiparé sin problemas. Daba igual que algunos lo consideran el dios de los cristianos y otros el del culto tradicional mientras todo el Imperio adorase a un único Dios. Era más importante el aspecto formal del culto que su fondo, al que cada cual podía dar el contenido que quisiera.
    Me serví de la tradición romana que concebía política y religión como un mismo todo para apuntalar un imperio en decadencia. Así, adulteré el cristianismo de los apóstoles y lo romanicé para convertirlo en la religión de los padres, en resumen, de la nación. El resultado fue un culto aliado del poder temporal. No abolí el culto divino al emperador, pues, todos siguieron llamándome “Pontifex Maximus”, título que heredarían los papas.

    Para atraer a los paganos, integré en la nueva religión sus ornamentos y costumbres. Tiene un origen pagano desde el uso de templos dedicados a santos, decorados con ramas de árboles, hasta el incienso, las lámparas, las velas y las ofrendas votivas para recobrar la salud, así como el agua bendita. También las fiestas y estaciones ( el día del solsisticio de invierno, festividad del Sol Invicto, pasó a ser el día de la Natividad del Señor, que los primitivos cristianos no habían celebrado nunca en esas fechas), las procesiones, y las bendiciones a los campos, los vestidos sacerdotales, el anillo de bodas, las imágenes e incluso el canto eclesiástico, el “Kyrye Eleison”.

  38. El autor de todo lo que he colgado relacionado con los Evangelios estudió Historia en la Universidad Complutense de Madrid, especializándose en Historia Antigua, por lo que algo debe saber.

  39. ¿Cuándo se escribió cada evangelio?

    Esta pregunta es una cuestión fascinante para los que estudiamos la Historia, aunque en realidad ni quitaría ni añadiría nada nuevo a la doctrina de los escritos. Tan sólo es una mera curiosidad científica de esas que tanto nos gustan. Sobre la fecha de composición de los evangelios hay muchas dudas y casi todas son razonables. La Iglesia en los documentos del Concilio Vaticano II dejó muy claro que las fechas, e incluso los autores no están demostrados que sean los que parecen y que por ello sólo es fiable que fueron creados fruto de la inspiración de Dios, como así fue, ya que reflejan el Mensaje de Cristo en su plenitud y por ello son Palabra de Dios.

    Conocemos fechas aproximadas: Marcos entre los años 50-60, Mateo 60-70, Lucas 70-80 (estos tres son los evangelios sinópticos) y el de Juan a partir del 95. Pero son sólo aproximaciones, ya que la fecha exacta es un misterio. Hay muchas interpretaciones, cada historiador tiene la suya, la mía es ésta:

    La Buena Nueva salió de Jerusalén llevada por los discípulos de Cristo, los cristianos “de primera generación” expandiéndose rápidamente por todo Israel primero y hacia el norte seguidamente, hacia la costa del Mediterráneo oriental cuya población estaba completamente helenizada y que se convirtió en una magnífica cantera de cristianos “de segunda generación”, es decir, de cristianos que no fueron testigos presenciales pero que tuvieron un testimonio de primera mano sobre lo ocurrido. Como por ejemplo Lucas, el médico sirio que se convirtió rápidamente, en cuanto la Buena Nueva llegó a Siria. Lucas es el cristiano “de segunda generación” por excelencia: no es judío, sino un gentil, con formación intelectual suficiente, criado en un ambiente absolutamente helenizado que rinde culto a las artes y a las letras. Es en esta zona costera de lo que hoy es Turquía y Siria, que entonces era una de las zonas más cultas del planeta e impregnada de cultura griega hasta los tuétanos donde se va a desarrollar la Iglesia cristiana primitiva, a la que Pablo dedicará sus mayores y más fructíferos esfuerzos.

    Pues bien, a mí me resulta muy difícil de creer que en los años en los que se supone que Lucas escribió su Evangelio junto con el libro de los Hechos de los Apóstoles, no hubiera ya una completa literatura cristiana, al menos en esta zona helénica. Posiblemente en Israel hubiera mucha menos documentación, pero en la “zona griega” lo más común era ponerlo todo por escrito, y una pieza clave es que de los cuatro evangelios tres son escritos en griego originalmente, lo que demuestra la importancia de esta zona. Así pues, creo que lo más sensato es pensar que en la época en la que se escribieron los evangelios sinópticos había varias recopilaciones de textos que narraban la vida de Jesús. Estos textos perdidos (o tradiciones orales no puestas por escrito) hoy los conocemos como los logia y la Fuente Q y fueron la fuente común que inspiró los evangelios de Marcos, Mateo y Lucas: los evangelios sinópticos que siguen el mismo esquema de composición. Desafortunadamente no conocemos esas fuentes que sin duda fueron escritas o transmitidas por testigos presenciales de los hechos, ni tampoco conocemos si concretamente hubo un llamado “protoevangelio” escrito en arameo recopilando los testimonios de los apóstoles, aunque textos sobre Jesús debían circular y no pocos, ya que la misión evangelizadora requería el soporte de la correspondencia escrita tal y como demuestra Pablo y demás escritores de los primeros años. También es muy posible que cada apóstol tuviera sus propios documentos o “memorias” recopiladas por alguno de sus discípulos, por lo que es fácil imaginar que sí hubo producción literaria, como demuestra sin lugar a dudas un hecho: que no sepamos en realidad cuántas fuentes fueron utilizadas para la redacción de los evangelios sinópticos, si dos, cuatro o una docena, porque más de una fuente al menos es algo demostrado por todos los análisis de comentario de texto realizados a lo largo de siglos de investigación. Literatura cristiana de los primeros tiempos hay más de la oficialmente reconocida por la Iglesia como canónica (la que forma el Nuevo testamento). Hay varios evangelios que no han sido incluidos en el canon (canon significa norma) por distintas razones, lo cual no supone que no sean textos de gran interés. Producción literaria hubo bastante y pensar lo contrario es cerrar los ojos ante la realidad no sólo del cristianismo, sino del mundo en el que se desarrolló.

