¿Será el año 2008 cuando ETA entregue las armas?


Nos gustaria ver esta fotografia en el 2008 en España

A la dirección de ETA le está saliendo cara la ruptura de la última tregua en junio de 2007. A la cadena de detenciones de sus integrantes, con la desarticulación policial de los principales comandos operativos de que la banda disponía al romper la tregua hace un año, tiene que sumar la discrepancia creciente de su entorno sobre la estrategia de regreso al terrorismo impuesta por la dirección.

Al malestar ya conocido en las filas de la izquierda abertzale y en las cárceles se suma ahora el del denominado Colectivo de Refugiados Vascos de México (Euskal Iheslari Politikoen Kolekti Boaren), que está protagonizando una rebelión en toda regla.

En una declaración escrita, miembros de este colectivo se pronuncian a favor de “una estrategia política que respete totalmente los derechos humanos, situándonos en parámetros puramente políticos y dejando a un lado la lucha armada, que, además del sufrimiento que causa, cada día que pasa es más rechazada por la ciudadanía vasca”.

Los colectivos de refugiados vascos están integrados por antiguos miembros de ETA que huyeron al extranjero, en diversas etapas, ante la intervención de las Fuerzas de Seguridad en España. El colectivo de México, junto con los de Venezuela y Uruguay, figura entre los de mayor influencia y tradición en el nacionalismo radical. El colectivo está especialmente arraigado en México DF y en los estados de Querétaro, Estado de México, Guanajuato, Jalisco y San Luis Potosí.

Muchos de estos refugiados fueron enviados por ETA a Iberoamérica en la década de los ochenta, con la esperanza de regresar algún día al País Vasco. La ruptura de las sucesivas treguas ha ido truncado estas esperanzas. El grupo más crítico del colectivo con la dirección de ETA procede de los ex activistas que llevan asentados unas dos décadas en México y desarrollan una vida normalizada, con una actividad laboral estable.

Existe otro grupo, que reside en situación ilegal, pero que busca la normalización, y un tercero, de número indeterminado, que depende directamente de ETA y está en la absoluta clandestinidad, a la espera de regresar a Francia. Este último grupo sufre un fuerte acoso policial desde que a mediados de los noventa el Gobierno mexicano intensificó la cooperación con el Ejecutivo español.

La declaración del Colectivo de Refugiados Vascos de México se solidariza expresamente con la carta que los ex dirigentes de ETA presos en la cárcel de Logroño, José Luis Álvarez Santacristina, alias Txelis, y Kepa Pikabea, ex jefes del aparato político y militar respectivamente, dirigieron el pasado noviembre a la dirección de la banda, y que abrió el fuego de la disidencia pública frente a su deriva. En esa carta ambos ex dirigentes anunciaron su desvinculación de la organización terrorista.

El colectivo de México expresa su apoyo a los planteamientos básicos de la carta de los dos ex dirigentes: “Apoyamos su decisión de no estar de acuerdo con la nueva estrategia político-armada ya que no consideramos que una estrategia armada vaya a ofrecer una solución al conflicto político que vive Euskal Herria. Estamos de acuerdo en que como consecuencia de la estrategia armada se han originado muchas víctimas de todas las partes, constituyéndose en un problema para conseguir una mayor unidad entre los abertzales para remar a favor de la autodeterminación”.

La carta de Txelis y Pikabea, pionera en la disidencia pública con la dirección de ETA tras la vuelta a las armas en junio del año pasado, denunciaba a la cúpula etarra por “no tener en cuenta la opinión de la mayoría de presos al romper la última tregua”. Consideraba que “la lucha armada es inútil y un obstáculo para la unidad abertzale” y aseguraba que “la mayoría de los ciudadanos vascos, y también dentro de la izquierda abertzale, rechaza la lucha armada”.

En la misma línea que el colectivo de México, la carta de Txelis y Pikabea avanzaba que “en la última década se han producido cambios e, independientemente, de las responsabilidades y los errores cometidos por unos y otros”, en alusión a los procesos fallidos de Lizarra y Loiola, “lo que se está cuestionando dentro de la política abertzale es la idoneidad y legitimidad de la lucha armada”.

