IVA La Vanguardia


Son tres iniciales bien conocidas que habitualmente significan impuesto sobre el valor añadido. Hace cuatro años el Centre d’Estudis Jordi Pujol (info@jordipujol.cat) se propuso profundizar en el estudio del IVA. De ahí que a la pregunta que a menudo me hacen sobre a qué me dedico ahora que no soy presidente contesto que a estudiar el IVA. Lo cual provoca una cierta sorpresa. Poca gente se imagina que Pujol se haya reciclado como fiscalista y que se dedique al estudio del impuesto sobre el valor añadido. La sorpresa dura poco porque enseguida explico que el IVA a que me dedico, y a que se dedica el Centre d’Estudis Jordi Pujol, se refiere a Ideas, Valores y Actitudes. La confusión es breve, pero ayuda a despertar un interés inicial.

Para salir adelante, un país necesita muchas cosas. Necesita buena política. Es un error no dar a la política una gran importancia. Necesita una sociedad bien articulada y equilibrada. Necesita una economía sólida y competitiva. Y muchas cosas más, pero necesita también, en todos los ámbitos, ideas claras, valores sólidos y actitudes positivas. Es más, difícilmente un país tendrá buena política, buena acción social y buena economía si no dispone de este substrato intelectual y ético.

Ideas claras sobre lo que somos, lo que queremos ser, lo que podemos ser, lo que no podemos ser. O, si queremos traspasar nuestros límites habituales con mayor razón, tenemos que tener una idea precisa y bien elaborada de cómo podemos hacerlo. Ideas claras sobre nosotros mismos. Sobre nuestros activos y nuestros pasivos, sobre nuestra realidad y sobre el mundo en que vivimos.

Valores sólidos. Convicciones firmes. Nunca se ha edificado nada ambicioso y duradero sobre la arena del relativismo.

Actitudes positivas de confianza y autoestima, o en el peor de los casos de voluntad de superación. Actitudes autoexigentes y creativas.

Catalunya ha progresado siempre que ha tenido un proyecto potente, coherente y capaz de ilusionar. Pero para esto necesita un buen nivel de IVA.

En el tema de los valores, ahora está muy de moda hablar de valores líquidos. De valores no sólidos, sino frágiles. No duraderos, sino fugaces. No consistentes, sino blandos y porosos. Con fecha de caducidad a corto plazo. Valores kleenex, como algunos los llaman. Valores de quita y pon. Son ahora los valores más cotizados, incluso ensalzados en amplios sectores de nuestra sociedad. Y un sociólogo polaco de gran prestigio, Bauman, ha teorizado sobre los valores líquidos y ha puesto de manifiesto su predominio en la sociedad actual. Pero su análisis ha sido transmitido erróneamente al conjunto de la sociedad por muchos comentaristas, articulistas, divulgadores… Se ha presentado el certero análisis de Bauman como una valoración positiva de esta situación, e incluso se ha estimulado la adopción de valores líquidos, cuando en realidad Bauman describe una realidad, pero la valora negativamente. Muy negativamente. Porque con valores así no puede haber compromiso. Y sin compromiso firme y duradero no se edifica nada importante.

Y dice, irónicamente, que está rodeado de valores líquidos de rápida caducidad (y que por consiguiente conducen a la rápida caducidad de los compromisos), pero que afortunadamente lleva 53 años casado, y comprometido, con su esposa.

De cuanto antecede se desprende la importancia de valores sólidos en el compromiso. De que una persona o una sociedad asuman un compromiso respecto a un proyecto. Un proyecto de país en el caso de Catalunya.

Por supuesto que un compromiso comporta riesgo. Riesgo de incumplimiento, de incapacidad de mantenerlo. O riesgo de comprometerse con algo que con el tiempo te das cuenta de que no es positivo, o de que es erróneo. Riesgo incluso respecto a uno mismo, a su propia autenticidad o a su propia autoestima. Y riesgo de fracaso. Pero sólo hay una manera segura de no fracasar, que es la pasividad. O la renuncia.

