BONO CANTA EL AVE MARIA Y PAVAROTI LE SIGUE, ja ja


LOS HUEVOS QUE BUSCA CARME


Ubicación

País: Perú Comunidad:
Típica de: Perú Provincia

Características

Alimentos Base: Huevo Dificultad: Fácil
Tiempo preparación: 35 min. Comensales 6
Estacionalidad: Todo el año

Ingredientes

1/2 taza de aceite vegetal
1 cebolla grande, finamente picada
1 diente de ajo, finamente picado
Comino
Orégano
Sal
Pimienta
1 1/2 cucharada de ají molido
3 a 4 tajadas de pan de molde sin corteza, dependiendo el tamaño
3/4 taza de leche
1/2 kilo de colas de langostinos
1/2 taza de nueces, finamente picadas
12 huevos, cocidos, pelados y cortados grueso
Leche evaporada, lo suficiente para formar una crema espesa
3 cucharadas de queso parmesano aproximadamente
6 papas cocidas y peladas
Perejil picado

Preparación

Hervir 3 tazas de agua con 3 cucharadas de sal. Introducir los langostinos y dejar que hiervan por 1 minuto. Retirar del fuego, colar y reservar los langostinos.
Calentar el aceite en una olla y freír la cebolla hasta tierna. Agregar ajo, comino, orégano, sal, pimienta y ají molido. Mezclar bien. Agregar el pan licuado con la leche y seguir cocinando a fuego lento, moviendo frecuentemente durante 5 minutos. Agregar las colas de langostinos, las nueces y la leche suficiente para que sea una crema espesa.
Esperar que los langostinos se terminen de cocinar y agregar el queso parmesano al gusto. Por último agregar los huevos. Rectificar la sazón. Servir inmediatamente. Acompañar con arroz blanco y rodajas de papa. Espolvorear encima con perejil picado.

Bono, el campeador



Amb la nova legislatura comença la presidència de José Bono al Congrés dels Diputats. Potser és el president del Congrés que fa més temps que sap que ho serà i en canvi el que menys suports de grups tindrà. Paradoxa que només s’explica sabent qui és el personatge.
Bon predica amb l’exemple quan parla de que és fill de falangista i hereu del catolicisme rampant de finals de la dictadura que va combregar amb determinades rodes de molí per aconseguir el que volia; fent-se valdre d’aquella escola cristiana de dretes que no va ser capaç d’enfrontar-se al dictador però que ell valora com a garant de les virtuts més altes. És a dir, es vanagloria de ser un socialista que no li té por a dir que ell podria ser del PP i no ho ha volgut.
Per tot plegat i després de perdre el Congrés socialista que va guanyar ZP, ell sempre ha cregut que alguns li deuen molt, entre ells el mateix Zp que ha sabut, amb el seu talant navegador, utilitzar el perfil de Bono per a fer-se bo entre el sociograma de la Castella profunda i desfer-se’n quan li va anar bé.

Ara els que no han tingut sort i saben que han de pactar molt per a tenir el que tenien, com CiU, tenen davant la doble disjuntiva d’haver de renegar de molt per a poder fer-se un nom en el nou circ parlamentari, però votar Bono per a president del Congrés és un plat massa dur per digerir i no serà precissament així com volen començar. Tot i que no són els únics, perquè els 25 diputats del PSC encara ho tenen pitjor, com combreguen amb un company de partit que els nega el pa i la sal? No es parlarà en català al Congrés i no tindrem aigua del Segre, quin mal començar.

Duran Lleida, savi analista dels passadissos de la casa dels lleons, no votarà la presidència de Bono però donarà a canvi l’abstenció a la candidatura de ZP i els diputats socialistes del PSC faran la vista grossa davant el Campeador Bono que governarà amb ma de ferro la banqueta pepera i això sí que és important.
Altra volta ZP li ha guanyat la partida al fill de falangistes, que no se n’ha adonat que els temps estan canviant, i que la llargada de les banderes no és important, l’important és amb qui prens la copa al bar dels periodistes del Palace.

Llibre: Vida y destino de Vassili Grossman
Pel·lícula: Ese oscuro objeto del deseo de Luis Buñuel
Música: Tango x 2 de Gabriel Missé i Guillermina Wilson

¿Camps, nacionalista?


EL CRISOL

                 

    A fuerza de tanto criticar y repudiar los nacionalistas, a la gente del PP parece que le está entrando el síndrome de Estocolmo o le está afectando el mimetismo más puro.

    Recientemente y según he podido leer en las páginas de El País dedicadas a la Comunidad Valenciana, el flamante portavoz del PP en las Cortes Valencianas, Ricardo Costa, se ha soltado diciendo que “Esta autonomía no se merece discursos serviles con los intereses del Gobierno de Madrid” y confirmó que la confrontación con el Gobierno central seguirá siendo el eje fundamental de la acción parlamentaria -se refiere a la valenciana- en los tres años que restan de legislatura. “Defendemos un discurso específico valenciano, sin tutelas” dijo finalmente. Leo todo esto y me parece estar escuchando a los políticos del PNV o de CiU.

     La realidad es que hay posturas de boicot por parte del PP a todo lo que emana del Gobierno de Zapatero. La asignatura de Educación para la Convivencia (EpC) se va a impartir y desarrollar en Inglés.  Aquí hay que reconocer que Camps no es nada nacionalista, pues puesto a poner trabas al menos podía haber dicho que se iba a estudiar esta asignatura en valenciano que buena falta hace que se fomente por aquello de recuperar nuestras señas de identidad y que mejor que fomentar la lengua valenciana para lograr esa recuperación. Con respecto al estudio en inglés he de recordar que en la provincia de Alicante mil alumnos se quedaron sin notas de Inglés en el primer trimestre por falta de profesores, lo cual viene a decirnos que la EpC le importa un rábano a Camps.

     También le ha declarado el boicot, perjudicando a miles de jóvenes valencianos, a las ayudas al alquiler que el Gobierno de Zapatero ha arbitrado y que mientras en otras comunidades se les exige reunir un máximo de cinco requisitos para poder obtener esas ayudas, en otras comunidades menos, en nuestra comunidad el Consell les pide diecisiete. Lo cual hace que se encuentren con muchas dificultades para poder optar a esta ayuda al propio tiempo que toda la trama burocrática se prolonga en demasía cuando a los afectados lo que les apura es el tiempo.    

    El boicot a la puesta en marcha de la Ley de Dependencia, es tan evidente que el mismo Enrique Múgica, el Defensor del Pueblo, ha llevado al Consell ante el Constitucional por dejadez motivada por la falta de interés para poder atender a los miles de valencianos que están necesitados de una atención que posibilite el que sus problemas de dependencia sean finalmente solventados.

    Pero es curioso. El Consell, el “nacionalista” Camps, no le hizo el boicot a los miles de millones de las antiguas pesetas que el Gobierno de Zapatero le insufló a la Generalitat Valenciana para que Camps, se pudiera lucir en la Copa del América. No, Camps aceptó esa “tutela” que hoy critica su portavoz Ricardo Costa.

     ¿Nacionalistas?, está claro que no lo son. En realidad son meros  contestatarios de conveniencia partidista.