EL ALBATROS o LA GAVIOTA CARROÑERA SE EQUIVOCABA, SE EQUIVOCABA..


 

¿Dónde está el Apocalipsis?

Se acerca el final del año y por mucho que abro la ventana y pongo en ello toda la atención posible, no consigo oír las trompetas del juicio final para este país llamado España pese a los muchos anuncios al respecto difundidos de manera reiterada y machacona por tierra, mar y aire. Los agoreros profesionales ansiaban ver llegar, montados en sus temibles corceles, a los cuatro jinetes del Apocalipsis portando respectivamente una cámara de televisión, un micrófono de radio, una página de prensa y una pantalla de Internet. El acabose tenía que hacerse presente y, según parece, pese a los esfuerzos denodados de tantos cenizos, no es verosímil que vaya a personarse por estos pagos uno de estos días.

La verdad es que resulta reconfortante constatar cómo tantas malas energías han resultado tan inútiles como baldías. Se nos predijo la entrega de Navarra a la banda terrorista ETA y sobre esa cesión vergonzante, indigna y anticonstitucional, se consumieron en el inmediato pasado horas eternas de tertulias radiofónicas y televisivas y se llenaron centenares de columnas en los periódicos y en la práctica totalidad de los medios digitales. Zapatero, genuflexo ante los pistoleros y amigo de los sicarios, preparaba el desmantelamiento de la patria, como demostraba la pérdida para la misma de la Comunidad Foral, que quedaba anexionada a Euskadi por las exigencias etarra-batasunas a las que el pusilánime de La Moncloa se plegaba sin más. Hoy, cuando se mira el mapa de España y se comprueba que Navarra está en su sitio, se echan en falta el reconocimiento de los errores cometidos intencionadamente por los entusiastas de la hecatombe.

También, ¿recuerdan? se nos anunció la independencia del País Vasco como algo inevitable ante las pretensiones de Ibarretxe, la presión de los terroristas y la aquiescencia cómplice de Zapatero. España se rompía en mil pedazos con la pasividad del Gobierno, la nación se hundía, ¿y…? Parece que no. Qué se le va a hacer.

Claro que también hubo quien salió a la calle detrás de los obispos (la primera vez que se manifestaban y no precisamente por el hambre en el mundo) en defensa de la familia, una institución que el malvado Zapatero quería cargarse (¿o se ha cargado ya?) con sus matrimonios homosexuales y demás artillería pesada. Las familias se desintegrarían y desaparecerían.

Ése era el pronóstico, por más que la realidad tozuda lleve la contraria con un reconfortante repunte de la natalidad y unas listas de espera para casarse en las parroquias de casi un año. Va a ser que en esto también se equivocaron.

¿Y Cataluña tras el Estatut? Pues parece que también está en su sitio. Acabo de venir de allí y sorprendentemente no me han agredido ni insultado pese a ser de Valladolid. Incluso, pásmense, me han hablado en correcto castellano y me han sonreído con amabilidad. Llegué a pensar que algo iba mal según lo que había escuchado en la radio episcopal, pero les aseguro que no tuve necesidad de ponerme el casco que previsoramente había llevado a Barcelona por si acaso atendiendo las soflamas lanzadas desde púlpitos con micrófonos.

En fin, amigos, que 2007 se termina y todo está como solía. Entonces ¿para qué tantas discusiones familiares?, ¿de qué han servido las riñas en las empresas o en las sobremesas durante todo este tiempo? Da la impresión de que algunos nos han hecho perder el tiempo inmisericordemente. Ahora andan cabizbajos y meditabundos, porque acaban de caer en la cuenta de que todo esfuerzo inútil conduce irremediablemente a la melancolía. Y, además, bajan en el EGM… ¡qué cosas!

ANTONIO SAN JOSÉ

Sr. Salvador MA NON TROPO.


