Nace un colectivo para defender a Cataluña de las duras críticas de la prensa extranjera


2009050540emmaA raíz de la mala prensa que ha generando internacionalmente Cataluña en estos últimos meses, se ha creado el Col•lectiu Emma, un colectivo formado por personas preocupadas por la visión negativa que se está dando de esta comunidad.

Artículos como el publicado el 15 de abril por el diario británico Financial Times, que llevaba por título, Spain’s coffe for all can be a bitter brew (algo así como El café para todos de España puede ser un trago amargo), en el que se pone en tela de juicio el estado de las autonomías y las políticas lingüísticas, han movilizado a este colectivo, que tiene como objetivo cambiar la visión de Cataluña y el catalán en la prensa extranjera. Continua llegint “Nace un colectivo para defender a Cataluña de las duras críticas de la prensa extranjera”

Anuncis

Una empresa modelo


EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                       

    Yo no sé si hay instituido algún premio o reconocimiento que sirva para distinguir a aquellas empresas que son modélicas en todos los sentidos y principalmente por su buen trato a sus trabajadores. No sé si lo hay, pero si lo hubiera este galardón se le debería conceder a las Cortes Valencianas.

     La forma en que esta institución trata a sus diputados es digna de admiración y por tanto de ser premiada. Fíjese usted si no. Le cito como ejemplo algún caso concreto. En el caso de Ricardo Costa, secretario general del PP en la Comunidad Valenciana y diputado autonómico, las Cortes no le pagan 365,60 euros brutos al mes por que este no se ha acogido a la dedicación exclusiva ya que se dedica también a atender una actividad privada. Concretamente una empresa de asesoramiento. O sea que es un pluriempleado. Pero, por otro lado le abona 920 euros mensuales que es el equivalente a la cuota que Costa paga como autónomo por desarrollar esa actividad privada. ¿Usted como lo ve? Pero hay más. Las Cortes Valencianas, a través de una asignación económica a los grupos parlamentarios, les pagan a los diputados la diferencia existente, en el seguro de su coche particular, entre lo que es un simple y normal seguro de automóviles y lo que cuesta un seguro a todo riesgo. Por cierto, se da el caso de que Ricardo Costa, ha tenido un accidente de tráfico con su coche particular, del cual él ha salido indemne, pero el coche lo ha “laminado”, “kaput”,  según los medios de comunicación este coche le costó a Costa unos 80.000 euros y su seguro a todo riesgo, por lo que sin duda alguna se le pagará el coche enterito, la diferencia ya he dicho que la paga las Cortes Valencianas, oscila entre los 2.500 y 4.600 euros de cuota. Argumentan en las Cortes que esto es debido a que utilizan su coche particular para desplazarse a Valencia. Cuando Costa, sufrió el accidente volvía a su domicilio después de celebrar un acto de su partido en otra población. Digo yo que hay autobuses y trenes para hacerlo, nos saldría más barato a los contribuyentes. Los trabajadores que utilizan su coche para desplazarse al trabajo, no tienen esas ventajas.

  1.     Por otro lado las Cortes Valencianas aprobaron un reglamento en el cual se hace firme el que cuando un diputado autonómico deja de serlo cobra una indemnización como si de un subsidio de paro se tratara, con la ventaja para el indemnizado que lo cobra todo en una sola vez. Recientemente se ha dado el caso del diputado del PP,  José Cholbi, que al ser nombrado Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo) de la Comunidad Valenciana estuvo a punto de percibir 132.000 euros de finiquito. No los recibió por que el Consell Jurídic vetó el que este pago se llevara a cabo, ya que no se trataba de una situación de paro, sino de pasar de una actividad política a otra también remunerada. Además solo estuvo en el “paro” dos días, lo justo para pasar de un cargo a otro, pero él, por si las moscas, lo solicitó. ¿Qué trabajador, por muy cualificado que esté, cobra de su empresa 132.000 euro como finiquito por haberse quedado en el paro?  

    No hay duda de que las Cortes Valencianas son una empresa modelo que no hace más que adelantarse en el tiempo a lo que sin duda alguna se convertirá, de hecho se está convirtiendo ya, en una profesión: El dedicarse a la política.