    Lo que sabemos es que el evangelio de Marcos pudo ser redactado en su forma definitiva (esto es importantísimo, ya que es muy posible que todos los evangelios circularan escritos años antes de su redacción definitiva o “última edición del autor”) entre los años 50 al 60 de nuestra era, es decir, 20 años después de la muerte y resurrección de Cristo (la Pasión) y que este evangelio junto al de Mateo, redactado en su forma definitiva entre los años 60-70 de nuestra era, y al de Lucas, redactado en su forma definitiva entre los años 70-80 de nuestra era, utilizaron una serie de fuentes comunes: los logia o conjunto de escritos sobre la vida de Jesús y la enigmática Fuente Q. ¿Cuándo se escribieron los logia? evidentemente antes, bastante antes del año 50 porque no puedo creer que en el año 40, diez años después de la Pasión, no existieran varias colecciones de escritos narrando los acontecimientos. ¿Cuántos eran? nunca lo sabremos, pero que existieron es algo fuera de duda. ¿Quién los escribió? Si hablamos de escritos de antes del año 50 es indudable que fueron escritos o dictados por testigos presenciales, es decir, cristianos” de primera generación” como los propios apóstoles y demás fieles. Hace años mi abuelo me narraba sus experiencias en la Guerra Civil Española de 1936-1939. Mi abuelo fue testigo presencial y partícipe de los hechos que me narraba, un testigo “de primera generación” y yo, que recopilé sus recuerdos en mi memoria pertenezco a la “segunda generación de transmisión”, esa generación que no ha vivido los hechos pero cuyas fuentes son de primera mano, como en el caso de Lucas. Si yo no hubiera conocido a mi abuelo y sus experiencias me hubieran sido transmitidas por mis padres yo pertenecería a la “tercera generación de transmisión” y mis datos estarían condicionados por aquello que mis padres hubieran creído oportuno añadir o quitar a la historia de mi abuelo. Probablemente dentro de cuatro o cinco generaciones mis tataranietos contarán una historia sobre mi abuelo que éste no podría reconocer, porque es obvio que en cada eslabón de transmisión los hechos van deformándose aunque no se pretenda. Por ello es tan importante el testimonio de Lucas sobre la infancia de Cristo cuando comenta que la Virgen María “guardaba todos esos recuerdos en su corazón”. Lucas no vio al niño Jesús gatear por la carpintería de José, pero María, su madre, sí y lo más probable es que fuera ella misma la que se lo contara a Lucas, por lo que el testimonio del médico-evangelista es un auténtico tesoro.

    La clave para la datación de los evangelios está en si en ellos se habla de la destrucción del Templo ocurrida en el año 70. Si los evangelistas se refieren a ella cuando hablan del Templo (cosa que no sabemos), entonces escribieron después del año 70, pero es algo que no sabemos con certeza. Por ello todas las fechas de composición de los evangelios son hipotéticas. Personalmente pienso que un hecho de tan gigantesca trascendencia como la destrucción del Templo tendría en los sinópticos un reflejo evidente, y el que no lo tenga parece indicar con claridad, a mi entender, que los tres primeros evangelios fueron publicados en su forma definitiva antes del año 70. Esta opinión es hoy por hoy la mayoritaria entre los estudiosos de este tema, puesto que es la más lógica. ¿No hubiera Mateo, el fervoroso judío que escribió su evangelio para sus hermanos, hecho referencia a la destrucción del Templo comentando las famosas palabras de Jesús?

    Estudio aparte merece el cuarto evangelio, el de Juan, redactado en su forma definitiva a partir del año 95 de nuestra era ya que se publicó tras el Apocalipsis. Juan, que se nombra a sí mismo como “el discípulo a quien Jesús amaba” es el joven al que Jesús apodaba cariñosamente como “el hijo del trueno” por su vitalidad y fortaleza de ánimo. En la cruz, sólo las mujeres y Juan estuvieron junto a Jesús crucificado. En un momento determinado, Jesús, dirigiéndose a su joven discípulo Juan le señaló a la Virgen María como si fuera la suya propia (en ese gesto Cristo señaló que la Virgen es la Madre de toda la Humanidad) y Juan la acogió desde entonces en su casa, lo que demuestra que entre el joven discípulo y el Maestro había una relación de afecto fraterno como señala el propio Juan con orgullo (y no es para menos). Es evidente que la fascinante personalidad de Juan, que se revela con completa nitidez en su evangelio y en el libro del Apocalipsis, eran del agrado de Jesús, ya que la radicalidad del mensaje de Juan encaja perfectamente con el absoluto grado de disponibilidad que Jesús exige y que el Apóstol dio a su Maestro sin dudar. Juan es un magnífico literato que escribe un evangelio que sorprende porque es radicalmente distinto a los tres sinópticos, un evangelio bastante posterior cuya definitiva redacción se realizó más de sesenta y cinco años después de la Pasión pero que, con toda probabilidad el autor llevaba confeccionando desde muchos años antes. Esta redacción definitiva la efectúa un anciano Juan que, en medio de la terrible persecución desatada por el carnicero Domiciano (uno no puede comprender que semejante monstruo fuera hijo de Vespasiano y hermano de Tito) que costará la vida a gran número de mártires cristianos, es desterrado a la isla de Patmos. Probablemente no fue ejecutado debido a su avanzada edad y es en esa situación en la que el último testigo vivo de la muerte y Resurrección de Cristo, el joven al que Jesús casi setenta años antes puso un cariñoso mote humorístico y al que encomendó desde la cruz el cuidado de su madre la Virgen María, en la que va a dar forma definitiva a la edición de su evangelio en el que lleva tantos años trabajando. El Apocalipsis es terminado el año 95 de nuestra era e inmediatamente se puso a corregir su evangelio que sería publicado poco después. Habían pasado veinte años desde el martirio de Pedro y Pablo en Roma. Sabemos que Juan murió a partir de año 98, ya que en este año fue nombrado emperador de Roma el español Trajano y que el evangelista, el último de los Doce Apóstoles vivos, murió durante su reinado.

  40. Evangelio de Juan

    El cuarto evangelio es el de Juan, que no sigue el esquema de los Sinópticos y dispone de fuentes propias.

    Autor: Juan Zebedeo, el más joven discípulo al que Jesús cariñosamente apodaba “el hijo del trueno”.

    Fecha, idioma y lugar: Juan escribió su Evangelio después del año 95. El idioma utilizado fue también el griego. El lugar parece claro: la isla de Patmos a la que el apóstol había sido desterrado por Domiciano.

    Destinatarios: Los cristianos de origen heleno perseguidos por Roma.

    Fuentes: Todo su evangelio es un compendio de su vivencia al lado de Cristo, por lo que sólo necesitó fuentes para el inicio de la obra.

