Rajoy hace amigos en la SGAE


Pedro Farré, director de Relaciones Corporativas de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) calificó hoy de “vergonzoso” el planteamiento del líder del PP, Mariano Rajoy, sobre el canon y lo tachó de “electoralista”.

Mariano Rajoy ratificó hoy su decisión de que el PP vote “exactamente lo mismo” en el Congreso que este Grupo parlamentario votó en el Senado la semana pasada respecto al tema del canon. El próximo jueves se llevará a cabo en el Pleno de la Cámara Baja la votación del Proyecto de Ley de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información, que incluye una enmienda de Entesa Catalana, aprobada con los votos populares, para eliminar el canon digital. Continua llegint “Rajoy hace amigos en la SGAE”

¿FEDERALISMO?


Entrevista a Francisco Sosa Wagner, Catedrático de Derecho Constitucional y autor del libro El Estado fragmentado. Imperio Austro-húngaro y brotes de naciones en España.“TROCEAR ESPAÑA EN 17 ESPACIOS IMPLICA UN DEBILITAMIENTO DEL PODER POLÍTICO FRENTE A LOS GRANDES CONGLOMERADOS ECONÓMICOS QUE DOMINAN EL MUNDO.”

De Verdad, prensa de Unificación Comunista de España

De Verdad.- Para situar a nuestros lectores, ¿en qué consiste la fragmentación del Estado que usted denuncia en su último libro?

Francisco Sosa Wagner.- Yo hago un estudio detenido de lo que son las reformas estatutarias y la instauración de una serie de elementos, como son las relaciones de bilateralidad entre el Estado y las comunidades autónomas, que proyectan una imagen de fragmentación del Estado. Fragmentación incompatible con el modelo de Estado federal que es el que siempre se ha defendido y que es, incluso, el que estaba en la mente de los redactores de la Constitución.

DV.- ¿Dónde reside esa incompatibilidad?

F.S.W.- Un modelo federal se basa en la acción conjunta del todo con las partes y de las partes con el todo, pero no en una acción bilateral de cada una de las partes con el todo. Eso no es propio de un régimen federal. Y luego hay también cosas más ostensibles, como por ejemplo las guerras del agua que tiene enfrentadas a las comunidades autónomas incluso del mismo signo político. Todo esto son ejemplos y elementos que están demostrando esta fragmentación. Que, insisto, no tienen nada que ver con un modelo federal.

DV.- Y, en concreto, ¿qué estructuras político-administrativas ve usted que corren peligro con la reforma de los estatutos?

F.S.W.- Lo más importante es que de seguir así, el Estado no va a tener competencias para hacer políticas de largo alcance, esa es la situación. El Gobierno cada vez puede hacer menos cosas; en la sanidad, en la política hidráulica, en la ley de dependencia,… y así en todas las cosas.

DV.- ¿Y por qué han decidido estudiar un modelo, el Imperio Austro-húngaro, con el que, en principio, no tenemos nada que ver?

F.S.W.- Porque allí es donde nacen conceptos como el de “nación de naciones”, el Estado multicultural y todo eso de lo que se habla tanto hoy aquí. Y sobre todo nace allí el dualismo, la monarquía austro-húngara se llamó la monarquía dual. ¿Y por qué dual? Porque en un momento de debilidad política del emperador, pactó con los húngaros un compromiso. El compromiso consistía en que en Hungría, las clases poderosas iban a hacer lo que les diera la gana, se puso en sus manos todos los instrumentos del poder jurídico-político –sumado al poder económico que ya tenían– para hacer lo que quisieran. Y lo hicieron. Eso unido a todos los líos lingüísticos provocó el agarrotamiento del Imperio. Y aunque, repito, nosotros no tenemos nada que ver con aquello, como nos empeñemos, insistiendo en lo que nos separa y no en lo que nos une, en crear falsos problemas lingüísticos; como nos engolfemos en mirarnos el ombligo y en descubrir unas diferencias tremendas entre el valenciano, el gallego y el señor de Cáceres terminaremos reproduciendo el grandísimo embrollo en que acabó convertido el Imperio austro-húngaro. Esa es la razón de haber estudiado este modelo.

DV.- Existe, sin embargo, un problema al que todavía no se le ha prestado, a mi juicio, suficiente atención. Y es el problema de qué intereses materiales hay debajo de todo esto. Me explico. La existencia de burguesías periféricas que históricamente han apoyado fuerzas nacionalistas en Cataluña, el País Vasco o Galicia podían explicar, aunque no del todo satisfactoriamente, lo que ocurre allí. Pero, ¿y lo de Andalucía, y lo de Baleares, y lo de la Comunidad Valenciana?

