¿ABRIMOS O CERRAMOS LOS OJOS?


Hay veces en que uno se siente optimista, ve las cosas de una manera que invita a sentir las circunstancias de una manera agradable y se siente mejor.

En cambio otras veces uno se siente pesimista, no ve la salida del túnel y siente ganas de tirar todo por la borda y se encastilla en que al no ver la solución, se ve con necesidad de cambiar su enfoque de la vida hacer lo que hace la mayoría, o sea nada.

Normalmente suelo leer los comentarios de Roberto Centeno, de Marc Vidal y de Niño Becerra, los tres tienen una visión pesimista de la situación económica actual, situación que va ligada con la actuación política que estamos sufriendo y ahí no se salvan ni gobierno ni oposición. España está mal, muy mal, pero ellos siempre dan un margen para la mejora, mediante nuevas políticas, nuevos enfoques, es decir parece que tienen a la vista soluciones que no se aplican.

Quizás Niño Becerra, es el más agorero de los tres, ya que es el único que ve la crisis como más global, en el que España no es más que un puntito de lo que nos puede suceder en un plazo corto, siempre que entendamos como corto veinte años.

Para explicaros mi pesimismo actual, os diré que acabo de leer durante este fin de semana El Crash of Course de Chris Martenson y debo deciros que caso de que se cumplan las previsiones de dicho profesor, estamos no ante un cambio dentro de lo que entendemos actualmente por  economía  mundial, si no ante un cambio que afectará de una manera muy profunda todas nuestras convicciones y nuestra forma de vivir, puede ser o puede significar un cambio tan intenso y tan brutal, que puede variar nuestra forma de entender la vida.

El sistema monetario se ha convertido en un bluff, el crédito es lo único que ha hecho mantenerse a flote el sistema, pero eso el crédito está agotado…, no da para más.

Habla también del engaño del cálculo del IPC, del PIB, nos indica que llevamos más de treinta años en que no se nos ha dicho la verdad, que se han eliminado partidas, y que nosotros al desconocer hemos invertido en cosas pensando que lo que hoy compramos mañana valdrá más, y eso ha sido un error inducido por el propio sistema para su supervivencia. 

Habla de USA, pero no hace falta ser un lince para ver que el problema es el mismo, aunque a otros niveles, en España. La explosión de la crisis financiera, junto a la crisis inmobiliaria, nos va a llevar en el mundo, ya que no hay que olvidar que los USA, tienen la manija de lo que ocurra en él, a unos momentos de penuria que nadie actualmente se puede imaginar.

Hemos sido engañados y las consecuencias para la mayoría de la humanidad serán terribles.

Yo sólo espero que todos se equivoquen, pero de verdad que soy pesimista, con respecto a la solución de esta crisis.

http://www.chrismartenson.com/crashcourse/espanol

PROSTITUCION CALLEJERA


Hace tiempo los vecinos de las Ramblas y comerciantes se quejaban de las molestias que conlleva la ocupacion de la calle por parte de los y las vendedores de sexo ambulante, por lo visto el ayuntamiento pensaba los sacamos de un lado e iran a otro ¿para que molestarnos? claro que al salir las fotos en la prensa han tenido que tomar medidas, o sea que hasta que el mal no esta arraigado no se puede hacer nada. LLebamos demasiados años en democracia para que nuestros sucesivos gobiernos no hayan actuado, es vergonzoso que la prostitucion aun no este regulada, existe, por lo que los gobiernos deben  de ser consecuentes, ya que si no se afronta siempre ocurrira lo mismo. La protitucion es una forma de mover dinero, solo tenemos que mirar los periodicos y ver la cantidad de paginas que llenan, si no hubiese consumicion del producto (o sea demanda) no existiria oferta, pero lo triste es que los intermediarios son los que se llevan la tajada mas suculenta, ademas suelen traficar con drogas, trafico de blancas , mafias etc……, ¿que esperan los gobiernos? ¿que intereses hay ? ¿porque no tienen narices de una vez por todas?  ¿de que tienen miedo ?¿de la Iglesia?