    Comentario: El evangelio de Juan, un “cuerpo extraño” si se compara con los Sinópticos, es un evangelio mediatizado por la terrible situación que vive la Iglesia en aquellos sangrientos días. Es el que cuenta con mayor número de detalles precisos sobre las enseñanzas de Cristo y el que utiliza un lenguaje más refinado. Precisamente es el lenguaje utilizado una de las claves del evangelio de Juan. Un evangelio muy crudo, una obra muy compleja que aún suscita interminables e interesantísimos debates. El final del texto aclara que la redacción definitiva fue obra de discípulos de Juan. Además del evangelio, Juan escribió su famoso Apocalipsis, una obra literaria que ha cautivado los corazones de generaciones enteras por su estilo. El Apocalipsis muestra a una Iglesia perseguida en medio de un mar de sangre constituido por las terribles guerras que habían azotado Tierra Santa. Una Iglesia que vencerá gracias a Cristo resucitado que se impondrá al mal y que traerá el Reino a todos los hombres de buena voluntad. Toda una maravilla para pasarse horas y horas extasiándose en su lectura.

  41. Evangelio de Lucas

    Autor: Lucas es, probablemente, el médico sirio que cita Pablo y que acompañó al Apóstol en su viaje a Roma. Lucas escribió su evangelio conjuntamente con los Hechos de los Apóstoles que primitivamente formaban una obra única. No es testigo presencial de lo que narra en su evangelio pero sí de lo que narra en los Hechos. En Roma Lucas se encontró con Pedro y fue testigo de la evangelización de los dos Apóstoles en la Urbe. Es el único de los cuatro evangelistas que no es judío.

    Fecha, idioma y lugar: Lucas escribió su evangelio, el tercero de los sinópticos, alrededor del año 70-80. El idioma utilizado fue también el griego. Lo que está claro es que Lucas escribió fuera de Palestina, probablemente en Grecia.

    Destinatarios: cristianos provenientes del paganismo (griegos y romanos).

    Fuentes: Lucas utiliza el 70% del material de Marcos y dispone de fuentes propias, exclusivas, además de la Fuente Q, de las tradiciones orales y de los logia. así, para componer su relato de la infancia de Jesús, probablemente la fuente fuera la misma virgen María, como parece intuírse leyendo el texto. Los estudiosos llaman a esta fuente original de Lucas “Fuente L” y probablemente sea la fuente más antigua de todas las involucradas en la composición de los Evangelios, aunque no sabemos si se trató de una fuente oral o escrita.

    Comentario: Lucas es un magnífico escritor de atractiva personalidad que fue recopilando meticulosamente todas las tradiciones orales que le llegaron a los oídos. Aunque utiliza las mismas fuentes que Marcos y Mateo, las enriquece con aportaciones como el relato de la infancia de Jesús que, según se supone al leerlo, la misma Virgen María debió contarle. Como no era judío, no presta la misma atención que Mateo y Marcos a los temas de la Ley mosaica y sí lo hace al papel de la mujer en el Evangelio y a la necesidad de la pobreza de medios para alcanzar la riqueza espiritual. Su estilo es el mejor de los Sinópticos, con un vocabulario muy rico. Lucas retoca las fuentes de Marcos y Mateo para evitar expresiones que puedan ser malinterpretadas y pone especial hincapié en el amor de Cristo a los desheredados. Lucas escribió también el libro de los Hechos de los Apóstoles que primitivamente se publicó como parte integrante de su evangelio y que narra la historia de la Iglesia desde la bajada del Espíritu Santo en Pentecostés hasta la llegada de Pablo a Roma y que estudiaremos en el siguiente capítulo.

  42. Evangelio de Mateo

    Autor: Mateo es, probablemente, el publicano (recaudador de impuestos) al que Jesús llamó para formar parte de los doce apóstoles, por lo que es testigo directo de los hechos que narra. También es llamado en los Evangelios con el nombre de Leví. Probablemente fue un judío helenizado

    Fecha, idioma y lugar: Mateo escribió su evangelio en su forma primitiva hacia los años 60-70 y su redacción definitiva se hizo hacia el año 80, probablemente por un discípulo. El idioma empleado fue el arameo, la lengua utilizada por los judíos que vivían en Palestina. Se piensa que probablemente fue escrito en Siria, donde había mayor número de judíos cristianizados.

    Destinatarios: Los judíos cristianizados, por lo que no explica las costumbres judías que sus lectores se sabían de memoria ni traduce los vocablos hebreos. Además hay varias referencias al Antiguo Testamento y a la Ley Mosaica.

    Fuentes: Mateo tomó el 50% del material de su evangelio de Marcos y la parte restante de la Fuente Q y de los logia y las tradiciones orales. El relato de la infancia de Jesús no aparece en la Fuente Q ni en Marcos, por lo que Mateo tuvo aquí, y en otras partes de su evangelio, una fuente desconocida.

    Comentario: Mateo escribió en arameo, la lengua que utilizaban los judíos, porque es un evangelio destinado al pueblo de Israel. Sus escritos complementan y abarcan más que los de su predecesor Marcos, pero siguen el mismo esquema. Aproximadamente Mateo tomó la mitad del material de Marcos abreviando la narrativa. Y el 25% de su evangelio coincide casi exactamente con el de Lucas, precisamente en las palabras de Jesús ya que ambos utilizan la Fuente Q. Es un evangelio construido de manera sistemática y ordenada, con una estructura basada en cinco bloques o discursos con un claro interés didáctico y teológico que se muestra en el interés de Mateo por la doctrina de Jesús

  43. Evangelio de Marcos

    Autor: Marcos es, probablemente, el secretario de Pedro, y escribió su evangelio basándose en los relatos de los discípulos (principalmente de Pedro), ya que él no fue testigo presencial de los hechos que narra. Marcos narra en su evangelio que un joven cubierto con una sábana siguió a Jesús tras ser apresado. ¿Es este joven el propio Marcos? Muchos así lo ven.

    Fecha, idioma y lugar: Marcos escribió su evangelio, el primero de los sinópticos, hacia el año 50-60. El idioma utilizado fue el griego. Desde Clemente de Alejandría es tradición situar el lugar de composición en Roma.

    Destinatarios: Marcos escribió para cristianos provenientes del mundo pagano, por lo que no presta demasiado interés a las cuestiones de la Ley Mosaica, que no interesan a sus lectores y sí pone cuidado en explicar las costumbres judías, que sus lectores desconocen y por ello precisan de una explicación.

    Fuentes: Marcos debió escribir su evangelio basándose en relatos de los Apóstoles y testigos presenciales de los hechos que describe. Además, según una tradición antigua, se apoyó en material de primera mano que circulaba desde la muerte de Jesús y que contenía las enseñanzas de Cristo y sus palabras: la tradición oral de los testigos y los famosos logia.

    Comentario: Marcos escribió en griego, ya que por entonces el pueblo judío en su mayoría prácticamente había vuelto la espalda a la Buena Nueva, por lo que la Iglesia se abría a los gentiles con mayor vigor. Por ello pone especial atención al rechazo que los judíos radicales sentían por Jesús. Su evangelio es el menos sistemático y de más pobre estilo literario ya que está redactado en estilo coloquial. Utiliza mucho el presente histórico y su vocabulario es reducido y muy espontáneo.

