TOTALITARISMO ENTRE LOS NACIONALISTAS CATALANES


Ignasi Guardans alerta de “tics totalitarios” entre los nacionalistas

BERTRAN CAZORLA – Barcelona – 25/04/2009

 

En las filas del nacionalismo catalán “hay personas que se creen que sus ideas son mejores” y “pueden insultar”, “machacar” y “excluir del país” a quienes no las comparten. Así lo considera al menos Ignasi Guardans, militante de Convergència Democràtica, que ha recibido muchas críticas, también de su partido, desde que decidió aceptar el cargo de director del Cine en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Cansado de los comportamientos que denuncia, Guardans aseguró ayer que en sectores nacionalistas hay actitudes “fascistas” y “totalitarias”, según dijo en una entrevista en COM Ràdio.

Guardans ha sido el epicentro de las críticas de muchos sectores nacionalistas, comenzando por su propio partido, desde que empezó a criticar el acercamiento de la actual dirección de CDC a los postulados más soberanistas. Este distanciamiento culminó con su relevo al frente de la lista de CiU para las elecciones europeas. Tras representar a CiU en el Parlament, en el Congreso y en Bruselas, Guardans ha sido sustituido precisamente por un soberanista: Ramon Tremosa.

Cuando esto ocurrió, Guardans ya dejó claro que estaba abierto a colaborar con administraciones de otro signo si no cabía en la Casa Gran de Mas y hace dos semanas aceptó la oferta de la nueva ministra de Cultura para dirigir el Instituto del Cine. Las juventudes de CDC reclamaron entonces la expulsión de Guardans y el portavoz convergente Oriol Pujol, algo más cauto, le invitó a “reflexionar” sobre la coherencia de su cargo con su militancia en CDC. Guardans insiste en que los estatutos de su partido, que no piensa abandonar, le permiten hacer lo que le “dé la gana”. Y espetó a Pujol que ha “olvidado lo que ha hecho CiU en Madrid”. Varios convergentes han formado parte de gobiernos en Madrid. “Si leyese un poco las actas del Congreso, se enteraría de que sus palabras no tienen ningún fundamento”, agregó.

Guardans también reflexionó durante la entrevista sobre “la esquizofrenia” que, en su opinión, sufren algunos catalanistas, que proclaman unas consignas limitadas a las emociones que al final tampoco practican. El ex dirigente nacionalista coqueteó con la posibilidad de una España federal para mejorar el encaje de Cataluña, pese a saber que esta postura es “herética” en su partido.

© Diario EL PAÍS S.L. – Miguel Yuste 40 – 28037 Madrid [España] – Tel. 91 337 8200

© Prisacom S.A. – Ribera del Sena, S/N – Edificio APOT – Madrid [España] – Tel. 91 353 7900

Anuncis

R. Madrid 3 – Barça 1


EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                       

    Al parecer a Mariano Rajoy no se le dan muy bien los números y mucho menos los pronósticos y por eso suele equivocarse mucho en los resultados de su política opositora, como ejemplo de ello se puede citar el hecho de que con la que le está cayendo al PSOE con esto de la crisis, las diferencias electorales son mínimas y la valoración de Rajoy queda por debajo de la de Zapatero.

    En la víspera de la celebración del partido de futbol disputado entre el Real Madrid y el Barcelona le preguntaron a Rajoy que adelantara un resultado, Rajoy dijo que ganaría el Real Madrid por tres goles a uno. Con el resultado que se dio, seis a dos a favor del Barcelona, se ha puesto en evidencia la capacidad de acierto de Rajoy. Solo acertó con la mitad de los goles y además la cosa resultó al revés.  Ya le dijo Zapatero al líder provisional del PP, Mariano Rajoy, que en el Partido Popular “son profetas del desastre y un desastre como profetas”. Ahora Rajoy, parafraseando a Zapatero, ha dicho de este que es un “profeta de falsos amaneceres”. Es muy posible que Rajoy piense que un buen amanecer fue aquel que anunciaba la canción el “Cara al Sol” que fue el himno de la Falange de  José Antonio Primo de Rivera, hasta que Franco se apropió de él para convertirlo en el himno oficial franquista, junto con la Marcha Real y la Marcha de Oriamendi. El Cara al Sol nos decía aquello de: ¡Arriba, escuadras, a vencer! ¡Que en España empieza a amanecer! Pero no, no era un buen amanecer el que nos ofrecía el que fuera himno de la Dictadura, se trataba de un amanecer oscuro y tenebroso aunque la derecha lo presentaba como un amanecer alegre, lleno de paz, exento de odio y lleno de amor y felicidad, cuando era todo lo contrario, fue un amanecer, que duró casi cuarenta años, sin ilusiones para los españoles.

    Para la derecha los “buenos” amaneceres son los del Cara al Sol. Y Rajoy puede que entienda algo de ciclismo pero de futbol nada. Y de política menos.