F.S.W.- Si, efectivamente. Yo creo que la razón de esto es que el Estado de las autonomías, en sus 25 años de existencia ha creado unas clases políticas regionales muy, muy poderosas, como consecuencia de la transferencia de poder político que se ha puesto en sus manos. Y esas clases políticas regionales, cada vez demandan más poder. Pero esto tiene que tener un límite, que es no arruinar el poder político del Estado. Porque entonces el Estado se queda sin competencias para acometer proyectos y medidas de largo alcance que afecten a todo el territorio español. Un territorio, además, que es bastante pequeño. Estamos hablando de 43 ó 44 millones de personas nada más. Entonces, trocear esto en 17 espacios tiene unas complicaciones enormes e implica un debilitamiento del poder político frente a los grandes conglomerados económicos que dominan, no digo ya España, sino el mundo.

DV.- Coincidimos plenamente con su análisis. Es lo que nosotros venimos llamando desde hace años la emergencia de unas burguesías burocrático-administrativas regionales que han pasado de ser exclusivamente castas políticas a trasladar su poder al ámbito económico, cultural, mediático, etc, etc, que por su propia naturaleza sólo pueden medrar a costa de arrebatar nuevas competencias al Estado y blindarse frente a él.

R.S.W.- Exacto, está muy bien dicho esto y está muy bien resumido, sí señor. Ese es el final de la película al que quieren llevarnos con todo esto. El fraccionamiento del Estado hoy en día no lo defienden más que los grandes grupos económicos privados que dominan el mundo. ¿Qué es lo que quieren tener enfrente? Administraciones “bonsáis”, poderes públicos diminutos, cuanto más diminutos mejor para llevarlos al huerto de sus intereses. Y de ahí que nosotros defendamos unos Estados fuertes, una regiones ciertamente fuertes, no unas regiones hechas a la medida de los intereses políticos de las clases gobernantes.

DV.- ¿A usted no le sorprende las reiteradas muestras de apoyo público que Botín, el principal banquero del país, está dando a Zapatero? Porque, claro, con esos apoyos públicos no sólo está respaldando una determinada política económica, sino también el proyecto confederal que está impulsando el presidente del Gobierno.

F.S.W.- Sí, lo que pasa es que al hablar del poder económico hay que matizar. Está el caso de Botín, sí. Pero el poder financiero es una cosa y el poder industrial es otra. Hay muchas voces que, en el ámbito del poder económico, de magnates de la gran empresa, están precisamente asustados por el fraccionamiento del mercado, que no interesa a buena parte de los empresarios. Lo que pasa es que hay que decir que la política tiene también su espacio autónomo y esa autonomía está llevando a esta situación. Al poder financiero, constituido por los grandes bancos, les da igual las comunidades autonómicas que hagamos.

DV.- Le voy a situar en un escenario hipotético. Botín consigue devorar al BBVA y dar el salto a convertirse en el cuarto banco del mundo. ¿Qué es preferible para este nuevo megapoder financiero, un Estado centralizado, fuerte, que obliga a destinar recursos para su mantenimiento y puede salir respondón; o por el contrario un poder débil, fragmentado, dividido en 17 trozos, y esos 17 trozos dedicados únicamente a pelearse por el agua del vecino?

F.S.W.- Está clarísima la respuesta. Yo así lo creo. Y a este festival se han apuntado todos, la derecha y la izquierda.

DV.- Dice usted que el proceso de fragmentación del Estado ha adquirido un ritmo que ve imposible de frenar, pero las dos reformas que se han sometido hasta ahora a referéndum, han sido aprobados con el rechazo o la indiferencia de más del 65% de los ciudadanos. ¿No es éste un punto de partida demasiado débil para cualquier estructura o modelo político que pretenda ser duradera?

F.S.W.- Por supuesto, tiene una fragilidad absoluta. Se está viendo cada vez más que es un invento de la clase política. Se ha visto en Cataluña, donde decían que existía una gran tensión nacional, y resulta que sólo un 33% de la población lo apoya. En Andalucía, todavía mucho peor, un 30% escaso, es decir, aquella parte de la población que depende, directa o indirectamente, del sector público regional son los que han respaldado el asunto. Esto revela esa fragilidad enorme. Lo que pasa es que ojo con esta fragilidad. Porque las estructuras se crean y se enroscan en la sociedad y ahí quedan como superestructuras políticas.

DEL BUTLLETÍ ELECTRÒNIC “A SUELDO DE MOSCÚ”


 

Por Don Ricardo, hace 5 días

El Corte Inglés, lameculos del sector reaccionario del PP

Zaplana, el brazo incorrumpo del PP

Miren: hace unas semanas, el periodista Alfredo Grimaldos publicó el libro Zaplana, «El brazo incorruputo del PP», una auténtica biografía no autorizada del que después de ser alcalde de Benidorm y presidente de la Generalitat Valenciana se vino para Madrid, a concluir el gran objetivo que, según él mismo señaló en una ocasión, le había llevado al noble, aunque desprestigiado ejercicio de la política: forrarse. El libro se está vendiendo en librerías y en grandes almacenes, sin mayor problema. Salvo en El Corte Inglés, donde después de varias semanas, alguien ha dado la orden «desde arriba» de quitarlo de las vitrinas y no venderlo. Han llegado a decir a algunos clientes que lo pedían que estaba agotado en la editorial, cosa que al parecer es rotundamente falsa.

