SIN UN CAMBIO DE RÉGIMEN, CAMINAMOS INCLINADOS HACIA LA CATÁSTROFE


Mientras duró el crecimiento económico y la guerra fría, mientras el pleno empleo alimentaba al Estado de bienestar y el miedo al comunismo legitimaba la partitocracia y la seguridad social, nadie se preocupó del peligro que entrañaba la entrega del Estado a los partidos, sin posibilidad de control sobre ellos. Pero sin pleno empleo, sin confianza en el porvenir de la asistencia social del Estado y sin miedo al comunismo, volvemos la mirada al régimen político que ha de sacarnos de la crisis más grave desde los años treinta, y sólo vemos en él incompetencia, despilfarro y corrupción. En España no se ha producido todavía ese divorcio entre la gran empresa y el régimen de partidos porque la deuda pública ha sido financiada con capitales extranjeros, pero como están en estos momentos las cosas, para no divorciarse entre ellos quieren que sigamos pagando el mantenimiento de regímen de partidos que tan buenos resultados les ha procurado a toda la oligarquía estafadora y amedrantadora que lleva siglos en el mismo sitio.

El mal de España se encuentra en la médula cultural que inmuniza a la sociedad de tantas y tan burdas sinrazones de la vida pública.La falta de sentido de la realidad, la inconsciencia de España es un fenómeno común a la derecha y a la izquierda, al país oficial y al real, a la sociedad política y a la civil.Cuando los españoles salen de la esfera doméstica de sus dominios para actuar en la de los intereses colectivos, se vuelven ciegos y sordos a la realidad de las relaciones de poder.No puede haber talento político en un país que suprime o reprime la consciencia de la realidad.

La crisis de autoridad, que siempre preludia la del Estado, caracteriza las instituciones de gobierno del sistema político, las instituciones monetarias y crediticias del sistema financiero y las instituciones decisivas del sistema jurídico. La destrucción de la autoridad moral de las instituciones ha sido sistemática desde la llegada al poder del PSOE. La brutal corrupción de los partidos ha propiciado la degradación moral de las demás autoridades sociales.La crisis de autoridad apela con urgencia a la crisis de Estado en la que hace tiempo que ya estamos.

Bajo esta Monarquía Parlamentaria, ha llegado a ser vergonzante la palabra España,  que ha sido sustituida con el eufemismo «este país» y con la perífrasis «todo el Estado». Muy maquiavélica ha debido ser la impostura de la unidad nacional, cuando la Constitución introduce el término «nacionalidades» (para distinguir a Cataluña y al País Vasco), cuyo significado todo el mundo conoce, y cuando se ha llegado a proponer que el patriotismo se defina por la lealtad al texto constitucional. Y muy oportunista debió de ser la impostura nacional, cuando los mismos personajes se apresuran ahora, en vistas de la situación, a proclamar su fe en España, que no es un objeto de creencia, con una recompostura propia de reclinatorio.

La estadolatría, esa vileza hecha de miedo, veneración y cálculo, no permitió el nacimiento de una conciencia nacional antes de que la sociedad civil se dividiera en conciencias de clase.El Estado liberal fracasó en España por esa imposibilidad de que surja la conciencia nacional sin que la sociedad civil constituya la sociedad política.La guerra civil no enfrentó, por mucho que se diga, conciencias nacionales, sino dos ideologías estatales, dos tipos de dominación política de la sociedad: la nacionalista y la socialista.Franco permitió, como los comunistas chinos, el desarrollo de la sociedad civil bajo una sociedad política dictatorial. Y esa gran oportunidad de que España accediera a una conciencia nacional democrática, al final de la  dictadura, fue malograda por la impostura de la transición. Que impuso desde arriba un régimen de poder estatal «a» la sociedad, en lugar de abrir un proceso constituyente de la sociedad política «en» la sociedad civil. Por eso ahora deben abandonar el poder político español, pues no han sido hombres para engrandecerlo poniéndolo en manos de la sociedad civil.

Y es que, el Estado de partidos, además de ser incompatible con el derecho y la honestidad pública, hace delincuentes a los más altos cargos del Gobierno.Bajo las condiciones de pobreza, ignorancia, fealdad e inmoralidad que nos ha impuesto la salvaje política de la transición, se ha hecho ya imposible una vida satisfactoria. La extrema degradación a que ha llegado la vida pública, por culpa de la ingenuidad de los españoles ante el régimen de partidos, al que confunden con la democracia, no permite el refugio de la dignidad en la vida privada. Ha llegado la hora de saber que, sin un cambio de régimen, caminamos inclinados hacia una catástrofe. Porque España se define hoy por un régimen político que declina el derecho de los gobernados a elegir y deponer a sus gobernantes, en favor de un clan de jefes de partido, y por un sistema económico donde sólo un español de cada cuatro soporta la producción nacional y las cargas del Estado. Para salir de la crisis económica hay que pagar el precio de entrada en la crisis política, antes de que la causa particular de los aparatos de partido termine de arruinar la causa general de España. La España democrática está aún por estrenar.

