ZAMBA DE MI ESPERANZA Jorge Cafrune


Zamba de mi esperanza
amanecida como un querer
sueño, sueño del alma
que a veces muere sin florecer.

Zamba, a ti te canto
porque tu canto derrama amor
caricia de tu pañuelo
que va envolviendo mi corazón.

Estribillo
Estrella, tú que miraste
tú que escuchaste mi padecer.
Estrella, deja que cante
deja que quiera como yo sé,
estrella, deja que cante
deja que quiera como yo sé.

El tiempo que va pasando
como la vida no vuelve más
el tiempo se va pasando
y tu cariño se va, se va.

Hundido en el horizonte
soy polvareda que al viento va
zamba, ya no me dejes
yo sin tu canto no vivo más.

Estribillo

http://www.youtube.com/watch?v=eAbb5vjQBxA

¡Que tiempos aquellos!


EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                 

     Esto de la Democracia debería reglamentarse de modo y forma que todos pudiéramos saber donde están los límites de la libertad de expresión. Esta falta de reglar totalmente la Democracia provoca más de una situación escandalosa como es el caso de lo que está sucediendo en el Instituto de Las Norias, en Monforte del Cid (Alicante) donde un inspector pretende inhabilitar con tres años de suspensión al director del centro y prohibirle ejercer la docencia durante esos tres años. Por cierto, no entiendo esto de tres años de inhabilitación para el cargo de director durante los cuales no podrá ejercer tampoco la docencia. Si no puede ejercer la docencia no estará en el centro y no podrá ejercer como director. A no ser que la cosa vaya más allá y no pueda desarrollar su trabajo en un centro privado. Esto ya no entra en la cosa esta de la Democracia. Esto es muy parecido a lo que les ocurrió a los maestros represaliados que ejercieron durante la República y que fueron inhabilitados para la docencia en la época del franquismo. Así lo pienso yo, si el pensamiento es libre. ¿O no?

      Las faltas que se le imputan a este director es haber colocado, como protesta por la orden del consejero de Educación de la Comunidad Valenciana, Alejandro Font de Mora, de que se impartiera la EpC en inglés, haber colocado, repito, una foto del conseller poniéndola boca abajo. La segunda por consentir que se fotografiara dicha imagen y fotografiarse el director junto con un grupo de profesores bajo la misma y la tercera por desobedecer la orden de un superior, del inspector, de que retirara el retrato. Las tres las conceptúa la inspección como faltas graves. En mi opinión solo existe una falta grave y esta es la que se refiere a haber colocado la foto boca abajo con lo cual se generaba un problema de retorno en el riego sanguíneo que pudo suponer un serio riesgo para la vida del conseller, ya que podía haber sido causa de fallecimiento. Cuatro meses boca abajo no hay quien los resista. No se puede jugar con la salud de las personas. Menos mal que no se le acusa, al director, de haber practicado el budú o la brujería, por que podían haberle condenado a morir en la hoguera.

    De todos modos considero que la actuación del inspector ha sido  sobre todo neutral, aunque en la aplicación de la sanción se ha pasado un “pelín”. Este es mi parecer. Digo esto por que resulta que el inspector en cuestión fue portavoz del PP en el Ayuntamiento de Petrer (Alicante), teniente de alcalde de dicha corporación y concejal de Cultura. Aunque habrá mal pensados que dirán que de neutral nada. De todos modos espero que usted, querido lector, entienda el por qué le he puesto a este comentario el titular de: ¡Que tiempos aquellos! Sería por que sobraban las reglas. Y el sometimiento y la intolerancia también.

                                                           

CONSIDERACIONS QUE EM SUGGEREIX UN ESCRIT DE XAVIER COMAS


Xavi: El que diguin els extrangers de nosaltres no m’importa massa, però, tocant a les teves nocions sobre moralitat de qui es calla el que no està d’acord amb les seves tesis, tu també calles el que no et convé. Aplica’t, doncs a tu mateix, la qualificació que apliques als altres.
Repetidament la política lingüística d’immersió ha estat lloada per membres de la UE, des de fa temps.
Quan, el senyor Herrero, conegut a bastament pel seu espanyolisme recalcitrant, va presentar a la Comissió de la UE la seva tesi de que Catalunya cometia una injustícia per practicar la immersió lingüística a les escoles, la seva tesi va trobar el ressó que ell volia EN EL SÍ DE LA COMISSIÓ però molt recentment EL PARLAMENT DE LA UE, de rang evidentment superior a la comissió, va acceptar, a instàncies d’un diputat català, la immersió.
Has de saber també que el cas de Catalunya és conegut arreu i valorat molt positivament pels sociolingüistes com una idea imaginativa per defensar la nostra llengua que està abocada a la desaparició en unes poques generacions.
Tu saps perfectament el mal que aquell infame general va causar a la notra llengua, tu saps també que la immersió va ser acceptada per unanimitat de tot el Parlament de Catalunya, fins i tot amb l’aquiescència del PP, tu saps que a Catalunya, encara, la llengua dèbil i discriminada, és el català, Tu saps que a Catalunya Nord el català s’ha convertit en una raresa quan jfa mig segle et pc donar fe que el parlava tothom, tu saps que els judicis es fan majoritariament en castellà PER CONSELL DELS MATEIXOS ADVOCATS per no crear enemistats en un jutge espanyolista, i en son molts, tu saps també que el català està practicament absent del mon de l’audiovisual.
Els sociolingüistes que han estudiat totes aquestes mancances i han intentat pal·liar-les encara han de trobar l’oposisió de catalans com tu mateix que – perdona que t’ho digui – són botiflers quan la immensitat d’aquests sers segons tu, tan oprimits, estan contents de que els seus fills aprenguin el català a l’escola.
El tema és llarg però el resumeixo repetint-te: 1) El català és la llengua feble i oprimida. 2) La política lingüística ha estat votada unàniment al Parlament. 3) No hi ha reclamacions sinò l’aprobació, tàcita o manifesta, dels interessats. 4) S’aconsegueix així un poble unit que acaba els seus estudis primaris coneixent les dugues llengües.
Jo et convido a que pensis les consideracions que t’he fet i consideris, a més, si vols seguir sent el català insòlit que, de manera estrafalària es manifesta contra el drets elementals del seu poble a seguir sent el que ha estat sempre: UN POBLE CATALÀ