 

La prensa italiana refleja que España es ya más rica que Italia y da la razón a Zapatero

ELPLURAL.COM

Todos los periódicos italianos de difusión nacional destacaron el pasado martes (algunos de ellos en su portada) los datos estadísticos difundidos por Eurostat, de los que se deduce que en 2006 el PIB español per cápita superó al italiano. Tanto Il Sole 24 Ore como La Reppublica, Corriere della Sera, Il Messagero y La Stampa publicaron destacadamente esta importante y positiva noticia para España, y subrayaron el éxito en las predicciones del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que había vaticinado adelantar a Italia en 2010. Un objetivo que, desde el extranjero, se percibe como conseguido bastante antes de lo previsto.

Con un titular en su portada de “España supera a Italia en el PIB”, el diario Il Sole 24 Ore publicó en su página 6 con titulares a toda plana una amplia información: “Sobre el PIB, Madrid nos supera”. Según este diario, se trata de “un adelantamiento, en daño de Italia, que el Primer Ministro español, José Luis Rodríguez Zapatero, había prometido reiteradamente a sus compatriotas. El objetivo, según los últimos datos de Eurostat, ha sido alcanzado en el frente del PIB per cápita mucho antes del 2010 preconizado por el presidente con referencia al PIB  global de los dos países”.

Antes de lo previsto
De este modo, un diario internacional -y no es el único- ha confirmado que las predicciones del presidente socialista se quedaron incluso cortas. Unas previsiones económicas que, frecuentemente, son criticadas y vilipendiadas por una oposición que ha perdido el sentido de Estado en demasiadas ocasiones.

“Objetivo simbólico para España”
El mismo diario afirma que “la superación de Italia dará probablemente al Ejecutivo socialista de Zapatero, que está entrando en la campaña electoral, un motivo más de propaganda. Y podrá dar también un motivo más de pesar al Gobierno de Prodi (…) Se trata, en todo caso, de un objetivo simbólico para España, que partió con decenios de retraso con respecto a su prima latina en el camino del auge económico, pero queh a sabido utilizar mejor durante dos decenios el impulso ofrecido por los fondos comunitarios de cohesión y estructurales”.

Discreción
El mismo diario comenta la discreción mostrada por el Ejecutivo español a la hora de celebrar este gran avance: “Por ahora, el Gobierno de Madrid no ha comentado directamente la comparación con Italia: el vicepresidente español y ministro de Economía, Pedro Solbes, ex comisario de Asuntos Económicos de la UE, se ha limitado a afirmar que “el 2006 ha sido el mejor año de convergencia con la UE”.

Zapatero apostó por ello
Por otro lado, La Reppublica, con un titular en portada de “Ahora los españoles son más ricos que los italianos”, publica en su sección de Economía con titulares a toda plana: “Riqueza per cápita: España supera a Italia. Se realiza la previsión de Zapatero”. Escribe el autor: “Zapatero lo había apostado y ahora el adelantamiento de España parece tomar cuerpo. Por lo menos en términos de riqueza de los ciudadanos (…) En España, el estándar de poder de adquisición ha visto un aumento progresivo en los tres años tomados en consideración (…) Son datos que parecen ir ciertamente en la dirección prevista por el Presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, que en septiembre del pasado año había previsto una España por encima de Italia en cuatro años, en términos de PIB absoluto. En efecto, el PIB español crece el doble con respecto al italiano: 3,8% en 2007 y 3% en 2008”.

Éxito antes de lo previsto
El Corriere della Sera publica y titula de manera similar a los anteriores. Aunque reconoce la desaceleración que podría vivir el crecimiento económico en futuros meses, vuelve a subrayar la confirmación de las predicciones del presidente Rodríguez Zapatero: “‘Superaremos a Italia, en cuanto al PIB, en 2010’, había declarado varias veces el presidente; la superación parece haberse realizado anticipadamente, aunque algunas nieblas parecen cernirse sobre el futuro español, según las últimas previsiones de la Comisión europea”.

La órbita, más cerca
En la misma línea se encuentran los diarios Il Messaggero y La Stampa. Una lectura de estos titulares y artículos permite deducir que, si bien España aún no entra en la órbita de los denominados países más desarrollados de la Unión Europea, el crecimiento supone una confirmación de las predicciones de un Ejecutivo socialista que ha cumplido más de un objetivo antes de tiempo.