  44. Los Evangelios. Autores, fechas y destinatarios.

    El Nuevo Testamento es la fe literaria de la Buena Nueva de Cristo y agrupa los cuatro Evangelios, las cartas de los apóstoles a las primeras comunidades cristianas y el Apocalipsis. Los textos principales son los cuatro Evangelios de Marcos, Mateo, Lucas y Juan que narran

    La moderna crítica literaria aplicada por los exégetas de la Iglesia Católica ha permitido profundizar enormemente en las cuestiones sobre los Evangelios. Las herramientas de las que disponemos son la crítica científica: crítica de las fuentes, crítica de la forma literaria, crítica redaccional y crítica de las tradiciones. A continuación se exponen las conclusiones estudiadas hoy en día en las facultades de teología.

    Los Evangelios “Sinópticos”

    Se conocen como “Evangelios Sinópticos” los de Marcos, Mateo y Lucas porque tienen el mismo esquema y parten de una triple tradición común: la famosa “Fuente Q” que narraba la predicación de Jesús pero no incluía la Pasión, las tradiciones orales de los testigos y los logia o colecciones de escritos sobre las palabras de Jesús. Ambas fuentes se perdieron, desgraciadamente para nosotros.

  45. María

    Como entenderás ,Nuncamais, yo no tengo el menor interes en que fuera Roma la que crea el Catolicismo o no, pues yo no soy creyente, ni antiromana ni proromana, a mí me apasiona la historia, la verdadera historia, no inventar una paralela para sacar partido, pues no tengo el menor interes en que fuera una cosa o su contraria.

    Pero la realidad histórica es la que es, y es, creo, Constantino, el que decide imponer una religión común en el imperio, basandose en el catolicismo, pero incluyendo retazos de todas las demás religiones, desde el culto al Sol, a la Clásica a las celtas, intentando aglutinarlas todas. Y LA MOTIVACIÓN POR LA QUE LO ORDENA, ES TAXATIVAMENTE, Y DE LO QUE HAY EVIDENCIA HISTORICA, PORQUE LOS CRISTIANOS LUCHAN POR SU FE, MATAN Y MUEREN POR ELLA, COMO NINGUN OTRO CREYENTE HA MUERTO O MATADO JAMÁS. Eso está ahí, escrito en los anales de la historia, y ahí está el mandato de crear la iglesia católica, y sus motivaciones para ello, en libros reales, con palabras textuales de quien la ordenó crear.

    Es por tanto evidente que los Evangelios fueron ajustados al ideal del hombre bueno romano, el perfecto ciudadano del imperio, y la iglesia se encargó de crear la liturgia propia de un imperio como Roma, así como reconducirla y decir que era heregia o no.

    Realmente la relgión es la católica, no la crisitana, pues la católica auna todos los ritos que existian en la Europa de aquel entonces, con un sustrato principal del cristianismo.

  46. Carta de Poncio Pilatos a Tiberio sobre Jesucristo

    Poncio Pilatos fue gobernador y militar romano y procurador de la provincia imperial de Judea desde el 26 al 36 después de Cristo o en nuestra era. No vamos acá a ocuparnos de las crueldades del monstruo y de su culpabilidad en la crucifixión del Señor Jesucristo. Los historiadores Filón y Josefo, por ejemplo, pueden ser mucho más fructíferos para quienes busquen conocimiento sobre Poncio. Aquí lo que interesa es desentrañar el cuento del beso de Judas que llevó a la captura de Jesucristo por los gendarmes del imperio romano.

    Ya en otras oportunidades se ha escrito o hablado del tema, pero nunca habíamos desmenuzado una carta de Poncio Pilatos a Tiberio César, quien fue emperador desde el año 14 hasta el 37 antes de Cristo o de nuestra era. Lo más correcto es que hagamos un análisis serio y objetivo de la carta resguardándonos de esa fe ciega que obnubila el sentido común a la hora de una sospecha que nada deja pasar para que el lente de la ciencia haga suyo el camino andándolo donde se comprueba o se rechaza la hipótesis.

    Si partimos del hecho que Jesús, con sus prédicas de liberación por el pobre contra el rico, no era un acontecimiento insignificante sino más bien de importancia en una situación de pueblo oprimido y de provincia colonizada por el imperio romano, debemos suponer que Poncio Pilatos estaba en la obligación de informar verazmente a su jefe superior, el emperador en relación con las actividades políticas de sus adversarios y, especialmente, sobre el líder. Sin embargo nos extraña muchísimo que Poncio Pilatos –que al final terminó crucificando a Jesús- le mande a decir a Tiberio César que el predicador nada decía que afectara al imperio ni su forma de gobernar en Judea. De ser así, nadie puede creer que Judas, con el odio que sentía contra el imperio, se hubiese calado a Jesús y lo hubiera seguido fielmente hasta el supuesto momento en que decidió entregarlo. Y también es muy sospechoso que Pedro, hombre de espada en mano para pelear contra los gendarmes del imperio y lo demostró cortando oreja de polizonte, hubiera seguido con tanta fidelidad al pacífico predicador hasta ganarse ser el portador de las llaves de las puertas del Cielo.

    En la carta, contra todos los evangelios y contra el espíritu rebelde de Jesús, el verdugo sostiene que temió al comienzo de que se tratara de prédicas para sublevar al pueblo contra los romanos, pero que no fue así. Incluso que un día lo vio predicando tranquilamente dándose cuenta de la diferencia entre Jesús y los que le escuchaban, que su barba y su pelo le daban una apariencia celestial, que tenía una faz amable y simpática. Aquí notamos que pudiera entenderse que Poncio creía en un poder superior venido del cielo y no del emperador romano. Decidió infiltrar en el grupo de asistentes a su secretario, quien luego le informó que jamás había leído en las obras de los filósofos nada que pudiera compararse con las enseñanzas de Jesús. Además –prestemos atención a esto- no era ni seductor ni agitador, y que era recomendable más bien protegerlo. Suponemos por el supuesto bien que le estaba haciendo al imperio romano y no al pueblo de Judea. Este cuento ni lo cree María, ni lo cree José de su hijo adoptivo, ni lo cree el mismo Jesucristo, ni lo cree el mismo Poncio Pilatos que lo sacrificó teniendo potestad para salvarlo, ni lo creen quienes ansían la independencia de su nación, porque para calarse a un pacifista convicto y confeso de de pies y cabeza y manos, hay que ser un resignado perpetuo de la esclavitud.