La nueva carta actualiza la reflexión de Txelis y Pikabea incorporando una denuncia de la respuesta de la dirección de ETA a los ex dirigentes críticos y una inédita condena del asesinato del edil socialista Isaías Carrasco el pasado siete de marzo en Mondragón: “Consideramos que estamos oprimidos por el Estado y la propia organización. Cualquier iniciativa que pueda ser beneficiosa para Euskal Herria y sus ciudadanos es rechazada, poniendo como excusa la persistencia de la lucha armada. En este sentido, la reciente ekintza (acción) contra un trabajador vasco en Arrasate (Mondragón) no se considera el camino apropiado para resolver el conflicto, lo que hace que los Estados rentabilicen política y socialmente el conflicto armado”.

El colectivo no se queda en la denuncia de la estrategia político-militar de ETA. También ataca a la dirección de la banda por las limitaciones que impone a los movimientos del propio colectivo de refugiados y lo hace en términos muy duros.

La carta se refiere a su situación en estos términos: “A la dureza de vivir en el exilio se suman las condiciones que tenemos que aceptar los militantes del colectivo al tener limitados nuestros movimientos y no tener permitida la vuelta a Euskal Herria si no es para reintegrarnos de nuevo en alguna estructura de la organización armada. Muchos de nosotros llevamos ya más de 20 años viendo la crudeza del conflicto y no tenemos derecho a expresar nuestra humilde opinión. Nos preguntamos si hay que ser monolítico a la hora de pensar o actuar. En los últimos años ha quedado patente que nuestras reclamaciones no se han tenido en cuenta, entre otras cosas, debido a que no existen suficientes cauces para hacerlas llegar a nuestros compañeros”.

La causa de este patente malestar es la frustración que produce a una parte importante de los exiliados llevar más de dos décadas alejados de sus familias a pesar de que las causas judiciales contra ellos han prescrito, lo que les permitiría regresar a España. Es la propia dirección de ETA la que les impide el retorno, según los expertos.

Otra causa del malestar, también reflejada en la carta, es que ETA les haya dejado al margen a la hora de tomar la decisión final de romper la tregua. La banda ya hizo lo mismo en las dos treguas anteriores, que proclamó con los gobiernos de Felipe González y José María Aznar. Los firmantes se solidarizan con Txelis y Pikabea porque denuncian expresamente esta política de exclusión en la carta que publicaron a finales del año 2007 y que ha sido el ariete de la rebelión.

LUIS R. AIZPEOLEA

http://www.elpais.com/articulo/espana/exilio/etarra/Mexico/rebela/direccion/banda/elpepuesp/20080831elpepinac_2/Tes

Anuncis

LES BALANCES FISCALS


EL GRAN SOLBES


Rigor e inconsistencia, conocimientos e ignorancia,  exactitud e imprecisión. Este fue el contraste que el jueves mostraron el vicepresidente Solbes y los partidos catalanes, con el curioso espectáculo de un PSC acomplejado y mudo. Naturalmente, el rigor, los conocimientos y la exactitud fueron a cargo de Solbes. En efecto, el tono y los términos utilizados por el superministro fueron demoledores: no se cortó ni un pelo sin abandonar nunca su habitual tono reposado, cortés y profesoral. Reproduzcamos algunas de sus advertencias. “Si usted me dice que Catalunya es la comunidad que más dificultades tiene de financiación en este país, yo le digo que no. No es ni la segunda, ni la tercera. Todas tienen dificultades. ¡También las tengo yo en estos momentos!”. “Ustedes dicen que el Estatut dice algo que en realidad no dice”. “Deben asumir su responsabilidad y no limitarse a pedir más recursos al Estado (…), no es razonable que bajen los impuestos al tiempo que piden más recursos”. “Si el sistema para Catalunya no es similar al que se aplique en Asturias, no habrá forma humana de que esto funcione”. “No podremos poner en marcha el modelo catalán si no hay una nueva Lofca. A mí me plantearía dudas constitucionales”. “Si no es posible el consenso, el Estado puede hacer prevalecer sus criterios”. Así pues, Solbes no se movió ni un ápice de las posiciones que ya mantuvo en julio pasado. Como no podía ser de otra manera. Frente a ello, los políticos catalanes de CiU, ERC e ICV siguieron con la cantinela de siempre: el Estatut se ha incumplido porque no se ha llegado a un acuerdo antes del 9 de agosto, sólo es admisible un pacto bilateral entre el Estado y la Generalitat. No estamos pues, todavía, en un desacuerdo sobre el fondo sino en la forma y en el procedimiento. Las culpas están repartidas entre el Gobierno y el Govern, ya que ambos apoyaron en su momento el nuevo Estatut y es en el texto estatutario donde está la causa del actual conflicto. La posición de Solbes expresa una visión claramente federal del Estado, conforme con el modelo constitucional. En cambio, la posición de los partidos catalanes expresa una visión confederal, muy alejada de la Constitución. Y ahí está la clave del asunto: es irrazonable y antifederal que cada estatuto establezca su propio modelo de financiación. El modelo debe estar en la Lofca, es decir, en la ley estatal prevista en el artículo 157.3 de la Constitución, y no en los estatutos de autonomía. En este aspecto, al establecer un modelo de financiación propio, el Estatut claramente se revela inconstitucional. Sus consecuencias son las dificultades y malentendidos actuales. El error, el gran error, está en haber aprobado alegremente un Estatut con los sentimientos y no con la razón, por oportunismo y sin responsabilidad….