Los valores vividos con autenticidad y espíritu de compromiso se convierten en hábito. No en el sentido peyorativo de acostumbramiento sino en normas de vida. De vida personal y de vida colectiva. No olvidemos que los valores convertidos en estilo y modo de vivir es lo que los clásicos –ya los griegos– llamaban virtudes. O sea, la disposición habitual del ánimo para realizar algo positivo. El hábito del esfuerzo, o de la justicia, o del respeto, o del trabajo bien hecho. O el hábito del afecto a la familia, o al propio país, es decir, el patriotismo, o al prójimo, de la solidaridad. O el hábito de la empatía, es decir, de la capacidad de comprender. O el hábito de hacer que la propia persona y la propia dignidad sean respetadas.

Y el hábito del ejercicio de la responsabilidad. El hábito de actuar responsablemente. El sentido de responsabilidad es clave para que funcionemos eficazmente y positivamente en lo personal y en lo colectivo. Y a efectos del presente y del futuro.

Por supuesto que los valores comportan deberes. No me refiero a los deberes que impone la autoridad, sino a los que reclama el compromiso personal o colectivo, que son libres, y a los que reclama el proyecto. Que también puede ser personal, aunque ahora me refiero especialmente al proyecto colectivo. Y repito: el compromiso es libre. La adhesión a un proyecto también es libre. Los únicos deberes que hay que cumplir forzosamente son, como decía, los que impone la autoridad legítima. Pero muy a menudo –y por supuesto en el caso de Catalunya– con esto no basta para sacar adelante un proyecto ambicioso de sociedad y de país.

De ahí la necesidad de actitudes estimulantes, constructivas, esforzadas. Actitudes de autoestima. Con toda la dosis que se precise de autocrítica, pero impregnadas de vitalismo. Y abiertas a la esperanza.

Esto no es un sermón moral. Es un discurso político. Es decir, un discurso sobre cómo con libertad, justicia y eficacia, y con equilibrio entre la persona individual y el bien común, puede funcionar una sociedad. Es un discurso sobre el conjunto de ideas, valores y actitudes –es decir, del IVA– que dan coherencia, convicción y energía a la acción de un país.

Molt Honorable President Jordi Pujol i Soley

La remodelación de Camps


EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                           

     Los cambios que se esperaban en el Consell presidido por Francesc Camps, no han sido los esperados. Todos pensábamos que se daría lo que no se ha dado, cambios de una consellería a otra y algún nuevo miembro en el equipo del Consell. Pero no ha sido así. Camps ha mantenido en el Consell a todos los consejeros y solo ha hecho uso de ese cambio antes citado, trasvase de titular de una consejería a otra. En términos domésticos se puede decir que Camps se ha hartado de ver siempre los mismos muebles y los mismos elementos de decoración años y años en el mismo sitio, lo cual te provoca un cierto aburrimiento, y ha decidido lo que en ocasiones solemos hacer todos, quitar este mueble de aquí y ponerlo allí; coger un jarrón y ubicarlo en otro sitio; descolgar un cuadro y colocarlo en otra pared, y poner las fotos familiares más queridas en un asentamiento distinto. Eso y poco más, pero que sin duda alguna contribuye a que durante los primeros meses encuentres algo “nuevo” en tu hogar que te llama la atención por novedoso y que cambia tu estado de ánimo.

     Está claro que Camps ha hecho una remodelación de esas que podíamos denominar como de “mantente mientras cobro”. Camps no ha introducido nuevas caras en su Gobierno por que está claro que piensa convocar elecciones anticipadas en la Comunidad Valenciana y que no valía la pena quemar a nadie más en una situación, como la actual, de desgobierno por agotamiento de los actuales responsables de cada consellería y del propio Camps por el caso Gürtel.

     Es evidente que Camps no es ningún portento intelectual pero tampoco es ningún negado. Él es consciente de que de momento le ha salvado la campana en lo del caso Gürtel una decisión judicial que no hay por donde cogerla, menos mantenerla, y que en el Tribunal Supremo la cosa no le pueda ir tan bien como le ha ido con el Tribunal Superior de Justicia de Valencia, en el TS se le pueden complicar las cosas y verse a días vista de unas elecciones autonómicas sin darle margen de tiempo para recomponer la situación.