    Poncio dice, contradiciendo el despotismo de sus actos de gobernador, que Jesús era libre de hablar y de reunir al pueblo, y que esa libertad ilimitada era lo que provocaba en los judíos ricos indignación e irritación. No es creíble que una persona predique la lucha de los pobres contra los ricos en una nación colonizada sin tocar para nada al colonizador. Ese embuste que se lo meta a Tiberio César, pero no a los que se hacen eco de las prédicas de liberación de Jesucristo.

    Poncio, como el que no quiere matar al predicador pero consciente que nada debe quedar de huella ejemplarizante del ideal predicado, señala no sólo haberle escrito a Jesús, sino de haberse entrevistado con él en el pretorio. Lo clasifica como Nazareno, de haber admirado a ese hombre excepcional, que nada tenía de repulsivo y que mucho lo respetaba. Además, agrega, que le dijo: “… que él y su personalidad –refiriéndose a Jesús- estaban rodeadas de una contagiosa sencillez que le situaba por encima de los filósofos y maestros de su tiempo…” Para Poncio, que conoció a Jesús como lo conocieron sus gendarmes, era un hombre amable, sencillo, humilde y lleno de amor. Aun así, se lo tiró en lo cachos crucificándole en una cruz romana.

    Y la carta remata, contradiciendo el pensamiento y acción verdaderos del verdugo, señalando o confirmando que Poncio ya estaba plenamente convencido del enorme poder sobrenatural de Jesús, cuando dice a Tiberio César: “Estos nobles soberano son los hechos que atañen a Jesús de Nazaret, y me tomé tiempo para informarte de los pormenores acerca de este asunto, opino que un hombre que sabe transformar el agua en vino que cura los enfermos resucita los muertos y apacigua a la mar embravecida no es culpable de un acto criminal como otros han dicho, debemos admitir que es realmente el hijo de Dios”. Pero aún así se lo echó al pico crucificándole en una cruz romana.

    En verdad, para un estudioso de historia y que respete a la verdad, esa carta –enviada a Tiberio César- no resiste lo de un pedo en un chinchorro, porque debió ser escrita estando Poncio Pilatos con una pea que le hizo perder la razón o estaba metido en una conspiración para derrocar al emperador siendo su cómplice principal el señor Jesucristo, como única manera de justificar sus prédicas pacifistas contra un imperio despótico y atroz. Pero la historía, ni que la novia o el novio tenga la belleza por encima de la imaginación o la fantasía, no se da abrazo con un mojón tan grande o más peligroso que los que separan pueblos enteros en líneas y puntos de la geografía territorial. De haber sido cierto el contenido de la carta de Poncio Pilatos a Tiberio, no hubiese habido necesidad de inventar el cuento de la traición de Judas ni tampoco las utopías de los apóstoles, porque Pilatos hubiese sido el mejor y más creíble biógrafo del Señor Jesucristo.

    Ahora, lo que nadie debe discutir o dudar, es que si Jesús existió como predicador de los pobres contra los ricos y contra el imperio romano en el tiempo que gobernó Poncio Pilatos, éste y sus gendarmes tuvieron que haberlo conocido, por lo menos, físicamente y de estar bien enterados de sus prédicas revolucionarias, ya que éstas eran públicas, a la vista incluso del propio Poncio Pilatos y sus gendarmes. Entonces ¿qué alguien nos explique científica o históricamente como se le ocurrió la idea a los jerarcas del imperio pagarle unas monedas de oro a Judas para que hiciera que los gendarmes –que por cierto lo conocían por demás- lo identificaran cuando le diera un beso a Jesús estando éste sin pasamontañas? Que se sepa ningún apóstol escribió que Jesús predicó, el día de su captura, con su rostro cubierto por el pasamontañas que ahora resguarda la cara del subcomandante Marcos. ¿Es que acaso los gendarmes de Poncio Pilatos hubieran sido capaces de no reconocer a Jesús si se los pedía el emperador y había necesidad de recurrir a gendarmes que no lo conocían por ser la vez primera que visitaban la región de Judea? ¿Dónde hubieran quedado los huesos de Poncio Pilatos realizando una acción contraria al designio del emperador si años después se suicidó para no enfrentar sus fechorías ante la justicia? ¿Acaso no fue el que ordenó al final la crucifixión de Jesús en vez de remitirlo a Roma, donde era lo lógico y lo establecido para juzgarlo de acuerdo a las leyes? ¿Acaso los juzgados que tuvieran que ver con la religión no era potestad del sanedrín, el consejo o tribunal supremo de los judíos? ¿Por qué los evangelios, al negarse Pilatos a enviar a Jesús a Roma sin que se averiguara bien sobre la acusación que se le hacía para que lo juzgaran -y de aquí parte el cuento de lavarse las manos- decidieron acusar de nuevos delitos al prisionero? ¿Acaso no está clarito que si los mismos judíos querían que Jesús fuese juzgado, capaces de preferir a Barrabás que al predicador, entonces, para qué necesitaban que el imperio pagase a Judas y con un beso éste lo identificara cuando miles de judíos lo conocían como a las palmas de sus manos? ¿Acaso, en cierto modo, no se respetaban las leyes religiosas judías establecidas desde que el emperador Augusto anexó Judea a la provincia imperial de Siria?

    La carta de Poncio a Pilotos parece, por sus incoherencias y contradicciones con la verdadera manera de pensar y de actuar del verdugo, un cuento de hadas y no un testimonio digno de tomar en cuenta a la hora de escribir una biografía sobre el Señor Jesucristo. ¿Pongámonos a pensar por un segundo la cara que hubiera puesto Poncio Pilatos al enterarse que Jesús resucitó a los 3 días de muerto… y la cara de Judas si lo hubiese entregado… y las caras de los gendarmes que lo capturaron y torturaron… y el rostro de Tiberio César en Roma ante un fenómeno sobrenatural producido por vez primera en la historia humana y natural… y el contenido de una nueva carta de Poncio a Tiberio?

  47. Francesc, el futuro de la Iglesia Católica está en Amèrica del Sur, en esos movimientos de profunda religiosidad y basados en un Evangelio liberador.
    Lo que nos cuentas en tu comentario del 18 de enero a las 3:24 am (madrugada) es hermoso, está bien, es la manifestación de la caridad bien entendida y de la fraternidad. Algo que incluso para mí, que soy un descreído, se aproxima al verdadero espíritu cristiano. Hay que compartir, dar al que no tiene, etc. Tengo tan claro, pero tan claro, que el mundo camina en sentido inverso al ideal cristiano, que no entiendo para nada el papel de los jerarcas. Puede ser que el equivocado sea yo, y que la interpretación que hago de los Evangelios sea errónea. De otro modo ni me cuadra ni entiendo la actuación de los mandamases del catolicismo, pues tienen la virtud, salvo honrosas excepciones, de ponerse siempre del lado de los poderosos. Nada que ver con Cristo, que optaba por las putas, los escribanos, los extranjeros y por la gente de mal vivir de toda clase y condición. O al menos eso tengo entendido….