Francesc de Carreras- Catedrático de Derecho Constitucional- LA VANGUARDIA 30/08/08

VACUNA CONTRA EL CANCER DE PULMÓN


Registra Cuba vacuna terapéutica contra cáncer
de pulmón
 

 

La primera vacuna terapéutica para el tratamiento del cáncer de pulmón avanzado fue registrada en Cuba y es la única inscrita en el mundo para ese tipo de tumor maligno, reporta la Agencia de Información Nacional.

Con el nombre de CIMAVAX EGF, el inmunógeno es de probada eficacia e incrementa la sobrevida y la calidad de los pacientes con esa enfermedad, dijo la doctora en Ciencias Biológicas Gisela González, gerente del proyecto.

La especialista explicó a la prensa que este fue desarrollado en el Centro de Inmunología Molecular (CIM), una de las instituciones insignias del Polo Científico de la capital del país.

El primer ensayo clínico se inició en Cuba en 1995 y agrupó a más de 400 enfermos con cáncer avanzado de pulmón, quienes recibieron, anteriormente, el tratamiento convencional con quimioterapia o radioterapia, enfatizó.

Entre las ventajas del fármaco figuran la disminución o desaparición de la falta de aire, los enfermos ganan en peso corporal, mejoran su apetito, el dolor resulta controlable, y así pueden incorporarse a la vida social, acotó.

Precisó que la vacuna, que provoca una respuesta inmune y no tiene efectos severos, está compuesta por dos proteínas, una por el factor de crecimiento epidérmico, y la P-64 K, de la membrana, ambas obtenidas por vía recombinante en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología.

González señaló que se han efectuado cinco ensayos fase uno, dos ensayos fase dos concluidos uno en Cuba y otro en Canadá e Inglaterra.

Con los resultados clínicos de la fase dos se observó que hay un beneficio clínico en esos pacientes, comparado con quienes no recibieron la vacuna, por lo cual se solicitó el registro a la empresa reguladora cubana.

Anunció que se realiza, en 11 hospitales del país, el tercer ensayo clínico a 579 pacientes y se prevé, en agosto de este año, comenzar los estudios fase dos en Perú y posteriormente en China.

La doctora Tania Crombet, directora de Investigaciones Clínicas del CIM, destacó que científicos cubanos investigan la CIMAVAX EGF para otros tumores de origen epidemoide (sólidos) y han demostrado su utilidad en neoplasias de pulmón, cabeza y cuello, cerebro, cáncer gástrico, de mama, recto, próstata, cuello de útero, vejiga, ovario y páncreas.

 

Cuba, desde 1992, empezó los estudios con esta vacuna que incluyó los ensayos preclínicos, de animales de laboratorio, y, en 1995, el primer ensayo clínico.