SER o NO SER, ESTA ES LA CUESTIÓN


  

El sondeo de la Generalitat da su

 mayor ventaja al PSC en unas

 generales en plena crisis de las

infraestructuras

El CEO otorga a los socialistas catalanes una intención de voto récord que supera en más de siete puntos a los resultados obtenidos tras el 11-M  |  Vivienda e infraestructuras son los principales problemas para los catalanes, mientras que la relación con España ocupa el octavo lugar  |  Duran, Montilla y Mas, los líderes mejor valorados; Daniel Sirera, Albert Ribera y Dolors Nadal, los peores.

La crisis de las infraestructuras en Catalunya no parece perjudicar para nada al PSC-PSOE pese que la cuestión es de las que más preocupan a los catalanes. Al menos esto es lo que se desprende del sondeo del mes de noviembre hecho público por el Centre d’Estudis d’Opinió (CEO) de la Generalitat, que otorga una impresionante subida de intención de voto a los socialistas en unas elecciones generales, que en este caso se celebrarán en marzo. El PSC, que tres días después del 11-M de 2004 consiguió prácticamente el 30% de los votos en Catalunya, tiene una intención de voto del 37,3%, la mayor nunca dada por el CEO, y superior en seis puntos respecto a la de octubre.

CiU bajaría, al pasar del 15,7% de las elecciones generales de 2004 al 12%. La caída de ERC sería mayor y pasaría del 12% al 7,6%. En la misma línea, el PPC se hundiría, al pasar del 11,8% al 5%. Finalmente, ICV-EUiA se mantendría en el 4,4%. Ciutadans lograría unos pobres resultados al cosechar el 0,3% de los votos.

El director del CEO, Gabriel Colomé presentó los resultados del barómetro realizado entre el 20 y el 30 de noviembre, antes de la manifestación a favor del derecho a decidir y coincidiendo con el intento de reprobación de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, en el Congreso.

Colomé explicó que hay una “estabilidad muy grande en todos los electorados” respecto al barómetro de octubre excepto en el del PSC. “Los indecisos cuando se deciden, deciden votar socialistas”, constató Colomé, que añadió que el volumen de crecimiento coincide con el descenso de personas que respondieron que votarían en blanco, que no votarían, o que no saben o no contestan.

El director del CEO subrayó, además, que “no hay correlación entre el primer problema y la intención electoral del primer partido de Catalunya”. “Lo que se ve es que no hay facturas. ¿Por qué habría de ser una factura que tendría que pagar un solo partido?”, planteó Colomé, que recordó que las próximas elecciones serán “polarizadas”.

Indicó que a la opinión pública le “cuesta mucho” cambiar de opción política y hace una “distinción clara entre coyuntura e intención de voto”.

Apuntó también que en octubre ERC e ICV-EUiA tenían a su electorado más movilizado, pues ambos descienden en 12 y 6 puntos y obtienen un resultado de 61,5% y 66,1%, respectivamente. En cambio, PSC y CiU, pero sobre todo el PP con un 82,8%, ya están “en campaña”. Republicanos y ecosocialistas sufren desvíos de voto hacia CiU y PSC, en el caso de ERC, y hacia los socialistas y Esquerra en el caso de ICV-EUiA.

Elecciones al Parlament
Estos resultados quedan más matizados en unas hipotéticas elecciones al Parlament de Catalunya, en las que el PSC también obtendría una victoria clara pero menos contundente. Así, según el sondeo, el PSC pasaría del 20,2% del sondeo de octubre al 25,4; CiU del 16,6% al 17,4%; ERC subiría del 10,2% al 11,4%, y el PPC del 2,4% al 2,9%; ICV-EUiA bajaría del 7,7% al 5,8%. Ciutadans se mantendría igual que el mes de octubre con un 1%.

Entre los encuestados, un 5,7% votaría en blanco, un 7,2% no votaría, un 16,1% no lo sabe y uno 5,9 no contesta. La intención de voto en unas posibles elecciones al Parlamento se situaría en el 71,9% y un 9,5% asegura que seguro de que no iría a votar.

Infraestructuras y vivienda, lo sprimeros problemas
Para los catalanes los principales problemas son la crisis de las infraestructuras (34,6%), el acceso a la vivienda (27,2%) y la inmigración (22,9%), con posibilidad de varias respuestas. La insatisfacción con la política y las relaciones Catalunya-España se encuentran en séptima y octava posición. Colomé puntualizó que este último asunto “no era ni significativo” en anteriores encuestas.

