EL FIN DE LOS TIEMPOS


Me pongo trágico con la intención de superar a todos los agoreros que vaticinan dificultades. Ninguna puede superar a ésta…

LA CRISIS Y LA BANCA La Vanguardia 27/09/09


DINERO

Anselmo Calleja

Economista y Estadístico.

Ex Director General en Hacienda y Economía y jefe de prensa en el Banco de España.

 

La Unión Europea se ha desayunado con que la causa principal de la crisis financiera ha sido los incentivos perversos que se concedieron a los directivos de las entidades bancarias y para evitarlas en el futuro bastaría con que los bancos limitasen las remuneraciones de sus directivos.

Esa es la propuesta que ha hecho en la reciente cumbre del G-20 en Pittsburg que como era de esperar no fue bien acogida, pues aparte de que así no se iban a evitar las crisis en el futuro, Wall Street no comulga con la prudencia salarial.

No hay duda de que los bancos han sido los culpables de la más grave crisis económica de los últimos cincuenta años, pero no han sido los únicos. Los bancos centrales han contribuido a ello de forma importante, pues la política monetaria que se venía aplicando al ser demasiado acomodante incitaba a la concesión de créditos sin miramientos. Pero también los entes reguladores han tenido su parte importante de culpa.

El caso de España es elocuente a este respecto. En efecto, según el portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, la política económica que subyace en los Presupuestos Generales del Estado para 2010 es la adecuada. Sigue las recomendaciones del G-20 de Londres y se apoya en la fortaleza del sistema bancario español y en el bajo nivel de la deuda pública.

El tema de la deuda pública se deja para otra ocasión. Sólo apuntar que su bajo nivel es la contrapartida de un incremento exorbitante de otra deuda más preocupante, la exterior que, en terminos de PIB (casi el 200%) es la más alta del globo y de la que nadie quiere hablar.

Al decir que se van a seguir las recomendaciones del G-20 el señor Alonso desconocía que según su comunicado el éxito de las medidas de apoyo fiscal exigían que vuelva el flujo de crédito. Pero eso es precisamente lo que no tiene visos de realizarse en el corto ni el medio plazo a juzgar por la ineficacia de las importantes medidas de apoyo a las entidades de depósito.

A pesar de las dos cuantiosas ayudas públicas recibidas en un pequeño espacio de tiempo y de la importante líquidez aportada por el BCE, el crédito al sector privado permanece prácticamente estancado. La razón de esta sequía se encuentra, por un lado en que parte de la líquidez recibida del BCE, se invierte en deuda pública española con lo que dicha institución está financiando el déficit público español, por otra en que las ayudas públicas recibidas se han destinado a recomponer activos defectuosos y hacer frente a las cargas por intereses y capital de la enorme (800.000 millones de euros) deuda exterior del sector.

Surge inmediatamente la pregunta de cómo se ha llegado a esta situación. En primer lugar, hay que decir que el deterioro de las entidades bancarias empezó mucho antes del inicio de la crisis financiera, o sea que la crisis bancaria española que arrastró a la economía tuvo un origen casero.

Después, que el crecimiento del crédito hipotecario a partir de 2005 había sido tan fuerte que las entidades de crédito han tenido que financiarse emitiendo cédulas, titulizando parte de los créditos concedidos y sobre todo endeudándose en el exterior.

Esto se hacía dentro de las normas de la Ley de Disciplina e Intervención de las entidades de crédito. Se cumplía el límite de la concentración de riesgo empresarial pero se iba creando una concentración sectorial en la construcción que era quizás más grave, pues acabó arrastrando la economía cuando explotó la burbuja inmobiliaria que se dejó formar.

Es incomprensible que el Banco de España dejara de publicar a partir de 2006 la información sobre la parte de la cartera crediticia que las entidades dedican a la construcción en todos sus aspectos y que a finales de ese año alcanza ya el 60%. Tampoco se comprende que el ente regulador llamara la atención justamente sobre la necesidad de ajustes en el mercado laboral pero no hiciera lo mismo sobre el riesgo en que ocurrían las entidades, cosa que encajaba más con su cometido. Este proceder hubiese sido, sin embargo, políticamente incorrecto, pues contrariamente a los deseos de los poderes públicos, habría frenado la expansión.

Así que hoy incluso suponiendo que en los próximos dos o tres años se aplicase la línea económica más adecuada, el ajuste que exige situar la economía en una tendencia creadora de empleo va a obligar a una política de “sangre, sudor y lágrimas” que nadie promete, naturalmente, pero que quien quiera que esté en el poder en el futuro no tendrá más remedio que aplicar. Con o sin G-20.