  48. Nuncamais, recuerda que Maria imponer su version y es la correcta, no hagas caso siempre caemos en la misma trampa, me hubiese gustado que Gonzalo hubiese seguido con su explicacion, pero nosotras se lo hemos cortado, me sabe mal ya que podia haber sido una conversacion interesante, un beo nuncamais.

  49. nuncamais

    Fe d’errades:
    En el darrer escrit meu hi ha les errades:
    inteció per intenció
    CESAMENT per CESSAMENT
    INTERI per IMPERI
    PERSECUCIONS per PERSECUCIONS
    roró per rodó
    En demano disculpes.

  50. nuncamais

    Deixo aquí constància que la ignorant pedant no ha pogut desmentir cap de les meves afirmacions que condueixen a negar la seva tesi aberrant que “Los Evangelios fueron escritos por Roma para construir la religión del Imperio y crear al perfecto ciudadano imperial”.
    Mal podrien haver estat escrits per Roma amb la inteció de la ignorant pedant els atribueix perquè LA REDACCIÓ DELS QUATRE EVANGELIS ÉS ANTERIOR EN MOLTES DÈCADES AL CESAMENT DE LES PERSECUSIONS DEL CRISTIANISME PER PART DE L’INTERI ROMÀ.
    La cortina de fum que llença sembla volert iniciar un altre debat, però jo em nego en roró a mantenir un debat amb gent de la seva miserable condició.

  51. María

    Autoría de los evangelios canónicos
    Tradicionalmente se atribuye la autoría de los evangelios a Mateo, apóstol de Jesús, a Marcos discípulo de Pedro, a Lucas, médico de origen sirio discípulo de Pablo de Tarso y a Juan apóstol de Jesús. Sin embargo, hasta hoy no ha sido determinada aun la autoría real de cada evangelio.

    En el seno de la Iglesia Católica, el Concilio Vaticano II en su Constitución Dei Verbum (n 18) enseñó que “la Iglesia siempre ha defendido y defiende que los cuatro Evangelios tienen origen apostólico. Pues lo que los Apóstoles predicaron por mandato de Cristo, luego, bajo la inspiración del Espíritu Santo, ellos y los varones apostólicos nos lo transmitieron por escrito, fundamento de la fe, es decir, el Evangelio en cuatro redacciones, según Mateo, Marcos, Lucas y Juan”.

  52. María

    En cualquier caso, es evidente que ni fueron escritos por los que pudieran haber estado con Cristo ni fueron escritos en Israel, pues todos habrian muerto hacia varias décadas.

    Los Evangelios fueron escritos por Roma para construir la religión del Imperio y crear al perfecto ciudadano imperial. El que se quiera decir que fueron escritos 75 o 100 años despues de Cristo o 150, algunos incluso 500 años despues, no niega que no fueron escritos por coetaneos de Cristo, ni que se elaboraran con la intención de aunar todas las religiones del Imperio en una sóla, teniendo al cristianismo como eje central.

    Aún así, el catolicismo fue la religión del pueblo, pues las élites siguieron practicando la religión clásica del Olimpo.

  53. nuncamais

    Sempre m’he dolgut dels defectes dels jerarques, que tenen també les corresponents exepcions. Potser sigui així per fer certa aquella frase que diu que el poder corromp i que el poder absolut corromp de manera absoluta.
    Em dolc també dels meus defectes pel mal exemple que poden donar.
    Dit això, vull també manifestar que el meus sentiments, malgrat la meva indignitat, s’identifiquen amb la doctrina que ens va predicar Jesús de Natzaret.

  54. nuncamais

    En dolc dels defectes de l’Església Catòlica a la que pertanyo i dels meus defectes en particular.
    Malgrat l’acidesa d’alguns escrits d’aquest fil argumental, fonamentats la majoria en veritats, sóc del parer que l’Església, amb tots els seus defectes, alguns molt grossos, està amatent sempre a les necessitats d’una humanitat adolorida.
    Vegeu sinò, com a exemple l’escrit publicat en el suplement de Càritas del full parroquial del bisbat de Sant Feliu de Llobregat al que pertanyo titolat
    CAMINANT EN LA DIVERSITAT
    Amb el lema l’Església de Barcelona “caminant en la diversitat”, representants de diferents clo·lectius d’immigrats, el departament de Migració de Càritas diocesana de Barlona i la delegació de Pastoral social, es reuneixen periòdicament per reflexionar i coordinar la pastoral amb immigrants. Al llarg de l’any 2009, se’n delebraren duesEn la primera del 18de genr de 2009 es va adoptar el lema LA FRATERNITAT VA MÉS ENLLÀ DE LA LLEI, el mateix que va presidir les jornades del dos darrers anys. El 2007 es posà l’accent en la Benvinguda, l’any passat en el dialeg i aquest any en el Compartir.
    Convocats per entitats creistianes de persones nouvingudes, pel Departament de migració de Càtitas Barcelona, i la Delegació de Pastoral social, es trobaren més de 450 persones de col·lctius llatino-americans, filipins, xinesos, guieans, polonesos ucraïnesos, i també d’algunes parròquies. Fou nombrosa l’assistència
    de membres de la parròquia de la Mare de Déu de la Llum de L’Hospitalet de Llobregat, i de Sant Jaume de Santa Coloma de Gramenet.
    L’acte s’inicià amb un dinar que va ser portat i compartit entre les persones que participaver en la trobada. Així tothom tingué oportunitat de fruir de menjars típics de diferents països. Cal dir quer n’hi va haver per a tothom. I com en el relat evangèlic en va sobrar nen abundància.A continuació el cirs crec va amenitzar un espai lúdic on es va dansar, cantar jugar i sonretot riure.
    Acabada aquesta primera pàrt, tots els assitents, més altres persones que s’hi sumaren, es desplaçaren al temple de la Sagrada Família on varen ser rebuts per Mn. Lluís Bonet Armengol, rector de la Parròquia. Després d’unes paraules de benvinguda de Mn. Lluís, s’organitzaren diversos grups per visitar el temple de Gaudí. Persones col·laboradores de la parròquia i de fora d’ella,varen ser els guies. En el transcurs de la visita s’explicaren els aspectes artístics de la Sagrada Familia i la història del temple.
    Finalitzada la visita es feu una pregària a l’església. Tots els col·lectius ens convidaren a resar per les seves intencions particulars i tambñé pels pobles en guerra, espècialment en la franja de Gaza, i per la unitat dels cristians.
    Acabà l’acte amb una actuació musical cel cor de l’Església d’Ucraïna. Especialme nt emotiu fou el cant de la nadala Santa nit. Tothom fou convidat a cantar-la en la seva llengua materna.
    Es compartí l’amistat, la pregaria el dinar i la festa i es va viure la catolicitat de l’Església. Diferents són les parles, els origens, els costums, la història, però a tots ens uneix una mateixa fe.
    AQUESTA NOTÍCIA, QUE HE ABREUJAT UNA MICA, TÉ COM A OBJECTE POSAR DE MANIFEST QUE L’ESGLÉSIA DE CRIST ÉS SENSIBLE A TOTES LES NECESSITATS I ASPIRACIONS HUMANES, AQUESTA, ENTRE MOLTES ALTRES, D’ACTUALITAT PER CELEBRARSE LA JOSRNADA MUNDIAL DE LES MIGRACIONS.