Al preguntársele a los catalanes sobre cuál es su principal problema con una sola única respuesta posible, la vivienda sube al primer lugar, las infraestructuras siguen en segundo lugar y la inmigración en tercero.

A la cuestión de qué partido creen los catalanes que puede dar mejor respuesta a su problema más importante, el 38,6% de los encuestados dice que ninguna y el 18,3% da como respuesta el PSC, seguido de CiU, con un 10,3%.

Colomé destacó que esta valoración de los socialistas es la más elevada de todos los barómetros, subiendo seis puntos desde 2006, cifra que coincide con el descenso de los que creen que ningún partido puede solucionar sus preocupaciones.

Nivel de autonomía
El 62,6% de los catalanes encuestados cree que Catalunya ha conseguido un nivel insuficiente de autonomía, creciendo en un año más de 11 puntos, según destacó Colomé. Sólo el 2,7% cree que se ha alcanzado demasiada autonomía. A pesar de ello, el 37,8% cree que Catalunya debería ser una comunidad autónoma dentro de España, mientras que el 33,8% apuesta por un estado dentro de una España federal.

Situación económica y política
El 44,5% de los catalanes cree que la situación económica de Cataluña es peor que hace un año y el 34,5% opina que empeorará. Respecto a la situación económica en general en la comunidad, el 41,2% dice que es buena. En España, el 46,4% la ve positiva.

En política, el 53,2% ve la situación de Catalunya igual que el año pasado y el 41,5% cree que continuará de la misma manera en el futuro. El 36,3% califica el momento de la política catalana de malo, mientras que en España el 33,2% ve la situación buena.

Los catalanes le dan a los políticos una nota media del 5,05, la mayor desde noviembre de 2006. Sin embargo, la mayoría cree que los políticos no tienen en cuenta lo que piensa la gente y sólo buscan el beneficio propio. El 67,5% ve la política tan complicada que les es difícil entender lo que sucede.

El partido que despierta mayor simpatía es el PSC, con el 28,1%, seguido de CiU, con un 19,2%, aunque la segunda posición, en realidad, es para la respuesta ‘ninguno’, que se lleva el 19,8%.

Duran, el más valorado
El secretario general de CiU y candidato a las elecciones, Josep Antoni Duran, es el líder más valorado por los catalanes, con una nota de 5,7, siendo aprobado por sus votantes, por los del PP, por los de C’s y los del PSC.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, le sigue con un 5,43 (aprobado por los votantes de los socios del Govern) y el presidente de CiU, Artur Mas, obtiene un 5,27, aunque sólo le aprueban sus electores.

Tras ellos figura el portavoz de IU-ICV en el Congreso, Joan Herrera, el candidato de ERC a las elecciones generales, Joan Ridao, la ministra de Vivienda, Carme Chacón y el presidente de ICV, Joan Saura, siendo éste el último que aprueba con un 5.

El presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira obtiene un 4,61 y es el único líder que gobierna que no tiene el apoyo de los votantes de sus socios, PSC e ICV-EUiA. El director del CEO destacó que Carod tiene una valoración “perfectamente polarizada”, pues “los que le suspenden le bajan mucho la nota”.

El líder peor valoradao es el presidente del PPC, Daniel Sirera, (2,63), seguido del de Ciutadans, Albert Rivera, (2,83). Dolors Nadal, del PP, logra una valoración del 3,66.

Carod es el líder más conocido, con un 94,3%; seguido de Montilla, con un 93,6; Mas, con un 91,3%; Duran, con un 86,5%; Saura, con un 81,1%; Chacón, con el 69,1%; el presidente del PP de Cataluña, Daniel Sirera, con el 53,1%; el presidente de C’s, Albert Rivera, con un 52,4%; Ridao, con un 48,5%; Herrera, con un 43,7%, y la diputada del PP en el Congreso, Dolors Nadal, con un 34,6%.

Con todo mi cariño para “Nuncamais”, J.Font y Actorsecundario