ERASE UNA VEZ UNA NIÑA LLAMADA LUCY


]

Imagínate en una barca en un río
Con árboles de mandarinas y cielos de mermelada
Alguien te llama, tú respondes lentamente
Una chica con ojos de calidoscopio
Flores de celofán amarillas y verdes
Se elevan sobre tu cabeza
Buscas a la chica con el sol en los ojos
Y se ha ido
Lucy en el cielo con diamantes
Lucy en el cielo con diamantes
Lucy en el cielo con diamantes
La sigues hasta un puente junto a una fuente
Donde gente en caballitos come pasteles de malvavisco
Todos sonríen mientras pasas frente a las flores
Que crecen increíblemente altas
Taxis de periódico aparecen en la orilla
Esperando para llevarte
Subes al asiento trasero con la cabeza en las nubes
Y te has ido
Lucy en el cielo con diamantes
Lucy en el cielo con diamantes
Lucy en el cielo con diamantes
Imagínate en un tren en una estación
Con mozos de plastilina con corbatas de espejo
De pronto hay alguien en el torniquete
La chica con los ojos de calidoscopio
Lucy en el cielo con diamantes
Lucy en el cielo con diamantes
Lucy en el cielo con diamantes.

Lucy O’Donnell, la niña que inspiró en 1966 la canción de los Beatles Lucy in the sky with diamonds (Lucy en el cielo con diamantes), ha muerto a los 46 años.

Lucy O’Donnell falleció el pasado martes a consecuencia de un lupus, según ha informado la Fundación Saint Thomas, que se dedica a la investigación de esta dolencia del sistema inmunológico. Según Julian Lennon, hijo mayor del desaparecido John Lennon, su padre escribió la canción inspirado por un dibujo que hizo de su compañera Lucy cuando ambos compartían parvulario hace ya más de 40 años en la localidad de Weybridge, en el sur de Inglaterra.

Julian llevó el dibujo a casa y, según su versión, se lo enseñó a su padre, a quien le explicó: “es Lucy en el cielo con diamantes”. El hijo de Lennon había reanudado recientemente su amistad con O’Donnell tras conocer que había enfermado de lupus.

Lucy in the sky with diamonds se incluyó en el álbum Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band, que salió a la venta en 1967, y generó polémica al considerarse que en realidad las iniciales del título de la canción hacían referencia a la droga psicodélica LSD, algo que negaron reiteradamente los miembros del mítico grupo. No obstante, la letra de la canción incluye versos cargados de imágenes que reflejan una travesía psicodélica en barco, en la que se atraviesa un país de “flores de celofán”, “taxis de papel de periódico” y “tartas de malvaviscos”.

]

Y colorín colorado…


EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

               

     Yo no entiendo, cada vez lo entiendo menos, si los casos de presunta corrupción los debe denunciar la brigada  policial de blanqueo, en el caso de la posible financiación ilegal del PP en Valencia, o son otras instituciones uniformadas las que deben hacerlo, si es así  una de ellas podría ser la de vigilantes de la ORA, o la de  los guardias de parques y jardines, en ambos casos sus miembros van uniformados y a la mejor hay suerte y les hacen más caso que a la policía. Digo esto porque me resulta increíble que el Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJV) haya devuelto, argumentando que el caso está cerrado,  y que además ellos, los jueces, no lo han pedido, el informe de alrededor de cien folios que le ha remitido la brigada policial de blanqueo y en el que hay, según lo veo yo y mucha más gente, serios indicios de financiación ilegal del Partido Popular y en el que estarían implicados el vicepresidente del Consell, Vicente Rambla, el secretario general del PP en la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa, el vicesecretario David Serra y la tesorera del partido, Yolanda García Santos, según detalla el diario El País.

       El TSJV, con su presidente Juan Luís de la Rúa, según afirman distintos medios de comunicación íntimo amigo de Camps, ha dicho que el caso está cerrado. Solamente ¿se ha investigado? lo del cohecho de Camps y su amigo y otro juez decidieron su archivo. Ahora ¿se niegan? o ¿no creen conveniente abrirlo? Pregunto.

      Rajoy afirma que “lo que está claro es que no hay financiación ilegal” y añade que “es un caso terminado”. Para mí no “es un caso terminado” para mí este caso se cerró mucho antes de que De la Rúa y otro decidieran su archivo, para mí se cerró cuando los jueces del TSJV decidieron desechar la prevaricación y el tráfico de influencias, parejo con la financiación ilegal, y abrir la causa en Valencia por un acto de cohecho. Ya entonces dije que esto no iba a ninguna parte, que el cohecho es muy difícil de demostrar, menos lo era la prevaricación y el tráfico de influencias y por eso a mí me dio la sensación de que esto no era casualidad el que se obviara el investigar sobre ello. Creo que el tiempo y los hechos me han dado la razón. Los que leen mis escritos recordarán que en muchos de ellos siempre he afirmado que a Camps no le iba a pasar nada, como así ha sido.

       Yo comprendo que con esto de las querellas entre la gente “famosilla” que tanto sale en televisión los juzgados estén colapsados, pero ¡caramba! no creo que sea imposible el que le puedan dedicar un poco de tiempo a investigar sobre los informes policiales. Si no se va a hacer caso de los informes que elaboran los policías que entienden sobre el blanqueo de dinero lo mejor que pueden hacer es dedicar estas unidades a otros menesteres. Lo único que va a quedar de esta nueva y sorprendente actitud del TSJV es que va a contribuir a “prestigiar”  aún más al sistema judicial.

      Finalizo estando de acuerdo con Rajoy y digo que “colorín colorado este cuento hace tiempo que se acabó”. Es más, dudo de que tuviera algún comienzo.