Y no es que me parezca mal, oiganustedes. Que en España hay libertad de mercado, y cada uno compra y vende lo que le parece. Pero también hay libertad de pensamiento, y cada uno se hace a la idea de las cosas en función de lo que ve, lee (algunos) oye y huele. Y a mí la idea que me transmite esta decisión «de arriba», unidas a otras decisiones, como firmas de libros del dirigente ultranacionalista José María Aznar es que El Corte Inglés es una empresa lemeculos del PP, y en concreto, de su sentor más reaccionario.

Y de ahí no me saca nadie, que soy de sangre aragonesa.

Por cierto, si quieren comprar el libro, pinchen aquí, y esto no es publicidad, es que me da la gana ponerlo, por lo de la libertad de mercado.

COMO NO LLAMARON AL PRODIGIOSO LÍDER DIGITAL, MARIANO MARIONETA?


De elplural.com

Merkel y Sarkozy propusieron a Felipe González

¿No llama la atención que los líderes de la derecha europea ensalzados por Aznar prefieran a un socialista?

HUGO SILBERMAN

Felipe González, nombrado por unanimidad de los Jefes de Estado y Gobierno de la Unión Europea presidente del “grupo de sabios” encargados de estudiar el futuro de la UE

José María Aznar, predicador milenarista contra el Gobierno socialista en general y contra el presidente Zapatero en particular, hagiógrafo de sí mismo comparándose con Winston Churchill, Karl Popper, Giovanni Sartori y François Revel (entrevista en ABC 17/12).

Terrorista confeso
Muamar Al Gadafi, dictador, violador conspicuo de los derechos humanos y terrorista confeso.

Seis grados
El fin de semana pasado se corroboró la famosa teoría de los seis grados de separación.

Dos líderes
Aznar, en el diario ABC, pregunta de la periodista: “¿Cree usted que no hay ningún líder político ahora mismo?” Respuesta: “Sí. Yo creo que en Europa hay un par de líderes políticos que tienen envergadura. Sarkozy es un gran líder y Angela Merkel es una gran líder.”

La elección
El nombre de Felipe González para dirigir los trabajos del grupo de reflexión sobre el futuro de Europa, creado como consecuencia del nuevo Tratado de la Unión firmado en Lisboa, fue propuesto por Nicolás Sarkozy, apoyado en primer termino por Angela Merkel. ¿No llama la atención que los líderes de la derecha democrática europea ensalzados por Aznar piensen en un socialista español y no en un correligionario suyo?

Su amigo Bush
La entrevista del ABC nos deja otra perla, pregunta la periodista: “¿Sigue usted manteniendo contactos con el Sr. Bush?”. Respuesta: “Sí. Es amigo mío. Pero Bush tiene un problema también: hay mucha gente que sólo puede vivir contra él. Sin embargo, yo pienso que la política de expansión de la libertad es la correcta. Porque ¿cuál es la alternativa?, ¿mantener a los dictadores, no defender a los disidentes, no apoyar los derechos humanos?”

Gadafi
Lo que antecede se publica a la mañana siguiente de la cena familiar mantenida en Sevilla por el matrimonio Aznar-Botella con el Coronel Gadafi, autor intelectual (figura muy del agrado del Partido Popular y sus medios) del atentado en la Discoteca La Belle de Berlín en 1986, que causó la muerte de tres soldados norteamericanos y cientos de heridos. Del avión de la compañía aérea estadounidense Pan Am, que explotó en el aire, cayendo sus restos sobre la ciudad escocesa de Lockerbie, causando la muerte de 259 personas que viajaban a bordo y 11 más en tierra, el 21 de diciembre de 1988. El del vuelo 772 de la compañía UTA entre Brazaville y París, que explotó en el aire, muriendo 170 personas en 1989.

Presentar libros juntos
Se podría seguir con la interminable lista de asesinatos y torturas infligidas por el amigo libio (¿y socio?) del ideólogo de la derecha española, y se le podría preguntar si firmarían libros juntos (Gadafi es autor del célebre Libro Verde, guía imprescindible del pensamiento democrático moderno) o si viajarían por Hispanoamérica dando conferencias y organizando la oposición a los gobiernos “populistas, antidemocráticos y trasnochados” de Cuba, Venezuela, Ecuador y Bolivia.

No nos extrañe
Más pronto que tarde desaparecerá en nuestro país el terrorismo de ETA y, con el antecedente de la cena familiar Aznar-Gadafi, no nos extrañe que en una futura Navidad veamos otra escena similar, con Josu Ternera y Arnaldo Otegui. Los ultras son tan coherentes…