     Está claro que no ha habido remodelación lo que se ha producido es una reubicación para ganar tiempo al tiempo.

TOP TEN casos de corrupción en España


Los hay de todos los colores y partidos políticos.

Sencillamente es un mal endémico instalado en la casta política de este país. Es innato. No hay un político que esté libre de pecado. Sencillamente no concebimos la figura de un político sin que esté huntado.

La trama Gürtel ha sido el último escándalo político-financiero de la corta historia de la democracia española. En nuestra memoria quedan el caso Ibercorp, Gescartera o Rumasa y todavía otros que están pendientes de resolver, como el escándalo filatélico de Fórum y Afinsa.

No obstante, todos los días se están reproduciendo casos que por volumen o importes en euros no dejan de ser interesante, como la reciente concesión de 10 millones de euros de Chaves a su querida hija.

¿Y los 40 millones de euros de los alcaldes de Ciempozuelos?

¿Y la condonación de deuda de La Caixa al PSOE?

Recogemos aquí los 10 casos de corrupción que acapararon mayores titulares de prensa y que en muchos casos generaron una alarma social sin precedentes.

Aunque sinceramente no creo que ninguno sea comparable al “pufo” que nos están metiendo los olíticos a todo el pueblo español para salvar “el culo” a los politico/cajeros, bancos y constructores, que significará el endeudamiento de un par de generaciones al menos. Está calor que lo pero en esta vida es el “crimen de estado” y además vendido como un bien para el pueblo.

1. Caso Fidecaya

Fidecaya, entidad de ahorro creada en 1952, originó uno de los escándalos más sonados de la Transición: fue intervenida en 1980, con 250.000 afectados y unos 100 millones de euros depositados, de los que el Gobierno se hizo cargo en una cuarta parte.

2. Expropiación de Rumasa

Rumasa era un holding de empresas español propiedad del empresario José María Ruiz Mateos, su fundador. Rumasa fue expropiada por el gobierno español del PSOE el 23 de febrero de 1983, en virtud del Decreto-Ley 2/1983.

El grupo Rumasa, en el momento de publicarse la disposición, estaba constituido por 700 empresas con una plantilla que alcanzaba las 65.000 personas, y facturaba unos 350.000 millones de pesetas (más de 2.000 millones de euros) anuales. Tras la expropiación fue reprivatizada por partes.

3. Caso KIO

El gran fondo estatal kuwaití presentó suspensión de pagos por valor de 300.000 millones de pesetas (1.803 millones de euros). El gerente de esta sociedad en España, Javier de la Rosa, y sus colaboradores habrían robado, según la acusación particular, 30.000 millones de pesetas (180 millones de euros).

4. Caso Roldán

El caso Roldán salió a la luz en noviembre de 1993, provocando la destitución del entonces director general del instituto armado Luis Roldán, quien estuvo al frente de la Benemérita, entre octubre de 1986 y diciembre de 1993. El ex director de la Guardia Civil aprovechó su cargo para enriquecerse de manera totalmente ilícita y delictiva mediante el cobro de comisiones de obras, la estafa a los constructores y la malversación de los fondos reservados de Interior.

Asimismo, Roldán recibió, a partir de 1990, sobresueldos de cinco millones de pesetas al mes por parte de la Secretaría de Estado para la Seguridad y con cargo a los fondos reservados. Esa cantidad se elevó a 10 millones desde 1991 hasta su destitución. Rafael Vera era entonces el secretario de Estado de Interior y quien manejaba los fondos reservados.

5. Caso Urralburu

El presidente socialista de Navarra, Gabriel Urralburu, fue procesado junto al ex consejero Antonio Aragón por delitos de prevaricación y cohecho por el cobro de comisiones ilegales por obras públicas realizadas durante su segundo mandato, de 1987 a 1991. Ambos tuvieron que dimitir de sus cargos y terminaron en prisión.