A.G.T.

 http://acratas.mihost.info/Prometheo/)

 

Anuncis

Benvinguts a València


“Benvinguts a València”

XAVI SARRIÀ

Més enllà dels tòpics, dels aparadors i dels deliris de grandesa de l’alcaldessa que ens governa, descobrireu una altra ciutat. I és una València oculta, però viva, i que es desperta cada dia entre les Torres de Serrans i les de Quart, allà on s’alça un entramat medieval ple de racons màgics i de tresors històrics, hereus i testimonis d’una identitat que ens fa germans. Una València que no renega d’aquesta identitat i que per això ix al carrer dues voltes l’any per celebrar que continuem vius, malgrat els tres-cents anys de derrotes, prohibicions i enganys.

Una València popular, mestissa, plena en barris on la vida bull i que conserven aquell antic encant que ha sobreviscut al pas dels anys. Una València veïnal, que s’organitza en associacions, entitats i plataformes que es reuneixen en edificis, ateneus i casals que aixopluguen moviments socials i culturals. Una València que vol tornar a ser verda, mediterrània, que lluita per conviure amb l’horta, amb aquesta horta tan amenaçada però viva encara, un oceà d’alqueries i palmeres, hereva de la tradició àrab i romana que ha marcat la seua personalitat. La mateixa que arriba amb tramvia fins a una mar escortada per barris que batallen per defensar cases construïdes amb aquell toc modernista que es mescla amb les olors de sal. O que sobreviu entre pinars i dunes de platges verges salvades per les mobilitzacions populars, o en les aigües salines d’un llac habitat per aus i peixos i pescadors que la solquen amb barques que es remen amb canyes i fang.

Una València que té memòria, que està orgullosa d’haver estat el darrer reducte republicà i que per això ha recordat, defensat i homenatjat els noms dels milers i milers de víctimes de la repressió franquista que jauen en una immensa fossa comuna que l’ajuntament ha volgut cimentar. Una València que ha sobreviscut a l’estafa de la ‘Transició Política’ que ací és digué ‘Batalla de València’ i que fou protagonitzada per la violència extrema d’una extrema dreta que encara avui continua actuant amb una total i sospitosa impunitat. I és la València de Guillem Agulló, assassinat pels feixistes fa quinze anys, i la de totes les fornades de joves independentistes que encara criden amb ràbia ‘Ni oblit ni perdó!’, o la de tants espais autogestionats per una tradició llibertària que sempre ha reviscolat.

Una València culta, moderna, que se suma a les campanyes per l’ensenyament en la llengua pròpia i per unes escoles públiques defensades per mestres i alumnes que desborden carrers per combatre les agressions de la Generalitat. Una València irreverent, transgressora, que viu en els versos de Vicent Andrés Estellés, en els personatges de Ferran Torrent o en els cartells de Josep Renau, i que manté teatres crítics mentre continua engendrant grans músics de jazz, de cançó i de rock que són boicotats a la televisió pública i ignorats en les programacions de les festes locals. Una València que, tot i així, no es resigna a perdre aquestes festes i encara les viu com abans, alçant falles populars, jugant a pilota en els trinquets o cantant albades, a mitjanit, pels carrers silenciosos, entre dolçaines i tabals.

Una València que, en definitiva, avui us dóna la benvinguda perquè encara batega, orgullosa i digna, dins el cor de la gent que se l’estima de veritat.

Informa: VILAWEB.CAT

BUSCA KEPA, busca…pero Camps está imputado !!!


https://i0.wp.com/mix.fresqui.com/files/images/burla.jpg
http://mix.fresqui.com/files/images/burla.jpg

Y EL BARÇA GANO AYER DEPORTIVAMENTE Y SU AFICION TAMBIÉN.

PERO QUIERO DESDE AQUI, FELICITAR AMBOS EQUIPOS POR SU JUEGO Y A SUS RESPECTIVAS AFICIONES POR SU DEPORTIVIDAD.

A través del deporte se puede ser reivindicativo, A TRAVES DE LA POLITICA NO SE PUEDE SER CORRUPTO, y CAMPS ESTÁ IMPUTADO AMIGO KEPA.

Gracias a todos.

Con cariño para los aficionados vascos. Esto también hay que censurarlo


Touré celebró con cortes de manga su gol
Touré celebró con cortes de manga su gol

(PD).- Una de las polémicas de la final de la Copa del Rey, amén de los pitos al himno español, fue la celebración de Touré Yayá en su gol. El marfileño profirió dos cortes de manga al graderío de Mestalla cubierto con afición del Athletic.

Pero ahí no quedó la cosa. Después de los cortes de manga y cuando los jugadores se disponían a volver a su parte del campo, Etoo pidió disculpas a los aficionados del Athletic por los gestos de su compañero. Continua llegint “Con cariño para los aficionados vascos. Esto también hay que censurarlo”