  55. nuncamais

    Crec innecessari donar dates de l’aparició de la resta de llibres del Nou testament com són les epístoles de Sant Pau, de Sant Jaume, de Sant Pere, el Llibre de l’Apocalipsi i el dels Fets dels Apòstols, tots amb tota evidència escrits abans de la promulgació de l’edicte de Milà i del final de les persecusions contra els cristians.

  56. nuncamais

    No acostumo a polemitzar amb la ignorant pedant de sempre i no ho faré tampoc en aquesta ocasió.
    Unicament donaré unes dades extretes de la Wikipèdia anglesa que sembla que és la que m’ofereix més garanties per demostrar que la ignorant pedant ha pixat com mai fora del test en la seva afirmació que el cristianisme va ser falsificat en els evangelis amb la finalitat de fer del Cristianisme la religió de l’Imperi Romà.
    Tot plegat dit sigui amb la modèstia de qui no és versat en palentologia ni en història.
    Resumint la informació sobre les dates dels quatre evangelis trobades a Wikipèdia són:
    a) l’Evangeli de Mateu segons diferents investigadors és del 70 al 100.
    b) L’Evangeli de Marc del 68 al 70.
    c) L’Evangeli de Lluc segons alguns és del 80 al 90 i segons altres del 75 al 100. Finalment un investigador assegura que no hi ha evidència que s’escrivís abans del 150.
    d) A l’Evangeli de Joan li assignen dates de 90 a 100, alguns abans de 100 i fins i tot del 50-55 i del 65.
    Per altra banda de l’Enciclopèdia Catalana he extret unes dades molt menys subjectes a controvèrsia:
    Les persecucions dels cristians a l?Imperi Romà varen ser les de Caudi (any 50), Neró (any 64), Domicià (any 94), Trajà (any 111) Antoní Pius (any 138-161), Marc Aureli (161-180), Septimi Sever (202-212) Maximí Traci (249-281), Valerià (257,258) i Dioclecià (303.).
    L’Edicte sobre la Tolerància de Galeri, Constantí i Licini, data de l’any 311 i L’edicte de Milà de Constantí que va fer del Cristianisme la religió oficial de l’Imperi Romà data del 313. FINS AQUESTES DATES EL CRISTIANISME HAVIA ESTAT PROHIBIT A L’IMPERI ROMA I ELS CRISTIANS PERSEGUITS. IMPOSSIBLE, PER TANT QUE ELS EVANGELIS HAGUESSIN ESTAT REDACTATS PER FER DEL CRISTIANISME LA RELIGIÓ DE L’IMPERI
    La ignorant pedant del haver sentit parlar d’aquest últim fet i l’ha volgut usar per descrèdit del Cristianisme, sense tenir en compte que la història és la història i, encara que algunes dates no són ben segures, és TOTALMENT IMPOSSIBLE sustentar les seves tesis aberrants.
    Demano perdó per les presses, degut a l’hora tardana en que ho faig, amb les que escrit aquesta nota potser en perjudici de la seva claredat

  57. María

    Pero Rosa, que los evangelios se escribieron mucho despues de Cristo, si hasta no cuadra nada. Es una historia recreada basada en un hecho del que se citan rumores.

    Por ejemplo, Poncio Pilatos no pudo ser contemporaneo de Cristo, pues las crónicas romanas no situan a ambos en el mismo tiempo histórico. Ahí ves que ni fue una historia escrita mientras ocurrió, ni los relatos tienen la menor credibilidad.

    Lo que si es cierto es que los Evangelios los escribe y maneja Roma, y crea, a través de ellos, la figura del perfecto romano, cosa que ya he dicho. Son escritos hechos para aunar todas las religiones del imperio en una sola y crear una iglesia acorde al imperio que maneje las diferentes corrientes de espiritualidad. Intento este que permanece en Europa hasta bien entrado el siglo XVIII, cuando se sustituye por los nacionalismos.

    Pero esas cosas son cosas de historia, cosa distinta es que me hables como creyente, pero si te rijes por la historia, Cristo si que pudo existir, pero no son ciertas las cosas que le imputan los evangelios.

  58. Maria Jesus existio, fue un hombre especial, un hombre como muchos otros ha habido en la historia de la humanidad, esta persona movio masas, y se creo un mito, este mito, fue aprovechado por muchos de sus seguidores por ejemplo Saulo de Tarso, que tambien se apropio de el y entre todos montaron la historia, pero ojo, si lees los evangelios son buenos, los principios evangelicos basados en la vida de Jesus son buenos, al deificarlo, es cuando estropean la historia,

  59. María

    A ver, Rosa, que para mí Cristo es una figura manejada y modelada por Roma, al que le crean un pensamiento acorde a lo que Roma piensa que es el arquetipo de Romano perfecto.

    El que Cristo resucite es algo inventado, pues nadie puede resucitar, ni ninguna mujer puede tener un hijo de Dios. No me mezcles la ficción con la intencionalidad de Roma al crear la iglesia católica.

  60. María

    No, Rosa, sólo te pregunto que son para tí, si la visión de Roma del hombre perfecto, o están inspirados por la divinidad?

  61. empieza por preguntar ¿exsitio Jesus? ¿quien escribio los evangelios? ¿hacia quien iban destinados? las cartas a los discipulos ¿quien las escribia porque? ¿que sentido tenian los documentos apocritos?¿quien los escribio?¿ los evangelios escritos en Arameo o en Latin?¿quien era Saulo? ¿a que se dedicaba? ¿quien era Maria madalena? ¿ porque no encontraron a Jesus en su fosa? ¿quien era el discipulo amado? ¿existio? ¿eran 12 discipulos? ¿alargamos mas?