6. Caso Ibercorp: la caída de Mariano Rubio

Desde 1992 a 1995 estuvo en candelero una irregular operación especulativa que arrastró a la entonces denominada ‘beautiful people’, formada por adinerados financieros. Mariano Rubio, gobernador del Banco de España, apareció involucrado en aquellos manejos, lo que provocó su dimisión y posterior entrada en prisión.

7. Caso Filesa

Fue un escándalo de financiación ilegal del PSOE a través de las empresas tapadera Filesa, Malesa y Time-Export, que entre 1988 y 1990 cobraron importantes cantidades de dinero en concepto de estudios de asesoramiento para destacados bancos y empresas de primera línea que nunca llegaron a realizarse.

Entre las personas vinculadas a estas operaciones se encontraban el diputado socialista por Barcelona, Carlos Navarro, y el responsable de finanzas del PSOE, Guillermo Galeote. De él derivó el “Caso Ave”, de cohecho y falsedad en relación con las supuestas comisiones ilegales obtenidas por la adjudicación del proyecto del tren de alta velocidad Madrid-Sevilla.

8. Estafa filatélica: Afinsa y Fórum Filatélico

El 9 de mayo de 2006, tuvo lugar la intervención gubernamental de Afinsa y Fórum Filatélico, las dos mayores compañías de filatelia del país, por presunta estafa, insolvencia punible y administración desleal. Con toda evidencia, se trataba de una estafa del tipo piramidal. 460.000 afectados han perdido sus ahorros como consecuencia de la intervención.

9. Caso Gescartera

Gescartera, una agencia de valores propiedad de Antonio Camacho, estafó unos 100 millones de euros a sus 2.000 clientes, entre ellos una treintena de órdenes e instituciones ligadas la iglesia. Fue intervenida en el verano de 2001 por la CNMV y originó una agria polémica política que provocó, incluso, la dimisión de la entonces presidenta del organismo supervisor, Pilar Valiente.

10. Caso Gürtel

Una trama de traficantes de influencias dirigida por Francisco Correa ha corrompido a numerosos políticos municipales y autonómicos del PP en Madrid y en Valencia. La investigación permanence actualmente en los juzgados.

Fuente ECOdiario

Este hombre nos ha engañado


 

zapatat   “Aquet home te per cap una carbassa” aquesta dita era   dirigida concretament  a una persona que les seves aptituds mentals no li permetien veure mes enllà del seu nas, o sigui un inepte que amb comptes de millorar qualsevol feina la complicava, o sigui que actuava al reves de lo que tots coneixem  per lògica, i dins aquet grup que per cap tenen una carbassa i tenim el president del govern t’Espanya de nom Zapatero, (res a veure amb  sabatot ) o sigui que aquet Sr que fou votat per molts de nosaltres, quan encara tenia  una cara que donava l’aspecte de ser una persona complidora i que ens va prometre l’or i el moro per treure les tropes d Iraq i de que a mes ens donaria un Estatut als catalans i moltes coses mes amb mostres d’agraïment ja que gracies als nostres vots va pogué ser president, dons aquet home de mica en mica ens  ha destrempat, o sigui aquet home ens ha enganyat creien que érem xinesos, o sigui ens ha estafat igual com fan els trilleros a la rambla, ja que allò de treure les tropes d´Iraq per portar-les a Líbia i Afganistan ha sigut una presa de pel, i en quant l’estatut una burla, i a mes volgué tocant-se els collons als catalans, ja que  avui s’ha destapat del tot,  ja que ens ha  dirigit  unes advertències als que estem ansiosos de saber quelcom referent al Estatut , la seva reacció al contestar a les preguntes de alguns periodistes ha sigut molt semblant a las que fa un educador de pàrvuls en quan vol que dins a la classe  els nens o nenes facin bondat, ja que ens ha recomanat que acceptem sense grinyolar lo que diguin els jutges del TC. Fins aquí sols ens perjudica als catalans, pro en quan el tema de la crisis , l’atur, els suïcidis, els robatoris ja es un tema que crec que en poc temps podré fer alguna critica, de moment estic esperant el proper dilluns per assabentar-me de la quantitat de treballadors que quant vagin a treballar desprès d’aquestes vacances  trobaran la porta de la fabrica tancada.    

jorfont