  62. Maria, no cazas ni una, ¿yo he dicho que Dios hace o redacta los evangelios? no, nunca. Me parece que no me sigues no me conoces o lasdos cosas.

  63. María

    Los Evangelios son la Iglesia, Rosa, tú también estás confundida.

    Los Evangelios los redacta Roma, no Dios.

    Y quienes dicen que no creen y van al Tarot, es que creen en algo, absurdo pero en algo. La espiritualidad no es eso, lo que pasa es que la gente, según su nivel espiritual actua con su espiritualidad de una manera u otra.

    Yo no digo que eso sea punible, digo que son mentiras, que realmente no hay nada. Sólo estamos nosotros, que no es poco. No hay ni Dioses ni Demonios, ni las estrellas nos dicen nuestro destino, ni las cartas nos hablan, ni los espíritus se aparecen. Todo eso no son si no delirios de la mente humana, el cuarto milenio que cada una tiene en sus fantasias.

  64. Maria- siempre hay personas que necesitan consuelo, y muchas, necesitan una tabla para andar por el mundo, y estan en suderecho, y se acogen a lo que salen, fijate como el mundo del tarot, mediums etc, ha resurgido, conozco personas normales que dicen que no creen y luego van a que les tiren las cartas, o sea que no digas que desaparecera, la gente vuelve a la espiritualidad, lo que ocurre es que las cosas no estan bien enfocadas, se confunde, confunden los evangelios, con la iglesia, la magia con el poder cambiar sus vidas, pero ante este mundo necesitan algo para vivir.

  65. María

    Y Carlos V llevó la religión católica a América en cuanto era el Emperador de Roma, y era “El Católico”, el Rey de los Reyes cristianos, el paladín de la Iglesia de Roma.

  66. María

    Pero aún así, la Iglesia era la razón, y la sinrazón venia cuando habia gente que se creia que Dios era más importante que la Iglesia.

    La Iglesia sirivió a Roma para que sus soldados lucharan por un único Dios, sirvió para convertir a los barbaros y volver a intentar que reunificaran el antiguo imperio, sirvió como refugio de la cultura en las épocas oscuras, pero ahora no hace falta, ya no sirve para encauzar a los Reyes, para dar sentido al mundo romano, ha perdido su razón de ser y sólo se dirige a masas incultas o inseguras que buscan un sentido a sus vidas o creen que pueden conseguir la inmortalidad, incluso comprandola, y ha pasado a convertirse en un cúmulo de sinsentidos, como el resto de iglesias, aunque no cae en los desvarios del Islám.

    Realmente la Iglesia ya no tiene poder alguno, no es ninguna amenaza, pero tampoco ningún consuelo.

  67. Los puntales de la Iglesia Catolica no estan por la labor, Gonzalo, no quieren perder poder, es mas se enrabian porque ven peligrar sus privilegios.

  68. Los poderosos y la iglesia siempre han ido unidos, desde el principio, reyes, papas, obispos, Duqes,han movido el mundo han casado y descasado, segun sus conveniencias, la iglesia no hacia mas que buscar su gloria.

  69. En si toda Iglesia Cristiana, tiene la misma base el evangelio, simplemente la forma de interpetar o las distintas escesiones por cuestiones no religiosas si no de conveniencia las separan, aquio siempre la iglesi de Roma es la que no ha regido, como bien dices los catalicos son mayoria y esta en buena armonia con el poder, lo que ocurre es que no han evolucionado y creen que continuan hablando con gente que no sabia leer ni escribir, que no entendia el evangelio,

  70. Jordi, Rosa, el asunto no está en si habrá o no curas en un futuro, y en todo caso eso es lo de menos, lo importante es el mensaje, la buena nueva. Es ahí donde tiene un grave problema la Iglesia Católica. Sin embargo, al tiempo que los fieles del catolicismo son menos cada vez, se está produciendo un aumento de parroquianos en otras confesiones.
    La Iglesia Católica podría ser un referente importante, desde el punto de vista moral, por el número de seguidores que aún tiene. Sin embargo, está lastrada por la dirección errática de sus jerarcas y por su matrimonio de conveniencia con los poderosos.

  71. Perdona Jordi no me he expresado bien, los Suadamericanos han conseguido que hubiese mas Iglesias al ser ellos creyentes y practicantes, como tambien tenemos curas nuevos Sudamericanos casi en todas la Iglesias Catolicas de Mataro, un beso compañero, y un dia que estes por aqui nos vamos al bar a tomar cafe que hace dias que no lo utilizamos, y asi nos ponemos al dia que hace mucho no hablamos. un beso

  72. Gonzalo, pues creo que en cuando te refieres a que la iglesia no le va a faltar personal te equivocas, ten en cuenta que en algunos pueblos de Catalunya (los demás lugares de España lo ignoro) han tenido que cerrar iglesias por falta de curas, en mi pequeña ciudad que creo que tu ya conoces han cerrado 2, y ahora solo quedan dos curas para cubrir 5 iglesias, quizás si que tienes razón que en los países que sufren más pobreza hay más aspirantes, no obstante desde que el hombre llegó a la luna cada vez hay menos incautos

  73. Tienes razon Gonzalo, ademas estan acostumbrados a mandar y cuando no se salen con la suya actuan como antes, excomulgando, negando la comunion, con castigos divinos. Un chiringuito de mas de 2000 años cuesta de deprenderse, y mas cuando les ha funcionado tan bien.

  74. La Iglesia de Roma tiene falta de personal en el occidente, pero goza de buena salud en este apartado en otras partes del mundo. Si desaparece no será por falta de personal. Lo suyo es que tiene los pies de barro, está edificada sobre la mentira. Ese es su problema.
    El pensamiento políticamente correcto está acuñado, construido al alimón por la izquierda políticamente correcta y por la derecha, que es políticamente correcta sin necesidad de esfuerzo. Lo endeble del mismo está en sus carencias morales.

  75. María

    Tranquilo, Gonzalo, la nueva iglesia ya está en marcha, se llama el pensamiento politicamente correcto, es la iglesia de la izquierda, con el que se acuñan los dogmas morales que debe tener un buen socialista.

    Si siempre es lo mismo, sólo cambia el nombre de la Iglesia, pero esta nueva iglesia ni siquiera quiere llamarse iglesia.

    La otra, la de Roma, desaparecerá simplemente por falta de personal, apenas si hay ya gente dispuesta a ser cura o moja. Cerrado por falta de personal. Así morirá la Iglesia de Roma.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s